Compartir

Mi perra no quiere alimentar a sus cachorros - Causas y qué hacer

 
Por María Besteiros, Auxiliar técnico veterinario y peluquera canina y felina. 20 noviembre 2019
Mi perra no quiere alimentar a sus cachorros - Causas y qué hacer

Ver fichas de Perros

Que una perra no quiera alimentar a sus cachorros supone un grave problema si estos pequeños se encuentran en sus primeras semanas de vida, en las que la leche materna resulta imprescindible para su supervivencia. Por suerte, el abandono materno no es muy frecuente, sin embargo, cuando ocurre acostumbra a indicar un problema de salud en la perra.

En este artículo de ExpertoAnimal vamos a revisar las causas que pueden provocar que una perra abandone a sus cachorros. Es básico que actuemos con rapidez, dada la fragilidad de los cachorros y de la gravedad de los problemas que puede sufrir la madre. Si no es posible que la perra vuelva a alimentarlos, tendremos que criarlos artificialmente. Descubre, a continuación, por qué tu perra no quiere alimentar a sus cachorros y qué hacer.

¿Por qué mi perra ya no quiere amamantar a sus cachorros?

No es habitual que una perra abandone a sus cachorros. Si sucede, suele deberse a un problema de salud de la madre. Por lo tanto, no hay que entender que una perra no quiere alimentar a sus cachorros, sino que no puede. En esta línea hay varias enfermedades que podemos destacar:

  • Metritis aguda: se trata de una infección uterina que suele presentarse durante el posparto. Llega a ser mortal si se generaliza. Causa síntomas como fiebre, anorexia y secreción vaginal con muy mal olor. En este estado, la perra rechaza a sus cachorros. Requiere tratamiento veterinario urgente y, en los casos más graves, la camada tendrá que criarse con leche artificial.
  • Eclampsia o paresia puerperal: es una afección causada por niveles bajos de calcio en la sangre. Aparece tras el parto con signos como inquietud, descoordinación, fiebre, palidez de mucosas y abandono de los cachorros. Es una urgencia y suele ser necesario criar a los cachorros artificialmente. De seguir con la lactancia, la perra tendrá que tomar un complemento de calcio.
  • Mastitis séptica aguda: en este caso, la infección se produce en una o varias mamas, que se verán inflamadas, calientes y muy dolorosas, que es lo que lleva al abandono materno. La leche puede adoptar un aspecto diferente y ser motivo de rechazo por parte de los cachorros. Es posible salvar la lactancia tratando la infección.
  • Ausencia de leche en las mamas: una perra con este problema produce leche, pero esta no fluye correctamente, de forma que no llega a los cachorros. Es el veterinario quien debe averiguar la causa, que suele relacionarse con el estrés o alguna malformación en el pezón. Hay perras que si no tienen leche el primer día abandonan a la camada. Puede tratarse y hay que hacerlo con rapidez para restablecer la lactancia lo antes posible.
  • Producción insuficiente de leche o verdadera agalactia: en este caso, la perra no tiene leche. Es un trastorno muy poco frecuente, aparentemente genético y sin solución. Por otra parte, puede haber una insuficiente producción de leche cuando la camada es muy numerosa. En estos casos, podría solucionarse mejorando la alimentación de la perra. Si el veterinario nos confirma una verdadera agalactia, tenemos que encargarnos de alimentar a los cachorros.

Por último, debemos mencionar que el nacimiento por cesárea puede afectar al establecimiento del vínculo entre la madre y sus cachorros. La intervención que supone puede dificultar la aceptación de los pequeños, llevando a la perra a no querer amamantar a los cachorros.

Mi perra no quiere alimentar a sus cachorros de un mes, ¿es normal?

Aunque muchas personas lleven a cabo la separación cuando los cachorros tienen tan solo un mes de vida, lo cierto es que no es lo adecuado. El destete natural acostumbra a producirse alrededor de los dos meses, momento ideal para separar a los cachorros de la madre. Antes de este tiempo no solo perjudica la lactancia materna, sino que también interfiere negativamente en el proceso de socialización, ya que este empieza, precisamente, con la madre.

Ahora bien, cuando es la propia perra la que deja de alimentar a sus cachorros de un mes, debemos pensar que algo le ocurre. En estos casos, las causas pueden ser, también, una mastitis, una eclampsia o una producción insuficiente de leche. Nuevamente, debemos acudir al veterinario.

