Compartir

Artrosis en perros - Síntomas y tratamiento

 
Por María Besteiros, Auxiliar técnico veterinario y peluquera canina y felina. 29 mayo 2019
Artrosis en perros - Síntomas y tratamiento

Ver fichas de Perros

La artrosis en perros es un trastorno frecuente, sobre todo en los animales de más edad. En este artículo de ExpertoAnimal vamos a repasar en qué consiste esta patología, cuáles son los síntomas característicos que nos deben alertar sobre su aparición y cómo podemos tratarla para conseguir la mejor calidad de vida para nuestro perro. Es importante acudir al veterinario en cuanto sospechemos de la aparición de artrosis, ya que un tratamiento precoz va a ser muy beneficioso para el perro.

La artrosis es una enfermedad articular degenerativa en perros, por lo que no tiene cura aunque sí tratamiento que permite asegurar una buena calidad de vida. Sigue leyendo para conocer todos los detalles.

También te puede interesar: Homeopatía para perros con artrosis

¿Qué es la artrosis en perros?

La artrosis es una enfermedad degenerativa y progresiva de las articulaciones, más frecuente en los perros de mayor edad. El cartílago, que recubre y protege las articulaciones, se destruye en los perros con artrosis. Además se produce a su alrededor un crecimiento óseo anormal, de forma que la superficie se muestra irregular, incluso con fragmentos desprendidos. Estos daños pueden verse en las radiografías. Una articulación en este estado permite el roce de las superficies, lo que incrementa la degeneración y causa un dolor considerable que, lógicamente, va a afectar a la movilidad del perro.

Artrosis en perros - Síntomas y tratamiento - ¿Qué es la artrosis en perros?

Causas de la artrosis en perros

No sé sabe porqué aparece la artrosis, pero sí que se conocen procesos que van a terminar generándola, por ejemplo, un traumatismo o el inevitable envejecimiento. La artrosis puede aparecer en cualquier articulación del cuerpo. Así, aunque es más normal en las extremidades, también afecta a otras articulaciones como las de la columna vertebral.

Es posible distinguir una artrosis primaria, consecuencia del envejecimiento, y otra secundaria, que es la que aparece tras un factor desencadenante como un traumatismo o una malformación tipo displasia. La obesidad también acaba por dañar las articulaciones y existen enfermedades sistémicas que pueden producir cojeras o degeneración en las articulaciones. En la artrosis primaria suele verse afectada más de una articulación, mientras que la secundaria es más puntual. Con la realización de radiografías el veterinario podrá confirmar el diagnóstico.

Cuando estamos ante un caso de artrosis en perros jóvenes, lo más probable es que se trate de una artrosis secundaria. No obstante, será el especialista quien lo confirme.

Síntomas de artrosis en perros

Los síntomas van a depender de las articulaciones afectadas y de la importancia de esa afectación. Sobre todo se manifiesta en cadera, rodillas, hombros y codos. Lo habitual es que el perro sienta dolor al mover la articulación o si se la manipulamos. Puede haber inflamación y, en ocasiones, incluso percibiremos un sonido semejante a un chasquido.

Puesto que los síntomas pueden ser confusos, ¿cómo saber si un perro tiene artrosis? El signo que observaremos suele ser una cojera, especialmente evidente cuando el perro se levanta o comienza a andar. Cojea por dolor y, por eso mismo, quizá el primer síntoma que percibamos es que disminuye su actividad, sobre todo en lo relativo a correr y saltar. El cuadro clínico irá empeorando progresivamente. Un perro con mucho dolor puede reaccionar con agresividad al manipularlo. Una menor movilidad implica la pérdida de masa muscular, lo que empeora la sintomatología.

Artrosis en perros - Síntomas y tratamiento - Síntomas de artrosis en perros

Tratamiento de la artrosis en perros

La degeneración articular es irreversible pero, si recibimos el diagnóstico de forma temprana, podremos actuar para retrasar este proceso todo lo posible. En el tratamiento médico contra la artrosis en perros destacan los condroprotectores, que sirven para proteger el cartílago.

En algunos casos van a tener que utilizarse otros fármacos, que suelen emplearse cuando comienza el problema con una artritis o cuando la degeneración ya es crónica. Son los antiinflamatorios para la artrosis en los perros, que pueden ser AINES o corticoides. El problema de esta medicación es que tiene efectos secundarios. Uno de los más graves es la formación de úlceras gastrointestinales que, debido a las hemorragias internas que pueden producir, en algunos casos llevan al perro a la muerte. Por esto es importante que sea el veterinario quien controle la administración de las pastillas para la artrosis en perros, que suelen darse junto a protectores gástricos.

En ocasiones podría recurrirse a la cirugía, eso sí, solo como paliativo, ya que, como hemos dicho, la artrosis es irreversible y solo se podría detener con la extirpación de la articulación. Por lo tanto, el tratamiento se orienta al alivio del dolor, la prevención del aumento de la degeneración y, en definitiva, al mantenimiento de una buena calidad de vida.

Además de administrar los medicamentos para la artrosis en perros que el especialista considere, es igualmente importante que cuidemos la actividad que realiza el perro. Esta no debe ser excesiva pero sí se recomienda movimiento suficiente para evitar que se le atrofie la musculatura. Varios paseos al día se hacen imprescindibles.

En cuanto a la alimentación para perros con artrosis, es fundamental que evitemos el sobrepeso. Si el animal ya presenta problemas de obesidad, tendremos que restringirle las calorías, siempre siguiendo el consejo del veterinario. Además, existen dietas que contienen protectores del cartílago y ácidos grasos omega 3 entre sus ingredientes, que también pueden ofrecerse a estos perros.

