Otros problemas de salud

Diabetes mellitus en perros - Síntomas y tratamiento

 
Cristina Pascual
Por Cristina Pascual, Veterinaria. Actualizado: 5 febrero 2024
Diabetes mellitus en perros - Síntomas y tratamiento
Perros

Ver fichas de Perros

La diabetes mellitus es una de las enfermedades crónicas más frecuentes en la clínica de pequeños animales, siendo especialmente frecuente en hembras y en individuos adultos (con una edad media de 7-9 años). Pese a que se trata de una enfermedad incurable, con el compromiso de los cuidadores y un manejo adecuado del tratamiento, los perros diabéticos pueden disfrutar de una buena calidad de vida.

Si te interesa conocer más información sobre la diabetes mellitus en perros, sus síntomas y tratamiento, acompáñanos en el siguiente artículo de ExpertoAnimal en el que explicamos también el diagnóstico de esta enfermedad crónica.

Índice

  1. ¿Qué es la diabetes mellitus en perros?
  2. Causas de la diabetes mellitus en perros
  3. Tipos de diabetes mellitus en perros
  4. Síntomas de la diabetes mellitus en perros
  5. Diagnóstico de la diabetes mellitus en perros
  6. Tratamiento de la diabetes mellitus en perros
  7. ¿Cómo prevenir la diabetes mellitus en perros?

¿Qué es la diabetes mellitus en perros?

La diabetes mellitus es una enfermedad endocrina que se caracteriza por un estado de hiperglucemia persistente (niveles elevados de glucosa en sangre), el cual se produce por una deficiencia en la producción de insulina o por factores que impiden la acción de la misma. Para comprender mejor cómo se desarrolla esta enfermedad, vamos a explicar brevemente su patogenia.

La insulina es una hormona secretada por el páncreas como respuesta a la presencia de glucosa en la sangre. Cuando los niveles de glucosa en sangre aumentan, el páncreas libera insulina para permitir que la glucosa penetre en las células y pueda ser utilizada como fuente de energía. Sin embargo, cuando por causas que veremos a continuación hay una deficiencia en la producción de insulina o existen factores que impiden su acción, la glucosa se acumula en la sangre produciendo un estado de hiperglucemia.

Cuando la concentración sanguínea de glucosa sobrepasa el denominado “umbral renal”, se elimina glucosa por la orina (glucosuria). Al mismo tiempo, la falta absoluta o relativa de insulina hace que los tejidos tengan un acceso limitado a la glucosa, y en consecuencia, necesiten degradar las reservas proteicas y grasas del organismo para obtener la energía que necesitan.

Causas de la diabetes mellitus en perros

La diabetes suele ser una enfermedad multifactorial, es decir, suele ser un proceso condicionado por diversos factores. En concreto, las causas de la diabetes mellitus en el perro pueden ser primarias o secundarias.

  • Causas primarias: aquellas que afectan al propio páncreas. Dentro de este grupo se encuentra la pancreatitis, la insuficiencia pancreática exocrina y la insulitis inmunomediada, entre otras. Para saber más sobre la "Insuficiencia pancreática exocrina en perros: síntomas y tratamiento", no dudes en leer este artículo que te recomendamos.
  • Causas secundarias: aquellas que no afectan directamente al páncreas, como tratamientos con glucocorticoides, niveles elevados de progesterona, obesidad, infecciones o inflamaciones crónicas y azotemia. Consulta este post sobre las "Consecuencias de la obesidad en perros".

Tipos de diabetes mellitus en perros

En los perros, se reconocen tres tipos distintos de diabetes mellitus:

  • Diabetes mellitus tipo I: también conocida como diabetes insulino-dependiente. Es la forma de diabetes mellitus más habitual en el perro. Se produce como consecuencia de una lesión primaria en el páncreas que destruye las células pancreáticas encargadas de la síntesis de insulina. Como consecuencia, se produce una deficiencia absoluta de insulina en el organismo. Este tipo de diabetes es irreversible, lo que implica que los pacientes requieren un tratamiento con insulina de por vida.
  • Diabetes mellitus tipo II: también conocida como diabetes no insulino-dependiente. Aunque se puede producir en el perro, es más habitual en los gatos. En este caso, los individuos son capaces de producir insulina, pero existen factores (fundamentalmente la obesidad) que inducen una resistencia a la insulina en los tejidos, lo que impide que la hormona ejerza su efecto. La ventaja de este tipo de diabetes es que es reversible.
  • Diabetes mellitus tipo III o secundaria: es un tipo de diabetes que se produce cuando se combinan ciertas enfermedades (como pancreatitis, síndrome de Cushing y acromegalia) junto con ciertos fármacos (como glucocorticoides o progestágenos). No dudes en leer este artículo de ExpertoAnimal para averiguar más sobre el "Síndrome de Cushing en perros: síntomas y tratamiento".
Diabetes mellitus en perros - Síntomas y tratamiento - Tipos de diabetes mellitus en perros

Síntomas de la diabetes mellitus en perros

Los síntomas asociados a la diabetes mellitus en el perro son bastante evidentes, lo que permite a los cuidadores detectar los signos con facilidad y acudir al veterinario/a en las primeras fases de la enfermedad.

