menu
Compartir

Podenco andaluz maneto

 
Por Equipo Editorial de ExpertoAnimal. 24 noviembre 2021
Podenco andaluz maneto

Pequeño y astuto, el podenco andaluz maneto destaca por su vitalidad y su fortaleza, propia de una raza que ha sido especialmente criada para la caza del conejo en terrenos abruptos, pero que también puede ser un compañero de piso ideal. En muchos aspectos, se asemeja al podenco andaluz mediano, aunque cuenta con la evidente peculiaridad de tener las extremidades notablemente cortas en relación al resto de su cuerpo, lo que no le impide desenvolverse con una increíble agilidad.

En esta ficha de raza de ExpertoAnimal damos un repaso, entre otros, a las características del podenco andaluz maneto, su temperamento y los cuidados recomendados si tienes o estas pensando en adoptar a este perro.

Origen
  • Europa
  • España
Características físicas
Altura
  • 15-35
  • 35-45
  • 45-55
  • 55-70
  • 70-80
  • Más de 80
Peso adulto
  • 1-3
  • 3-10
  • 10-25
  • 25-45
  • 45-100
Esperanza de vida
  • 8-10
  • 10-12
  • 12-14
  • 15-20
Actividad física recomendada
  • Baja
  • Media
  • Alta
Ideal para
Recomendaciones
  • Arnés
Clima recomendado
Tipo de pelo

Origen del podenco andaluz maneto

El podenco andaluz maneto, o simplemente maneto, es un perro de pequeño tamaño originario de las provincias andaluzas de Cádiz y Málaga. Desciende directamente del podenco andaluz de talla mediana, siendo la principal diferencia entre uno y otro la longitud de las extremidades, pues el maneto padece acondroplasia, un tipo de enanismo que afecta al tamaño de sus patas. No se sabe con exactitud cuándo apareció esta mutación, pero no se conocen datos anteriores al siglo XX, por lo que el maneto es una raza significativamente más moderna que su antecesor, el podenco andaluz mediano.

La característica morfoestructura del perro maneto se convirtió en un rasgo muy deseable por quienes practicaban la caza, puesto que su cuerpo robusto y su patas cortas le permitían moverse con agilidad por zonas de difícil acceso donde la vegetación era muy densa y por donde otros perros más grandes no podían pasar. Así pues, estos pequeños podencos comenzaron a criarse de manera independiente hasta que, finalmente, la Real Sociedad Canina de España (RSCE) los reconoció como una raza diferente al podenco andaluz y elaboró su estándar oficial.

Características del podenco andaluz maneto

El maneto es un perro de constitución fuerte y robusta. Posee un tronco longilíneo (alargado), un pecho prominente y unas patas considerablemente cortas en relación con su cuerpo, que le proporcionan una altura de entre 30 y 36 centímetros hasta la cruz. A pesar de su peculiar anatomía, el podenco maneto es una raza muy ágil y rápida, cualidades indispensables para la práctica de la caza menor.

Al igual que las distintas variedades de podenco andaluz, las orejas del maneto son grandes, de inserción media y tienen forma triangular con la punta redondeada. Su cola es larga, curvada y, cuando se encuentra en reposo, sobrepasa la altura del corvejón, llegando casi a rozar el suelo. En cuanto a sus ojos, son generalmente ovalados, de tamaño medio y de color miel. Posee un hocico de longitud media en cuyo extremo se encuentra la trufa, de color miel o rosada, que utiliza para seguir el rastro de aves y conejos gracias a su desarrolladísimo sentido del olfato.

El peso medio del maneto adulto oscila entre los 8 y los 11 kilos, por lo que está considerado como una raza de perro pequeña.

Colores del podenco andaluz maneto

El pelaje del maneto es corto y liso, está completamente pegado a su cuerpo y su longitud es la misma en tronco, cabeza, cola y extremidades, por lo que no presenta flecos.

Los colores aceptados por la Real Sociedad Canina Española para esta raza son el canela (desde la tonalidad más clara hasta la más oscura) y la capa bicolor canela/blanco. Ningún otro color de manto está reconocido en el estándar de la raza y, de hecho, es muy poco frecuente encontrar podencos maneto con tonalidades diferentes a las nombradas.

Carácter del podenco andaluz maneto

En lo que respecta a su temperamento, el maneto destaca por ser un perro de carácter fuerte, muy valiente y versátil. También es una raza con cierta tendencia a la territorialidad, por lo que, en ocasiones, puede sentir desconfianza o inseguridad frente a los extraños, tanto perros como humanos, especialmente si no se le ha socializado correctamente desde cachorro.

El podenco maneto es un can independiente pero, a su vez, extremadamente fiel a sus tutores y muy inteligente. Disfruta del cariño y de la compañía humana y se puede adaptar perfectamente a la vida urbana en un piso, siempre que se cubran sus necesidades diarias de estimulación tanto física como mental.

Al tratarse de una raza tradicionalmente utilizada para la caza, uno de sus rasgos más característicos es su vitalidad y su resistencia física. A pesar de sus cortas patas, el maneto es un perro muy duro y fuerte, capaz de aguantar largas jornadas rastreando, persiguiendo y cobrando conejos y aves en terrenos complicados. Como consecuencia de esto, no es un perro adecuado para personas muy sedentarias o que dispongan de poco tiempo para salir a dar paseos por la calle o hacer caminatas por el campo.

