menu
Compartir

Vitamina B para gatos - Dosis y para qué sirve

 
Por Laura García Ortiz, Veterinaria especializada en medicina felina. 23 marzo 2022
Vitamina B para gatos - Dosis y para qué sirve

Ver fichas de Gatos

Las vitaminas del complejo B intervienen en numerosas funciones corporales, siendo unos micronutrientes esenciales en la dieta de cualquier gato para el mantenimiento de su salud y estado fisiológico normal. Generalmente, si el gato se alimenta con un alimento completo para la especie felina, ya sea en formato sólido o húmedo o en su combinación, y obtiene la cantidad mínima necesaria por día, es decir, no está enfermo ni manifestando una pérdida de apetito o no tiene problemas digestivos asociados a la malabsorción de nutrientes, va a obtener todas las vitaminas de este complejo mediante su dieta, no necesitando suplementación extra. Sin embargo, en otras ocasiones merece la pena ofrecer un suplemento nutricional que contenga vitaminas B a los gatos, así como conocer aquellos alimentos con vitamina B aptos para gatos.

Si quieres saber los beneficios de la vitamina B para gatos y cuándo se debe dar a estos animales, continúa leyendo este artículo de ExpertoAnimal.

¿Qué es la vitamina B?

Las vitaminas del complejo B son un grupo de vitaminas hidrosolubles, es decir, que se solubilizan en agua, eliminándose el exceso de las mismas por orina a diferencia de las vitaminas liposolubles, que pueden llegar a producir intoxicaciones al acumularse en el organismo por no tener la capacidad de solubilizarse en líquidos. En general, las vitaminas del complejo B intervienen en el sistema inmunitario, el cerebro, el metabolismo de las grasas y las proteínas, la visión, el aspecto del pelo, el crecimiento y el desarrollo, la gestación y la lactancia y a mejorar el estrés.

El complejo de vitaminas B contiene las siguientes vitaminas:

  • Vitamina B1 o tiamina: interviene en funciones del sistema nervioso y aumenta el apetito.
  • Vitamina B2 o riboflavina: es indispensable para la buena función de la vista y para el aspecto sano del pelaje del gato
  • Vitamina B3 o niacina: también mejora el apetito y facilita la digestión.
  • Vitamina B5 o ácido pantoténico: ayuda en el metabolismo de las grasas.
  • Vitamina B6 o piridoxina: es una vitamina importante en el metabolismo de las proteínas.
  • Vitamina B8 o biotina: interviene en el buen aspecto del pelo y facilita el metabolismo de las grasas, los hidratos de carbono y las proteínas.
  • Vitamina B9 ácido fólico: previene las malformaciones fetales, siendo importante en la gestación, así como en la formación de nuevas células.
  • Vitamina B12 o cobalamina: interviene en la formación de células sanguíneas, como los glóbulos rojos o eritrocitos.

¿Para qué sirve la vitamina B en gatos?

Las vitaminas del complejo B, como acabamos de comentar, intervienen en numerosas funciones vitales y de mantenimiento de las estructuras corporales de nuestros pequeños felinos. Además, en concreto las vitaminas tiamina (B1), piridoxina (B6), ácido fólico (B9) y cobalamina (B12) son indispensables para la buena función cognitiva y el desarrollo neurológico de los gatos ya que intervienen en la transformación del aminoácido homocisteína en otras sustancias aprovechables por el organismo felino. Si por un casual el gato tiene deficiencia de estas vitaminas, se acumularía homocisteína en la sangre, pudiendo aparecer problemas a nivel cardiovascular o deterioro cognitivo.

Además, las vitaminas del complejo B son importantes para los siguiente:

  • Intervienen en la diferenciación celular.
  • Estimulan el metabolismo.
  • Son importantes para la piel y el pelo.
  • Estimulan el sistema inmune.
  • Intervienen en la bioquímica del sistema nervioso.
  • Ayudan a combatir el estrés.

Deficiencia de vitamina B en gatos

Una deficiencia de vitaminas del complejo B es rara en los gatos alimentados con dieta para gatos en sus correctas proporciones y cantidad diaria, pero puede aparecer en los gatos con malabsorción digestiva o en los de edad avanzada. Cuando un gato presenta malabsorción digestiva deja de absorber nutrientes esenciales como estas vitaminas, especialmente la vitamina B12 de cuya absorción depende la buena función del páncreas y de la mucosa del intestino delgado, reduciendo la vida media de esta vitamina de 13 a 5 días, por lo que enfermedades digestivas o intestinales (enfermedad inflamatoria intestinal, pancreatitis, colangitis, colangiohepatitis o linfoma intestinal) hacen que los gatos puedan desarrollar un déficit de esta vitamina.