Concretamente, el cuadro clínico de los pacientes diabéticos se caracteriza por “las cuatro P”: poliuria, polidipsia, polifagia y pérdida de peso. A continuación, explicamos más detalladamente estos signos clínicos.

  • Poliuria: incremento del volumen de orina. Como explicamos al inicio del artículo, cuando el nivel de glucosa en sangre supera el “umbral renal”, se elimina glucosa por la orina. La glucosa actúa como diurético osmótico, arrastrando con ella grandes cantidades de agua e incrementando el volumen de orina.
  • Polidipsia: incremento de la ingesta de agua. La poliuria producida por la presencia de glucosa en la orina da lugar a una polidipsia compensatoria, para así prevenir la deshidratación del animal. Te dejamos este otro post sobre la "Poliuria y la polidipsia en perros: causas y qué hacer" para saber más sobre el tema.
  • Polifagia: incremento del apetito. Como los tejidos no son capaces de captar la glucosa, se produce un balance energético negativo que el animal intenta compensar incrementando el consumo de alimento.
  • Pérdida de peso: la falta de glucosa intracelular lleva al organismo a degradar las reservas de grasa y proteína para obtener energía, lo que se traduce en una pérdida de peso.

Además, la diabetes puede dar lugar a una serie de complicaciones como consecuencia de la hiperglucemia mantenida a largo plazo. Las principales complicaciones asociadas a la diabetes mellitus en perros son:

  • Cataratas: opacidad del cristalino. Se trata de la complicación más frecuente de la diabetes mellitus en los perros. Son irreversibles y pueden evolucionar con rapidez. No dudes en leer más sobre las "Cataratas en perros: síntomas, causas y tratamiento", aquí.
  • Infecciones bacterianas: las infecciones orales, urinarias y cutáneas son muy frecuentes en los perros diabéticos.
  • Lipidosis hepática: acúmulo de grasa en el hígado que se produce como consecuencia de la movilización de reservas para obtener energía.
  • Pancreatitis: aunque la pancreatitis sea una causa de diabetes, también puede ser una complicación. Se debe a que la movilización de reservas grasas da lugar a un estado de hiperlipemia que puede predisponer a la aparición de una pancreatitis aguda. Te dejamos este otro post de ExpertoAnimal sobre la "Pancreatitis en perros: síntomas, causas y tratamiento" para que puedas saber más sobre el tema.
  • Neuropatía periférica: aunque es más frecuente en el gato, también se puede producir en el perro
  • Glomerulopatías: se trata de un grupo de enfermedades que realizan una pérdida de la membrana de filtración glomerular y su integridad.
  • Cetoacidosis diabética: es la complicación más grave de la diabetes mellitus. Si no se trata con rapidez, se produce la muerte del paciente ya que implica una deficiencia absoluta de insulina.
Diabetes mellitus en perros - Síntomas y tratamiento - Síntomas de la diabetes mellitus en perros

Diagnóstico de la diabetes mellitus en perros

El plan diagnóstico de la diabetes mellitus en el perro se basa en los siguientes puntos:

  • Historia clínica: como hemos comentado, los signos más comunes de la diabetes en el perro son poliuria, polidipsia, polifagia y pérdida de peso.
  • Analítica sanguínea: en todos los animales diabéticos se detecta hiperglucemia (>200 mg/dl). En el caso de que esté en una fase dudosa (180-200 mg/dl) se considera que el animal es prediabético. En los animales prediabéticos o potencialmente diabéticos, es recomendable medir los niveles de proteínas glicadas (fructosamina y hemoglobina glicada) que indican la glucemia en las últimas semanas. Además de la hiperglucemia, en muchos pacientes diabéticos se puede observar un plasma hiperlipémico en ayunas, así como incremento de las enzimas hepáticas GPT y fosfatasa alcalina.
  • Análisis de orina: cuando se supera el umbral renal, se detectará glucosa en la orina (glucosuria). Pese a que el animal presenta poliuria (mayor volumen de orina), la densidad urinaria está normal o incluso aumentada debido a que la presencia de glucosa en la orina aumenta su osmolaridad. Además, en algunos pacientes se puede observar cetonuria (presencia de cuerpos cetónicos en la orina) y proteinuria (presencia de proteínas en la orina).
  • Diagnóstico por imagen: dada la gran cantidad de complicaciones que pueden desarrollarse en los pacientes diabéticos, es conveniente realizar pruebas de diagnóstico por imagen (principalmente radiografías y ecografías) para detectar estas complicaciones de forma temprana.

Tratamiento de la diabetes mellitus en perros

La diabetes mellitus es una enfermedad crónica para la que no existe un tratamiento curativo. Sin embargo, con un correcto manejo de la patología, los perros diabéticos pueden vivir con una buena calidad de vida. Por ello, resulta imprescindible diagnosticar y controlar la enfermedad lo antes posible, para reducir o eliminar los signos clínicos y retrasar la aparición de complicaciones.

