menu
Compartir

Hernia en gatos - Tipos, síntomas y tratamiento

 
Por Laura García Ortiz, Veterinaria especializada en medicina felina. 21 julio 2021
Hernia en gatos - Tipos, síntomas y tratamiento

Ver fichas de Gatos

La hernia es la salida de parte de un órgano de la estructura anatómica en la que debería estar fijado. Las hernias en los gatos pueden producirse en diversas localizaciones. Así, encontramos desde la hernia umbilical de los recién nacidos hasta las hernias discales o perineales, más características de los gatos mayores, pasando por las hernias diafragmáticas e inguinales.

El tratamiento de las hernias debe ser quirúrgico, ya que hay que buscar el cierre del anillo que permite el desplazamiento del órgano a fin de poder restablecer la anatomía y la correcta funcionalidad orgánica del gato afectado. Los casos de estrangulamiento de la hernia en los que se produce el cese del riego sanguíneo son urgencias que requieren atención inmediata.

Sigue leyendo este artículo de ExpertoAnimal para conocer más sobre la hernia en gatos, sus tipos, síntomas y tratamiento.

¿Qué es una hernia?

Una hernia es una salida parcial o total de un tejido u órgano de la cavidad que lo tiene contenido, lo que puede suceder en diversas localizaciones e incluso al mismo tiempo en un mismo gato, si se da la casualidad o la causa. Muchas hernias son inofensivas, pero otras pueden causar molestias, incomodidad e incluso tener consecuencias considerables para los gatos afectados.

Las hernias se suelen producir cuando se debilita la estructura muscular que soporta los tejidos, lo que permite su desplazamiento y la salida de la cavidad que los contiene. Las más frecuentes son las que afectan al abdomen y se producen por fisura, rotura o debilidad del peritoneo, que es la pared muscular que hace que los órganos abdominales se sitúen y se mantengan en su posición anatómica.

En otras ocasiones las hernias pueden afectar a la zona dorsal del gato, en la comunicación de las cavidades torácica y abdominal, cerca de la columna o de los genitales. Además, pueden ser congénitas y presentarse desde el nacimiento o desarrollarse a lo largo de la vida del felino, en muchas ocasiones a consecuencia de un traumatismo o accidente.

Hernia en gatos - Tipos, síntomas y tratamiento - ¿Qué es una hernia?

Tipos de hernias en gatos

Como hemos comentado, los gatos pueden desarrollar hernias en diversas localizaciones, con diferente pronóstico, consecuencias y signos clínicos. Las repasamos en detalle.

Hernia diafragmática

Como su nombre indica, esta hernia afecta al diafragma, un músculo que separa la cavidad torácica de la abdominal y es importante en la respiración porque permite la contracción y la expansión del tórax. Cuando hay una hernia en esta estructura, los órganos abdominales pueden pasar a la cavidad torácica, ejerciendo presión sobre los pulmones y, en consecuencia, dificultando la respiración.

Dentro de las causas de este tipo de hernia, las principales son los traumatismos, especialmente los atropellos que desgarran el diafragma, aunque también puede ser congénita. En cuanto a los síntomas, son la disnea o la respiración rápida y una postura ortopneica con las extremidades separadas y la cabeza y el cuello extendidos por el esfuerzo respiratorio. Si la causa es un atropello, en ocasiones también se pueden romper costillas que provocan en los pulmones hematomas, laceraciones y hemo o neumotórax.

Hernia inguinal

Las hernias inguinales ocurren especialmente de forma hereditaria al no cerrarse totalmente los anillos inguinales de la cavidad abdominal, aunque los traumatismos, la obesidad, la gestación y las alteraciones nutricionales o metabólicas pueden ser factores de riesgo para el desarrollo de esta hernia.

Consiste en la salida de intestino, grasa u otros tejidos a través de una apertura de la cavidad abdominal por un defecto de los anillos inguinales por donde transcurre el cordón espermático o el ligamento redondo del útero en la región inguinal. Los síntomas que puede producir son hinchazón, dolor o molestias en la zona de la ingle, anorexia, letargo, micción más frecuente o vómitos.

Hernia discal

La hernia discal se desarrolla por un problema con un disco intervertebral, que son los amortiguadores cartilaginosos que se localizan entre las vértebras y contienen un núcleo gelatinoso en un anillo más duro. Cuando se produce un desgarro en ese anillo, el núcleo puede empujar hacia fuera y presionar los nervios cercanos o la médula espinal, causando dolor y signos neurológicos como parálisis del tercio posterior, incontinencia urinaria, ataxia o flacidez de la cola. Generalmente estas hernias se forman en la zona lumbosacra de los gatos de edad avanzada.

