menu
Compartir

Gusano pulmonar en perros - Síntomas y tratamiento

 
Por Sara Gómez. 15 junio 2021
Gusano pulmonar en perros - Síntomas y tratamiento

Ver fichas de Perros

Se habla mucho de los parásitos externos e internos que pueden afectar a nuestros perros e incluso a nosotros, como las pulgas, las garrapatas o las tenias. En un perro sano es posible que estos parásitos no causen graves complicaciones, pero siempre son una molestia que, además de al perro, puede extenderse, como decimos, a todos los miembros de la familia, personas incluidas. Por eso es cada vez más frecuente que los cuidadores se preocupen por preparar, junto a su veterinario, un plan de desparasitaciones regulares.

Sin embargo, hay un tipo de parásitos del que todavía se habla poco, aunque cada vez está más presente. Son los gusanos pulmonares, que cuentan con la capacidad de desencadenar complicaciones graves, incluso mortales. Por sus características y sus riesgos potenciales conviene tenerlos siempre presentes a la hora de plantearnos la desparasitación regular de nuestro animal. En el siguiente artículo de ExpertoAnimal, hablamos del gusano pulmonar en perros, cómo se transmite, de qué forma puede diagnosticarlo el veterinario y, sobre todo, cuál es la mejor forma de prevenir su transmisión y de tratar a los perros infestados.

¿Qué son los gusanos pulmonares de los perros?

Como avanzamos, es habitual desparasitar a nuestro perro contra parásitos externos o internos. Estos últimos suelen ser las conocidas popularmente como lombrices o gusanos, que infestan el sistema digestivo o el corazón. Pero entre los parásitos internos también hay que tener en cuenta la existencia de los llamados gusanos pulmonares. Como su nombre indica, son parásitos que se encuentran en los pulmones, aunque también en el corazón, y provocan diferentes signos clínicos, potencialmente graves e incluso mortales.

Se considera que este tipo de parasitosis está en expansión. Son enfermedades definidas como emergentes, ya que los cambios climáticos y en los ecosistemas y el aumento de los desplazamientos a nivel mundial propician las condiciones para la supervivencia y la difusión de estos parásitos.

Gusanos pulmonares caninos: Angiostrongylus vasorum

La especie que se acostumbra a detectar en los perros afectados de gusanos pulmonares recibe el nombre científico de Angiostrongylus vasorum. Popularmente se conoce como gusano francés del corazón. Se trata de gusanos nematodos de tamaño pequeño cuyas formas adultas son capaces de vivir en los vasos sanguíneos localizados en los pulmones y también en el lado derecho del corazón. Llegan a estas ubicaciones desde el sistema digestivo, una vez el perro ingiere sus larvas, que van sufriendo diferentes mudas en el interior de su organismo. Además, hay que tener en cuenta que estas larvas pueden atravesar las paredes de los pulmones. Así, el perro las expulsa del sistema respiratorio mediante la tos. De esta forma, llegan hasta la boca, donde son tragadas, pasan al aparato digestivo y se expulsan con las heces, en las que sobreviven durante unos días. Los perros afectados pueden eliminar intermitentemente larvas de esta manera varios años.

Transmisión del gusano pulmonar en perros

Los ejemplares de Angiostrongylus vasorum que se encuentran en el ambiente infestan a caracoles y babosas. En ellos, las larvas maduran hasta alcanzar un estadio infectivo. Si un perro come un caracol o una babosa, o ingiere las larvas que estos dejan en su rastro de baba, contraerá el gusano pulmonar y, como hemos visto, terminará por expulsar larvas al medio, cerrando el círculo de la transmisión del parásito que, por lo tanto, requiere de la existencia de huéspedes intermediarios.

Las ranas también pueden servir de transmisoras del parásito, que es capaz de sobrevivir tanto en tierra como en agua. Además, los zorros funcionan como reservorios.

¿Qué perros tienen gusanos pulmonares?

En vista de la forma de contagio, cualquier perro, independientemente de su raza o edad, corre el riesgo de contraer este tipo de parásitos. Pero, lógicamente, este será mayor si el animal tiene contacto con caracoles y babosas o es todavía joven, pues se considera que los ejemplares menores de 18 meses tienen más posibilidades de verse afectados por los gusanos pulmonares. Quizás se debe a que tienden a ser más curiosos, por ello es más habitual que entren en contacto con las larvas durante sus actividades de exploración del entorno, y a que su sistema inmune todavía puede encontrarse en proceso de maduración.

Síntomas de gusanos pulmonares en los perros

Los signos clínicos que pueden desencadenar los gusanos pulmonares cuando infestan al perro son bastante inespecíficos. Esto quiere decir que pueden ser compatibles con diferentes enfermedades, lo que implica que el diagnóstico puede retrasarse. También resulta muy variable la gravedad del cuadro clínico. Así, algunos ejemplares se muestran asintomáticos, mientras que otros fallecen de forma repentina. En cualquier caso, un perro que presente síntomas como los siguientes debe ser revisado por el veterinario:

  • Tos.
  • Dificultades respiratorias, neumonía e incluso cianosis, lo que se percibe como una coloración azulada de las mucosas.
  • Insuficiencia cardíaca y taquicardia, esto es, latido acelerado del corazón.
  • Intolerancia al ejercicio, pudiendo notar que el perro se mueve menos o se cansa más.
  • Problemas de coagulación de la sangre, lo que se manifestará con la aparición de hemorragias, petequias, equimosis, hematomas, etc.
  • Alteraciones a nivel neurológico, convulsiones, adopción de posturas anómalas, etc.
  • Trastornos digestivos como anorexia, es decir, el perro deja de comer, náuseas, vómitos, diarrea o pérdida de peso.
  • Malestar general.