En cualquier caso, es fundamental que los cuidadores de perros diabéticos comprendan la enfermedad, sus riesgos y su tratamiento, ya que su colaboración será imprescindible para controlar la patología. De hecho, la implicación de los cuidadores es uno de los factores más importantes que determinan el éxito o el fracaso del tratamiento.

Concretamente, el tratamiento de los perros diabéticos se basa en cuatro pilares fundamentales:

  • Insulina: los perros diabéticos requieren un tratamiento con insulina para toda la vida, y a diferencia de lo que ocurre en las personas, la insulina no puede sustituirse por ningún otro compuesto. Existen varios tipos de insulina en función de su potencia y la duración de su efecto. En el perro, la primera opción es Caninsulin, una insulina de acción lenta de origen porcino y estructuralmente idéntica a la insulina canina. Se administra por vía subcutánea, 2 veces al día. Para administrar la dosis es fundamental emplear jeringas específicas de insulina para veterinaria, ya que si se emplean jeringas para medicina humana se pueden cometer importantes errores de dosificación. Lee este post de ExpertoAnimal sobre la "Insulina para perros: dosis, tipos y precio".
  • Dieta y ejercicio regular: los perros diabéticos deben tener una dieta especial que ayude, por un lado, a recuperar el peso perdido y, por otro lado, a reducir la hipoglucemia postprandial. En concreto, se debe administrar una dieta reducida en grasa (<15% de grasa), rica en fibra (15-22% de fibra) y con unos niveles de proteína normales (20% de proteína). Lo ideal es repartir la ración en 2 comidas al día y emplear un pienso específico para perros diabéticos. Cabe destacar que siempre se debe administrar primero la comida y luego la insulina, y se debe ajustar la dosis de insulina en función de lo que coma el animal (por ejemplo, si solo come la mitad de la ración, solo se debe administrar la mitad de la dosis de insulina). Te dejamos este artículo con algunas "Dietas para perros con diabetes", para que puedas saber más del tema.
  • Control de otras enfermedades y procesos concurrentes: cualquier proceso patológico o incluso fisiológico (como el celo o la gestación) puede hacer que un paciente diabético se descompense, ya que estos fenómenos pueden producir una resistencia a la insulina. Por ello, es importante detectar y tratar estos procesos a tiempo para mantener la diabetes bajo control.
  • Regulación del tratamiento (revisiones): el tratamiento de la diabetes mellitus es dinámico y requiere el ajuste de la dosis de insulina durante toda la vida del animal. Por ello, los pacientes diabéticos deben acudir a revisiones periódicas en las que se realizará una curva de glucemia y se controlará el peso, la poliuria, polidipsia y polifagia. En base a los resultados de estas revisiones, se ajustará la dosis de insulina.
Diabetes mellitus en perros - Síntomas y tratamiento - Tratamiento de la diabetes mellitus en perros

¿Cómo prevenir la diabetes mellitus en perros?

La prevención de la diabetes mellitus en perros no es una cuestión sencilla, ya que en la mayoría de ocasiones la patología está producida por procesos que no se pueden evitar. Sin embargo, existen determinados factores de riesgo que deben tenerse en cuenta para prevenir en la medida de lo posible la aparición de diabetes mellitus:

  • Castración: los niveles elevados de progesterona pueden producir resistencia a la insulina. Por ello, en las perras es especialmente recomendable la castración como medida preventiva de la diabetes mellitus. Además, en perras en las que ya se haya diagnosticado la enfermedad, la castración siempre está indicada ya que con ella puede llegar a revertir la diabetes. No dudes en leer este artículo sobre "Castrar a un perros: precio, posoperatorio, consecuencias y beneficios".
  • Obesidad: prevenir la obesidad mediante una dieta equilibrada y ejercicio físico regular evitará alguna de las causas de la diabetes, como la pancreatitis. Consulta este post sobre el "Ejercicio para perros obesos", aquí.
  • Revisiones veterinarias periódicas: mediante estas revisiones se pueden detectar animales prediabéticos que requieren un manejo específico para evitar que se desarrolle finalmente la diabetes. Estas revisiones son especialmente recomendables en las razas predispuestas a la diabetes mellitus como: los terriers (particularmente el West Highland terrier), caniche, teckel, schnauzer y golden retriever.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Diabetes mellitus en perros - Síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

¿Tienes contratado el Seguro de Responsabilidad Civil obligatorio para perros? Consiguelo al mejor precio rellenando el formulario con tus datos y los de tu mascota haciendo clic en este botón:

Bibliografía
  • Hardy, R.M. (1988). Diabetes mellitus en el perro y en el gato. Revista de AVEPA; 8(2):71-88
  • Marca, M.C., Loste, A. Diabetes mellitus canina y felina: dificultades en su tratamiento y control. Argos; 9-15
Escribir comentario
Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 4
Diabetes mellitus en perros - Síntomas y tratamiento