Desparasitación

¿Cómo desparasitar a un perro?

 
Sara Gómez
Por Sara Gómez. 24 mayo 2022
¿Cómo desparasitar a un perro?
Perros

Ver fichas de Perros

Los perros con los que convivimos en nuestros hogares pueden verse afectados por numerosos parásitos, tanto externos como internos. Pulgas, garrapatas o tenias, pero, también, gusanos del corazón, de los pulmones o de los ojos son huéspedes indeseables que, por desgracia, no dejan de ser comunes. El problema es que no son solo una molestia estética. Estos parásitos repercuten en el bienestar y en la calidad de vida de nuestro perro y, además, pueden causarle o transmitirle distintas enfermedades, algunas de ellas de gravedad. Pero los problemas no acaban aquí: muchos de estos parásitos pueden afectar también a los seres humanos, sobre todo a los más vulnerables, como niños y ancianos.

A la vista de estos datos, por favor: ¡desparasita a tu mascota! ¿Tienes dudas? Te explicamos cómo desparasitar a un perro en el siguiente artículo de ExpertoAnimal.

También te puede interesar: ¿Cada cuánto desparasitar a un perro?
Índice
  1. ¿Cómo desparasitar a un perro internamente?
  2. ¿Cómo desparasitar a un perro externamente?
  3. ¿Se puede desparasitar perros interna y externamente al mismo tiempo?
  4. Importancia de la desparasitación en perros

¿Cómo desparasitar a un perro internamente?

Lo primero que tenemos que saber a la hora de desparasitar internamente a un perro es que no solo podemos enfrentarnos a parásitos intestinales, más conocidos como lombrices o gusanos. Los parásitos internos también pueden localizarse en el corazón, en los pulmones o incluso en los ojos. Por eso es importante utilizar un antiparasitario que sea activo frente al mayor número de parásitos posible o que, al menos, sea efectivo contra los parásitos que con mayor probabilidad pueda contraer nuestro perro en función de sus características, de su lugar de residencia y de sus hábitos de vida. Por ejemplo, los cachorros son más susceptibles a las infestaciones de gusanos intestinales, mientras que los perros adultos que viven en el exterior será más fácil que contraigan gusanos del corazón o de los ojos. De ahí que la recomendación sea consultar con nuestro veterinario de confianza. Este profesional será quien escoja la mejor opción para nuestro perro de entre todas las que encontraremos en el mercado.

Antiparasitarios internos para perros

Los antiparasitarios para parásitos internos se encuentran a la venta en distintos formatos, como las suspensiones orales, las pastillas, los comprimidos masticables o las pipetas, por lo que podemos escoger la presentación que más nos facilite la administración a nuestro perro. Tan solo tendremos que darle el líquido o la pastilla directamente en la boca o mezclándolos con la comida. Si optamos por la pipeta, esta se aplica sobre la piel, generalmente en la zona de la cruz.

Recuerda que tan importante como elegir el antiparasitario adecuado es seguir las recomendaciones del fabricante o del veterinario a la hora de administrárselo a nuestro perro. Esto es, el animal debe tomar la cantidad ajustada a su peso y hay que repetir la administración con la frecuencia pautada, normalmente cada mes o cada 3-4 meses, aunque esto también depende de la edad del perro y del producto escogido. Por último, se recomienda desparasitar al perro durante todo el año, pues la presencia de parásitos internos no se reduce tan solo a los meses de calor.

Actualmente, contamos con comprimidos sabrosos y masticables que nos permiten desparasitar al perro interna y externamente sin necesidad de utilizar más productos. Estos comprimidos se administran una vez al mes, son realmente efectivos y se adquieren en centros veterinarios. No lo dudes y consulta a tu veterinario sobre la doble protección más completa.

¿Cómo desparasitar a un perro externamente?

Las pulgas, las garrapatas, los piojos, pero, también, los mosquitos o los ácaros, son los parásitos externos que con mayor probabilidad padecen los perros de cualquier edad. No solo provocan molestas picaduras, sino que pueden transmitir enfermedades de gravedad, como la filariosis, producida por el gusano del corazón o la leishmaniosis. Además, también pueden resultar perjudiciales para los seres humanos, pues muchos de ellos atacan directamente a las personas o contribuyen a la transmisión de enfermedades, pues son vectores de patologías con potencial zoonótico, es decir, que se contagian de los animales a las personas.