Mi perra no quiere alimentar a sus cachorros - Causas y qué hacer - ¿Por qué mi perra ya no quiere amamantar a sus cachorros?

¿Por qué una perra rechaza a uno de sus cachorros o a todos?

Además de las causas maternas que hemos mencionado, en ocasiones, la perra no quiere alimentar a sus cachorros porque nota que hay algún problema con ellos o con uno de ellos. En estos casos, la explicación a por qué la perra aparta a uno de sus cachorros o a más de uno suele deberse a un problema de nacimiento que merma o incluso impide que el pequeño sobreviva más que unos días. Son enfermedades graves que pueden provocar alguna malformación incompatible con la vida.

Otras veces, el cachorrito nace sano, pero contrae alguna dolencia importante. En ambos casos podemos percibir que el cachorro enfermo está frío, más pequeño, no mama, gimotea y, en definitiva, presenta un aspecto distinto al de sus hermanos sanos. Puede parecernos cruel, pero simplemente es una muestra del instinto de supervivencia. Por supuesto, nosotros podemos intentar salvarlo llevándolo al veterinario para obtener un diagnóstico. En algunos casos sí es posible recuperarlo, aunque es muy probable que debamos alimentarlo nosotros mismos.

Mi perra muerde a sus cachorros, ¿por qué lo hace?

Según los cachorros van creciendo, el rechazo materno puede tener otras causas muy alejadas de la patología. El ejemplo típico es cuando la perra no quiere alimentar a sus cachorros una vez estos cumplen 2-3 o más meses de edad. Lo que nos está indicando es que ha llegado el momento del destete y no se debe, por tanto, a ninguna enfermedad ni de la madre ni de la camada. En estos casos, además, es habitual observar que la perra deja solos a sus cachorros porque considera que ya deben empezar a aprender a valerse por sí mismos.

Este comportamiento no suele llegar a apreciarse porque es común que la familia sea separada, con suerte, a los dos meses de vida. Pero, si permitimos que la perra y sus crías continúen juntas mientras dura la lactancia, sí es fácil observar estos mordiscos y gruñidos que pueden dirigirse a los pequeños cuando intentan mamar o pretender comer del plato de su madre. Forma parte, por lo tanto, de las importantes enseñanzas que la perra transmite a sus crías y no debemos interferir. Únicamente debemos actuar si observamos que la perra reacciona de manera desproporcionada y daña a los pequeños, aunque resaltamos que esto no acostumbra a ocurrir.

¿Qué hacer si una perra no quiere amamantar a sus cachorros?

En primer lugar, si constatamos que la perra no quiere alimentar a sus cachorros debemos acudir al veterinario para que determine cuál es la causa. Hemos visto que algunas son solucionables. En caso contrario, no tendremos más remedio que sacar adelante la camada nosotros mismos. Para ello, debemos recurrir a una leche especialmente formulada para perros que podemos encontrar en establecimientos especializados. Es el único alimento que nos puede asegurar que los cachorros reciben todos los nutrientes que necesitan. Se comercializa en envases con un biberón y sobres a los que se debe añadir agua caliente según las instrucciones del fabricante. Para más detalles, no te pierdas este artículo: "¿Cómo alimentar cachorros recién nacidos?".

Además de alimentarlos con frecuencia, es muy importante que, si están separados de su madre, los mantegamos siempre calientes. Durante las primeras semanas de vida los cachorritos no consiguen regular su temperatura, por eso adquieren la del lugar en el que se encuentran, de ahí la importancia de proporcionarles calor. Deben estar tranquilos, no son juguetes, y, por supuesto, cualquier indicio de problemas requiere una inmediata consulta al veterinario.

Mi perra no quiere alimentar a sus cachorros - Causas y qué hacer - ¿Qué hacer si una perra no quiere amamantar a sus cachorros?

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi perra no quiere alimentar a sus cachorros - Causas y qué hacer, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

Bibliografía
  • Carlson y Giffin. (2002). Manual práctico de veterinaria canina. Madrid. Editorial el Drac.
  • Morris, Desmond. (1988). Observe a su perro. Barcelona. Plaza Janés.

Escribir comentario sobre Mi perra no quiere alimentar a sus cachorros - Causas y qué hacer

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Mi perra no quiere alimentar a sus cachorros - Causas y qué hacer
1 de 3
Mi perra no quiere alimentar a sus cachorros - Causas y qué hacer

Volver arriba