Diagnóstico de los gusanos pulmonares en los perros

El veterinario puede confirmar la presencia del gusano pulmonar recurriendo a diferentes pruebas, pero hay que tener en cuenta que el diagnóstico no siempre es sencillo. La auscultación pulmonar puede ser normal, pero es posible detectar anomalías compatibles con este parásito a través de radiografía torácica, ecocardiografía, resonancia magnética o tomografía computerizada. También es posible apreciar alteraciones en los análisis de sangre, como anemia, aumento en el número de eosinófilos o disminución en el recuento de plaquetas. Además, podría visualizarse directamente el parásito en heces, en líquido cefalorraquídeo o en el procedente de un lavado broncoalveolar.

El problema es que muchas de las alteraciones apreciadas pueden estar provocadas por otras enfermedades, lo que contribuye a la dificultad que en ocasiones presenta el diagnóstico.

Tratamiento de los gusanos pulmonares en perros

El tratamiento contra estos parásitos pasa por utilizar un fármaco antihelmíntico que los elimine. Hay varios entre los que puede escoger el veterinario según considere más adecuado para cada perro. Pero, además de eliminar los gusanos pulmonares, también hay que pautar las medidas o los fármacos necesarios para el control de los signos clínicos presentes. Por lo tanto, el tratamiento va a variar en función de la sintomatología y la gravedad de cada animal.

Por ejemplo, puede necesitarse hospitalización, oxigenoterapia, transfusiones de sangre, broncodilatadores, diuréticos, corticosteroides, etc., lo que da cuenta de la complejidad del tratamiento a administrar y la gravedad de los daños que es capaz de causar el gusano pulmonar en perros. Además, hay que contar con que la muerte de los parásitos puede provocar reacciones adversas en el organismo.

Por último, el seguimiento del perro incluye revisiones para saber si está libre de parásitos o sigue siendo portador y, por lo tanto, reservorio. En zonas en las que Angiostrongylus vasorum es muy abundante conviene revisar a los perros varias veces al año para buscar la presencia de este gusano.

Pronóstico de la enfermedad del gusano pulmonar en perros

Buena parte de los ejemplares afectados por Angiostrongylus vasorum pueden recuperarse, aunque dependerá mucho de la gravedad de los daños que haya ocasionado el parásito. También influye la rapidez con la que se acude al veterinario y, en consecuencia, se inicia el tratamiento. Por desgracia, hay que tener presente que algunos perros fallecerán, sobre todo por complicaciones respiratorias graves o hemorragias. En conclusión, vale la pena centrarse en la prevención.

Prevención contra los gusanos pulmonares en los perros

Dada la gravedad de los signos clínicos que pueden desencadenar estos parásitos, las dificultades de su diagnóstico y tratamiento y su expansión creciente, la mejor medida contra este tipo de infestaciones es la prevención. Así, desparasitar con regularidad a nuestro perro según las recomendaciones del veterinario y utilizando un producto que actúe contra los gusanos pulmonares es la mejor manera de proteger la salud del perro y, en general, la de toda la familia. Actualmente, son muchos los productos antiparasitarios que podemos utilizar. Sin embargo, si buscamos un método eficaz contra parásitos externos e internos mediante un único producto, la doble desparasitación mensual es el más indicado. Consiste en administrar al perro un único comprimido al mes que lo protegerá frente a los parásitos más habituales en esta especie, y entre los que se encuentra el mencionado gusano pulmonar. Este producto es de prescripción veterinaria. Así pues, acude a tu clínica de confianza, pregunta por la doble desparasitación más completa y desparasita a tu mascota.

Además, se recomienda establecer las medidas necesarias para evitar que el perro acceda a caracoles y a babosas, como sacarlo a pasear con correa, y mantener su entorno libre de las heces que pudieran contener larvas de Angiostrongylus vasorum.

Para conocer los parásitos más habituales de tu zona de residencia, te animamos a consultar el mapa de prevalencia de la campaña Desparasita a tu mascota.

Gusano pulmonar en perros - Síntomas y tratamiento - Prevención contra los gusanos pulmonares en los perros

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Gusano pulmonar en perros - Síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades parasitarias.

Bibliografía
  • ESCCAP. (2014). Control de vermes en peros y gatos. Guía ESCCAP nº1. Disponible en: https://www.esccap.es/wp-content/uploads/2015/04/2015_G1_2-ed.pdf

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Gusano pulmonar en perros - Síntomas y tratamiento
1 de 2
Gusano pulmonar en perros - Síntomas y tratamiento

Volver arriba