Compartir

Mi perro tiene miedo a las escaleras

Por Mercè Garcia, Editora de ExpertoAnimal. Actualizado: 14 agosto 2019
Mi perro tiene miedo a las escaleras

Ver fichas de Perros

En casa, en la calle, en el transporte público... En el día a día de nuestros perros, es casi inevitable no encontrarse con algunas escaleras. ¿Cuántas veces nos hemos cruzado con un perro asustado delante de los escalones y arrastrado a la fuerza o en brazos de su dueño frente a la paralización, provocada por la simple vista de las escaleras?

En este artículo de ExpertoAnimal, te explicaremos por qué tu perro tiene miedo a las escaleras, cuáles son las causas del miedo y qué soluciones puedes aplicar para que, poco a poco, tu perro gane en confianza y seguridad.

¿Por qué los perros tienen miedo a las escaleras?

El miedo a subir y/o bajar escaleras es muy común en los perros y existen varias causas que lo provocan. Para empezar, es importante resaltar que la aparición del miedo tiene su origen en el final de la etapa de socialización del cachorro, alrededor de las 12 semanas de vida.

Es de vital importancia acostumbrar al cachorro a todo tipo de estímulos durante esta fase de su vida: personas, ruidos, objetos, animales, niños, para así evitar la manifestación de emociones negativas tales como los miedos y las fobias. Precisamente debido a ello, a la falta de exposición temprana a las escaleras, los perros suelen experimentar miedo.

Otra causa que puede hacer que tu perro asocie de forma negativa las escaleras es haber padecido una experiencia traumática. Quizás se haya caído alguna vez y se ha hecho daño en una pata o se haya enganchado la almohadilla en la madera del parquet al subirlas. También puede ocurrir que el ruido al bajarlas le asuste o, simplemente, la vista de las escaleras represente una inmensidad para tu perro digna de escalofríos.

El factor genético no es de menor importancia: un cachorro de padres temerosos tenderá a tener el mismo comportamiento que sus progenitores y a reproducir por imitación a las actitudes de su madre, actuando como espejo en la edad temprana.

Mi perro tiene miedo a las escaleras - ¿Por qué los perros tienen miedo a las escaleras?

¿Cómo erradicar el problema del miedo a las escaleras?

Como dice el refrán, "la paciencia es la madre de todas las ciencias". Desgraciadamente, no existen soluciones milagrosas para que resuelves tu problema, pero verás que con algo de tiempo y calma, la pesadilla de las escaleras pronto será un mal recuerdo.

Aunque no pudieses trabajar las escaleras en etapas anteriores, no te preocupes, puedes ayudar a tu perro a asociar de forma positiva las escaleras, haciéndole entender que no representan ningún peligro ni amenaza para él.

Este aprendizaje estará basado en el refuerzo positivo y consiste en premiar nuestro amigo cada vez que tenga una actitud deseada, calmada o correcta, por el contrario, en ningún momento usaremos técnicas aversivas, castigos u la obligación, ya que estos métodos generan estrés e inhibición de la conducta. Y peor aún, podría ocurrir un accidente, en el que el perro y tu os hicierais daño.

No olvides que, ante el miedo, el perro tiene dos opciones: huir o atacar. Si le forzamos a algo que no desea hacer, lo más probable es que nos llevemos un buen mordisco, aunque también podemos provocar una pérdida de confianza en el animal o una actitud totalmente inhibida, es decir, incapaz de aprender y de avanzar.

Pautas a seguir

Te recomendaremos seguir este paso a paso, que te ayudará a trabajar con tu perro el miedo a las escaleras de forma progresiva. Recuerda, puedes aplicar las mimas pautas tanto si tiene miedo a subir las escaleras como si tiene miedo a bajar las escaleras:

  1. Empezaremos el ejercicio llamándole para que acuda hacia nosotros, que estaremos sentados cerca de las escaleras. Podemos utilizar premios o juguetes para animarle a acercarse, pero si le observas reacio, lo mejor será utilizar un refuerzo muy alto, como un pedacito de queso o de pollo, algo irresistible para él.
  2. Haz sesiones cortas, en las que pasarás tiempo jugando o premiándole cerca de las escaleras. La idea es que asocie las escaleras con los premios. También puedes tirarle la pelota, hacerle un masaje o jugar cerca de ellas, y es que sin duda el juego es uno de los mejores ejercicios para olvidarse de los miedos y para construir un vínculo de confianza con su dueño.
  3. Cada día iremos reduciendo el espacio que separa al perro de las escaleras, es decir, intentaremos que cada día juegue más y más cerca, pero siempre sin forzarle, debemos hacer que nuestro perro se acerque por voluntad propia.
  4. El siguiente paso consistirá en poner un pequeño camino de golosinas, como si se tratase del cuento de Hansel y Gretel, desde el suelo hasta el primer escalón. Si el perro va avanzando poco a poco, le reforzaremos con la voz.
  5. Seguiremos realizando el mismo ejercicio durante algunos días, sin intentar que suba más escalones, para que el perro gane confianza en sí mismo y no crea que le estamos engañando.
  6. Una vez tu perro coja sin miedo y sin ningún problema los premios del primer escalón, haremos lo mismo, pero esta vez hasta el segundo. Seguiremos reforzando con la voz cada paso, aunque podemos utilizar también premios directos con la mano.
  7. Seguiremos trabajando de forma progresiva todos los escalones, por ejemplo, uno al día, pero recuerda que en algunos casos será más lento.
  8. Si en algún momento observas miedo o reticencia en el perro, es que estás yendo demasiado rápido, vuelve al escalón anterior.
  9. Una vez el perro ha subido todos los escalones sin miedo contigo, es el momento de esperarle arriba. Llámalo con algún premio o juguete sabroso en la mano para animarle.
  10. Una vez arriba felicítalo de forma efusiva para que entienda que lo ha hecho estupendamente. No olvides repetir el ejercicio diariamente para que no pierda la confianza que ha ganado.

Una vez este acostumbrado en casa, será mucho más fácil que tu perro pierda el miedo en otros entornos, ¡aunque te aconsejamos que te lleves algunos premios en los próximos paseos!

Mi perro tiene miedo a las escaleras - Pautas a seguir

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi perro tiene miedo a las escaleras, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.

Escribir comentario sobre Mi perro tiene miedo a las escaleras

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
5 comentarios
Alicia
Hola, mi perrita es una cachorra de cuatro meses la cosa es que tiene miedo a las escaleras y al ascensor. Quiero empezar a darle sus primeros paseos pero no quiero forzarla que puedo hacer??
Pablo Esperanza Aledi
Mi perro dejó de subir las escaleras al primer piso, en el que vivimos, como consecuencia de una medicación de antibióticos y antiinflamatorios recetados a raiz de una dolencia gastrointestinal muy severa. No sabría decir si era por miedo o porque "dejó de saber" cómo subirlas. Pasé unos días muy preocupado pues ignoraba la causa. El caso es que una vez superado el tratamiento y eliminados los fármacos Thor, que así se llama mi mascota, volvió a subirlas con total naturalidad.
Su valoración:
Nayely Conza
Mi perro tiene 11 meses es mestizo mediano esta enseñándole a bajar las escaleras cogiendo en. mi mano el premio para alzarlo un poco y q lo coja solo baja un escalón y deja medio cuerpo adentro ya voy una semana y no baja el segundo escalón y no se porque les tiene miedo
barbara mondragon
mi perro esun golden lleva cuatro dias que presenta miedo a bajar las escaleras ni por que le llame para darle algun premio baja, hasta que se le coloca el collar de ahi baja poco a poco, es normal como puedo ayudarlo
Eva López (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Barbara, te recomendamos encontrar la causa que ha provocado ese miedo, tratarla y poner en práctica los consejos del artículo. Un saludo
marcia1981
Reina tiene miedo a bajar Las escaleras
Eva López (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola, en ese caso te recomendamos poner en práctica los consejos del artículo. Un saludo

Mi perro tiene miedo a las escaleras
1 de 3
Mi perro tiene miedo a las escaleras

Volver arriba