Antiparasitarios externos para perros

Por todo ello, la recomendación actual es mantener desparasitado al perro durante todo el año, ya que la presencia de este tipo de parásitos se extiende más allá de los meses de calor. Al igual que hemos señalado para la desparasitación interna en perros, será el veterinario quien mejor pueda aconsejarnos a la hora de escoger el antiparasitario externo ideal para nuestro perro. A la venta encontraremos pipetas, pulverizadores, collares o comprimidos masticables y decantarnos por una u otra presentación o la combinación de ellas dependerá tanto de las características de nuestro perro como de su modo de vida, que lo expondrá, en mayor o menor medida, a uno u otro parásito.

Por ejemplo, el espray nos obliga a rociar por completo al animal, mientras que los comprimidos masticables se dan directamente en la boca o con comida, los collares solo hay que ponerlos bien en el cuello y las pipetas se aplican, en general, sobre la piel de la cruz o de varios puntos a lo largo de la columna vertebral. Como siempre, hay que recordar que para que la desparasitación en perros sea efectiva debe administrarse según las indicaciones del fabricante o del veterinario y repetirse con la frecuencia señalada, normalmente una vez al mes.

¿Cómo desparasitar a un perro? - ¿Cómo desparasitar a un perro externamente?

¿Se puede desparasitar perros interna y externamente al mismo tiempo?

Aunque ha sido común utilizar un producto antiparasitario interno cada 3-4 meses y otro externo diferente una vez al mes, en la actualidad ya es posible encontrar, en un único producto, efectividad contra parásitos internos y externos, lo que facilita todavía más la desparasitación. La aplicación de esta doble protección es mensual y puedes encontrarla en comprimidos masticables y en pipetas.

Sin duda, esta es una opción que se recomienda, ya que se sabe que parásitos internos de los más comunes tienen un ciclo de vida que, si la desparasitación se posterga 3-4 meses, deja margen a que se reproduzcan, pudiendo infestar tanto a perros como a seres humanos. Consulta con tu veterinario para que te aconseje el producto de doble acción más adecuado para tu perro.

Importancia de la desparasitación en perros

Como hemos avanzado, la desparasitación de los perros no es una cuestión menor o exclusivamente estética. Es decir, no se trata solo de que a tu perro le pique una pulga que le provoque prurito o de que elimine un gusano en las heces y nada más. Los parásitos que podemos detectar nosotros son solo la punta del iceberg de todo un ciclo parasitario que no solo afecta a un ejemplar, sino que extiende huevos y formas larvarias por el ambiente por el que este se mueve, lo que produce una contaminación que puede llevar a que muchos otros animales, pero también personas, sobre todo las inmunocomprometidas o con un sistema inmune más vulnerable, como los niños, acaben contagiándose.

Por otra parte, factores como el cambio climático o la globalización están consiguiendo que enfermedades parasitarias que antes se circunscribían a zonas concretas o a determinados meses del año, se extiendan. Son enfermedades parasitarias emergentes que pueden proliferar todavía mucho más. Un ejemplo es la leishmaniosis, pero también podemos hablar de la dirofilariosis o de la thelaziosis, que no solo van a afectar a los perros, ya que son transmisibles a otros animales y a las personas a través de vectores como moscas, mosquitos y flebotomos. De ahí la urgencia de frenar su avance implantando programas de desparasitación regular a todos los animales de compañía que pueden dispersar parásitos y actuar como reservorios.

Pero incluso sin atender a estas enfermedades, la sola presencia de parásitos sobre nuestro perro ya repercute en su bienestar, pues sufrirá picor, irritación, heridas, trastornos digestivos como la diarrea o incluso, en función del grado de infestación y la sensibilidad individual, trastornos más graves como la anemia o la dermatitis alérgica a la picadura de pulga (DAPP). Todo ello podemos prevenirlo sabiendo cómo desparasitar a un perro y, por tanto, con tan solo darle todos los meses un producto de prevención frente a los parásitos.

La desparasitación de la que hemos hablado se centra principalmente en perros adultos, para cachorros de 2 meses recomendamos este otro artículo: “¿Cómo desparasitar a un cachorro?”.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo desparasitar a un perro?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Desparasitación.

¿Tienes contratado el Seguro de Responsabilidad Civil obligatorio para perros? Consiguelo al mejor precio rellenando el formulario con tus datos y los de tu mascota haciendo clic en este botón:

Escribir comentario
Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 2
¿Cómo desparasitar a un perro?