Compartir

A mi perro se le ha roto una uña, ¿qué hago?

Por María Besteiros, Auxiliar técnico veterinario y peluquera canina y felina. 22 febrero 2019
A mi perro se le ha roto una uña, ¿qué hago?

Ver fichas de Perros

En este artículo de ExpertoAnimal explicaremos qué podemos hacer si a nuestro perro se le ha roto una uña. Veremos cómo curar una uña rota en casa y en qué casos, por el contrario, debemos trasladarnos hasta el veterinario.

Es buena idea que prestemos atención regular a las uñas y, de ser el caso, espolones de nuestro perro, precisamente para comprobar que se encuentran en buen estado y atajar, así, cualquier problema. Lesiones en las uñas y en los dedos pueden llegar a dificultar la deambulación del perro, por ello es bueno cortarlas siempre que sea necesario. Ahora bien, si durante este proceso ha habido algún problema, o a tu perro se le ha caído una uña, sigue leyendo para saber qué hacer.

También te puede interesar: Qué hacer si a mi perro le pica una abeja

¿Por qué a mi perro se le ha roto una uña?

Los perros cuentan con cuatro uñas en los dedos de sus patas. Algunos, además, disponen de espolones, que son vestigios de un quinto dedo que se localizan en la cara interna de cada pata y por encima del pie. En general, los perros mantienen recortadas sus uñas mediante el desgaste que se produce al realizar su actividad habitual. Si, por cualquier motivo, este desgaste es insuficiente, las uñas crecerán, lo que puede ser fuente de problemas.

Unas uñas muy largas impiden la colocación adecuada de los dedos, con lo que el perro tendrá problemas para caminar. Estas uñas tienen que cortarse y debemos ver si existe algún problema que dificulte su desgaste, como una baja actividad o un mal apoyo. Las uñas de los espolones, al no rozar con el suelo, pueden crecer haciendo un círculo sobre sí mismas hasta clavarse en la carne. A continuación, explicamos qué hacer si a nuestro perro se le ha roto una uña.

En cuanto a las causas que pueden llevar a producir una caída de la uña del perro, o rotura, son varias. Es posible que haya sido el propio perro el que se haya arrancado la uña porque le resulta un impedimento al caminar, que por una caída o un tropiezo se la haya partido o que sufra algún tipo de infección. No obstante, como decimos, el motivo más habitual suele ser una medida demasiado larga, que hace que el animal no pueda moverse con normalidad.

A mi perro se le ha roto una uña, ¿qué hago? - ¿Por qué a mi perro se le ha roto una uña?

A mi perro le sangra una uña

Aunque no es una situación frecuente, es importante que sepamos cómo actuar si a nuestro perro se le ha roto una uña. En algunos casos, la rotura se acompaña de sangrado, que suele ser el primer signo que nos pondrá en alerta. La sangre procederá de la zona vascularizada de la uña, que es donde se encuentran los nervios y los vasos sanguíneos. Se corresponde con la parte rosada que se aprecia en la base de la uña si esta es blanca. Si la uña se rompe por ahí, el perro sentirá dolor, además del sangrado.

A mi perro se le cayó una uña

Si nuestro perro se ha arrancado una uña, salvo que afecte a la zona vascularizada, no tiene por qué producir sangrado. Así, es factible que el perro haya perdido una uña sin que nos demos cuenta. Si a nuestro perro se le ha partido una uña de esta manera, lo habitual es que no tengamos que hacer nada, ya que no le dolerá, no afectará a su movilidad y volverá a crecer en unas semanas. En estos casos es más habitual que el perro tenga la uña del espolón rota, por su situación, antes que alguna de los dedos.

¿Cómo curar una uña rota en perros?

Como hemos dicho, si al perro se le ha roto una uña sin sangrado, nos limitaremos a observar que esta vuelve a crecer con normalidad. En cambio, si se produce un sangrado, debemos utilizar algodón o una gasa limpia para presionar la base de la uña con el objetivo de parar la hemorragia. Debemos tener en cuenta que se trata de una cura que puede resultar dolorosa para el perro, con lo que es posible que se mueva, llore o gruña. Si el sangrado no remite en cuestión de minutos, debemos trasladar al perro a la clínica veterinaria. Allí cauterizarán la uña, dejando así de sangrar.

No obstante, si la clínica veterinaria está cerrada en ese momento o, por el motivo que sea no podemos acceder, ¿cómo cortar la hemorragia de la uña de tu perro? Con nitrato de plata, preferiblemente en polvo, aplicándolo directamente en la herida. Si aún así el sangrado persiste, será imprescindible buscar un veterinario de urgencias.

¿Las uñas de los perros vuelven a crecer?

Sí, las uñas de los perros se regeneran y crecen de nuevo, a no ser que haya sido extirpada por completo. En este último caso, la uña no volverá a crecer. Sin embargo, si tu perro se ha arrancado parte de la uña, se la ha cortado o partido, no debes preocuparte porque en pocos días volverá a su estado normal.

¿Cómo evitar que a mi perro se le rompa una uña?

Que a nuestro perro se le haya roto una uña puede servirnos de punto de partida para preocuparnos más por su cuidado. Así, con regularidad debemos comprobar que las uñas están cortas. De lo contrario, seremos nosotros quienes las cortemos, como hemos dicho, con especial atención a las de los espolones, de ser el caso. De esta forma, vemos cómo la mejor forma de prevenir que un perro se parta una uña es manteniendo una adecuada higiene de las mismas. Para ello, podemos limar las uñas con regularidad, utilizando una lima para perros, o cortarlas.

Es bueno que acostumbremos al perro desde el primer momento a la manipulación de las patas y al corte de las uñas. Para cortar, empezaremos sujetando la pata y, con dos dedos, mostraremos la uña en su totalidad. Con un cortaúñas para perros, cortaremos siempre respetando la zona de vascularización, lo que es sencillo en perros con uñas claras, ya que es bien visible. Para perros con uñas negras, sin posibilidad de esta visualización, debemos cortar en paralelo a la almohadilla.

No se pueden utilizar cortaúñas para personas. De producirse un sangrado debemos actuar como hemos explicado. Es mejor cortar de menos, solo la punta, antes que pasarnos y afectar a la vascularización, sobre todo las primeras veces, ya que podríamos asustar al perro de forma que reaccionase negativamente a posteriores intentos de corte. Debemos saber que, si no nos atrevemos nosotros, el personal de la clínica veterinaria o la peluquería canina puede encargarse del corte de uñas.

Para más información, no te pierdas este artículo: "Cómo cortar las uñas a un perro en casa".

A mi perro se le ha roto una uña, ¿qué hago? - ¿Cómo evitar que a mi perro se le rompa una uña?

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a A mi perro se le ha roto una uña, ¿qué hago?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Primeros auxilios.

Escribir comentario sobre A mi perro se le ha roto una uña, ¿qué hago?

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
lunaymateo2019
gracias por decirme ahora ya le puedo curar la uña a mi lunita

A mi perro se le ha roto una uña, ¿qué hago?
1 de 3
A mi perro se le ha roto una uña, ¿qué hago?

Volver arriba