Compartir

Mi perro no para de llorar - ¿Por qué y qué hacer?

 
Por Jungla Luque, Etóloga y adiestradora canina. 16 abril 2020
Mi perro no para de llorar - ¿Por qué y qué hacer?

Ver fichas de Perros

Los perros son animales que nos han acompañado durante muchas épocas debido a la confianza que nos transmiten, afecto y a la fácil comunicación que tenemos con ellos. Una de estas expresiones comunicativas que fácilmente podemos detectar es el llanto, pese a que es distinto a nuestra forma de manifestar-lo, sabemos muy bien cuándo nuestro perro está llorando.

Ahora bien es muy importante entender por qué llora tu perro. Si sabes a qué se debe, puede que te sientas desesperado y te preguntes por qué y qué hacer si mi perro no para de llorar. Por esta razón, en este artículo de ExpertoAnimal, queremos ayudarte a conocer la causa.

¿Cómo lloran los perros?

El llanto canino es muy distinto al nuestro, pues estos no secretan lágrimas ni mucosidades como lo hacemos lo hacemos nosotros. Más bien, este se caracteriza por gemidos y ladridos largos de forma repetitiva.

Ahora bien, la función que cumple el llanto en los perros, es la misma por la cual lloramos los humanos, puesto que los perros también son animales sociales que necesitan vivir en grupo y ayudarse mutuamente. Es decir, el llorar sirve para pedir ayuda cuando la situación no es la más favorable: la necesidad de algún recurso valioso (comida, atención…), sentirse bajo una amenaza y querer protección, encontrarse mal debido a una patología física, etc.

Mi perro no para de llorar - ¿Por qué y qué hacer? - ¿Cómo lloran los perros?

Mi cachorro no para de llorar

Es completamente natural que un cachorro llore mucho, pues si acabas de acogerle como un nuevo miembro de la familia, este aún se encuentra en un proceso de adaptación delicado, el cual requerirá de más o menos tiempo para acostumbrarse dependiendo del individuo. Piensa que tu cachorro estaba acostumbrado a estar con sus hermanos y madre, la cual le atendía cuando este lloraba y le suplía sus necesidades básicas; alimento, seguridad…

Por lo tanto, deberás ser comprensivo debido a que tu cachorro está realizando un proceso de desapego de su anterior familia y está aprendiendo cuál es su nuevo entorno de confianza. Por esta razón, todo para él es desconocido y motivo de inseguridad.

Si además tu cachorro o perro llora por la noche, te animamos a leer este otro artículo de ExpertoAnimal sobre ¿Qué hacer si mi cachorro llora por la noche?

Mi perro llora cuando me voy de casa

Uno de los problemas más frecuentes que se dan en perros es la ansiedad por separación. Esta suele manifestarse cuando el perro tiene un hiperapego a su tutor humano, de modo que cuando no está junto a él, se siente en constante amenaza y estresado. Muchas veces, esta problemática suele originarse de cachorro, cuando a este no se le ha educado correctamente para que se sienta seguro y calmado pese a estar solo o cuando se ha realizado una separación temprana de su madre.

Esto desencadena conductas inadecuadas, como destrozos en el hogar o llantos excesivos (que seguramente inicié conflictos con los vecinos), debido a que el perro está llamando a su propietario. Y puede ser motivo de preocupación en muchos casos, debido al malestar que supone para el animal encontrarse en esta situación, por lo tanto, lo más recomendable es consultar con un veterinario o un educador canino especializado en modificación de conducta para que te de las pautas de actuación más adecuadas.

Mi perro no para de llorar - ¿Por qué y qué hacer? - Mi perro llora cuando me voy de casa

Mi perro llora cuando quiere algo

Como hemos comentado, el llanto sirve como una demanda hacia otros individuos cuando alguna necesidad no está cubierta o no tiene algún recurso a su alcance. Ejemplo de esto sería pedirte que le llenes el bol de comida o querer salir a pasear.

Esta conducta no es en sí misma perjudicial, siempre que no sea excesiva ni venga acompañada de otras conductas indeseadas, ya que en este caso, puede ser un claro indicio de que tu animal no se encuentra bien, es decir, tal vez los cuidados que le ofreces no sean los más adecuados o, sufre de alguna patología orgánica que le hace sufrir. En el primer caso, es posible que tu perro se encuentre estresado o frustrado, debido a que sus necesidades no están cubiertas (puede que no realice suficiente ejercicio físico o se encuentre aburrido) y eso le genere malestar.

Mi perro no para de llorar - Otras causas

Por otro lado, un perro llora mucho también debido a estas otras causas:

Quiere llamar la atención

Es posible que tu perro sienta que no le haces el suficiente caso o que se encuentre normalmente aburrido, y se hayan dado situaciones en las cuales haya aprendido que cuando llora le haces caso. Por esta razón, seguramente si tu perro ha hecho esta asociación cada vez que quiera reclamar tu atención, realice esta conducta.

