Compartir

¿Cómo hacer dormir a un gato bebé?

Por Mercè Garcia, Adiestradora canina especializada en Modificación de Conducta. Actualizado: 17 septiembre 2019
¿Cómo hacer dormir a un gato bebé?

Ver fichas de Gatos

La experiencia de adoptar un gato cachorro es única e irrepetible. No se trata únicamente de ganar un amigo para toda la vida, también nos adentra en el mundo del cuidado y el comportamiento de estos increíbles mamíferos. Durante este período es normal que surjan algunas dudas a raíz de posibles problemas de conducta o de salud, como pueden ser las horas de sueño, fundamentales para el desarrollo del pequeño.

En este artículo de ExpertoAnimal vamos a hablar de cómo hacer dormir a un gato bebé teniendo en cuenta las horas de descanso que requiere.

También te puede interesar: ¿Cómo hacer que mi gato beba agua?

El descanso, imprescindible para el gato cachorro

¿Alguna vez te has preguntado cuántas horas duerme un gato al día? Un felino adulto puede dormir hasta 15 o 17 horas, repartidas en varias siestas. No obstante, un gato cachorro necesitará aún más horas para crecer correctamente.

Los gatos bebés, hasta los 4 o 5 meses, pueden llegar dormir hasta 20 horas diarias. A medida que van creciendo, este tiempo de descanso disminuye y se puede observar cómo dedican más tiempo a comer, experimentar, jugar y socializar.

Dormir no solamente ayuda a reponer energía, también fortalece el sistema inmunitario, ayuda a mejorar las capacidades mentales y a mantener sano el cuerpo. Por ello, nunca debes interrumpir el descanso de un gato pequeño.

¿Cómo hacer dormir a un gato bebé? - El descanso, imprescindible para el gato cachorro

Asegúrate que el entorno es confortable

Para dormir bien las horas necesarias, el gatito debe sentirse cómodo en su entorno. Si recientemente se ha separado de su madre y hermanos, debes entender que pueda sentirse asustado o triste y, que debido a ello, no esté descansando bien. Eso puede causar además conductas negativas y depresión.

Es importante que el ambiente en el que resida sea templado, que tenga una cama caliente si es muy pequeño, agua y comida a su alcance. También es necesario asegurarnos que ha hecho sus necesidades de forma regular. Podemos mejorar y enriquecer el ambiente del gato con música relajante y el uso de feromonas, eso sí, te recomendamos retirar los juguetes algunos momentos del día para favorecer el sueño.

Finalmente, y no por ello menos importante, ofrecer compañía constantemente al pequeño debe ser una prioridad para la familia. Al crear un vínculo emocional fuerte con el gatito le estaremos ayudando a sentirse cómodo y seguro.

Utilizar una música para relajar perros y gatos puede ser una idea excelente:

Implanta una rutina y horarios fijos

Los gatos y muchos otros animales agradecen ciertas rutinas diarias, ya que les permite tener una organización del día a día. Por ello, te recomendamos planear un horario de comidas para tu gato. Eso sí, debes tener en cuenta que los gatos tienden a pedir alimento. Evita hacerlo a las 6:00 de la mañana antes de ir a trabajar o a la escuela, si no, tu gato empezará a despertarte los sábados y los domingos a esa misma hora.

También puede ser interesante que fijes unos días de la semana para limpiar el arenero y que renueves su agua de forma diaria. Eso no solo se debe a que son animales muy limpios, los gatos pueden llegar a reprochar la suciedad orinando en sitios insospechados.

Incluso en el descanso debemos tener en cuenta este punto. Una rutina y hábitos estables le ayudarán a conciliar mejor el sueño, algo muy positivo para que descanse adecuadamente.