Por otro lado, se ha estudiado que los niveles de dicha vitamina se reducen en los gatos mayores (especialmente en las hembras), independientemente de la dieta que el gato lleve. Por este motivo, está recomendada la suplementación de vitamina B12 en todos los gatos con enfermedad gastrointestinal o en los que los niveles de vitamina B12 se encuentren a menos de 300 ng/L.

Dosis de vitamina B para gatos

Si hablamos de suplementos, la dosis de estas vitaminas van a depender del fabricante y de la presentación, pudiendo encontrarlas en formato de pastillas o comprimidos, aunque también las hay en formato pasta o inyectable. La dosificación va a depender de las necesidades individuales de cada gato y se pueden suplementar todas las vitaminas del complejo B o solo algunas de ellas, siendo especialmente frecuente la suplementación única de vitamina B12 o cobalamina en los gatos con enfermedades digestivas o en los mayores. Nunca ofrezcas a tu gato suplementos de estas vitaminas diseñados para las personas y siempre cuenta con consejo veterinario antes de darle ningún tipo de suplemento a tu pequeño felino.

En cuanto a los alimentos con vitamina B, la cantidad dependerá de la dieta que siga, ya que no es lo mismo incluir comida natural a una dieta basada principalmente en pienso seco, en comida húmeda o en una dieta 100 % casera. Nuevamente, consulta con un veterinario especializado en nutrición.

¿Cómo dar vitamina B a un gato?

El cómo dar vitaminas B a un gato va a depender de la presentación del producto y de las necesidades del gato, requiriendo de uno o dos comprimidos, la cantidad indicada de pasta o inyecciones. Eso sí, al ser vitaminas hidrosolubles, el complejo vitamínico se disuelve en agua, por lo que su administración debe ser todos los días al no acumularse en el organismo del gato.

En los gatos con alteraciones cognitivas, se puede optar por algún suplemento de vitaminas B que incluya también L-carnitina y L-triptófano, que apoyan la comunicación y el metabolismo de las células cerebrales y las células nerviosas.

Alimentos con vitamina B para gatos

Además, podemos ofrecer a nuestros gatos en determinadas ocasiones y siempre como complemento de su dieta habitual una serie de alimentos de consumo naturales que contienen altos niveles de vitamina B. Dichos alimentos son los siguientes:

  • Vísceras de animales como el hígado y el riñón
  • Carne de cerdo
  • Carne de pollo o pavo
  • Carne de conejo
  • Sardinas
  • Lubina
  • Salmón
  • Atún
  • Huevos

Si nuestro felino sigue una dieta casera, entonces no habrá problema en incluir estos alimentos como parte de ella, puesto que la proteína animal debe ocupar el 80-90 % de la dieta diaria al ser el gato un animal carnívoro estricto. Eso sí, nuevamente, recomendamos consultar con un veterinario especializado en nutrición felina a fin de evitar déficits nutricionales. Hablamos de ello en este artículo: "¿Qué comen los gatos?".

Otros alimentos como los frutos secos, los vegetales, la levadura de cerveza, los cereales y los lácteos también son fuentes importantes de estas vitaminas, pero como los gatos son carnívoros y para prevenir intoxicaciones, estos alimentos nunca deben de ser ofrecidos a los pequeños felinos o, al menos, no de forma habitual ni en grandes cantidades. Los vegetales, por ejemplo, no deberían superar el 5-10 % del total de la dieta diaria, tal y como explicamos en este vídeo:

Efectos secundarios de la vitamina B para gatos

Las vitaminas B son seguras generalmente al no acumularse en el organismo, siendo difícil que resulten tóxicas. Sin embargo, una dosis elevada o prolongada de piridoxina o vitamina B6 puede producir debilidad muscular y descoordinación.

Otra situación que puede producir efectos secundarios es la administración intravenosa rápida de estas vitaminas, pudiendo aparecer vómitos, malestar general o náuseas. También pueden ocurrir reacciones, alérgicas aunque no son frecuentes.

Si deseas leer más artículos parecidos a Vitamina B para gatos - Dosis y para qué sirve, te recomendamos que entres en nuestra sección de Dietas equilibradas.

¿Tienes contratado el Seguro de Responsabilidad Civil obligatorio para perros? Consiguelo al mejor precio rellenando el formulario con tus datos y los de tu mascota haciendo clic en este botón:

Bibliografía
  • L. P. Case, D. P. Carey. (2001). Nutrición Canina y Felina. Ediciones Harcourt, S.A.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Vitamina B para gatos - Dosis y para qué sirve
Vitamina B para gatos - Dosis y para qué sirve

Volver arriba