menu
Compartir

Artrosis en gatos - Síntomas, tratamiento y remedios caseros

 
Por María Besteiros, Auxiliar técnico veterinario y peluquera canina y felina. Actualizado: 22 septiembre 2021
Artrosis en gatos - Síntomas, tratamiento y remedios caseros

Ver fichas de Gatos

Sobre todo a edades avanzadas, los gatos pueden sufrir lo que se conoce como artrosis, una enfermedad degenerativa y dolorosa que afecta a las articulaciones y que no siempre es fácil de detectar en estos animales, ya que son capaces de ocultar los síntomas o estos nos pasan desapercibidos. La artrosis es una enfermedad que no se cura, es irreversible y se agrava con el paso del tiempo, pero podemos luchar para conseguir que nuestro gato mantenga una buena calidad de vida durante el mayor número de años posible.

En este artículo de ExpertoAnimal te explicamos qué es la artrosis en gatos, cuáles son sus síntomas, cuál es el tratamiento más adecuado y si hay o no remedios caseros que podamos aplicar para facilitarle la vida a nuestro felino y aliviarle el dolor.

También te puede interesar: Artrosis en perros - Síntomas y tratamiento

¿Qué es la artrosis en gatos?

Como avanzamos, la artrosis es una enfermedad degenerativa e irreversible que afecta a una o a varias articulaciones. Se produce por desgaste del cartílago cuya función es acolchar la articulación, de forma que el hueso queda expuesto al roce, causando problemas de movilidad, molestias y dolor crónico.

Al ser una enfermedad degenerativa, es más habitual diagnosticarla en gatos de edad avanzada, pero también hay artrosis en gatos jóvenes. Es importante saber que artrosis no es lo mismo que artritis en gatos, que es una inflamación de las articulaciones.

Tipos de artrosis en gatos

La artrosis felina puede ser primaria o secundaria. Lo explicamos con más detalle:

  • Artrosis primaria: es la más habitual en los gatos de mayor edad. No está clara su causa, pero la articulación no ha sufrido ningún traumatismo previo. Puede deberse a una enfermedad articular tanto inmune como infecciosa.
  • Artrosis secundaria: al contrario que la primaria, es la debida a un traumatismo, una sobrecarga articular crónica o deformaciones.

Causas de artrosis en gatos

Hay varios factores y causas que pueden desencadenar o agravar la artrosis en gatos. Destacamos las siguientes:

  • Traumatismos producidos por caídas, atropellos, peleas, etc. que causan fracturas, dislocaciones o cualquier otro daño que modifique la carga que soporta la articulación.
  • Edad, ya que con los años se produce el desgaste de las articulaciones.
  • Genética, es decir, algunas razas felinas tienen una mayor predisposición a padecer esta enfermedad. Son ejemplos el scottish fold, el abisinio o el Maine coon.
  • Acromegalia, que es una afección hormonal rara que puede provocar artrosis.
  • Obesidad, pues aumenta la carga que tienen que soportar las articulaciones, agravando la artrosis. El frío es también un factor que empeora las molestias.
Artrosis en gatos - Síntomas, tratamiento y remedios caseros - Causas de artrosis en gatos

Síntomas de artrosis en gatos

Un problema importante que nos encontramos en los casos de artrosis es que los gatos pueden ocultar las molestias durante mucho tiempo, lo que retrasa que los cuidadores nos demos cuenta de que a nuestro gato le sucede algo y, por lo tanto, el diagnóstico y el tratamiento. Además, al ser un trastorno que avanza poco a poco le da tiempo al gato a ir acostumbrándose a los cambios. Por eso conviene acudir a revisiones veterinarias regulares, sobre todo en el caso de gatos mayores, y prestar atención a cualquier cambio en la actividad normal. La artrosis está infradiagnosticada en los gatos.

El principal signo clínico de la artrosis es el dolor crónico en la articulación afectada, sobre todo codos y caderas. Pero es difícil de detectar porque el gato con artrosis no va a llorar, sino que intentará evitar las molestias adoptando pequeños cambios en su día a día, como son no subirse a lugares altos o, al menos, no hacerlo de un salto directo, pasar más tiempo durmiendo o descansando o descuidar su acicalamiento en las partes del cuerpo a las que no se llega sin lastimarse, centrando la atención en las zonas que le duelen. También tendrá problemas al bajar de sitios elevados.