Tiene miedo o está nervioso por alguna razón

El llanto es una respuesta natural ante situaciones las cuales generan miedo y estrés a tu animal, podría ser que si tu perro es asustadizo, ha vivido una experiencia negativa o si no se ha realizado una correcta socialización de cachorro, este tenga miedo por ejemplo, a otros perros, al ruido de los coches, etc. Lo que hace que cada vez que perciba estos elementos empiece a llorar y necesite que le protejas.

Se encuentra en alguna situación nueva

Similar al caso anterior, puede ser que el hecho de afrontar situaciones nuevas, como llevarle al veterinario o la acogida de otro perro, le genere inseguridad.

Mi perro no para de llorar - ¿Por qué y qué hacer? - Mi perro no para de llorar - Otras causas

¿Cómo hacer que un perro no llore?

Una vez has localizado la causa por la cual tu perro no deja de llorar, será necesario que actúes para solucionarlo, pues como has visto, muchas veces está relacionado con que tu perro está estresado por alguna situación, perjudicando su bienestar. Veamos entonces cuáles son las pautas que aconsejamos:

Mejora el bienestar de tu perro

Primero de todo, debes asegurarte que tu perro tiene todas sus necesidades físicas y psicológicas cubiertas, eso implica:

  • Ofrécele suficiente comida y agua.
  • Proporciónale un espacio seguro en el que refugiarse y poder descansar adecuadamente.
  • Sal a pasear con él a menudo, como mínimo, tres veces al día o un paseo muy largo (como mínimo de hora y media) y otro más corto.
  • Proponle ejercicios que le estimulen mentalmente, mediante sesiones de adiestramiento y juegos.

Enriquecimiento ambiental

El enriquecimiento ambiental también es muy importante si tu perro pasa muchas horas solo en casa aburrido, por este motivo, déjale en casa juguetes que le motiven, divide sus porciones de comida, de forma que le supongan un reto encontrarlas (mediante el olfato, por ejemplo), etc.

Ayúdale a superar su miedo

En caso que tu perro tenga miedo a algún estímulo o situación concreta, deberás poco a poco proporcionarle la seguridad que necesita. Para ello, deberás seguir los siguientes pasos:

  • Evita lo que le da miedo: primero de todo, deberás cambiar tus rutinas de forma que puedas controlar que tu perro no se encuentre con aquel elemento al cual le tiene miedo. Si por ejemplo, tiene miedo a algún ruido, evita que se produzca o que se acerque al origen de este, lo mismo con evitar que se le acerquen perros, etc. De esta forma, te asegurarás que tu perro no se vea expuesto en situaciones amenazantes para él y con las que se retroalimentará más esta emoción.
  • Expón a tu perro al miedo progresivamente: seguidamente, deberás exponer a tu perro poco a poco a este estímulo al cual tiene miedo, de modo que te asegures que la exposición es lo suficientemente leve como para que tu perro se mantenga calmado e indiferente. Es decir, ve aumentando progresivamente la intensidad y duración en la cual perciba este estímulo a medida que veas que no reacciona.
  • Usa el refuerzo positivo: a la vez que observes que tu perro muestra una actitud positiva ante el elemento al cual tiene miedo, ve premiándolo efusivamente mediante halagos, caricias y comida, para que lo asocié con algo positivo.

Para asegurarte que tu perro tiene miedo, te animamos a leer este otro artículo de ExpertoAnimal sobre 10 síntomas de miedo en los perros.

Obediencia básica

Si tu perro tiene este problema de conducta debido a un mal aprendizaje, deberás asegurarte de afianzar una obediencia básica con la que poder comunicarte con él positivamente. A su vez, si aun es un cachorro deberás enseñarle poco a poco a quedarse solo, ofreciéndole un entorno confortable y con juguetes diversos con los que poder distraerse mientras no estás con él.

Consulta un especialista

Si crees que tu perro tiene asociado el llanto a un trastorno más complejo, como la ansiedad por separación, lo más recomendable es que consultes con un etólogo que pueda ayudarte a solventar el problema desde el foco de origen. A su vez, si sospechas que tu perro llora ya que no se encuentra bien, debido a una patología orgánica, y has observado un cambio brusco en su comportamiento habitual, deberás llevarlo rápidamente a un veterinario para que pueda hacer un diagnóstico lo antes posible.

Mi perro no para de llorar - ¿Por qué y qué hacer? - ¿Cómo hacer que un perro no llore?

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi perro no para de llorar - ¿Por qué y qué hacer?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.

Bibliografía
  • Asociación Nacional de Adiestradores Caninos. (2009). Manual de modificación de conducta. ANAC.

Vídeos relacionados con Mi perro no para de llorar - ¿Por qué y qué hacer?

1 de 3
Vídeos relacionados con Mi perro no para de llorar - ¿Por qué y qué hacer?

Escribir comentario sobre Mi perro no para de llorar - ¿Por qué y qué hacer?

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Mi perro no para de llorar - ¿Por qué y qué hacer?
1 de 5
Mi perro no para de llorar - ¿Por qué y qué hacer?

Volver arriba