Compartir

Schnoodle

 
Por Equipo Editorial de ExpertoAnimal. 11 octubre 2019
Schnoodle

¿Sabes lo que es un schnoodle? Ni más ni menos que el resultado de cruzar schnauzers y caniches. Sea cuál sea su tamaño, los schnoodle son unos curiosos perritos que seguro que te mueres por conocer. Por ello, en este artículo de ExpertoAnimal hablamos sobre las características del perro schnoodle, su origen, sus cuidados y sus posibles problemas de salud.

Los schnoodle tienen características tan relevantes como el hecho de ser considerados uno de los perros más oportunos en caso de alergias. Esto se debe a que se considera que, debido a que pierden poco pelo y no desarrollan caspa, son unos de los conocidos como perros hipoalergénicos. ¿Quieres saber más sobre ellos? Sigue leyendo y descubre todo sobre el schnoodle.

Origen
  • Europa
Características físicas
Altura
  • 15-35
  • 35-45
  • 45-55
  • 55-70
  • 70-80
  • Más de 80
Peso adulto
  • 1-3
  • 3-10
  • 10-25
  • 25-45
  • 45-100
Esperanza de vida
  • 8-10
  • 10-12
  • 12-14
  • 15-20
Actividad física recomendada
  • Baja
  • Media
  • Alta
Clima recomendado
Tipo de pelo

Origen del schnoodle

Los schnoodle son unos perros mestizos que provienen del cruce de perros de la raza schnauzer con caniches estándar. Esta raza híbrida tiene un origen desconocido, es decir, no se sabe exactamente en qué año nacieron los primeros ejemplares de schnoodle. Lo que sí se sabe es que, al igual que otras razas híbridas, los schnoodle no están reconocidos como raza independiente por entidades cinológicas internacionales, siendo considerados como la mezcla de dos razas ya establecidas.

Características del schnoodle

Existen cinco tipos de schnoodle, que se diferencianen función de su peso y su tamaño, rasgos que varían dependiendo del tamaño de los progenitores:

  1. Schnoodle gigante: con un peso medio de 30-32 kilogramos y una altura a la cruz de hasta 66 centímetros. Normalmente el cruce primigenio se produce entre un schnauzer gigante y un poodle estándar.
  2. Schnoodle estándar: tiene un peso de entre 20 y 30 kilogramos y una altura de aproximadamente 50-66 centímetros hasta la cruz. Es el resultado del cruce producido entre un schnauzer estándar y un caniche también estándar.
  3. Schnoodle mediano: tiene un peso corporal comprendido entre los 12 y los 20 kilogramos, siendo su altura de entre 40 y 50 centímetros a la cruz. Son los más comunes y surgen del cruce entre schnauzers medianos y poodle pequeño.
  4. Schnoodle miniatura: pesa entre 6 y 12 kilogramos, teniendo una altura a la cruz de entre 30 y 40 centímetros.
  5. Schnoodle toy: también denominado schnoodle tacita de té, pesa apenas 3-6 kilogramos, siendo su altura de 20 a 30 centímetros. Surge tras cruzar a un poodle toy con un schnauzer miniatura.

Después de repasar los distintos tipos que existen, vamos con las características del schnoodle generales. Así, el schnoodle tiene un cuerpo compacto, de extremidades cortas y con abundante pelaje. Su cola es larga y se asemeja a la de los schnauzers. La cabeza es de tamaño y formas equilibradas y proporcionadas al resto del cuerpo. El hocico está cubierto de pelo, sin ser ni demasiado ancho ni demasiado fino, con una trufa que puede ser de color gris, café o negro. Sus ojos son redondos y también están recubiertos de pelo, las orejas, medianas, son parecidas a las de los caniches, siendo ligeramente más altas y cortas.

El manto de estos perros es abundante y es más largo en la zona de la cara, teniendo algunos ejemplares cejas y barba como los schnauzer. Su pelo suele ser áspero y duro, aunque también nacen perros schnoodle con un manto más suave, dependiendo del tipo de pelo del poodle progenitor. Así mismo, el pelo del schnoodle suele ser de una longitud considerable, rizado u ondulado, ya que en muy raras ocasiones nacen ejemplares con el manto más liso.

Colores del schnoodle

Los colores más frecuentes para este perro mestizo son: gris, negro, blanco, marrón y dorado, así como las diferentes combinaciones de los colores mencionados.

