Compartir

Cuidados de una capibara

Cuidados de una capibara

La capibara o carpincho es una mascota grande y fuerte, la cual precisa de unos cuidados específicos para que se sienta cómoda y feliz junto a vosotros. El cuidado de una capibara más importante es su hábitat.

Las capibaras son los mayores roedores del planeta y su hábitat natural son zonas lacustres del continente Sudamericano. Obviamente, para recrear un entorno semejante se precisa un jardín con una piscina propia para el animal. Las piscinas para humanos con el agua muy cargada de cloro no son buenas para el carpincho. Sigue leyendo este artículo de ExpertoAnimal y descubre los cuidados básicos de la capibara.

También te puede interesar: Cuidados del pomerania

Preparación de una piscina

En vuestro jardín podréis habilitar una piscina idónea para vuestro capibara mediante una piscina infantil de plástico rígido de un tamaño mediano/grande. No uséis piscinas inflables, los carpinchos las perforarían con sus pezuñas.

La piscina la instalaréis en un hoyo practicado en vuestro jardín, de este modo el carpincho podrá acceder con naturalidad y sin peligro a ella. Por otro lado, es fundamental que exista un dispositivo que regenere y purifique el agua. Si el agua se estancase podría producir enfermedades en vuestra mascota y sería un peligro para vosotros mismos, además de un foco permanente de mosquitos.

Cuidados de una capibara - Preparación de una piscina
Imagen: bcampdera.wordpress.com

El entorno adecuado para la capibara

Aparte de la piscina comentada en el apartado anterior, vuestro carpincho precisa un espacio ajardinado donde pueda pacer hierba y disponga de un reducto protegido y con paja para su descanso. La capibara se alimentará de la hierba circundante, pero sin llegar a esquilmarla. El propio animal regula su ingesta para que la hierba vuelva a crecer.

Por lo tanto, su alimentación debe complementarse con maíz, caña de azúcar, sandía u otras frutas carnosas. También le gustan las algas de agua dulce.

Cuidados de una capibara - El entorno adecuado para la capibara

La salud de la capibara

La capibara es fuerte y no es propenso a sufrir enfermedades. Solo es imprescindible que puedan bañarse a diario. De no hacerlo así, el carpincho puede sufrir trastornos cutáneos que pueden incluso conducirle a la muerte.

También son proclives a sufrir insolaciones porque a pesar de su largo pelo, este es ralo. Por lo cual se revuelcan en el barro para crear una capa protectora para su dermis.

No deben consumir alimentos de origen animal, solo vegetal, para mantener su salud en perfectas condiciones.

Cuidados de una capibara - La salud de la capibara

El tamaño de la capibara

La capibara crece mucho y precisa de un espacio acorde a su tamaño. Las hembras pueden llegar a pesar unos 60 Kg. Los machos son un poco más pequeños.

Las capibaras domésticos pueden crecer mucho, dado que viven mucho más tiempo que las salvajes. El tamaño disponible será un factor definitivo para escoger un solo carpincho o más.

Cuidados de una capibara - El tamaño de la capibara

Diferencias entre machos y hembras

El carpincho vive en manadas en sus hábitats naturales. Solo algunos machos viven en solitario. Por lo tanto, si el espacio disponible es reducido será mejor adoptar a un macho.

Los machos deben imperativamente esterilizarse entre los 6 y 9 meses. Si no se hace así, el animal se volverá agresivo y territorial.

Si hay espacio suficiente pueden adoptarse un par de hembras, o una hembra y un macho esterilizado. Las hembras necesitan compañía de otras capibaras para ser plenamente felices.

Cuidados de una capibara - Diferencias entre machos y hembras

El carácter de las capibaras

Las capibaras son mascotas afectuosas, inteligentes y limpias si se las atiende de forma adecuada. El único truco para conseguirlo es cuidarlas de forma responsable, atendiendo sus necesidades básicas y conociendo sus costumbres naturales.

Una de ellas es la coprofagia de sus propias heces, tal como realizan otros roedores como las cobayas. Esto lo hacen cuando sus excrementos son de textura blanda y necesitan procesar la celulosa contenida. Las heces definitivas son ovales y secas.

Los carpinchos son incapaces de producir por ellos mismos la vitamina C. Es por ello que deben alimentarse con alimentos que contengan dicha vitamina para impedir la aparición del escorbuto mientras conviven con nosotros.

Cuidados de una capibara - El carácter de las capibaras

La capibara doméstico

Las capibaras disfrutan de una rica gama de sonidos para expresar su estado de ánimo. Producen ronroneos para expresar sumisión,o una especie de ladrido para mostrar alerta. Con unos peculiares clics muestran su satisfacción y felicidad. También producen silbidos y gruñidos.

Se les puede enseñar ciertos trucos, como pedir comida y sentarse. Son animales dóciles y gentiles que les gusta la compañía.

Todo lo cual nos induce a valorar como positiva que adoptéis un carpincho como animal de compañía. Usad para ello el asesoramiento de profesionales con tiendas que cumplan todos los requisitos legales y puedan proporcionaros la documentación pertinente y garantía sobre la salud y origen de vuestras futuras mascotas.

Cuidados de una capibara - La capibara doméstico

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuidados de una capibara, te recomendamos que entres en nuestra sección de Cuidados básicos.

Escribir comentario sobre Cuidados de una capibara

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Cuidados de una capibara
Imagen: bcampdera.wordpress.com
1 de 8
Cuidados de una capibara

Volver arriba