Compartir

¿Por qué mi perro persigue sombras?

Por Ana Diaz Maqueda, Bióloga especializada en etología. 21 agosto 2018
¿Por qué mi perro persigue sombras?

Ver fichas de Perros

Muchos perros pasan la mayoría del tiempo persiguiendo sombras o luces, no prestan atención a nada más, parecen obsesionados y es que realmente lo están. Ver a un perro perseguir o ladrar a las sombras puede parecer divertido o chistoso, pero no lo es. Puede ser el inicio de un problema grave, si no lo es ya.

En este artículo de ExpertoAnimal te contamos por qué un perro persigue sombras, cómo de grave es este problema y qué soluciones puedes encontrar para mejorar su bienestar y detener esta conducta.

También te puede interesar: Qué debo hacer si mi serpiente no come

Las conductas compulsivas en los perros

La conducta compulsiva describe el impulso repetitivo e invariable de realizar un comportamiento. Un perro que muestra un comportamiento obsesivo realiza una o más conductas continuamente, interfiriendo con su rutina diaria. Todas las conductas que realiza no parecen tener ningún sentido o propósito, pero parece necesitar hacerlo de todos modos. Algunos perros pasan casi todas las horas que permanecen despiertos realizando estas actividades, de forma repetitiva. En algunos casos extremos, pueden perder peso, sufrir agotamiento e incluso lesionarse físicamente.

Los perros muestran diferentes tipos de conductas obsesivas, como dar vueltas sobre sí mismos, perseguir la cola, lanzar bocados al aire, ladrar, perseguir luces y sombras, lamer su cuerpo excesivamente y tener fijación por los juguetes. Es importante tener en cuenta que los perros sanos también realizan estos comportamientos, como ladrar y lamerse, pero normalmente lo hacen en respuesta a factores desencadenantes específicos, es decir, lo hacen por alguna razón evidente.

¿Por qué mi perro persigue sombras? - Las conductas compulsivas en los perros

¿Por qué algunos perros persiguen sombras?

Perseguir sombras puede ser el resultado de ansiedad o frustración. Los perros que viven en espacios pequeños, que no pasean lo suficiente o no tienen estímulos mentales son propensos a sufrir problemas de conductas compulsivas. En la mayoría de los casos, un perro que persigue sombras no recibe suficientes estímulos físicos o mentales. El perro puede ver la sombra como un elemento de juego, al que puede atrapar, pero como sólo es una sombra, esto nunca ocurrirá. Como resultado, los niveles de frustración y ansiedad aumentan.

Como ya sabemos, los perros son seres sensibles que, ante cualquier cambio que ocurra en el hogar, pueden perder la estabilidad emocional. Mudarse a una nueva casa, la aparición de un nuevo miembro en la familia o sentirse emocionalmente abandonados pueden provocar que el perro comience a mostrar conductas extrañas. Lo que comienza como un simple juego, puede volverse obsesivo si no se corrige a tiempo.

Si piensas que tu perro está comenzando a sufrir los primeros signos de este problema de conducta debes intentar modificar el entorno. Por ejemplo, no dejar que las cortinas se muevan por el viento o evitar objetos que puedan reflejar luz, ya que esto puede contribuir a su estado de ansiedad. Un perro obsesionado con las sombras y los reflejos, que se pasa el día persiguiéndolas, puede agotarse e incluso dejar de dormir. Llegado a cierto punto, lo mejor es acudir a un profesional.

Por otro lado, existen razas predispuestas a esta conducta, como los perros pastores. Su instinto puede llegar a obligarlos a intentar reunir todas las sombras para poder controlarlas. Otros muchos perros activos necesitan ejercicios de agilidad para estimular sus personalidades activas. Caminar y ejercitarse junto a ellos puede mejorar su nivel de ansiedad, aumentando además el nivel de relación que tenemos con nuestra mascota. Es muy importante no reñir ni castigar jamás a un perro con este problema, pues conseguiremos todo lo contrario a lo que deseamos.

Miedo a las sombras

Las reacciones de miedo se rigen por las respuestas de huida o lucha del cerebro y son reacciones de autoconservación, es decir, mantenernos vivos, y son instintivas. Un animal puede tener miedo debido a experiencias pasadas (traumas), miedos basados en la falta de experiencia (falta de socialización) o ser heredados (basados en la genética).

En perros, generalmente, tener miedo a las sombras se debe a una incorrecta socialización o a la falta de ella. Los cachorros experimentan "periodos de miedos". Estos períodos solo duran un mes o dos, pero pueden pasar por más de una a la vez. Es muy importante no forzarlos ante ciertas situaciones, siempre debemos mostrarnos tranquilos y confiados y dejar que sean ellos mismos los que resuelvan la situación.

Para que un perro supere correctamente estos periodos, es primordial exponerlos durante el periodo sensible (edad del animal en la que es más receptivo a todos los estímulos que le rodean y están más capacitados para aprender) a personas de diferentes edades, perros de distintos tamaños, otros animales que no sean perros, diferentes sonidos y olores, etc. En perros adultos se debe trabajar junto a un profesional especializado en modificación de conducta.

¿Por qué mi perro persigue sombras? - Miedo a las sombras

¿Cómo hacer que un perro deje de perseguir sombras?

En este apartado te damos algunos consejos para ayudar a tu perro a dejar de perseguir sombras:

  • Refuerza a tu perro en ambientes controlados:evitar el estímulo puede contribuir a resolver el problema, ya que el perro estará más descansado. Por lo que, una de las cosas que puedes hacer, es pasar más tiempo con él en habitaciones con luz tenue y premiar al mismo tiempo su tranquilidad con golosinas, caricias, etc.
  • Cortinas oscuras: usar cortinas oscuras en las habitaciones donde más tiempo pase el perro puede ayudar también a que no se produzcan tantas sombras en el ambiente.
  • Guardar objetos reflectantes: hasta que tengas el problema bajo control, guardar los objetos reflectantes reducirá la cantidad de sombras, lo que reducirá el estrés y el comportamiento de persecución.
  • Distraerlo: cuando veas que aparecen sombras, intenta distraerlo con un juguete nuevo o algo que llame su atención.
  • Rutina y ejercicio diario: aumenta la cantidad de ejercicio que hace el perro cada día. Es realmente importante que el perro siga una rutina de ejercicio diaria. Un mínimo de tres horas repartidas en dos o tres veces al día. Las grandes caminatas con tu perro harán que vuestros lazos se estrechen, estaréis más unidos y seréis más felices. También se pueden usar juegos de búsqueda, que hagan desarrollar su olfato y mantengan activo su cerebro.

Si no te es posible distraer a tu perro bajo ningún concepto y ninguno de los consejos parece mejorar la situación te aconsejamos acudir a un etólogo, es decir, un veterinario especializado en etología para valorar la gravedad del caso, realizar sesiones de modificación de conducta y empezar, si fuese necesario, tratamiento farmacológico.

¿Por qué mi perro persigue sombras? - ¿Cómo hacer que un perro deje de perseguir sombras?

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué mi perro persigue sombras?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.

Escribir comentario sobre ¿Por qué mi perro persigue sombras?

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Cristina
Muy interesante

¿Por qué mi perro persigue sombras?
1 de 4
¿Por qué mi perro persigue sombras?

Volver arriba