El schnoodle cachorro

En el caso de los schnoodle, cada cachorro es un mundo. Como sucede con todas las razas híbridas, no se pueden establecer las mismas “normas” respecto a cómo es o cómo se comportan los perros de esa raza, algo que sí suele hacerse con las razas puras. Este es el caso de los schnoodle, pues, dependiendo de cuál de las razas progenitoras sea predominante genéticamente hablando, las características de los cachorros varían sensiblemente.

A rasgos generales, se puede decir que los cachorros schnoodles son activos y enérgicos, algo totalmente habitual y normal en la mayoría de canes durante esta etapa. Por ello, hemos de estar preparados para infinitas horas de juegos antes de que nuestro cachorro quede completamente exhausto.

También destaca la timidez de esta raza, por lo que se hace fundamental realizar una socialización temprana de los schnoodle. Para ello, lo mejor es exponerlos desde muy pequeños a diferentes entornos, así como a distintas personas y animales. Así los ayudaremos a vencer su timidez y ser más extrovertidos

Carácter del schnoodle

Los schnoodle tienen un temperamento sumamente benigno. Se trata de unos perros increíblemente amistosos, que no escatiman a la hora de demostrar su afecto hacia los que lo rodean. Son muy activos, por lo que les encanta jugar, saltar y correr a todas horas, algo que podemos aprovechar para enseñarles juegos divertidos o circuitos de agilidad. Incluso podemos practicar con ellos juegos acuáticos, ya que adoran el agua.

Además, son enormemente inteligentes, característica que heredan del poodle. Este rasgo combinado con su desarrollada curiosidad, los hace unos aprendices excelentes, como veremos al hablar de su entrenamiento. Son perros que definitivamente harán lo que sea por complacer a aquellos a los que quieren, intentando siempre hacer que los demás sean felices, algo que perciben de una forma sorprendente, pues son sensibles y muy intuitivos.

Sin duda, el temperamento de los schnoodle destaca por unir los rasgos más positivos de las razas progenitoras. No obstante, esto no significa que no puedan desarrollar ciertos comportamientos destructivos, como sucede precisamente con los caniches y lo schnauzer, si no reciben la atención que necesitan o una adecuada educación.

Cuidados del schnoodle

El perro schnoodle, como hemos mencionado, es particularmente activo, por lo que necesita ejercitarse diariamente. Si no canaliza toda la energía que derrocha de una forma sana, como puede ser jugando, paseando o corriendo, puede que dicha energía se torne en inquietud. Esto puede convertirse en un problema, pues el schnoodle puede llegar a sufrir trastornos como la ansiedad o incluso mostrar conductas destructivas si no se mantiene un mínimo de actividad.

Por otro lado, y siguiendo con los cuidados del schnoodle, debemos darle una comida de calidad, ajustada a sus necesidades nutritivas y energéticas y en la cantidad adecuada. Si no sabes cuánta comida tienes que darle a tu perro, puede que este interesante artículo pueda servirte como referencia: "Cantidad de comida diaria para perros".

En cuanto a su pelaje, este necesitará al menos unos 3-4 cepillados semanales, siendo mejor realizarlos a diario. Esto es importante, pues dadas las características del pelo del schnoodle, si no se cepilla tiende a enredarse y ensuciarse. Además, estamos ante un perro que no muda el pelo, por este motivo es un perro perfecto para alérgicos, por lo que será necesario visitar la peluquería canina para retirar el pelo muerto acumulado. Así mismo, los baños no han de ser frecuentes, limitándose a aquellas circunstancias en las que sean imprescindibles.

Educación del schnoodle

Cuando tratamos de entrenar a un perro de la raza schnoodle, nos sorprenderá la facilidad con la que pueden llegar a aprender. Esto se explica por las características mencionadas con anterioridad, pues son perros muy audaces y ávidos de aprender debido a que son muy curiosos. Además, a todo esto se suma una pieza clave: sus ansias de complacer a sus humanos. Por todo ello, si notan que haciendo tal cosa nos hacen felices, no dudarán en hacerlo.

