Compartir

Diabetes en perros - Síntomas, tratamiento y complicaciones

Por María Besteiros, Auxiliar técnico veterinario y peluquera canina y felina. Actualizado: 3 noviembre 2020
Diabetes en perros - Síntomas, tratamiento y complicaciones

Ver fichas de Perros

La diabetes es una de las enfermedades que tanto perros como personas tenemos en común. Se debe a una carencia de insulina que impide aprovechar la glucosa que ingresa al organismo, de forma que se eleva en la sangre, lo que se manifiesta con la aparición de distintos síntomas, como veremos a continuación.

En contra de lo que se suele creer, no solo existe la diabetes en perros mayores u obesos. En este artículo de ExpertoAnimal te hablamos de cómo es la vida de un perro diabético, cómo aprender a detectar la diabetes canina y mucho más.

¿Qué es la diabetes en perros?

La diabetes se produce cuando se da una inadecuada producción de insulina. La insulina es una hormona que libera el páncreas y que se encarga de que la glucosa que se ingiere a través de los alimentos consiga llegar al interior de las células, que es donde se transforma para producir la energía necesaria para un correcto metabolismo.

Sin insulina suficiente, por lo tanto, la glucosa se queda en la sangre, provocando lo que se conoce con el nombre de hiperglucemia, que es un nivel de glucosa superior al que se considera normal. Además de en la sangre, también se detecta un exceso de glucosa en la orina. Es lo que se denomina glucosuria.

Causas de diabetes en perros

Se cree que en la aparición de la diabetes hay una predisposición genética. Algunas razas en especial muestran una mayor tendencia a padecerla, como es el caso del golden retriever, el pastor alemán o el caniche. Pero cualquier perro, de raza o cruzado, puede llegar a sufrirla. Los datos hasta el momento hablan de una mayor incidencia en las hembras y es más frecuente que enfermen perros de edades comprendidas entre los 6-9 años.

También puede aparecer la diabetes en perros como consecuencia de una pancreatitis, que es una inflamación del páncreas que puede llegar a destruir las células que producen la insulina. En algunos perros esta destrucción es inmunomediada.

Por otro lado, puede haber diabetes causada por la gestación, el estro, el hiperadrenocorticismo o la administración de determinados fármacos. Así mismo, la obesidad y la dieta también son importantes factores de riesgo.

Tipos de diabetes en perros

La diabetes en perros puede ser de dos tipos:

  • Diabetes de tipo 1
  • Diabetes de tipo 2

También hay diabetes secundaria, que es la que puede aparecer, por ejemplo, durante la gestación, o transitoria, como la debida al consumo de algunos fármacos. La tipo 1 es la forma más habitual en los perros. Se produce la destrucción de las células del páncreas, por lo que la carencia de insulina es total.

Síntomas de diabetes en perros

¿Tienes dudas y necesitas conocer cómo saber si tu perro tiene diabetes? Estos son los síntomas más habituales que puede detectar el cuidador de un perro diabético:

  • Eliminación de grandes cantidades de orina y con mayor frecuencia.
  • Deshidratación.
  • Como consecuencia de los síntomas anteriores, se produce un incremento en el consumo de agua.
  • También hay un aumento del apetito porque el perro no consigue aprovechar toda la glucosa que ingiere. Pero, cuando la enfermedad avanza y ya hay desnutrición, se produce el efecto contrario. Es decir, el perro deja de comer.
  • A pesar del apetito voraz, hay pérdida de peso.
  • En las fases avanzadas de diabetes, además de anorexia, se puede detectar letargo, vómitos o debilidad general.
  • Destaca la ceguera por diabetes en perros, ya que es habitual que la diabetes provoque cataratas. Estas evolucionan rápido y son irreversibles.

Además de estos signos generales, los perros diabéticos pueden sufrir lo que se conoce como cetoacidosis diabética en los casos de hiperglucemia grave. Se debe a una falta de glucosa que hace que se metabolicen los lípidos en un intento de conseguir energía. Los síntomas de subida de azúcar en perros por esta causa son:

  • Debilidad general.
  • Vómitos.
  • Respiración rápida.
  • Olor a acetona, como quitaesmaltes, en el aliento.

Estos casos constituyen una urgencia veterinaria. La vida del perro está en peligro y es imprescindible acudir de inmediato al veterinario. La cetoacidosis tiene mal pronóstico.

Diabetes en perros - Síntomas, tratamiento y complicaciones - Síntomas de diabetes en perros

Diagnóstico de diabetes en perros

Si has notado alguno de los síntomas mencionados, seguro que te preguntas cómo detectar diabetes en perros. La respuesta pasa siempre por la consulta del veterinario. En los análisis de muestras de sangre y de orina puede medirse la cantidad de glucosa. Unos niveles elevados permiten diagnosticar la diabetes. Además, aparecerán otras alteraciones que aportarán al profesional más datos sobre el estado general del perro.

Tratamiento para la diabetes en perros

Una vez confirmado el diagnóstico, es momento de centrarse en cómo tratar la diabetes en perros. Los pilares de este tratamiento son la insulina, el control de la dieta y el ejercicio. También se debe evitar todo lo posible el estrés. No se va a poder mantener la glucosa en niveles óptimos todo el día, pero sí es factible conseguir unos umbrales que causen los mínimos problemas. Lo vemos con más detalle:

Medicación para diabetes en perros

El fármaco estrella para tratar la hiperglucemia en perros es la insulina, exactamente igual que en las personas. Ya que el problema se debe a una carencia de esta hormona, puede controlarse proporcionándola artificialmente. Existen varias marcas y tipos de insulina, pero la clave está en acertar con la dosis, puesto que cada perro tendrá unas necesidades particulares. Por eso el veterinario pautará una dosis inicial e irá marcando controles para estudiar su efectividad y poder ajustarla hasta conseguir el efecto deseado. El tratamiento con insulina se hace en casa, por lo que el cuidador tendrá que aprender a inyectarla, siguiendo las indicaciones que le proporcionará el veterinario.

