Compartir

Spaniel bretón

 
Por Equipo Editorial de ExpertoAnimal. Actualizado: 2 mayo 2019
Spaniel bretón

El spaniel bretón, también conocido por su nombre en francés "epagneul bretón", es el más pequeño de los perros de muestra franceses. A pesar de su pequeño tamaño, esta raza canina sorprende por su vitalidad y energía, pues hablamos de un perro especialmente ágil y de olfato privilegiado.

El bretón es un perro de muestra que, tradicionalmente, ha destacado como perro de caza a lo largo de su historia en el centro de Bretaña. Actualmente es considerado también un excelente perro de compañía, que destaca también en diversos deportes caninos, como el agility.

En esta ficha de ExpertoAnimal te hablaremos en detalle del spaniel bretón o epagneul bretón, detallando su origen, características físicas más notables, carácter habitual de la raza, cuidados y problemas de salud más frecuentes. Sigue leyendo para descubrirlo todo sobre este pequeño perro de muestra francés, ¡te cautivará!

Origen
  • Europa
  • Francia
Clasificación FCI
  • Grupo VII
Características físicas
Altura
  • 15-35
  • 35-45
  • 45-55
  • 55-70
  • 70-80
  • Más de 80
Peso adulto
  • 1-3
  • 3-10
  • 10-25
  • 25-45
  • 45-100
Esperanza de vida
  • 8-10
  • 10-12
  • 12-14
  • 15-20
Actividad física recomendada
  • Baja
  • Media
  • Alta
Clima recomendado
Tipo de pelo

Origen del spaniel bretón

El spaniel bretón pertenece a las razas de perros francesas, pues es originaria de la región de Bretaña, de ahí que su nombre original sea épagneul bretón. En francés "epagneul" significaría agacharse o agazaparse, algo que estos animales hacen con suma perfección en sus labores de muestra.

Es una de las razas spaniel más antiguas, lo cual se demuestra con el hecho de que a en 1907 ya se había establecido el primer estándar de la raza en Nantes, fundándose en ese mismo año el Club del Epagneul Bretón de cola corta al natural. Es decir, al principio la raza se denominaba epagneul bretón de cola corta, pero el calificativo que hace referencia a la longitud de la cola acabó perdiéndose, quedando reducido a spaniel bretón. La raza fue reconocida el 31 de mayo de 1907 por la Sociedad Central Canina.

La raza surgió del cruce de diferentes razas de spaniels, como setters o springers ingleses. Existen pruebas de que la primera camada en la que se obtuvo lo que hoy conocemos como spaniel bretón nació en la década de los 90 del siglo XIX. El nacimiento fue Fougères, una localidad francesa, más concretamente sucedió en la casa del vizconde francés Du Pontavice, el cual era un gran criador de setters y amante de la caza.

La camada se consiguió por hibridación de una hembra de setter británico con un spaniel francés, sus cachorros destacaban por sus dotes para el rastreo y la búsqueda de presas. Esas cualidades los convirtieron en unos compañeros de caza muy valorados en la región, extendiéndose la raza por toda Francia a lo largo del siglo XX.

Características del spaniel bretón

Los bretones son perros de tamaño mediano, presentando un rango de pesos comprendido entre los 15 y los 18 kilogramos, pudiendo llegar a alcanzar los 20 en caso de ejemplares algo más grandes de lo habitual. La altura a la cruz oscila entre los 44,45 y os 52,07 cm, siendo normalmente las hembras de tamaño menor al de los machos. La Federación Cinológica Nacional los recoge en el grupo 7: perros de muestra continentales.

Su cuerpo es compacto y robusto, la longitud de la altura a la cruz será la misma que la longitud escápulo-isquial, es decir, su cuerpo presenta las mismas proporciones que si fuera un cuadrado. La espalda es rectilínea y corta, con un lomo también corto y ancho. Tanto las extremidades como el lomo son musculosos y flexibles, las patas son anchas y las posteriores son algo más largas que las anteriores. Su cola es de inserción alta, habiendo ejemplares que nacen sin ella, normalmente es colgante u horizontal.

La cabeza, así como el perfil, es redonda, una característica clave en los spaniel bretón es que el cráneo es más largo que su caño nasal, el cual es rectilíneo, siempre en una proporción 3:2. El hocico presenta stop, que aunque no es drástico si es bastante perceptible, finaliza en una trufa ancha y de orificios abiertos, cuyo color variará en función del que presente el pelaje. Las orejas son, al igual que la cola, de inserción alta, anchas y cortas, de formas triangulares, pero siendo sus extremos redondeados, lo que hace que guarden la armonía del conjunto facial. Los ojos son ovalados, oblicuos y de un color preferentemente oscuro, el cual armonizará con el color de la capa, les dota de una mirada dulce que transmite la sagacidad de estos canes.

El pelaje de los bretones es muy fino y puede ser tanto lacio como con pequeñas ondulaciones. Tienen el pelo más corto en la cabeza y el lomo, pero este es largo en la cola, y las extremidades, las que, junto con el vientre, presentan un tupido flequillo. En cuanto a colores se acepta una amplia gama, sin ser aceptados los colores sólidos, esto quiere decir que como mínimo tienen que presentar dos colores, tres en caso de que muestren manchas color fuego además de los otros dos, las combinaciones más frecuentes son: blanco y negro, blanco y marrón, o blanco y naranja. Los patrones aceptados son el pío o el ruano.

Carácter del spaniel bretón

De forma general, el carácter del spaniel bretón destaca por ser muy flexible, es decir, que se adapta sin problemas a todo tipo de ambientes y familias. Es capaz de desarrollarse perfectamente tanto en un medio rural como en el núcleo urbano. Eso sí, es un perro muy activo que necesita liberar energía de forma diaria mediante paseos, juegos, ejercicio y estimulación mental.

