Educación básica

¿Mi perro me considera su madre?

 
Marta Sarasúa
Por Marta Sarasúa, ATV y etóloga especializada en modificación de conducta. 6 septiembre 2023
¿Mi perro me considera su madre?
Perros

Ver fichas de Perros

Muchos tutores utilizan un lenguaje familiar para dirigirse a sus perros, refiriéndose a ellos como sus "hijos e hijas" y dando a entender que guardan con sus mascotas una relación muy íntima, comparable a la que tiene una madre con su descendencia.

Sabemos que el tipo de vínculo que un perro establece con un ser humano puede ser muy diverso y que viene condicionado en gran parte por las experiencias que ambos hayan vivido juntos. En muchos casos, los cachorros son criados desde edades muy tempranas por personas. En otras ocasiones, se integran en la familia siendo ya adultos o ancianos e incluso algunos canes pasan por muchos hogares diferentes durante el transcurso de su vida, llegando a tener no uno, sino varios tutores. Todas estas situaciones nos hacen plantearnos si realmente los perros pueden llegar a considerarnos sus padres y madres o si esto resulta imposible.

Aunque todavía hay muchas cosas que desconocemos acerca de la capacidad cognitiva de los perros, desde ExpertoAnimal hemos preparado este artículo que te ayudará a descubrir si realmente tu perro te considera su madre o no, ¡no te lo puedes perder!

También te puede interesar: ¿Por qué mi perro me mira cuando duermo?
Índice
  1. ¿Los perros reconocen a sus madres?
  2. ¿Un perro puede considerar a una persona su madre?
  3. ¿Cómo saber si mi perro me considera su madre?

¿Los perros reconocen a sus madres?

Todo aquel que conviva o haya convivido con un perro sabe perfectamente que los perros tienen memoria, pues recuerdan dónde han dejado sus juguetes, aprenden horarios y rutinas, reconocen lugares que han visitado con anterioridad y se alegran cuando ven a otros perros o personas con las que tienen buena relación pero, ¿hasta dónde llega su capacidad de retener información? ¿Son capaces de reconocer a sus propios familiares?

Esta cuestión ya intrigaba a los investigadores en los años 90, década en que se realizó un estudio[1] para comprobar hasta qué punto los perros recordaban a sus hermanos, madres e hijos. Los perros participantes en el experimento fueron separados de sus madres y hermanos de camada entre las ocho y las doce semanas de edad para ser introducidos, cada uno de ellos, en una familia humana. Tras dos años, se volvió a reunir a cada uno de los canes con sus parientes para estudiar su comportamiento y se llegó a la conclusión de que los perros no muestran signos claros que permitan afirmar que reconocen a sus propios hermanos tras tanto tiempo separados, sin embargo, sí que son perfectamente capaces de reconocer a sus madres y estas a sus hijos.

El reconocimiento mutuo en perros es posible gracias a su magnífico sentido del olfato. Durante las primeras semanas de vida, la madre crea un vínculo muy intenso con sus cachorros y, de manera inconsciente, van memorizando el característico olor de cada uno, influido también por la importante acción de las feromonas caninas producidas por la perra. Como sabemos, los olores están estrechamente relacionados con la memoria y las emociones y es por esta vía por la que los canes son capaces de reconocer a otros individuos.

¿Un perro puede considerar a una persona su madre?

A pesar de que los perros pueden reconocer a sus madres a través del olfato, esto no significa necesariamente que sean capaces de comprender qué es una "madre" y mucho menos que consideren como tal a alguien de una especie que difiere de la suya. El gran desarrollo cognitivo de los seres humanos y nuestra capacidad para emplear el lenguaje hacen que podamos otorgarle un significado objetivo y una valoración subjetiva a cada palabra, por lo que entendemos lo que supone ser hijo de alguien. Por su parte, los perros reconocen a sus progenitores simplemente por el hecho de que esto les supone una ventaja adaptativa: si sabes quién es tu madre puedes acudir a ella en caso de peligro, te aseguras una fuente de alimento, previenes la consanguinidad y evitas peleas dentro del grupo familiar.

Aunque muchos tutores "humanizan" a sus perros y los tratan como hijos, los perros saben perfectamente que pertenecemos a especies diferentes y por este motivo, su comportamiento no es igual si están interactuando con una persona o con otro perro. Los muchos siglos de convivencia con el ser humano han hecho que los perros sean capaces de aprender el significado de nuestros gestos y palabras y que se comuniquen con nosotros de formas que jamás utilizarían con otros animales. En este sentido, los canes pueden formar un vínculo muy estrecho y duradero con su tutor y, por supuesto, pueden reconocerlo entre mucha gente, pero no existe ninguna evidencia que permita afirmar que consideran a una persona su madre o padre.

¿Mi perro me considera su madre? - ¿Un perro puede considerar a una persona su madre?

¿Cómo saber si mi perro me considera su madre?

Tal y como hemos explicado, resulta casi imposible garantizar que tu perro te considere su madre, literalmente, pero esto no significa que no pueda sentir apego y cariño hacia ti, ¡ni mucho menos! Por tanto, aquí lo interesante no es cómo sabe si tu perro te considera su madre, porque ya hemos visto que no es posible, sino cómo saber si te quiere o vuestra relación es positiva. En este post te lo explicamos: "¿Cómo saber si tu perro te quiere?".

Un vínculo sano entre el perro y su tutor es clave para lograr afinidad y una buena convivencia, por lo que, aquí te dejamos algunos consejos para construirlo:

  • No humanices a tu perro, sus necesidades de socialización, ejercicio, estimulación, etc., son distintas a las de una persona ¡y también dependen de la raza!, así que infórmate bien sobre ellas y cúbrelas adecuadamente.
  • Aprende sobre lenguaje canino para poder comprender qué quiere o siente tu perro en cada momento. Aquí te dejamos una Guía sobre lenguaje canino y señales de calma.
  • Pasa tiempo de calidad con tu peludo y realizad juntos actividades que le gusten, ya sea al aire libre o en casa.
  • Cuida de su salud, es decir, ofrécele alimentación de calidad, un espacio adecuado y atención veterinaria.
  • Edúcale a través del refuerzo positivo, con coherencia, paciencia y empatía.

Puede que tu perro no te considere su madre, pero si sigues estos consejos lograrás convertirte en su referente y su mejor apoyo.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Mi perro me considera su madre?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Educación básica.

¿Tienes contratado el Seguro de Responsabilidad Civil obligatorio para perros? Consiguelo al mejor precio rellenando el formulario con tus datos y los de tu mascota haciendo clic en este botón:

Referencias
  1. Hepper, P. G. 1994. Long-term retention of kinship recognition established during infancy in the domestic dog. Behavioural processes, 33(1-2), 3-14.
Escribir comentario
Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 2
¿Mi perro me considera su madre?