¿Cómo hacer dormir a un gato bebé? - Implanta una rutina y horarios fijos

Realiza un ejercicio de relajación cada noche

A continuación te mostraremos un ejercicio para ayudar a tu gato a relajarse de forma natural, eso sí, se requieren bastantes repeticiones para que el pequeño lo comprenda correctamente:

  1. Crea un ambiente relajado, silencioso y positivo.
  2. Hazte con una prenda de ropa, como una mantita, o un cojín cómodo y llama o acerca a tu gatito para que se tumbe encima. Es muy positivo que venga él mismo por iniciativa propia, nunca debes forzarle para que se quede allí.
  3. Ofrécele una sesión de masajes suaves y relajantes. Si tiene ganas de jugar ignóralo unos segundos hasta que comprenda que no es un momento y vuelve a ofrecerle caricias.
  4. Realiza una sesión de 5 minutos y al finalizar, retira el cojín o la manta elegida.

Puedes realizar este ejercicio una o dos veces al día. Poco a poco, empezarás a observar que, con solamente sacar la prenda elegida, el gatito vendrá rápido en busca de relajación y afecto. Al terminar la sesión no olvides felicitarle y ayudarle a entender que lo ha hecho muy bien.

Problemas y dudas frecuentes en gatos cachorros

Para finalizar este artículo te mostraremos algunos problemas habituales que pueden estar provocando que tu gato cachorro no descanse como debería, así como algunas dudas frecuentes o métodos a emplear:

  • La hiperactividad: este problema puede considerarse grave en gatos adultos, pero no en gatos cachorros, ya que en esta etapa es totalmente normal que experimenten de forma activa y tengan un nivel de energía alto. No obstante, es algo que podemos trabajar. Algunos de los síntomas de los gatos hiperactivos son la falta de sueño, la ansiedad, el estrés o un refuerzo por parte los propietarios, quienes acentúan ciertas conductas porque les parecen graciosas. Hasta cierto punto. El gato hiperactivo muerde, araña y juega como cualquier otro gato bebé, sin embargo, tiende a descontrolarse con más fácilidad. Los remedios para los gatos hiperactivos se basan en una mejora del bienestar mediante ejercicio, estimulación mental, vínculo afectivo...
  • Problemas durante la noche: "¡Mi gato no me deja dormir por las noches!" es una de las frases que más escuchan etólogos y especialistas en comportamiento felino. Puede ocurrir que el gato haga ruido por las noches, maúlle o trate de despertar al propietario de formas diversas. En este caso se debe actuar aplicando los consejos que se mencionan en el artículo, poniendo especial atención a las rutinas y los horarios.
  • ¿Se debe/puede encerrar al gato para dormir?: no se debe encerrar a un gato cachorro en un cuarto para que aprenda a dormir, privarle el acceso a ciertos lugares o cerrar nuestra puerta para aislarle. Recuerda que se trata de un animal social, que en un entorno silvestre dormiría con sus congéneres para obtener calor. Si bien puede interesarnos enseñarle a dormir en su cama, también debemos comprender que es aún un cachorro y que el aislamiento social puede provocar depresión y estrés.

Algunas personas nos hacen llegar sus dudas de forma diaria a ExpertoAnimal, algunas de las más comunes han sido "¿Cómo puedo hacer dormir a un gato salvaje?" en el caso de querer rescatarlo, "¿Cómo dormir a un gato para cortarle las uñas?", "¿Cómo dormir a un gato para viajar?", "¿Puedo hacer que mi gato se duerma con algún medicamento?".

Nos ha parecido interesante hacer una pequeña mención y resaltar algunos detalles que consideramos importantes. Para empezar es fundamental señalar que los gatos se arreglan las uñas a sí mismos, para ello se les debe proporcionar un rascador y enseñarles a limarse las uñas. Por otro lado, en cuanto a hacer dormir a un gato, cualquiera que sea el fin, se debe consultar con un especialista. Una dosis excesiva podría poner su vida en peligro y/o provocar distintos problemas de salud. No se debe automedicar a un gato nunca.

¿Cómo hacer dormir a un gato bebé? - Problemas y dudas frecuentes en gatos cachorros

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo hacer dormir a un gato bebé?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Cuidados extra.

Escribir comentario sobre ¿Cómo hacer dormir a un gato bebé?

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
hs
me funviono graxiassssssssssssssssssss

¿Cómo hacer dormir a un gato bebé?
1 de 4
¿Cómo hacer dormir a un gato bebé?

Volver arriba