Compartir

Reproducción alternante en los animales

 
Por Ana Diaz Maqueda, Bióloga especializada en etología. 14 marzo 2019
Reproducción alternante en los animales

La reproducción alternante, también conocida como heterogonia, es poco común en animales y consiste en la alternancia de un ciclo con reproducción sexual seguido de otro asexual. Existen animales que poseen reproducción sexual pero que, llegados a cierto punto, pueden reproducirse asexualmente, aunque esto no quiere decir que alternen un tipo de reproducción con otro.

La reproducción alternante es más común en plantas, pero también algunos animales la practican. Por ello, en este artículo de ExpertoAnimal profundizaremos en este tipo de reproducción y daremos algunos ejemplos de reproducción alternante en animales que la practican.

También te puede interesar: Reproducción en animales

¿Qué es la reproducción alternante?

La reproducción alternante o heterogonia es un tipo de procreación muy común en plantas simples sin flores. Estas plantas son las briofitas y los helechos. En este tipo de reproducción se alternan la reproducción sexual y la reproducción asexual. En el caso de las plantas, esto quiere decir que tendrán una fase de esporofito y otra fase llamada gametofito.

Durante la fase de esporofito la planta producirá esporas que darán lugar a plantas adultas genéticamente idénticas a la planta original. En la fase de gametofito, la planta produce gametos masculinos y femeninos que, uniéndose a otros gametos de otras plantas, darán lugar a individuos nuevos con una carga genética diferente.

Reproducción alternante en los animales - ¿Qué es la reproducción alternante?

Ventajas de la reproducción alternante

La reproducción alternante acumula las ventajas de la reproducción sexual y asexual. Cuando un ser vivo se reproduce mediante una estrategia sexual, consigue una diversidad genética en su descendencia muy rica, lo que favorece la adaptación y supervivencia de la especie. En cambio, cuando un ser vivo se reproduce asexualmente, el número de individuos nuevos que aparecen es infinitamente mayor en un corto periodo de tiempo.

Así, una planta o animal con reproducción alternante conseguirá que una generación sea genéticamente rica y la siguiente muy numérica, aumentando en conjunto las probabilidades de supervivencia.

Ejemplos de reproducción alternante en animales

La reproducción alternante en animales invertebrados, como los insectos, es quizá el ejemplo más común y abundante, pero también la reproducción de las medusas puede seguir esta estrategia.

A continuación, mostraremos los tipos de animales con reproducción alternante:

Reproducción de las abejas y hormigas

La reproducción de las abejas o de las hormigas es alternante. Estos animales, según el momento vital en el que se encuentren, se reproducirán mediante una estrategia sexual o asexual. Tanto unas como otras viven en eusociedad o sociedad real, estructurada en castas donde cada una juega un papel único y fundamental. Tanto hormigas como abejas tienen una reina que copula una vez en la vida, justo antes de la formación de una nueva colmena u hormiguero, guardando los espermatozoides dentro de su cuerpo en un órgano llamado espermateca. Todas sus hijas serán fruto de la unión de los óvulos de la reina con los espermatozoides guardados, pero llegado cierto punto, cuando la sociedad es madura (un año en abejas y cuatro años en hormigas aproximadamente), la reina pondrá unos huevos no fertilizados (reproducción asexual por partenogénesis) que dará lugar a los machos. De hecho, se conocen especies de hormigas donde no existen machos y la reproducción es 100 % asexual.

Crustáceos con reproducción alternante

Los crustáceos del género Daphnia tienen reproducción alternante. Durante la primavera y el verano, cuando las condiciones ambientales son favorables, las dafnias se reproducen sexualmente dando lugar únicamente a hembras que se desarrollan dentro de su cuerpo siguiendo una estrategia ovovivípara. Cuando comienza el invierno o ante una sequía inesperada, las hembras producen mediante partenogénesis (un tipo de reproducción asexual) machos. El número de machos existentes en una población de dafnias nunca será mayor que el de hembras. En muchas especies se desconoce la morfología del macho, pues nunca ha sido observado.

Reproducción de las medusas

La reproducción de las medusas, según la especie y la fase en la que se encuentren, también tendrán reproducción alternante. Cuando se encuentran en fase pólipo, formarán una gran colonia que se reproducirá asexualmente produciendo más pólipos. Llegados a cierto punto, los pólipos producirán unas pequeñas medusas de vida libre que, cuando lleguen a su estado adulto, producirán gametos femeninos y masculinos, dándose la reproducción sexual.

Insectos con reproducción alternante

Por último, el áfido Phylloxera vitifoliae, se reproduce sexualmente en invierno, produciendo huevos que darán lugar a hembras en primavera. Estas hembras se reproducirán mediante partenogénesis hasta que vuelvan a bajar las temperaturas.

Reproducción alternante en los animales - Ejemplos de reproducción alternante en animales

Si deseas leer más artículos parecidos a Reproducción alternante en los animales, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Bibliografía
  • McCauley, E., Murdoch, W. W., Nisbet, R. M., & Gurney, W. S. (1990). The physiological ecology of Daphnia: development of a model of growth and reproduction. Ecology, 71(2), 703-715.
  • Montés, F. J. (2013). El universo de los insectos. Mundi-Prensa Libros.
  • Pardo Cobas, E., & Buitrago, M. (2005). Parasitología veterinaria I.

Escribir comentario sobre Reproducción alternante en los animales

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Reproducción alternante en los animales
1 de 3
Reproducción alternante en los animales

Volver arriba