menu
Compartir

Hernia umbilical en gatos - Síntomas y tratamiento

 
Por Laura García Ortiz, Veterinaria especializada en medicina felina. 13 octubre 2021
Hernia umbilical en gatos - Síntomas y tratamiento

Ver fichas de Gatos

En ocasiones, los gatos pueden desarrollar una hernia en el ombligo si el cordón umbilical no se cierra como es debido y permite el paso de patógenos e incluso de órganos y grasa abdominal, que forman un saco herniario. Puede haber signos clínicos o no, pero en todos los casos los gatos presentarán un abultamiento en la zona del ombligo, más o menos grande según el contenido de la hernia y su gravedad.

Las hernias de gran tamaño y las estranguladas, en las que hay compromiso del riego sanguíneo en los órganos herniados, pueden dar lugar a síntomas graves en los gatos y requerir una reducción urgente a fin de preservar la salud del pequeño felino. Continúa leyendo este artículo de ExpertoAnimal para conocer más sobre la hernia umbilical en gatos, sus causas, tipos, síntomas y tratamiento.

¿Qué es una hernia umbilical en gatos?

Los gatos, al igual que el resto de los mamíferos, tienen ombligo, aunque es muy difícil de ver, especialmente en los gatos de pelo largo o abundante. El ombligo es la cicatriz que queda en el abdomen cuando se rompe el cordón umbilical que une al feto con la placenta durante la gestación y con el que obtiene los nutrientes y el oxígeno.

Una vez el gatito nace, el cordón umbilical ya no sirve para nada, pues debe respirar por sí mismo y obtener leche de su madre junto a sus hermanos. Generalmente, la gata corta el cordón umbilical y, con ello, los vasos sanguíneos se rompen y enseguida se cierran para impedir que entren patógenos como bacterias, virus y hongos, que perjudicarían la salud del gatito.

El problema es que el cordón umbilical puede no cerrarse como es debido, permitiendo el paso de estos patógenos y la formación de una hernia umbilical en gatos bebés, si escapa contenido del abdomen por dicha apertura. La hernia umbilical en los gatos tiene tres partes:

  • Portal herniario: entre la capa abdominal interna y externa.
  • Saco herniario: protuberancia con aspecto de bolsa que tiene contenido en el interior.
  • Contenido herniario: lo que constituye en sí la hernia, contenida en el saco herniario. Si el espacio en la capa interna de la pared abdominal es suficientemente grande, puede atrapar algún tramo de intestino, interrumpiendo la circulación sanguínea.

En ocasiones, las hernias umbilicales están asociadas a hernias inguinales congénitas, que ocurren por un defecto de los anillos inguinales por donde pasan, además de vasos y nervios, el ligamento redondo del útero en las gatas y el cordón espermático en los gatos.

Tipos de hernia umbilical en gatos

Las hernias umbilicales en los gatos, por tanto, aparecen en el momento de nacer, cuando no se cierra la apertura o tarda en hacerlo, comunicando la pared abdominal con la cavidad abdominal. Es por este hueco por donde se hernian las vísceras, como puede ser grasa, omento o asas del intestino delgado. La hernia umbilical puede ser:

  • Hernia umbilical abierta: cuando el anillo está abierto y con el dedo se puede reintroducir el contenido herniado hacia el interior del abdomen, desapareciendo la hernia hasta que dejamos de presionar.
  • Hernia umbilical cerrada: cuando el anillo se cierra y no se puede reintroducir el contenido.
  • Hernia umbilical estrangulada: cuando el contenido herniado era una parte de asa intestinal y posteriormente se cerró el anillo. La circulación sanguínea se ve comprometida, causando una estrangulación.

Causas de hernia umbilical en gatos

Generalmente, las hernias umbilicales en los gatos tienen una tendencia hereditaria y un carácter congénito, pues son animales que poseen un débil tejido conjuntivo que ya está presente desde el nacimiento. Parece que existe una base genética en la que están implicados varios genes, ya que hay estudios que han observado una elevada incidencia de presentación de hernias umbilicales en algunas familias de gatos de una raza en concreto.

En un menor porcentaje de casos, las causas de las hernias umbilicales son traumatismos como caídas, golpes o peleas, así como alteraciones metabólico nutricionales o la gestación.

Síntomas de hernia umbilical en gatos

Las hernias umbilicales se pueden apreciar con un abultamiento en la zona del ombligo de los gatitos recién nacidos que, generalmente, no da síntomas, ya que se hernia algo de grasa abdominal. El tamaño varía según el contenido herniado y la cantidad. En los gatos bebés estas hernias pueden crecer con el tiempo.

Sin embargo, dependiendo del tamaño y de las estructuras afectadas, la hernia umbilical podrá ser más o menos grave. Las hernias estranguladas ponen en peligro la vida del gato y se pueden observar signos clínicos como los siguientes:

  • Dolor abdominal.
  • Micción frecuente.
  • Vómitos.
  • Letargo.
  • Anorexia.
  • Inapetencia.
  • Estreñimiento.

Tratamiento para hernia umbilical en gatos

La solución de las hernias umbilicales en los gatos suele ser una operación quirúrgica, especialmente en aquellos casos urgentes por estrangulamiento en los que la hernia ha crecido mucho de repente y en las que dan signos clínicos.

En las hernias pequeñas sin sintomatología basta con observación y seguimiento a fin de que no se vean comprometidos los órganos abdominales. Por otra parte, en los gatos bebés con hernia umbilical no sintomática ni estrangulada se puede esperar a la edad de esterilización para corregir la hernia y esterilizar en la misma operación.

Operación de hernia umbilical en gatos

La operación de las hernias en los gatos consiste en la reintroducción del contenido herniado dentro de la cavidad abdominal del felino y en el cierre de la apertura para evitar su salida de nuevo. El gato deberá ser sometido a una anestesia general a fin de que no sienta dolor ni sea consciente del procedimiento.

Antes de abrir la zona se prepara la misma asépticamente. A continuación, el cirujano incide en la piel alrededor del óvalo del defecto herniario y va disecando el tejido subcutáneo para buscar los bordes del anillo de la hernia. Una vez se han encontrado, se deben disecar las adherencias, si es que las hay, y pasar a la disección del anillo herniario.

Si hay contenido isquémico por la estrangulación, se debe eliminar haciendo las ligaduras y las suturas oportunas. En caso de hernias reducibles se reintroduce el contenido dentro del abdomen sin necesidad de hacer ligaduras. Finalmente, se cierra el defecto y la pared abdominal.

Hernia umbilical en gatos - Síntomas y tratamiento - Tratamiento para hernia umbilical en gatos

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Hernia umbilical en gatos - Síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

Bibliografía
  • Nelson, R. W. (2020). Medicina interna de pequeños animales. Grupo Asís Biomedia, S. L.
  • Portal Veterinaria. (2010). «Corrección del defecto en el cierre umbilical». Disponible en: https://www.portalveterinaria.com/animales-de-compania/articulos/19395/correccion-del-defecto-en-el-cierre-umbilical.html

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Hernia umbilical en gatos - Síntomas y tratamiento
1 de 2
Hernia umbilical en gatos - Síntomas y tratamiento

Volver arriba