¿La artrosis en perros tiene cura?

La artrosis es una enfermedad degenerativa irreversible y progresiva, es decir, no es posible su curación, aunque sí podremos tratar para, en lo posible, controlar su avance. Al tratarse de una patología sobre todo asociada al envejecimiento, la prevención tan solo puede enfocarse hacia el mantenimiento de una buena condición corporal, con una alimentación y una actividad física adecuadas.

Por lo tanto, incurable no es sinónimo de intratable. Aunque el problema no se pueda solucionar, el tratamiento veterinario minimiza el dolor que va a sentir el perro con artrosis. Y este es el objetivo más importante, ya que es el punto clave para asegurar su bienestar todo lo posible.

¿Cuánto dura un perro con artrosis?

La artrosis en perros no es una enfermedad mortal, por lo que no va a afectar a la esperanza de vida del animal. Un perro no fallece de artrosis pero hay que tener en cuenta que es una patología que empeora mucho su calidad de vida, ya que es causa de dolor crónico. Así mismo, no hay que perder de vista que es un proceso degenerativo y, en función de su evolución, en la que influyen diversos factores, sí es cierto que, cuando ya no hay ningún tratamiento que consigue paliar el dolor, puede tener que valorarse la eutanasia. En cualquier caso, es imposible dar una fecha en la que esto sucederá, pues no será la misma para todos los perros. De hecho, al ser la artrosis típica de los animales de mayor edad, pueden fallecer por cualquier otra enfermedad antes de que la artrosis sea determinante.

¿Cómo calmar el dolor de artrosis en perros?

Además del tratamiento farmacológico, el control de la alimentación o el ejercicio, existen opciones como la fisioterapia o la acupuntura. Hay que tener claro que tampoco van a curar la artrosis en perros, pero sí mejoran considerablemente la calidad de vida del animal al controlar el dolor y facilitar la movilidad. Eso sí, son técnicas que siempre deben aplicar profesionales.

Las ventajas de estas técnicas están en que reducen el dolor sin producir efectos secundarios, al contrario de lo que sucedía con los antiinflamatorios. Dentro de la fisioterapia pueden utilizarse varias propuestas terapéuticas como masajes o hidroterapia. La acupuntura, por su parte, se basa en la estimulación de determinados puntos corporales al pincharlos con agujas. Se ha demostrado su eficacia contra el dolor, sobre todo si se aplica electroacupuntura, es decir, acupuntura acompañada de impulsos eléctricos.

El profesional nos pautará las sesiones adecuadas a la situación concreta de nuestro perro. Normalmente, se comienza de una manera intensa, con varias sesiones a la semana que se van distanciando en el tiempo, una vez se ha controlado el dolor y estabilizado al animal. Será un tratamiento de por vida con la ventaja añadida de que puede ir ajustándose a las necesidades del perro, ya que se conciertan más o menos sesiones atendiendo al dolor que muestre.

En el siguiente vídeo, podemos ver una sesión de fisioterapia para perros con artrosis, un masaje terapéutico muy beneficioso para estos casos, llevado a cabo de la mano de Montserrat Roca, fisioterapeuta canina.

Remedios caseros para perros con artrosis

En cuanto a remedios caseros, debemos adaptar la casa a las necesidades del perro, ya que es habitual que presente problemas para acceder a lugares elevados o subir y bajar escaleras. Para facilitarle la vida podemos recurrir a ayudas para que siga subiendo a sus sitios favoritos, por ejemplo, utilizando un escalón o incluso rampas, que también pueden emplearse para que suba al coche.

En lo posible, le evitaremos las escaleras. Si vivimos en una casa con varias plantas, lo mejor es que el perro se instale en la de abajo, donde debe tener todos sus accesorios, entre ellos, una cama cómoda, mullida y que, sobre todo, lo aísle del frío y de la humedad, pues son factores que empeoran el cuadro. En esta línea, lo mantendremos siempre seco y caliente, protegiéndolo de enfriamientos, para lo que podemos utilizar ropa para perros. Tras los baños, es indispensable que lo sequemos por completo, incluso en temporada de calor.

Notaremos que el perro cojea al levantarse. Para paliarlo podemos aplicarle calor en la articulación o articulaciones afectadas, por ejemplo con una bolsa de agua envuelta, comprobando siempre que no le quema. En otras situaciones será más interesante, al contrario, aplicarle frío o alternar el frío con el calor. Nuestro veterinario nos dirá cuáles son las pautas de uso.

Por último, ejercicio suave y una alimentación en la que se incluyan omega 3 y otros protectores del cartílago completan las medidas con las que podemos mejorar la calidad de vida de nuestro perro, siendo estos los mejores remedios caseros para perros con artrosis.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Artrosis en perros - Síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades degenerativas.

Bibliografía
  • Am J Chin Med. 2017;45(5):965-985. doi: 10.1142/S0192415X17500513. Epub 2017 Jun 28.
  • Chen N, Wang J, Mucelli A, Zhang X, Wang C. Electro-Acupuncture is Beneficial for Knee Osteoarthritis: The Evidence from Meta-Analysis of Randomized Controlled Trials.

Escribir comentario sobre Artrosis en perros - Síntomas y tratamiento

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Artrosis en perros - Síntomas y tratamiento
1 de 3
Artrosis en perros - Síntomas y tratamiento

Volver arriba