Compartir
Compartir en:

Giardiasis en gatos - Síntomas y tratamiento

Giardiasis en gatos - Síntomas y tratamiento

Ver fichas de Gatos

Las enfermedades parasitarias son muy comunes en los mamíferos, ya sea en humanos o animales. El modo de contagio y el grado de daño que producen en el organismo varían, pero en todos los casos se trata de padecimientos que deben ser atendidos.

Los gatos son animales conocidos por su esmerada rutina de higiene, pero en ocasiones los lametazos con los que tu gato se acicala, entre otras razones, podrían traer consecuencias negativas para su salud.

En esta ocasión, en ExpertoAnimal queremos hablarte sobre la giardiasis en gatos - síntomas y tratamiento. Se trata de una enfermedad parasitaria que se contagia por medios que podrías ni imaginar, y que trae complicaciones para la salud de tu minino e incluso para ti mismo.

También te puede interesar: Artrosis en gatos - Síntomas y tratamientos

¿Qué es la giardia?

El nombre de "giardia" lo recibe un parásito de tipo protozoario capaz de provocar que algunos mamíferos, como los gatos y los perros, desarrollen una enfermedad denominada giardiasis.

Giardia lambia o Giardia intestinalis es el nombre científico que recibe el parásito. Se trata de un organismo con forma de protozoo flagelado imposible de apreciar sin microscopio. Puede presentar dos formas: la variedad de trofocito, que se trata del parásito en sí, que nada dentro del intestino, y la giardia quiste, que es una forma dura y sin flagelo que puede vivir fuera del gato, alojada en sus heces en ambientes húmedos, a la espera de un nuevo huésped.

Al entrar en el cuerpo del gato, el trofocito viaja hasta el intestino y se adhiere a sus paredes, lo cual termina deformando este órgano. Al deformarlo, el intestino deja de realizar sus funciones normales, por lo que no absorbe adecuadamente ni las grasas ni las vitaminas que el gato necesita para estar sano.

¿Qué es la giardiasis?

Es una enfermedad producida por la giardia, afecta el intestino delgado del animal y luego el grueso, produciendo problemas que afectan a todo el aparato digestivo, desmejorando la salud del animal en general.

La infección es más común en animales con las defensas bajas, como aquellos que sufren de leucemia felina y síndrome de inmunodeficiencia felina, en animales muy jóvenes o muy viejos, así como también en grandes colonias de gatos, como los refugios.

Rara vez puede causar la muerte, aunque si los síntomas son ignorados el gato podría descompensarse hasta tal punto que le infección acabe con su vida. El parásito que produce la giardiasis es altamente contagioso, pudiendo incluso transmitirse a los humanos si tu mascota se encuentra infectada.

¿Cómo se produce el contagio?

Si tu gato tiene acceso al exterior de la casa o departamento, el contagio es muy fácil, ya que puede ocurrir de varias formas distintas. La giardia se incuba en ambientes húmedos y poco higiénicos, así que es probable que tu mascota adquiera el parásito si:

  • Se acerca a sitios en donde otros animales defecan, pues puede tener contacto con heces contaminadas que contengan a la giardia en forma de quiste, donde se alojan hasta encontrar otro animal cuyo organismo puedan invadir. El contacto con estas heces, que pueden quedarse adheridas en las patas de tu gato y luego ser lamidas por él, es suficiente para que el parásito se aloje en su cuerpo.
  • Beber en charcos de agua que gatos con el parásito han contaminado, también es medio de contagio.
  • Una gata contaminada puede contagiar las giardias a sus cachorros.
  • En el pelaje del animal, cuando uno de los gatos se limpia la zona anal y luego lame a otro felino.

Todos estos canales de contagio no se dan únicamente cuando tu gato sale al exterior. Si tienes un minino enfermo en casa y hay otras mascotas, pueden infectarse de esta misma forma.

¿Cuáles son los síntomas?

