Compartir

Anquilostomas en gatos - Síntomas y tratamiento

 
Por Laura García Ortiz, Veterinaria especializada en medicina felina. 17 febrero 2021
Anquilostomas en gatos - Síntomas y tratamiento

Ver fichas de Gatos

Los anquilostomas son un grupo de parásitos intestinales hematófagos que pueden afectar a los gatos. Se les conoce como “gusanos gancho” por los característicos dientes de su gran cápsula bucal que les permite engancharse en el intestino del felino.

Los gatos se parasitan cuando ingieren, penetra por la piel o pasa por la leche a los gatitos la larva L3 de estos gusanos, desarrollándose hasta su estado adulto localizado en el intestino delgado del felino. Los anquilostomas adultos causan síntomas de enteritis crónica traumática con pérdida de sangre, por los daños que produce su estilo de alimentación. El diagnóstico se realiza mediante técnicas parasitológicas y el tratamiento se basa en corregir la posible anemia y los desequilibrios electrolíticos y nutricionales, así como acabar con los parásitos con fármacos antihelmínticos. En este artículo de ExpertoAnimal abordaremos la parasitación por anquilostomas en gatos, sus síntomas y tratamiento.

¿Qué es la anquilostomiasis en gatos?

La anquilostomiasis felina es una enfermedad parasitaria causada por los anquilostomas, unos gusanos helmintos pertenecientes a la familia Ancylostomatidae y al género Ancylostoma. A los gatos en concreto les puede afectar el Ancylostoma tubaeforme, el Ancylostoma braziliense y la Uncinaria stenocephala.

Son unos gusanos parásitos que se caracterizan por tener una cápsula bucal muy grande en relación al resto de su organismo, además presenta dientes, lo que les permite causar gran daño en la mucosa intestinal cuando se enganchan. La enfermedad se caracteriza por el desarrollo de una enteritis traumática ulcerativa con signos clínicos característicos de un proceso anémico por pérdida de sangre y un debilitamiento y pérdida de peso progresiva.

Ciclo biológico de la anquilostomiasis felina

Las hembras grávidas eliminan sus huevos en las heces del animal al que han afectado, donde evolucionan desde larva 1 hasta larva 3 (L1-L3) en alrededor una semana. La temperatura óptima de desarrollo de dichas larvas se encuentra entre los 20 y 30 ºC.

Anquilostomas en gatos - Síntomas y tratamiento - ¿Qué es la anquilostomiasis en gatos?

Causas de la anquilostomiasis en gatos

Los gatos se infectarán cuando esa L3 penetre en su organismo. Dicha larva puede entrar por las siguientes vías de transmisión:

  • Percutánea: a través de zonas desprovistas de pelo.
  • Oral: donde migran por vía hemática o linfática hacia el pulmón, el músculo o el intestino. Evolucionan a gusanos adultos en 2-3 semanas.
  • Leche materna: a través de la leche de una madre parasitada a sus gatitos.

En el gato no se ha visto transmisión transplacentaria de los parásitos como ocurre en la anquilostomiasis de los perros.

Patogenia de la anquilostomiasis en gatos

En el caso de transmisión cutánea, las L3 penetran por una zona de la piel del gato donde causan dermatitis con picor. Después emigran al pulmón para alcanzar la circulación sanguínea y llegar al intestino, su localización definitiva. Si hay muchos parásitos se puede producir daños en los alveolos pulmonares e incluso una neumonía.

En el intestino realizan su acción patógena debido a sus hábitos hematófagos y a la reacción inflamatoria que producen. Estos parásitos se enganchan en la mucosa intestinal con su gran boca dentada provocando una inflamación intestinal traumática de tipo ulcerativa con ingestión de sangre, lo que hace que el gato pierda sangre poco a poco.

Además, los anquilostomas se van enganchando a varios sitios formando úlceras y liberando sustancias proteolíticas con las que digieren el tejido enganchado. También segregan sustancias anticoagulantes para que no se coagule la sangre, lo que hace que la sangre no cese y esa pérdida constante puede dejar a los gatos anémicos y muy débiles.

Síntomas de la anquilostomiasis felina

La sintomatología de la anquilostomiasis felina es la consecuencia del proceso inflamatorio traumático intestinal, pudiendo encontrar los siguientes signos clínicos y lesiones orgánicas en los gatos afectados por anquilostomas:

  • Dermatitis.
  • Picor.
  • Pérdida de peso en adultos o descenso en el crecimiento en gatitos.
  • Engrosamiento de la mucosa intestinal.
  • Congestión y hemorragia en el intestino.
  • Infarto de los nódulos linfáticos mesentéricos
  • Úlceras intestinales.
  • Diarrea sanguinolenta.
  • Deshidratación.
  • Desequilibrios electrolíticos.
  • Déficits nutricionales.
  • Hipoproteinemia.
  • Anemia progresiva.
  • Palidez de las mucosas.
  • Taquicardia.
  • Taquipnea.
  • Petequias en los alveolos.

