Compartir

Kishu inu o kishu ken

 
Kishu inu o kishu ken

Entre los perros categorizados como de tipo spitz, con un aspecto increíble, se encuentra el kishu inu o kishu ken. Este perrito de origen nipón se caracteriza por presentar un carácter muy amigable y activo. Tradicionalmente, cuenta con una labor de cazador, pero, como contaremos en este artículo sobre el kishu inu o kishu ken, cada vez son más las familias que lo prefieren como perro de compañía.

¿Sabes que el origen de este perro se remonta a hace más de 3 000 años? Quédate en ExpertoAnimal para conocer más curiosidades y todas las características del kishu ken o kishu inu.

Origen
  • Asia
  • Japón
Clasificación FCI
  • Grupo V
Características físicas
Altura
  • 15-35
  • 35-45
  • 45-55
  • 55-70
  • 70-80
  • Más de 80
Peso adulto
  • 1-3
  • 3-10
  • 10-25
  • 25-45
  • 45-100
Esperanza de vida
  • 8-10
  • 10-12
  • 12-14
  • 15-20
Clima recomendado
Tipo de pelo

Origen del kishu inu

Si por algo destaca el kishu inu es, sin duda, por su larga historia. Estos perros ya estaban presentes en el archipiélago japonés hace ya unos 3 000 años. Se desconoce su procedencia exacta, aunque se especula que, probablemente, provienen de perros que acompañaron a grupos de nómadas originarios de China.

Esta raza canina debe su nombre "kishu" a la región montañosa homónima, ubicada en los distritos japoneses de Wakayama y Mie. Históricamente, ha cumplido las tareas de un perro cazador especializado en la caza del jabalí y del venado, además de en la caza general. En el año 1934 la raza fue honrada al ser declarada como monumento natural, momento en el que se oficializó su existencia y su nombre como kishu inu. Sin embargo, la historia de la raza dejó de ser un camino de rosas con la llegada de la Segunda Guerra Mundial, siendo prácticamente aniquilada. Actualmente la raza parece haberse recuperado, restableciéndose paulatinamente, aunque no saliendo en general de las fronteras japonesas.

Características del kishu inu

La raza kishu inu es de talla mediana, con un peso comprendido entre los 16 y los 18 kilogramos y presentando una altura a la cruz de entre 46 y 55 centímetros. En concreto, se estima que los machos como ideal deben medir 52 centímetros y las hembras 49, aplicando un margen deseable de 3 centímetros arriba o abajo.

Siguiendo con las características del kishu ken, su cuerpo es proporcionado y presenta una desarrollada musculatura y una cola en forma de hoz que también puede presentarse enroscada. Es un perro de hueso ancho, con una constitución fuerte y sólida, incluyendo sus extremidades, que destacan por ser muy robustas. Tiene un pelaje denso, bicapa y que cubre la totalidad de su cuerpo, siendo más largo en la cola y los laterales del hocico.

La cabeza de este can destaca sobre el cuerpo, tiene forma de cuña y presenta un hocico alargado que se estrecha hasta llegar a una trufa, en general, negra (solo aceptándose la falta de pigmentación en perros de pelaje blanco). Sus orejas son erectas, pequeñas y triangulares y sus ojos, de mirada de color miel o pardo, son redondos y expresivos.

Colores del kishu inu

Antes de 1934 eran aceptados dentro del estándar los kishu inu con marcas de un color secundario sobre el de base, sin embargo, a partir de esa fecha solo los unicolores son aceptados dentro de ese estándar oficial. Los colores aceptados son el sésamo, el rojo y el blanco.

El kishu inu cachorro

El kishu ken es un perro muy sociable, pero desconfiado con los extraños. Esto es fácilmente resuelto por medio de una socialización temprana, acostumbrándolo desde cachorro al contacto con otros animales y con diferentes personas ajenas a su familia.

En general, el cachorro kishu inu es como suele ser la mayoría de los cachorros: curioso, juguetón y cariñoso. Necesita mucho afecto y cariño y, por supuesto, adora pasar horas y horas jugando. En general, es obediente y disciplinado.

Carácter del kishu inu

El kishu es un perro vivaz, muy despierto y siempre alerta. Por ello, siempre ha sido considerado como un cazador excelente. También, esto unido a su desconfianza hacia los extraños lo ha llevado en muchas ocasiones a ejercer como perro de vigilancia. Es una raza muy activa, pero que en casa no es nada inquieta, que necesita ejercitarse y estar en movimiento. Es, además, curioso y le encanta explorar sin parar, aunque eso sí, nunca deja de ser precavido y es muy inteligente, así que no suele meterse en problemas.

Por otro lado y siguiendo con el carácter del kishu inu, cabe destacar que se adapta bien a cualquier entorno, pero no soporta la soledad. Con su familia es un perro muy cariñoso, confiado, dócil y muy fiel, pero con los extraños se muestra tímido, reticente y, si ve peligro, hasta agresivo.

