menu
Compartir

Ivermectina para caballos - Dosis y usos

 
Por María Besteiros, Auxiliar técnico veterinario y peluquera canina y felina. 29 marzo 2021
Ivermectina para caballos - Dosis y usos

Ver fichas de Caballos

La ivermectina es un producto antiparasitario muy conocido y utilizado. Es efectivo en diferentes especies, por eso en algunas se emplea como producto habitual dentro de los programas regulares de desparasitación que se repiten varias veces al año a lo largo de toda la vida del animal. Perros, gatos o caballos son algunos de los animales que pueden beneficiarse de sus propiedades, siempre siguiendo el consejo del veterinario.

Si tienes pensado usar este producto, pero no tienes muy claro cómo o para qué sirve exactamente, en este artículo de ExpertoAnimal hablaremos de la ivermectina para caballos, sus usos y precauciones.

También te puede interesar: Ivermectina para gatos - Dosis y usos

¿Qué es la ivermectina?

La ivermectina es un antiparasitario muy popular y empleado en caballos desde la década de 1980. Funciona paralizando a los parásitos, lo que acaba por provocarles la muerte, pero tiene un problema, y es que un uso habitual puede llevar a que se desarrollen resistencias. En otras palabras, los parásitos son capaces de acostumbrarse a ella, con lo que consiguen contrarrestar su efecto, de forma que la ivermectina deja de ser efectiva contra ellos. Este hecho puede sortearse si, para las desparasitaciones regulares, cambiamos de vez en cuando de antiparasitario, según nos indique el veterinario. La ivermectina para caballos es cómoda de administrar, ya que se encuentra en forma de pasta para su administración oral.

¿Para qué sirve la ivermectina en caballos?

Al tratarse de un antiparasitario, la ivermectina se emplea, lógicamente, para eliminar parásitos, Pero hay que saber contra cuáles es efectiva para que la desparasitación tenga éxito. En concreto, la ivermectina es capaz de eliminar formas adultas y algunas fases larvarias de diferentes parásitos internos que suelen afectar muy habitualmente a los caballos. Estos son algunos de ellos:

  • Grandes estróngilos, como Strongylus vulgaris.
  • Pequeños estróngilos, por ejemplo, Cyathostomum catinatum, Cylicocyclus elongatus, Cylicodontophorus bicornatus y Gyalocephalus capitatus.
  • Vermes pulmonares Dictyocaulus arnfieldi.
  • Vermes con espículas Oxyuris equi.
  • Ascáridos como Parascaris equorum.
  • Vermes piliformes Trichostrongylus axei.
  • Vermes intestinales tipo Strongyloides westeri.
  • Vermes de cuello filiformes, que son las microfilarias Onchocerca spp.
  • Larvas de Gasterophilus spp.

Dosis de ivermectina para caballos

La dosis recomendada de ivermectina oral para caballos es de 0,2 mg por kg de peso vivo, pero, como cualquier otro fármaco, tiene que ser el veterinario quien nos marque los programas de desparasitación periódicos o los tratamientos puntuales, así como la dosificación y la pauta de uso. En principio, se administra una dosis única y para ajustar la cantidad sería muy recomendable conocer el peso exacto del caballo.

Darle la ivermectina al caballo en formato pasta o gel suele ser sencillo porque se presenta en una jeringuilla con distintas divisiones según los kg de peso. Así, solo hay que marcar la división que se corresponda con el peso del caballo para conseguir la dosis necesaria. Se le administra colocando la punta de la jeringa en el espacio que queda entre los dientes y los premolares, por el lateral de la boca. Se aprieta la jeringuilla para dejar la pasta en la boca y se le levanta ligeramente la cabeza unos segundos para facilitar que lo trague. Antes de poner la jeringa conviene asegurarse de que el caballo no tenga comida en la boca, ya que podría complicar la ingesta de la pasta. Si hay más animales, la recomendación es desparasitarlos a todos a la vez, con ivermectina o con el producto que recomiende el veterinario según cada caso.

Además de tratar problemas puntuales de parásitos, los caballos, igual que los perros o los gatos, tienen que desparasitarse varias veces al año durante toda su vida a partir de las 6-8 semanas de edad, sobre todo los potros o las yeguas en estado de gestación en las que sí se puede emplear la ivermectina. El veterinario, en función de las características de cada ejemplar y sus condiciones de vida, nos pautará la frecuencia de las desparasitaciones. En este artículo te explicamos cada cuánto desparasitar a un caballo.

Ivermectina para caballos - Dosis y usos - Dosis de ivermectina para caballos

Contraindicaciones y efectos secundarios de la ivermectina para caballos

En primer lugar, no debe darse ivermectina a caballos que hayan manifestado alguna reacción alérgica al producto con anterioridad. Hay que saber que, en algunos casos, pueden presentarse efectos adversos como picor, inflamación o edema en caballos afectados por una gran cantidad de microfilarias. Es una reacción que se relaciona con la muerte de las microfilarias y no directamente con la ivermectina. Los signos clínicos suelen desaparecer espontáneamente en unos días, aunque a veces es necesario dar tratamiento para aliviarlos. También habrá que llamar al profesional si estos signos no remiten. De todas formas, cualquier problema que presente el caballo que pensemos que se pueda relacionar con el consumo de ivermectina, deberemos ponerlo en conocimiento del veterinario.

La ivermectina se considera segura para las yeguas en gestación, pero se sabe que pasa a través de la leche durante la lactancia y no se dispone de información sobre el efecto potencial sobre el potro recién nacido. Su uso queda, por lo tanto, a criterio del veterinario.

Por último, si en el hogar habitan otros animales como perros o gatos, hay que vigilar que en ningún caso tengan acceso a la ivermectina para caballos, ya que, si la ingieren, podrían desarrollar efectos adversos de gravedad e incluso potencialmente mortales debido a la excesiva concentración del producto para ellos.

Síntomas de sobredosis de ivermectina en caballos

Aunque empleada según el consejo veterinario la ivermectina se considera segura para los caballos, una dosis más alta de la que necesita el animal en función de su peso puede tener efectos negativos. Algunos de ellos son leves y transitorios, es decir, remiten rápidamente, pero otros llegan a ser más graves. Hay que informar al veterinario para que evalúe la necesidad de tratamiento. Destacamos:

  • Depresión.
  • Midriasis, que es la dilatación de la pupila.
  • Descoordinación.
  • Temblores.
  • Coma e incluso la muerte.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Ivermectina para caballos - Dosis y usos, te recomendamos que entres en nuestra sección de Medicamentos.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Ivermectina para caballos - Dosis y usos
1 de 2
Ivermectina para caballos - Dosis y usos

Volver arriba