En algunos felinos, la giardiasis puede ser asintomática, por lo que el gato puede vivir con el parásito incluso durante años, sin que en ningún momento revele algún tipo de malestar. Otros casos, sin embargo, arrojan algunas señales:

  • Diarrea
  • Flatulencias
  • Pérdida del apetito
  • Nauseas y vómitos
  • Fatiga
  • Dolor abdominal
  • Deshidratación
  • Pérdida de peso
  • Trastornos intestinales

La diarrea, ya sea crónica o esporádica, suele ser abundante y repentina, acompañada de mal olor, moco e incluso sangre. Al reunir varios de estos síntomas, es necesario acudir al especialista para descartar la giardiasis.

¿Cómo se realiza el diagnostico?

Esta parte suele ser complicada. Técnicamente, la giardia debería ser detectada flotando en las heces, cuando se encuentra en forma de quiste. Sin embargo, no todas las deposiciones contienen el parásito, por lo que detectar su presencia es difícil.

No basta con que el médico veterinario revise la muestra, es necesario enviarla a un laboratorio para su análisis. Si se sospecha de giardiasis y no es posible apreciar el parásito en la muestra, se recomienda repetir el examen varias veces con unos días de por medio, hasta que pueda confirmarse o descartarse por completo la existencia del intruso.

Actualmente existe además un tipo de test denominado Elisa, capaz de detectar la enfermedad de la giardia en solo 8 minutos.

¿Cuál es el tratamiento?

Cuando tu gato ha sido diagnosticado con giardiasis, es necesario actuar inmediatamente para eliminar al parásito por completo y evitar que vuelva a infectarse de nuevo. Usualmente se receta metronidazol y fenbendazol, ya sea solos o combinados. Son recetados por 7 o 12 días, dependiendo del caso, y es necesario ser riguroso en la administración de los mismos, pues un solo día de olvido podría bastar para que las giardias se fortalezcan de nuevo.

Deberás proveer a tu gato de agua fresca suficiente para evitar complicaciones con la deshidratación.

Ante la diarrea, hay limpiar inmediatamente el sitio donde haya defecado tu gato, para conservar los espacios limpios. Realiza el aseo con guantes y luego límpiate a ti mismo muy bien, para evitar contraer el parásito.

Es probable que debas ayudar a tu minino a limpiar su zona anal, pues la diarrea puede ser un poco desastrosa. Retira cualquier resto de heces del pelaje y la piel del felino, para evitar que se alojen quistes allí. Si tu gato es de pelo largo, quizá sea recomendable recordar un poco el pelaje de la zona para evitar que se adhiera la suciedad.

La limpieza de todos los espacios donde suele estar el gato es crucial para el tratamiento. Lava estos sitios con lejía diluida en agua, restriega bien y después enjuaga. Deja que el espacio se seque por completo antes de permitir el acceso a la mascota, pues las giardias proliferan en ambientes con humedad.

¿Se puede prevenir la giardiasis?

De hecho, sí. Unas sencillas medidas podrían proteger a tu gato de adquirir esta enfermedad:

  • Existe una vacuna contra la giardiasis. No previene su contagio al 100%, pero reduce la posibilidad de infectarse. Consulta con tu veterinario.
  • Mantén un régimen de higiene de los espacios que utiliza tu mascota, ya sea arenero, cama, juguetes, comederos, etcétera. De esta manera evitarás la aparición de bacterias.
  • No dejes a tu gato entrar en contacto con animales callejeros.
  • No permitas que use el baño de otros animales o beba agua donde ellos lo hacen.
  • En caso de diarrea, espera unos días y si no desaparece, acude al veterinario.
  • Realiza un chequeo periódico de la salud de tu gato.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Giardiasis en gatos - Síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades parasitarias.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Giardiasis en gatos - Síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Descubre vídeos interesantes
Razas de perros
Razas de gatos
Manualidades para mascotas
Consejos y cuidados de los gatos
Giardiasis en gatos - Síntomas y tratamiento
1 de 7
Giardiasis en gatos - Síntomas y tratamiento