Infórmate de todo en este otro artículo: "Insulina para perros - Tipos y dosis".

Control de la dieta y del peso

La obesidad dificulta la respuesta a la insulina, por eso es importante que si el perro diabético cuenta con unos kilos de más, se le administre una dieta para recuperar su peso ideal. Igualmente, aquellos ejemplares que hayan perdido peso, tendrán que consumir una dieta que les permita recuperarlo. En cualquier caso, es conveniente dar la comida siempre a la misma hora y en dos tomas para combinarla con la medicación y así mejorar el control de la glucosa.

Actividad física

Practicar ejercicio regular adaptado a las condiciones del perro contribuye a mantener controlados los niveles de glucosa y a perder o a conservar el peso óptimo en aquellos ejemplares con sobrepeso u obesidad. Conviene que los paseos y cualquier actividad física se fijen a las mismas horas.

Esterilización

Las perras con diabetes tienen que ser esterilizadas para evitar las fluctuaciones que se van a producir durante su ciclo y que influyen negativamente sobre el efecto de la insulina. Esterilizarlas lo antes posible facilitará el control de la diabetes. Infórmate sobre la esterilización de perros para saber en qué consiste la cirugía, cómo es la recuperación y mucho más.

Diabetes en perros - Síntomas, tratamiento y complicaciones - Tratamiento para la diabetes en perros

Complicaciones de la diabetes en perros

Hay que tener en cuenta que un considerable porcentaje de perros diabéticos padecen a la vez otras enfermedades que hay que tratar y que pueden dificultar el control de la diabetes. También tienen mayor predisposición a sufrir otros trastornos, como las infecciones urinarias. En cualquier caso, en general, los perros diabéticos sufren menos complicaciones que los humanos en la misma situación. Viven menos años en comparación y la prolongación de la enfermedad en el tiempo es lo que provoca más complicaciones. Por otra parte, sí sobresalen las cataratas como la complicación más frecuente.

Por último, en ocasiones el perro puede descompensarse, lo que requiere acudir al veterinario para ajustar el tratamiento y controlar la sintomatología que haya aparecido. Es por tanto fundamental que acudamos a la clínica siempre que nuestro perro diabético presente alguna alteración en su salud. En cualquier caso, es fundamental acudir a las revisiones de seguimiento que paute el veterinario.

Signos de alerta en perros diabéticos

Si siempre es importante cumplir con los tratamientos tal y como los pauta el veterinario, en este caso es indispensable. Un error que puede suceder es la sobredosis de insulina, que hace que la glucosa en sangre caiga muy por debajo de los valores normales, provocando una hipoglucemia. Sus síntomas incluyen confusión, desorientación, somnolencia, temblores, descoordinación, convulsiones e incluso colapso y, finalmente, coma.

Detectar cualquiera de estos signos es motivo para acudir con urgencia al veterinario. Lo mismo si el perro presenta síntomas compatibles con una subida de azúcar, como debilidad, vómitos, respiración rápida u olor a acetona en el aliento. En general, cualquier alteración debe ser comunicada al profesional, pues puede indicar una descompensación.

¿Cuánto dura un perro con diabetes?

Un perro diabético bien controlado puede llevar una vida casi normal. La diabetes no se va a curar, pero el objetivo del tratamiento es proporcionarle una buena calidad de vida, normalizar su condición corporal y controlar los signos clínicos que vaya manifestando, además de evitar los riesgos más graves de la enfermedad, que son la hipoglucemia y la cetoacidosis. Por lo tanto, el pronóstico va a depender de distintos factores y será mejor cuanto más compensada esté la diabetes. El papel del cuidador es fundamental en este punto, ya que es quien debe cumplir en casa con el tratamiento pautado por el profesional.

Por todo ello, no es posible establecer una esperanza de vida del perro con diabetes, puesto que dependerá de los cuidados que reciba. Así pues, si tu can tiene diabetes, no dudes en seguir las pautas del veterinario para ofrecerle la mejor calidad de vida posible.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Diabetes en perros - Síntomas, tratamiento y complicaciones, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

Bibliografía
  • Carlson y Giffin. (2002). Manual práctico de veterinaria canina. Madrid. Editorial el Drac.
  • Naranjo, Morales y Melian. (2014). Su perro sufre diabetes. Argos. pp. 10-15.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
alejandra
hola una pregunta tengo una pera diabetica con posible glucagonoma y queria saber pq a veces pueden tener temblores

Jennifer correa
Fue de gran ayuda leer el artículo , sin embargo quiero pedirles ayuda , estoy desesperada porque mi perro tiene diabetes , se alimenta con alimento para perros diabéticos , le administró NPH 6 unidades en la mañana y 6unidades en la tarde y aún así la glucemia capilar no le baja de los 450 . Ya llevamos 4 meses en esto, sin resultados positivos y mi perro se deteriora día a día.
Les ruego que si pueden orientarme a través de este medio lo hagan por favor
Saludos.
Miriam Arana
Hola Jennifer,

Mira, no sé exactamente cómo se programa el tratamiento con insulina para perros con diabetes, pero lamentablemente yo soy diabética y en un principio basándome en mi experiencia (aunque claro está que entre humanos y perros son muchas las diferencias) lo que se debería hacer en este caso es ir aumentando la dosis de insulina progresivamente, siempre bajo la supervisión de un profesional.

Saludos

Diabetes en perros - Síntomas, tratamiento y complicaciones
1 de 3
Diabetes en perros - Síntomas, tratamiento y complicaciones

Volver arriba