Compartir

¿Por qué los perros cuidan a los bebés?

1 comentario
1 vez compartido
 
Zorayda Coello
Periodista especializada en el mundo animal
¿Por qué los perros cuidan a los bebés?

Ver fichas de Perros

Se dice que el perro es el mejor amigo del hombre, y la verdad es que un perro amado y bien educado crea un vínculo afectivo muy fuerte con todos los miembros de la familia, incluyendo a los niños y hasta a los bebés.

Algunos perros llevan este vínculo hasta el punto de desarrollar un instinto protector hacia su familia, que los impulsa no solo a cuidarla en todo momento, sino incluso a tomar actitudes agresivas ante quien consideren una posible amenaza. Si quieres saber por qué los perros cuidan a los bebés, sigue leyendo este artículo de ExpertoAnimal.

El instinto protector en perros

A pesar de que el perro lleva siglos junto al hombre, lo cierto es que no se ha logrado despojarlo del todo de su instinto salvaje. Aún conserva el comportamiento propio de su especie, sobre todo en lo que respecta a la supervivencia y el cuidado de la manada.

En una familia en la que hay niños pequeños y bebés, el perro sentirá la necesidad de protegerlos de personas desconocidas que traten de acercarse así como también de otros perros. Esto, por supuesto, si se ha permitido que el can interactúe con los niños y los llegue a considerar parte de la familia.

Todos los perros son capaces de manifestar este instinto de protección hacia niños y bebés, aunque suele ser más fuerte todavía en razas que durante mucho tiempo han sido adiestradas para la defensa, como puede ser el pastor alemán, el rottweiler o el dóberman.

Perteneciendo a una manada

Algunos investigadores afirman que el perro reconoce a la familia humana como su manada, mientras que otros aseguran que, en lugar de percibir a los humanos como sus iguales, los identifican como el grupo social al que pertenecen.

De este grupo social el perro recibe cariño, alimento y cuidados, por lo que ante cualquier posible amenaza siente la necesidad de proteger a sus miembros, tanto para retribuir todo el bien recibido como para asegurar su propia supervivencia.

Esta protección suele extremarse cuando se trata de los miembros más pequeños de la familia, como los niños y los bebés. Al parecer, el perro es capaz de percibirlos como los seres más inofensivos y dependientes del grupo, por lo que necesitan de la ayuda de otros (incluyendo al propio perro) para estar bien. Además, recordemos que los perros son capaces de percibir los cambios hormonales en los seres humanos, por lo que notarán si una persona que busca hacer daño, se encuentra nerviosa o ansiosa, por ejemplo.

Por eso, no es raro que cuando llevas a tu bebé al parque junto a tu perro, este permanezca alerta ante lo que sucede, adoptando una actitud protectora si alguien pasa cerca del niño. Esto incluso puede ocurrir en tu propia casa, cuando hay visitas de personas que el animal no conoce. Son múltiples los casos de personas, grandes o pequeñas, que han sido rescatadas de situaciones peligrosas por sus perros, como de morir ahogados o alertadas de un intruso en casa, por ejemplo.

Cuando se trata de bebés, muchos perros tratan de dormir cerca del pequeño, ya sea bajo la cuna o en la puerta de la habitación. Esto ocurrirá si los has presentado de la manera adecuada.

Reforzando el buen vínculo entre el bebé y el perro

Construir y reforzar una buena relación entre el perro y los niños de la casa, incluyendo los bebés, es crucial tanto para estimular este instinto protector, como para lograr una buena convivencia entre todos los miembros de la familia.

Tanto si el perro tiene más tiempo en el hogar que el bebé como si decides adoptar uno después del nacimiento de éste, desde el principio debe estimularse la buena relación entre ellos, premiando conductas positivas y dejando que jueguen y se conozcan, siempre bajo la supervisión de un adulto. No hace falta que utilices golosinas o premios para perros, un "muy bien" o una simple caricia pueden ayudarle a entender que el bebé es algo bueno y que estar cerca de él tranquilo es una actitud apropiada.

A medida que el niño empieza a gatear y caminar, querrá pasar más tiempo con el perro y hacer cosas como tirarle de las orejas y la cola, por lo que desde esta tierna etapa se debe tratar de evitar posibles incidentes que el perro pueda malinterpretar. Más adelante sí podremos guiar a nuestro hijo hacia una correcta relación, no obstante cuando hablamos de bebés debemos ser nosotros quienes protejamos al perro de las situaciones incómodas.

Eso sí, recuerda que es muy importante que nunca regañes a tu perro delante del bebé o después de hacer algo con él, ya que el can podría asociar su presencia con el castigo o con actitudes negativas hacia él, lo que fomentaría el rechazo inmediato del pequeño.

Con los años, el niño crecerá y podrá ayudarte en el cuidado del perro, con lo cual aprenderá el valor de la responsabilidad. El perro y él se convertirán en grandes amigos, pues el amor que estos peludos les brindan a los niños es incondicional.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué los perros cuidan a los bebés?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Consejos
  • Ante cualquier problema entre el perro y el bebé acude inmediatamente a un profesional.
Comentarios (1)

Escribir comentario sobre ¿Por qué los perros cuidan a los bebés?

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
sergio
quiero saber que tan riesgoso es que un bebe de 2 años conviva con una hembra golden de 3 meses de edad.
Zorayda Coello
¡Hola! La convivencia entre el perro y un bebé es posible, solo requiere de supervisión constante y de educación por ambas partes. El Golden se caracteriza por ser una raza que se lleva muy bien con los ñiños.

¿Por qué los perros cuidan a los bebés?
1 de 3
¿Por qué los perros cuidan a los bebés?