Cuidados del podenco andaluz maneto

El maneto es una raza con un alto requerimiento energético por lo que, para preservar su salud y vitalidad, es indispensable proporcionarle una alimentación de calidad, ya sea con un pienso de gama alta, con comida húmeda o con dieta casera o BARF. En ocasiones, es recomendable algún tipo de suplementación para garantizar su salud ósea, siempre bajo recomendación veterinaria. Por último, es muy importante llevar un buen control sobre la cantidad de alimento que consume diariamente para evitar el sobrepeso, un problema que puede ser especialmente peligroso en perros con acondroplasia. También debemos dejar siempre agua fresca y limpia a su disposición.

A no ser que exista algún problema dermatológico, el cuidado de su manto es bastante sencillo. Se recomienda cepillarlo una vez a la semana para eliminar la suciedad y el pelo muerto, especialmente en época de muda, y darle un baño, al menos, cada dos o tres meses utilizando un champú específico para perros de pelo corto y secándolo bien después para evitar que su piel quede húmeda.

Es necesario sacarlo a pasear dos o tres veces al día para que se ejercite, aunque vivan en una casa con terreno o jardín, y proporcionarle suficiente estimulación para evitar que se aburra y desarrolle problemas de conducta. Esto último podemos hacerlo, por ejemplo, ofreciéndole diariamente juguetes interactivos rellenables, escondiendo comida en el césped o en una alfombra para fomentar el uso de su olfato. No te pierdas el siguiente artículo sobre Enriquecimiento ambiental en perros para conocer más formas de estimular a tu can.

Educación del podenco andaluz maneto

Al igual que ocurre con el resto de razas, es importante no separar al podenco maneto de su madre y sus hermanos hasta que cumpla, al menos, los dos meses de vida. Una vez integrado en su nueva familia, comenzaremos su proceso de socialización, exponiéndolo muy poco a poco a diferentes tipos de estímulos (personas, otros animales, vehículos, ruidos, etc.) para prevenir que desarrolle miedos o fobias en el futuro. A su vez, podemos empezar a enseñarle con paciencia algunas pautas básicas como, por ejemplo, a hacer sus necesidades en el lugar concreto, a inhibir la mordida cuando juega con nosotros o a pasear con correa sin estar tirando constantemente.

A medida que vaya creciendo, el maneto mejorará su capacidad de atención y concentración y aprenderá fácilmente trucos y habilidades simples o complejas mediante refuerzo positivo. Realizar pequeñas sesiones de entrenamiento con frecuencia puede resultar muy beneficioso, pues le estimula a nivel mental y afianza nuestro vínculo con él. Para más detalles, no te pierdas el siguiente artículo: "¿Cómo educar a un cachorro?".

Otra cosa a tener muy en cuenta a la hora de educar a un podenco maneto es que son perros con un gran instinto de caza, por lo que es fácil que salgan corriendo detrás de animales más pequeños como conejos o gatos, lo que podría complicar su convivencia con ellos si este aspecto no se trabaja. Además, y por este mismo motivo, si tenemos intención de soltar al can ocasionalmente para pasear por el campo o por el parque, es imprescindible entrenar muy bien el ejercicio de la llamada para evitar que se pierda o sufra algún accidente siguiendo algún rastro.

Salud del podenco andaluz maneto

El podenco andaluz maneto es un perro que, en general, goza de muy buena salud y su esperanza de vida es elevada, situándose la media entre 13 y 15 años. Debido a su especial morfología, debemos poner especial atención en preservar su salud ósea y articular siguiendo las recomendaciones del veterinario/a.

Al ser un perro históricamente asociado a la caza y a la vida en el campo, corre el riesgo de contraer enfermedades trasmitidas por pulgas, garrapatas o mosquitos, como es el caso de la Leishmaniosis, una patología parasitaria endémica en España y que se contagia a través de la picadura de un mosquito que abunda en zonas cálidas y húmedas: el flebotomo. Es imprescindible prevenir estas enfermedades llevando a cabo una correcta desparasitación, tanto interna como externa, y, en el caso de la Leishmaniosis, vacunando a nuestro perro una vez al año.

Por supuesto, es imprescindible cumplir con el calendario de vacunación pautado por el veterinario y realizar, al menos, un chequeo anual completo, especialmente en el caso de perros sénior (de más de siete años de edad) para poder detectar cualquier afección de forma precoz.

¿Dónde adoptar un podenco andaluz maneto?

El maneto no es un perro demasiado conocido a nivel nacional, pero sí que lo es en Andalucía, especialmente en las zonas de Cádiz y Málaga, donde esta raza es muy valorada. No obstante, debido a que este can suele utilizarse en muchas ocasiones para la caza, también es habitual que, una vez finalizada la temporada, algunas personas decidan abandonarlo a su suerte. Desde ExpertoAnimal apoyamos la adopción responsable y te animamos a ponerte en contacto con protectoras de animales y valorar esta opción antes de comprar, pues, por desgracia, muchos manetos esperan encontrar una familia en refugios y perreras, especialmente en la zona de la Costa del Sol. También podemos contactar con asociaciones animalistas que se dedican a recoger y buscar un hogar definitivo a perros que han sido utilizados para la caza y posteriormente abandonados, especialmente podencos y galgos, incluido el maneto.

Bibliografía
  • Maneto. (s. f.). Caninacostadelsol.es. Recuperado 23 de noviembre de 2021, de https://www.caninacostadelsol.es/razas/razas-espa%C3%B1olas/maneto/
  • Maneto. Real Sociedad Canina de España. (s. f.). Rsce.es. Recuperado 23 de noviembre de 2021, de https://www.rsce.es/es/index.php?option=com_content&view=article&id=1385

Fotos de Podenco andaluz maneto

Artículos relacionados

Sube la foto de tu Podenco andaluz maneto

Sube la foto de tu mascota

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Cómo valorarías esta raza?

Podenco andaluz maneto
1 de 3
Podenco andaluz maneto

Volver arriba