Los gatitos parasitados son los más susceptibles, donde la parasitación puede llegar a ser muy debilitante y mortal.

Anquilostomas en gatos - Síntomas y tratamiento - Síntomas de la anquilostomiasis felina

Diagnóstico de la anquilostomiasis felina

El diagnóstico se consigue con pruebas parasitológicas antes que con la sintomatología que presente el gato, ya que es más inespecífica y puede deberse a varias enfermedades o infecciones felinas. Sin embargo, sirve para sospechar de la parasitación y para pasar a pruebas parasitológicas que detectarán los anquilostomas, en concreto:

  • Análisis coprológico (de heces) mediante la técnica de flotación y posteriormente se pasa a la búsqueda de huevos presentes en la muestra de heces felinas con el microscopio.
  • Coprocultivo (cultivo de heces) para que los huevos evolucionen hasta L3 y posteriormente se identificarán con la técnica de Baermann.

Si tu gato está enfermo y sospechas que puede ser anquilostomiasis, te recomendamos que lo lleves lo antes posible al veterinario.

Tratamiento de los anquilostomas felinos

Ante un gato debilitado por esta parasitación, lo primero es estabilizarlo con nutrición adecuada, fluidoterapia para corregir los desequilibrios electrolíticos o la deshidratación y valorar si es necesaria una transfusión de sangre.

Es indispensable la determinación del grupo sanguíneo del gato antes de una transfusión, ya que puede ser devastadora la reacción transfusional si no se realiza adecuadamente.

El tratamiento específico incluye el uso de antiparasitarios internos para acabar con la parasitación por estos gusanos. En concreto, se pueden usar los siguientes fármacos:

  • Lactonas macrocíclicas, como la milbemicina, ivermectina, selamectina o la moxidectina.
  • Benzimidazoles, como el fenbendazol, mebendazol, oxibendazol o el febantel.
  • Emodepsida.
  • Levamisol.

Prevención de la anquilostomiasis felina

La manera de prevenir esta parasitación en los gatos es a través de la desparasitación de los mismos. En este otro artículo te explicamos cada cuánto debo desparasitar a mi gato.

En el caso de una gatita embarazada, debe ser desparasitada al final de su gestación con antihelmínticos eficaces para reducir la transmisión por vía galactógena a través de la leche, así como durante su lactación. Si es así, la prevención en los gatitos comienza a las 6 semanas, repitiéndose cada 2 semanas hasta que llegan a la semana 12 de vida, a partir de ahí cada dos o tres meses se debe hacer una desparasitación interna y externa para prevenir parásitos internos y externos.

¿Los anquilostomas de los gatos se contagian a los humanos?

Sí, los anquilostomas felinos son zoonóticos, se transmiten a las personas. El Ancylostoma braziliense es el mayor responsable de la "larva migrans cutánea" en las personas, cuando la larva 3 de dicho parásito penetra por la piel de una persona que está en contacto con un gato parasitado o con tierra o suelo contaminado por sus heces.

Una vez en la piel es la responsable de causar dermatitis leve con picor, eritema, lesiones lineales, tortuosas o con forma de serpiente finas de color pardo rojizo y móviles en la piel que pican mucho.

Sin embargo, los anquilostomas no son las únicas lombrices en gatos que contagian a humanos. En este otro artículo, te hablamos de las Enfermedades que transmiten los gatos y sus síntomas.

Anquilostomas en gatos - Síntomas y tratamiento - Prevención de la anquilostomiasis felina

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Anquilostomas en gatos - Síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades parasitarias.

Bibliografía
  • P. Junquera. (2017). Ancylostoma spp, gusanos nematodos intestinales de PERROS y GATOS: biología, prevención y control. Ancylostoma caninum, Ancylostoma braziliense, Ancylostoma tubaeforme. Parasitipedia. Disponible en: https://parasitipedia.net/index.php?option=com_content&view=article&id=1463&Itemid=1594
  • D.D. Bowman. (2011). Georgis parasitología para veterinarios. 9º Edición. Elsevier.
  • J. Ortiz. (2013). Ancilostomiasis y Uncinariasis en perros y gatos. Disponible en: https://es.slideshare.net/heartagram/ancilostomiasis-y-uncinariasis-en-perros-y-gatos

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Anquilostomas en gatos - Síntomas y tratamiento
1 de 4
Anquilostomas en gatos - Síntomas y tratamiento

Volver arriba