Hernia perineal

Ocurre por rotura o debilidad de la pared muscular de la zona de pélvica, causando que órganos como el intestino, la próstata o la vejiga o grasa abdominal entren en la región perineal. Si alguno de esos órganos se queda atrapado y se ve comprometido su riego sanguíneo, pueden surgir complicaciones que hacen peligrar la vida del gato.

Los síntomas asociados a esta hernia son hinchazón de la zona perineal, letargo, anorexia, incontinencia urinaria y dificultades en la micción o en la defecación. Este tipo de hernia ocurre con mayor frecuencia en los gatos no castrados de edad avanzada, por lo que la esterilización es la mejor medida de prevención.

Hernia umbilical

Se trata de una hernia congénita que afecta al cordón umbilical. Los gatitos afectados muestran un hinchamiento de la zona del ombligo. Es una hernia que se caracteriza por la falta de cicatrización adecuada del cordón, lo que hace que haya una abertura que comunica con la cavidad abdominal y permite el paso de grasa, asas intestinales y otras vísceras que pueden estrangularse, aunque lo habitual es que pase solo grasa. No se sabe si también puede deberse a que no se cierra correctamente el cordón tras cortarlo la madre después del parto.

Hernia posesterilización

También se puede producir una hernia en gatos después de la esterilización. En concreto nos referimos a una hernia ventral de la línea media en la zona de incisión en la esterilización de las hembras, lo que, dependiendo de su tamaño, puede permitir la salida del contenido de la cavidad abdominal.

Se presenta en la primera semana después de la operación en menos del 1 % de las gatas esterilizadas. Se debe a un error técnico, como una sutura de tamaño inapropiado, demasiado pequeña o separada o una falta de la fascia del músculo recto externo del abdomen en el cierre.

Hernia en gatos - Tipos, síntomas y tratamiento - Tipos de hernias en gatos

Cómo detectar una hernia en gatos

Casi todas las hernias se diagnostican a simple vista. Además, puede recurrirse a la palpación. Si no es posible o para confirmar qué contenido se ha herniado, se deben utilizar técnicas complementarias, como las de diagnóstico por imagen, especialmente la ecografía. Por ejemplo, en las hernias diafragmáticas, que no pueden observarse a simple vista, se realizan pruebas como:

  • Radiografía torácica: no se apreciará la línea diafragmática ni la silueta del corazón, se desplazan los espacios pulmonares y se ven órganos intestinales en el tórax.
  • Radiografía de contraste gastrointestinal: confirma el trayecto de los órganos herniados.
  • Ecografías abdominal y torácica: confirman los órganos herniados y su gravedad.
  • Tomografía computarizada: es una técnica más avanzada que permite conocer con mayor exactitud y claridad los órganos herniados, el lugar de desgarro del diafragma y la gravedad.
Hernia en gatos - Tipos, síntomas y tratamiento - Cómo detectar una hernia en gatos

Tratamiento de las hernias en los gatos

El tratamiento dependerá de cada hernia en cuestión, de la gravedad y de la salud del gato. Algunas, menos graves, pueden tratarse con fármacos, fisioterapia y rehabilitación, pero suele ser necesario, en casi todas, el tratamiento quirúrgico para recolocar los órganos que estén fuera de su lugar y cerrar el anillo para frenar la salida de contenido y restablecer la anatomía del gato.

Mientras que algunas hernias diafragmáticas no son urgentes porque lo primero es estabilizar al gato accidentado, en los casos de hernias inguinales estranguladas u otros tipos de hernias en las que se haya producido estrangulamiento se debe proceder a cerrar el anillo de urgencia, a fin de evitar las consecuencias que puede tener el cese de riego sanguíneo en el órgano u órganos afectados.

Hernia en gatos - Tipos, síntomas y tratamiento - Tratamiento de las hernias en los gatos

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Hernia en gatos - Tipos, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

Bibliografía
  • Fidalgo, L. E. (2003). Patología Médica Veterinaria: Libro de Texto para la Docencia de la Asignatura. Imprenta Kadmos.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Hernia en gatos - Tipos, síntomas y tratamiento
1 de 5
Hernia en gatos - Tipos, síntomas y tratamiento

Volver arriba