Cuidados del kishu ken

Como ya hemos comentado, esta raza se caracteriza por ser bastante activa, por ello necesita ejercitarse a diario. Pero no solo físicamente, sino también mentalmente, ya que su gran intelecto necesita ser estimulado constantemente. Una recomendación es realizar juegos que mantengan su mente activa, como pueden ser juegos de búsqueda o juegos especialmente pensados para estimularlos mentalmente.

Este perro presenta un pelaje muy denso, estando muy bien protegido del frío pero no así del calor. Hay que prestar atención a posibles síntomas de un shock térmico si las temperaturas son elevadas. Puede que en caso de vivir en una zona de clima más bien cálido, lo más recomendable sea acudir a un peluquero especializado en la raza que pueda mantener su pelaje de forma que no sufra tanto ante las altas temperaturas. Por otra parte, este pelaje ha de ser cepillado de forma diaria para eliminar suciedad y pelo muerto, manteniendo así un pelaje lustroso y una piel sana.

En cuanto a los cuidados del kishu inu referentes a la alimentación, como en todos los canes, se aconseja optar por una dieta equilibrada y de calidad, ya sea con pienso o con comida casera. Para la primera opción, recomendamos los piensos naturales.

Educación del kishu inu

La educación del kishu inu debe iniciarse lo antes posible a fin de establecer las normas del hogar y conseguir, así, una convivencia tranquila y feliz. Por ello, es importante socializar al cachorro (o al perro adulto recién llegado), fijar las normas, enseñarle a hacer sus necesidades en la calle, proporcionarle una cama cómoda y un espacio en el que pueda relajarse y sentirse seguro.

En cuanto al adiestramiento, el kishu ken o kishu inu es un perro dócil, especialmente con sus compañeros humanos, a quienes suele obedecer prácticamente sin rechistar. Sin embargo, es también tozudo y obstinado, lo que a veces complica un poco el adiestramiento, aunque no es lo más frecuente. Es inteligente y sumamente perseverante, por lo que en apenas unas sesiones se comienzan a ver grandes avances en su adiestramiento. Como siempre, es decir, como en todos los animales, los resultados aparecen si se usan las técnicas de adiestramiento adecuadas. Estas técnicas han de ser respetuosas con el animal, evitando la agresividad y los castigos, ya que lejos de ayudar empeoran o impiden el aprendizaje.

La socialización en esta raza merece una mención especial, ya que si deseamos que nuestro kishu ken se relacione con extraños, ha de acostumbrarse al trato con ellos de forma paulatina, ya que de primeras es un perro algo reservado y desconfiado. Pero si se le acostumbra a tratar con otros animales y personas poco a poco, no presenta absolutamente ningún problema de socialización.

Salud del kishu inu

El kishu inu destaca por tener una salud realmente sólida. Los expertos achacan esto a su larga historia, mencionando que las razas con tanta evolución presentan menos problemas de salud por pura selección natural, en la que sobreviven los ejemplares más sanos y fuertes.

Las enfermedades más habituales en un perro de raza kishu inu son la displasia de cadera, la luxación de rótula y los problemas digestivos, como la torsión gástrica. En pocos casos pueden darse enfermedades congénitas como la atrofia progresiva de la retina o el hipotiroidismo. Pero en general, los perros kishu se mantienen sanos hasta bien entrados en la vejez, siempre y cuando reciban los cuidados necesarios. Entre ellos, se encuentra la necesidad de realizar chequeos veterinarios periódicos, así como realizar las vacunaciones y desparasitaciones cuando corresponda.

¿Dónde adoptar un kishu inu o kishu ken?

Pese a que la raza es una de las más antiguas del mundo, no es frecuente encontrar un kishu inu fuera de Japón, por lo que quizás adoptar uno de estos perros no sea tarea fácil si vivimos en otro país. Otra opción sería ponernos en contacto con las protectoras de Japón y valorar la posibilidad de acudir allí a buscar al animal.

Si conseguimos encontrar un ejemplar de kishu en alguna asociación protectora de animales o algún refugio, debemos plantearnos antes de dar el paso si podemos cuidarlos como necesitan.

Bibliografía
  • American Kennel Club. Kishu inu. Recuperado de: https://images.akc.org/pdf/breeds/standards/ShibaInu.pdf
  • Federación Cinológica Internacional. Kishu. Recuperado de: http://www.fci.be/Nomenclature/Standards/318g05-es.pdf

Fotos de Kishu inu o kishu ken

Artículos relacionados

Sube la foto de tu Kishu inu o kishu ken

Sube la foto de tu mascota

Escribir comentario sobre Kishu inu o kishu ken

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Cómo valorarías esta raza?

Kishu inu o kishu ken
1 de 3
Kishu inu o kishu ken

Volver arriba