Compartir
Compartir en:

¿Por qué mi perro no come si no estoy con él?

¿Por qué mi perro no come si no estoy con él?

Ver fichas de Perros

Muchas personas se preguntan por qué sus mascotas comen cuando están en familia, pero, cuando se marchan de casa, dejan de hacerlo. ¿Qué sucede en la mente de los perros y, por qué algunos, pierden el apetito? Este no es un comportamiento en absoluto anormal, de hecho, es más común de lo que la mayoría cree.

Recuerda que la alimentación es la base de la salud canina y parte del reflejo de las emociones; una vez más, tu perro está intentando decirte algo. Entender el motivo es imprescindible para ayudarlo y modificar este comportamiento que se ha convertido en hábito, pues podría empeorar y perjudicar a su salud. Este artículo de ExpertoAnimal te explicamos ¿por qué mi perro no come si no estoy con él? y te ayudaremos a aclarar tus dudas.

También te puede interesar: ¿Por qué mi cachorro no come?

Los perros son animales sociales

Es muy importante señalar que los perros son animales sociales. En la naturaleza cazarían y comerían en grupo, un comportamiento natural que también muestran otros cánidos como las hienas o los lobos.

Desde que son cachorros, son muchas las personas que han buscado crear un vínculo tan estrecho con su mascota que hasta en el momento de comer el perro se ha involucrado. ¿Este podría ser tu caso? ¿Has acostumbrado a tu perro a comer contigo, ya sea en el comedor o en la cocina? Para él comer sin ti no es una opción. Él escogerá cualquier momento para comer sólo mientras tu te encuentres cerca. Y aunque no comáis en el mismo momento, el disfrutará de tu presencia mientras lo hace.

En territorio hostil

Muchas cosas pueden suceder mientras dejas a tu perro en casa: una alarma, la visita del cartero, una construcción ruidosa y mucho más. Mientras algunos canes se sienten cómodos con la idea de permanecer unas horas solos en un espacio, otros, son más sensibles, les cuesta relajarse en soledad y pasan la mayor parte del tiempo alarmados con cada ruido, por más pequeño que sea.

A ellos no les afecta tanto tu ausencia, sino que no se sienten seguros en ese entorno y por lo tanto no pueden proteger correctamente su hogar. Recuerda que los perros son animales territoriales, por lo que esta incomodidad se reflejará en su falta de apetito. Tu regreso a casa hará que el se sienta más relajado porque sabe que tú le protegerás.

No le gusta estar sin ti

Uno de los problemas más comunes en perros es la llamada ansiedad por separación. Básicamente, quiere decir que a tu perro no le gusta estar lejos de su mejor amigo humano, por lo tanto no comerá sin tu presencia. En este caso no es el entorno, es la ausencia de la persona. Para ellos es una forma fisiológica y al mismo tiempo psicológica de expresar su frustración.

No todos los perros que sufren de ansiedad por separación dejan de comer, sin embargo, es un escenario muy común para la inapetencia. Algunos perros que pasan por esta etapa de separación pueden saltarse comidas pero seguir comiendo, mientras que otros ni siquiera se acercan al pienso porque simplemente no les apetece.

Sin embargo este no es el único comportamiento que asume un perro cuando sufre ansiedad por separación. Analiza el cuadro completo: ¿tu perro tiene otro tipo de comportamientos destructivos cuando sales de casa? como ¿ensuciar, romper, morder y aullar de forma prolongada? Si la respuesta es afirmativa, tu mascota podría perfectamente entrar dentro de esta categoría.

Entonces, lo mejor será consultar con un etologo, educador canino o adiestrador aunque también puedes iniciar una rehabilitación casera. No obstante no debes olvidar que, a largo plazo, se convertirá en un serio problema, lo ideal es acudir a un profesional.

¿Cómo ayudarlo a que coma en tu ausencia?

Las estrategias para resolver problema variarán muchos según las razones que lo causen. Ten en cuenta que, dependiendo de la gravedad del caso, podría tardar desde días hasta años que tu perro recuperara las ganas de comer en tu ausencia. El proceso será progresivo. Modificar estos tipos de conducta nos son fáciles, pero tampoco imposibles. Desde ExpertoAnimal, te invitamos a seguir estos sencillos pasos, recuerda que el cambio comienza desde casa:

  • Aumenta los niveles de confianza de tu perro, inspirándole seguridad cada vez que salgas de casa, no hagas un drama de tu partida, pero tampoco hagas una fiesta. Cuando estés en casa y suceda alguno de los escenarios de visitas o ruidos extraños, actúa con normalidad, sin dar importancia a estos estímulos. Él aprenderá de ti.
  • Intenta educarle para que coma en tu ausencia: primero coloca una pequeña barda protectora para bebés en la puerta del lugar donde tenga el pienso, colócate detrás de ella e invítalo a comer a comer, tu perro comerá contigo cerca. Practica irte alejando hasta que salgas fuera de su vista durante unos segundos y regresa. Ve prolongando las distancias y las ausencias.
  • Juega con tu perro a tirar premios desde lejos y luego a salir del panorama, regresa y repite. Esto creará un efecto positivo en tu mascota porque sentirá que buenas cosas también pueden ocurrir cuando no estás.
  • El ejercicio físico para perros es fundamental en general, pero, para los perros que sufren ansiedad por separación, es básico. Ejercitar a tu perro y ofrecerle toda tu atención antes de salir de la casa es una buena manera de drenar su energía de forma positiva. También si se encuentra cansado, estará menos pendiente de los ruidos externos y descansará.
  • Haz de su ambiente un lugar seguro para tu adorada mascota. Debes conseguir que se sienta a gusto en tu ausencia. Cubre los posibles ruidos desalentadores con música agradable o con la televisión encendida. Expertos afirman que los canales de televisión para niños funciona muy bien en animales domésticos. Cierra puertas y ventanas para aislar el ruido del mundo exterior, pero ten cuidado con cerrar tordas entradas de aire, especialmente en épocas de verano. los cubridores de ventanas como barreras visuales también pueden funcionar en perros muy nerviosos que necesitan de más tranquilidad. Ya para finalizar, puedes pensar en comprar una cama "nido" para que pueda esconderse y refugiarse. Al igual que ocurre con los perros que tienen miedo a los fuegos artificiales, los que sufren ansiedad por separación se sentirán protegidos en ese lugar.
  • Si vas a salir poco tiempo y la situación se torna pesada y necesitas que coma, puedes dejar una grabación larga con tu voz, para que de alguna forma sienta tu presencia.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué mi perro no come si no estoy con él?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento, o que descargues nuestra app ExpertoAnimal, la aplicación para compartir conocimientos sobre el mundo animal y resolver todas tus dudas.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre ¿Por qué mi perro no come si no estoy con él?

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Por qué mi perro no come si no estoy con él?
1 de 5
¿Por qué mi perro no come si no estoy con él?