Compartir

Maltipoo

13 agosto 2019
Maltipoo

Estamos más que acostumbrados a ciertas razas caninas como los pastores alemanes, los dálmatas, los caniches, etc. Sin embargo, cada vez más son más populares los perros mestizos y las razas híbridas, es decir, canes surgidos a raíz de determinados cruces entre razas. Una de estas variedades mestizas es la que mostramos en este artículo de ExpertoAnimal, ¡el adorable maltipoo! Este perro es el resultado del cruce entre caniches miniatura y bichones malteses. Aunando las virtudes de ambas razas, el maltipoo es un can que merece que lo descubras, ¿te quedas a conocerlo con nosotros? ¡Pues sigue leyendo y conoce las características del maltipoo!

Origen
  • América
  • Estados Unidos
Características físicas
Altura
  • 15-35
  • 35-45
  • 45-55
  • 55-70
  • 70-80
  • Más de 80
Peso adulto
  • 1-3
  • 3-10
  • 10-25
  • 25-45
  • 45-100
Esperanza de vida
  • 8-10
  • 10-12
  • 12-14
  • 15-20
Actividad física recomendada
  • Baja
  • Media
  • Alta
Tipo de pelo

Origen del maltipoo

Estamos ante una raza de perros de origen realmente reciente, pues no fue hasta 1990 que hicieron su aparición los primeros cachorros de maltipoo. Esto sucedió en los Estados Unidos, aunque se desconoce el lugar y fecha exactos de su origen. Tras su nacimiento, este cruce se popularizó a una velocidad vertiginosa, expandiéndose como la pólvora por todo el mundo.

Se especula acerca de las intenciones que se tenían en cuanto a cruzar caniches y malteses, pues se cree que la finalidad principal era conseguir perros con pelaje hipoalergénico, ya que ambas razas originarias son consideradas como aptas para alérgicos. Actualmente, es considerado un híbrido o mestizo, no una raza en sí misma, por lo que la mayoría de organismos cinológicos oficiales no tienen su estándar recogido como raza reconocida, tal es el caso de la Federación Cinológica Internacional (FCI).

Características del maltipoo

El maltipoo es un perro de tamaño pequeño o toy, pues muchos ejemplares no sobrepasan los 2-3 kilogramos de peso. No obstante, es posible encontrar ejemplares más grandes que rozan los 7 kilogramos. Su peso y tamaño dependen básicamente del tamaño de sus progenitores y de la genética predominante en el cachorro. Debido a que es una raza muy nueva, se desconoce con exactitud su esperanza de vida, sin embargo, se estima en unos 12-14 años.

En función del tamaño se diferencia entre:

  • Maltipoo teacup, con 1-2,5 kilogramos.
  • Maltipoo toy mini, de entre 2,5 y 4 kilogramos.
  • Maltipoo toy, que abarca desde los 4 a los 7 kilos.

Maltipoo cachorro

Cuando el maltipoo nace es una adorable bolita de pelo que, a medida que va creciendo, muestra su gran pasión por el juego y la compañía. Es un cachorrito bastante dependiente que requieren atenciones y cariño durante prácticamente todo el tiempo. Normalmente, se va tranquilizando conforme crece, aunque nunca deja de ser un perro activo y juguetón.

Colores del maltipoo

El pelo de un maltipoo se considera como hipoalergénico, en general es liso y denso, de un largo similar al de un maltés. Los colores aceptados son los mismos que en el caso de los caniches, aunque los más comunes son los colores claros, tales como el blanco o el crema. Además, se pueden dar multitud de colores como el azul, el gris en diversas variedades, los marrones o el negro, entre otros. Así pues, es posible adoptar a un maltipoo negro, blanco, marrón...

Carácter del maltipoo

Compartiendo personalidad con sus progenitores, es decir, con el caniche toy y el bichón maltés, el perro maltipoo destaca por su inteligencia y vivacidad. Es igualmente cariñoso y le encanta pasar tiempo con su familia. No tolera en absoluto la soledad, por lo que si solemos pasar mucho tiempo fuera de casa esta no es nuestra raza. Estar solo durante horas le genera tal ansiedad y tristeza que puede caer en profundas depresiones, llegando a estar realmente mal si esto se prolonga.

Por otro lado, el maltipoo es un perro que se lleva de maravilla con niños y ancianos, por lo que es fabuloso para familias con hijos o personas mayores; con ambos es respetuoso y atento, además de ser sumamente alegre.

Cuidados del maltipoo

Si tenemos un maltipoo como animal de compañía, lo que más ha de preocuparnos es estar seguros de que dispondremos del tiempo suficiente para dedicárselo. Esto es fundamental, pues, como hemos dicho, es un perro dependiente y no soporta estar solo. Por este motivo, tenemos que dedicarle nuestra atención a diario, demostrándole lo mucho que lo apreciamos y queremos.

En cuanto a la actividad física a realizar, se recomienda que aparte de los paseos se preparen horas de juego, ya que es un can bastante activo y adora jugar y saltar. Podemos jugar simplemente a tirarle una pelota o preparar juegos de inteligencia especialmente para él, puesto que así estaremos favoreciendo su desarrollo tanto físico como mental. Además, de esa forma evitaremos que se aburra. En dichos casos, podría mostrarse inquieto, llegando a adoptar conductas destructivas o ser excesivamente ladrador.