Por otra parte, algunos cambios que podemos notar se achacan a la edad del gato, se asumen como normales y, en consecuencia, se dejan sin tratar. Destacamos las siguientes señales de artrosis en gatos:

  • Rechazo al contacto físico y a las interacciones, incluso de forma agresiva.
  • Pérdida del apetito.
  • Rigidez en las articulaciones, lo que hace que el gato ande distinto, o cojeras.
  • Disminución del número de actividades hasta el momento habituales, como jugar o explorar. Puede notarse en unas uñas más largas.
  • Pérdida de masa corporal.
  • Eliminación de orina y heces fuera del arenero por no ser capaz de acceder a él o por sentir dolor al evacuar.
Artrosis en gatos - Síntomas, tratamiento y remedios caseros - Síntomas de artrosis en gatos

Diagnóstico de la artrosis en gatos

Señales como las que hemos mencionado pueden ser compatibles con artrosis, pero, también, con otras enfermedades. Por eso, si detectamos cualquiera de estos cambios, es recomendable acudir al veterinario. Este profesional explorará a nuestro gato y realizará la anamnesis. A la exploración, es habitual que el gato muestre resistencia a la palpación de las articulaciones que le duelen.

Es recomendable llevar una grabación del gato moviéndose en casa para que el veterinario pueda valorar su movilidad, ya que muchos se quedan completamente quietos en la consulta debido al miedo y al dolor. Generalmente en esta evaluación ya se podrá hablar claramente de artrosis, pero pueden hacerse radiografías para confirmar el diagnóstico. En ellas se verá el daño producido en la articulación.

De todas formas, como es frecuente la artrosis en gatos mayores, se recomienda hacer también analíticas para descartar la presencia de otras enfermedades y tener información sobre el estado general del animal, lo que también es importante a la hora de recetar medicación.

Artrosis en gatos - Síntomas, tratamiento y remedios caseros - Diagnóstico de la artrosis en gatos

Tratamiento de la artrosis en gatos

Dado que la artrosis es una enfermedad que no tiene cura, el objetivo del tratamiento es aliviar el dolor que está experimentando el gato e intentar retrasar al máximo el avance de la degeneración. El tratamiento es multimodal, lo que quiere decir que combina diferentes fármacos y medidas. Así, puede recurrirse a analgésicos o antiinflamatorios como el meloxicam, por supuesto, siempre bajo la estrecha supervisión del veterinario y buscando la mínima dosis necesaria. Hay que saber que estos fármacos tienen efectos secundarios y contraindicaciones.

Es muy importante adaptar el hogar a las nuevas necesidades del gato con artrosis. Por ejemplo, nos aseguraremos de que entra y sale del arenero sin problemas utilizando una bandeja baja o dispondremos el mobiliario de forma que siga pudiendo acceder a sus lugares elevados favoritos. Además, hay que controlar la alimentación para mantener al gato es su peso ideal o para ayudarle a perder los kilos que le sobran. De esta forma evitamos sobrecargar unas articulaciones ya dañadas.

Por otra parte, pueden administrarse suplementos, como los de glucosamina y condroitín sulfato, que protegen el cartílago o ácidos grasos esenciales para reducir la inflamación, entre otros. Acupuntura, fisioterapia y rehabilitación, siempre aplicadas por veterinarios, son otras de la terapias que se puede combinar con los demás tratamientos para ayudar a aliviar el dolor y mejorar la movilidad.

Remedios caseros para la artrosis en gatos

No hay remedios caseros que curen la artrosis en los gatos, igual que tampoco los hay veterinarios, pues la artrosis no tiene cura. Sí, como hemos avanzado, podemos centrarnos en mantener la calidad de vida del gato realizando pequeños cambios en el hogar que supondrán para él una gran diferencia. Por ejemplo:

  • Ofrécele camas mullidas y confortables, dispuestas en lugares cálidos y sin corrientes de aire.
  • Asegúrate de que puede acceder con facilidad a todos sus recursos, ya sean camas, comederos o la bandeja sanitaria. Si es necesario, pon escalones o cualquier otro objeto que ayude al gato a subir y a bajar.
  • Si utiliza puerta gatera o tiene una en el arenero, mejor retirarla para que no la tenga que empujar.
  • Cambia a una arena fina, más suave para sus patas.
  • Encárgate de mantener su higiene con cepillados frecuentes, limpiezas locales, corte de uñas, etc.
Artrosis en gatos - Síntomas, tratamiento y remedios caseros - Remedios caseros para la artrosis en gatos

¿Cuánto vive un gato con artrosis?

La artrosis no afecta a la esperanza de vida de los gatos, ya que no es una enfermedad mortal. Esto quiere decir que los gatos pueden vivir durante años con artrosis. Pero cada vez el daño articular será mayor, lo que también incrementará el dolor. Por eso nuestra atención debe estar puesta, no en si nuestro gato vive más o menos años, sino en que lo haga con el menor dolor posible.

Artrosis en gatos - Síntomas, tratamiento y remedios caseros - ¿Cuánto vive un gato con artrosis?

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Artrosis en gatos - Síntomas, tratamiento y remedios caseros, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades degenerativas.

Bibliografía
  • Villagrasa, María. 2016. «Artrosis en gatos». Ateuves nº 34. pp. 38-39.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Artrosis en gatos - Síntomas, tratamiento y remedios caseros
1 de 6
Artrosis en gatos - Síntomas, tratamiento y remedios caseros

Volver arriba