Con los perros de esta raza híbrida funcionan especialmente bien técnicas basadas en el refuerzo positivo. Ya sea en forma de chuche, de caricia o simplemente de palabras efusivas y cariñosas, los premios tienen un gran efecto sobre ellos y su aprendizaje. Como decimos, son canes que les encanta agradar a sus propietarios, por ello en ellos este tipo de técnicas de adiestramiento funciona todavía mejor que con el resto. Por supuesto, es fundamental ser constantes, ya que si no fijamos un horario de trabajo o no lo cumplimos, por muy inteligentes que sean no acabarán de aprender todo lo que queremos enseñarles. Así mismo, las sesiones deben ser cortas, de 15 minutos como máximo, para no aburrir a los perros con ejercicios demasiado largos.

Por otro lado, debemos resaltar que las técnicas basadas en los castigos o los gritos nunca son adecuadas, ni para educar a un schoondle ni para adiestrar a cualquier otro perro. Estos métodos solo generan en los animales frustración, miedo, estrés y ansiedad.

Por último, como parte de la educación del schnoodle, es muy importante socializarlo correctamente. Para ello, algunos detalles relevantes al respecto son: comenzar a una edad lo más temprana posible, exponerlos a diferentes entornos, habituarlos a estar en contacto con distintas personas, tanto conocidas como desconocidas, hacer que conozcan a otros perros y animales, manteniendo las distancias y no forzándolos al contacto. No obstante, si has adoptado a un schnoodle adulto debes saber que también puedes socializarlo siguiendo los consejos de este artículo: "¿Cómo socializar a un perro adulto?".

Salud del schnoodle

El schnoodle puede presentar algunas de las afecciones típicas en ambas razas progenitoras. Sin embargo, se ha demostrado que las enfermedades que habitualmente afectan a los caniches y los schnauzer, aunque pueden atacar a los schnoodle, lo hacen en una proporción mucho menor, siendo además de menor gravedad en gran parte de los casos.

Algunas de las enfermedades que más padecen los schnoodle son aquellas que se refieren al aparato auditivo. Esto se debe a la anatomía de sus orejas que, combinada con su especial pelaje en esa zona, hace que el oído de estos perros esté muy expuesto ante las infecciones por hongos y bacterias. Por ello, se hace vital revisar los oídos del schnoodle con frecuencia, realizando limpiezas y exploraciones. También hemos de estar atentos a si aparecen síntomas de dolor y enfermedad, como llantos, inclinación continua de la cabeza hacia un lado, dolor al tacto o incluso agresividad.

Es importante que mantengamos a nuestro animal de compañía protegido ante tantas enfermedades como nos sea posible. Para ello, lo mejor es vacunarlo cuando es cachorro y seguir las recomendaciones del veterinario. De la misma forma, es importante mantenerlos desparasitados tanto interna como externamente.

Si ofrecemos al schnoodle todos los cuidados que necesita, se estima que la esperanza de vida de los schnoodles es de entre 12 y 15 años.

Adoptar un schnoodle: qué tener en cuenta y dónde hacerlo

Si tras conocer a estos pequeños te has decidido por hacer que uno de ellos forme parte de tu familia, has de tener en cuenta algunas consideraciones. Para empezar, hay que estar muy seguro de que se puede afrontar la crianza, en caso de que adoptes un cachorro, y el mantenimiento del animal antes de siquiera plantearte cómo y cuándo adoptarlo. Además, hay que tener en cuenta que un animal siente y padece y que puede enfermar cuando menos se espera. Por ello, has de estar dispuesto a cuidarlo en caso de que caiga enfermo, adoptando las medidas médicas necesarias aunque estas sean costosas o trabajosas.

Para seguir, siempre hay que tener en consideración las características particulares del animal a adoptar. En este caso, como ya hemos mencionado, estamos ante una raza enérgica y vivaz. Esto, que para muchos es adorable, para otros puede resultar un inconveniente, por lo que hay que considerar que estos perros necesitan actividad física diaria.

Si teniendo en cuenta todas las necesidades del schnoodle te decides a adoptar a uno de ellos, lo mejor es que acudas a asociaciones y refugios de animales de tu zona. Seguro que ellos pueden ayudarte a encontrara a tu ansiado compañero.

Bibliografía
  • Bobrowsky, C., Gladden, J., & Bloom, M. (2006). Schnoodle. Kennel Club Books.

  • The Modern Kennel Conundrum. (2015, 11 febrero). The New York Times Magazine.

Fotos de Schnoodle

Artículos relacionados

Sube la foto de tu Schnoodle

Sube la foto de tu mascota

Escribir comentario sobre Schnoodle

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Cómo valorarías esta raza?

Schnoodle
1 de 5
Schnoodle

Volver arriba