Aparte de los cuidados referentes a la atención, es fundamental realizar un par de cepillados semanales a fin de mantener el pelo del maltipoo en perfectas condiciones. Debido a que este can ha heredado el manto del maltés, tiende a mostrar un manto denso y más bien largo. Algunos ejemplos pueden presentar, incluso, un pelaje híbrido, con la densidad del maltés y el rizo del caniche. En cualquier caso, es preciso cepillarlo y ofrecer al perro alimentos ricos en omega 3, que fortalecen el pelo, le aportan suavidad y brillo.

Educación del maltipoo

El maltipoo es un perro bastante fácil de adiestrar debido a que proviene de dos razas dóciles e inteligentes. De esta forma, se combina la inteligencia y la curiosidad de caniches y malteses con un carácter afable y dócil propio de los maltipoo. Esto hará mucho más fácil el adiestramiento, puesto que con pocas sesiones aprenderá casi cualquier orden o truco que estemos enseñándole. Eso sí, para obtener estos resultados es fundamental tener en cuenta los siguientes consejos:

  • El refuerzo positivo debe ser la base de la educación, ya que este perro no tolera los gritos ni la violencia física. Así mismo, los castigos son contraproducentes en esta y todas las razas caninas.
  • La constancia es otra de las claves, por lo que es preciso establecer un plan de trabajo y seguirlo de forma estricta para que el perro pueda interiorizar mejor todo lo que aprende.
  • Aunque se trata de un can que aprende rápido, no es conveniente sobreexplotarlo. Esto quiere decir que las sesiones deben durar un máximo de 15 minutos. Si lo sometemos a sesiones demasiado largas, intensas o fijamos muchas sesiones durante el día, el perro se cansará, se frustrará y no querrá seguir aprendiendo.

Por otro lado, es fundamental que se realice una socialización temprana, de esta forma conseguiremos que nuestro maltipoo sea abierto y desenfadado tanto con las personas como con otros perros o animales, con los que en general se lleva de maravilla.

Todo ello ha de realizarse siempre con sumo respeto y basando la educación en el cariño y en técnicas no invasivas, ni mucho menos agresivas, y nunca recurriendo a castigos ni físicos ni verbales.

Salud del maltipoo

Pese a tratarse de un híbrido canino bastante saludable, el maltipoo puede heredar de caniches y malteses una serie de patología congénitas. Una de estas afecciones es la atrofia progresiva de retina, la cual es muy típica tanto en malteses como en caniches, y que ha de ser diagnosticada con precocidad, puesto que los casos avanzados suelen desembocar en ceguera permanente.

De los caniches hereda la tendencia a desarrollar displasia de cadera, para la cual se recomiendan ciertos ejercicios y tratamientos como los condroprotectores. También de los caniches puede heredar la propensión a padecer distensión abdominal o problemas oculares. Por la otra parte, de los malteses le viene la tendencia a padecer enfermedades del aparato respiratorio, así como alteraciones bucodentales, como malformaciones o infecciones en los dientes y la boca.

Para poder mantener a nuestro maltipoo en las mejores condiciones posibles, se hace vital realizar visitas regulares al veterinario, realizando las pruebas y chequeos pertinentes, así como poniendo las vacunas y aplicando los productos antiparasitarios adecuados para una desparasitación tanto externa como interna.

¿Dónde adoptar un maltipoo?

Una vez conocidas todas las características del maltipoo, seguro que te han entrado ganas de tener uno en tu hogar. Pero, ¿cómo adoptar un maltipoo? Dado que, pese a ser un híbrido bastante popular, no se trata de una raza muy común, puede que no sepamos bien qué tenemos que hacer para adoptar uno de estos perritos.

Pues bien, aunque podemos comprar un maltipoo, en ExpertoAnimal recomendamos su adopción. Para acoger a un maltipoo podemos buscar asociaciones especializadas en la raza, protectoras, perreras, refugios o fundaciones. En todos estos casos, lo más adecuado es contactar con las más próximas a nuestro lugar de residencia y preguntar si disponen de algún perro con las características del maltipoo. En caso contrario, podemos solicitar que nos informen si llega alguno.

A la hora de adoptar un maltipoo cachorro o adulto es fundamental tener en cuenta sus cuidados y requerimientos, ya que hemos de ser conscientes de que estamos ante un perro muy dependiente que no puede pasar muchas horas solo en casa. Como ya hemos comentado, si somos personas que necesitamos ausentarnos durante un tiempo, lo más adecuado será buscar a otro perro para compartir nuestra vida. Adoptar ayuda a combatir el abandono animal y permite dar segundas oportunidades a los más desfavorecidos, pero para ello es preciso hacerlo mediante una adopción responsable.

Fotos de Maltipoo

Artículos relacionados

Sube la foto de tu Maltipoo

Sube la foto de tu mascota

Escribir comentario sobre Maltipoo

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Cómo valorarías esta raza?

Maltipoo
1 de 6
Maltipoo

Volver arriba