Dada su inteligencia, nos encontramos también ante un perro atento y perspicaz, lo que hace notablemente fácil su educación y entrenamiento. Gracias a ello podemos lograr, no solo una convivencia fantástica, sino también el perro perfecto para diversos deportes caninos, la realización de habilidades caninas y la convivencia en el hogar. Es también una raza muy apegada, que adora pasar tiempo con sus familiares y recibir atención por su parte.

Si tenemos hijos o recibimos visitas de niños con cierta frecuencia, es destacable mencionar la extrema ternura y sociabilidad que mostrará el perro bretón, así como con otros animales, siempre que hayamos prestado atención a la socialización del cachorro. Así mismo, es también un perro alegre y sociable con los extraños, motivo por el cual nunca ha destacado como perro guardián.

Cuidados del spaniel bretón

En cuanto a cuidados, debemos saber que nos encontramos ante una raza que es fácil de mantener. El spaniel bretón necesitará cepillados regulares para mantener su manto en buenas condiciones, libre de suciedad, pelos muertos o enredos. Con dos o tres cepillados semanales será suficiente. En cuanto al baño, podemos realizarlo cada uno o tres meses, dependiendo de la acumulación de suciedad. Recordamos la importancia de utilizar un champú específico para perros, en ningún caso jabón de uso humano.

Al ser perros muy vitales y dinámicos necesitan paseos largos, que incluyan un tiempo de relajación, en el que puedan olfatear y hacer sus necesidades, así como juegos y actividad física. Lo ideal es ofrecer un mínimo de tres paseos al día de entre treinta minutos y una hora como mínimo. Disponer de, al menos, quince minutos libres sin correa también será muy recomendable. Una buena opción para la raza son los juegos de olfato, que estimulan uno de sus sentidos más privilegiados, ya que disfrutará mucho de aquellas actividades que impliquen enriquecimiento olfativo. Una buena idea es, si tenemos hijos, apostar por actividades conjuntas, que harán las delicias de los pequeños y de nuestra mascota a mismo tiempo.

Si nuestro spaniel bretón sale a pasear o ejercitarse en zonas rurales será necesario revisar sus patas y almohadillas para detectar posibles heridas u objetos extraños, como espigas o astillas, que puedan desencadenar una peligrosa infección. También revisaremos su manto, a fin de descubrir si alguna garrapata o pulga lo ha parasitado, pues cuanto antes las eliminemos mejor, ya que estos parásitos pueden contagiar enfermedades bastante graves, por eso es aconsejable proteger a nuestras mascotas con el uso de repelentes, pipetas o collares antiparásitos.

Educación del spaniel bretón

Al ser perros de gran capacidad e inteligencia, su educación será relativamente sencilla. Utilizaremos siempre el refuerzo positivo, ya que nos permite que el perro asimile una conducta más fácilmente y promueve que la vuelva a repetir. Ello también mejora el vínculo con el propietario y un comportamiento equilibrado en general.

Antes de su llegada al hogar fijaremos de forma conjunta con toda la unidad familiar las normas básicas, de esta forma será más fácil que el perro pueda asimilarlas. Hablamos de la rutina de paseo, los horarios de comida, el acceso del perro a determinados sitios, como el sofá, dónde dormirá, etc. Así mismo, nos informaremos para enseñarle a orinar en el periódico y, posteriormente, enseñarle a orinar en la calle. Otro aspecto muy importante de la educación del cachorro será enseñarle a gestionar la mordida, que en ocasiones puede ser demasiado fuerte.

Más adelante, en su etapa de juventud, enseñaremos al perro las órdenes básicas para perros, tales como sentarse, tumbarse, venir aquí o quedarse quieto. Todas ellas son fundamentales para una buena comunicación y para su propia seguridad. Una vez estén totalmente aprendidas y fijadas, procederemos a enseñarle órdenes más avanzadas, habilidades caninas, deportes para perros...

En el caso de aparecer complicaciones o la aparición de problemas de comportamiento es aconsejable acudir a un educador canino profesional.

Salud del spaniel bretón

Al igual que ocurre con la mayoría de razas caninas, el spaniel bretón es susceptible a padecer ciertas enfermedades hereditarias, como es el caso de la displasia de cadera, por ello debemos prestar atención a su historial familiar siempre que sea posible, para estar alertas y detectar a tiempo la aparición de esta o cualquier otra patología. Así mismo aconsejamos realizar revisiones veterinarias periódicas 6 o 12 meses. También, y especialmente en climas húmedos, tenemos que mantener sus oídos limpios y realizar revisiones tanto en casa como en la consulta veterinaria, ya que debido a la morfología de sus orejas pueden mostrarse propensos a las otitis.

Por otro lado, es muy importante colocar el microchip a nuestro spaniel bretón, seguir el calendario de vacunación y realizar desparasitaciones periódicas, tanto internas como externas. Con todo ello, la esperanza de vida del spaniel bretón se sitúa entre los 14 y los 16 años.

Bibliografía
  • FCI. (25.03.2003). Estándar-FCI N° 95, SPANIEL BRETÓN (Epagneul Breton) . 2019, de FEDERATION CYNOLOGIQUE INTERNATIONALE (AISBL) Sitio web: http://www.fci.be/Nomenclature/Standards/095g07-es.pdf
  • Club Español del Epagneul Breton - Disponible en: http://www.clubesp-epbreton.es/

Fotos de Spaniel bretón

Artículos relacionados

Sube la foto de tu Spaniel bretón

Sube la foto de tu mascota

Escribir comentario sobre Spaniel bretón

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Cómo valorarías esta raza?

Spaniel bretón
1 de 5
Spaniel bretón

Volver arriba