Compartir
Compartir en:

Ataxia en gatos - Síntomas y tratamiento

Ataxia en gatos - Síntomas y tratamiento

Ver fichas de Gatos

Todo aquél que tenga un gato como compañero en la vida, debe procurar ofrecerle el máximo bienestar. Por ello es bueno mantenerse bien informado sobre sus necesidades básicas y las enfermedades más comunes que pueden padecer.

Desde ExpertoAnimal siempre buscamos ofrecerte toda la información posible sobre los animales que conviven con nosotros.

En este nuevo artículo vamos a hablar sobre un problema de salud de los felinos domésticos, más común de lo que nos pueda parecer en principio. Sigue leyendo si quieres descubrir qué es la ataxia en gatos, sus síntomas y tratamientos posibles.

¿Qué es la ataxia?

Puede que alguna vez hayas visto un gatito con una forma de andar peculiar, con una marcha descoordinada y tambaleándose. Eso sucede porque padece algo conocido como ataxia. Ésta puede definirse como la falta de coordinación y precisión en los movimientos de un animal. Afecta al sentido del movimiento y del equilibrio, a la posición del cuerpo, especialmente a las extremidades y a la cabeza, y a la estabilidad que pueda sentir el animal que la padece. Si los pasos que da el felino son más bien cortos, es decir si avanza con una marcha más corta por lo que parece que más que andar está saltando, diremos que sufre hipometría. En cambio, si los pasos son más largos y parece que más bien se arrastra para avanzar, estaremos ante un caso de hipermetría.

Esta afección se da cuando se produce un problema o una lesión en alguna de las áreas que controlan los movimientos y por esto, se considera que la ataxia es más bien un síntoma y no una enfermedad en sí. Estas áreas principales encargadas de los movimientos del cuerpo de un animal son:

  1. La propiocepción o sistema sensorial, se encuentra en los nervios periféricos y en la médula espinal. Ayuda al animal a detectar cuál es la posición o el movimiento de sus músculos, tendones y articulaciones. Por lo que un problema o lesión en este sistema produce la pérdida de control de la posición y del movimiento.
  2. El sistema vestibular sirve para mantener la posición correcta de las extremidades, el tronco y los ojos del animal cuando éste mueve la cabeza, por lo que confiere la sensación del equilibrio. Normalmente los problemas se dan en el oído medio-interno, en el nervio vestibular y en el tronco encefálico. Las lesiones suelen ser unilaterales por lo que, generalmente, observaremos al gato girar la cabeza hacia el lado afectado.
  3. El cerebelo tiene varias funciones que afectan a la coordinación y la precisión de los movimientos. Primero, recibe la información del sistema sensorial, del sistema vestibular y de los sistemas visual y auditivo. Entonces, seguidamente, el cerebelo procesa la información recibida sobre la posición y los movimientos, compara la información con el movimiento que se quiere realizar y da la orden, coordinando los músculos necesarios para llevarlo a cabo.

Puede ser que el gatito haya tenido un accidente o complicación de algún tipo y debido a una lesión se le produzca la ataxia, pero también es posible que haya nacido con el problema o bien puede aparecer a las pocas semanas o meses de vida. Lo mejor que podemos hacer por nuestro pequeño es contactar con nuestro veterinario de confianza para que cuanto antes se le diagnostique el problema, ya que hay otras enfermedades que producen un cuadro parecido. Una vez detectado el problema y su causa, el especialista nos indicará cómo proceder para que el felino se recupere si es posible, o bien para que recupere la máxima normalidad, según la gravedad del problema.

Causas y tipos de ataxia

La ataxia tiene diversas causas, las más principales las indicamos a continuación:

  • Una lesión en uno de los tres sistemas antes comentados (vestibular, sensorial y cerebelo)
  • Afecciones en el sistema nervioso
  • Una elevada debilidad causada por otros problemas como la inanición, la anemia, etc.
  • Problemas musculares
  • Problemas en sistemas que afectan a la función del cerebro y a los nervios periféricos
  • Afecciones ortopédicas que afecten a los huesos y a las articulaciones

Algunos de estos problemas y lesiones pueden venir dados por accidentes, envenenamientos, problemas graves en la dieta, tumores e infecciones graves, entre otras muchas posibilidades.

Asimismo, la ataxia puede ser dividida en tres tipos distintos, según el área que afecta:

  1. Ataxia cerebelar: Es la que afecta al cerebelo, debilitando su control sobre el equilibrio y la coordinación de movimientos. Los felinos que padecen este tipo de ataxia pueden estar de pie, pero andan de forma descoordinada y exagerada, con las patas separadas, rebotando y temblando, tienen la precisión muy afectada por lo que les cuesta mucho saltar y cuando lo hacen resulta ser un salto exagerado y patoso.
  2. Ataxia vestibular: Causada por algún problema en el oído medio-interno o en algunos nervios que conectan el oído con el cerebro. Normalmente el problema es unilateral, hacia el lado que el gato inclina la cabeza. Suelen tambalearse y caerse hacia el lado afectado. En cambio, cuando se da bilateral, se observa una oscilación de lado a lado, pues pierden el equilibrio. Presentan todos los síntomas de la enfermedad vestibular.
  3. Ataxia sensorial: También conocida como ataxia propioceptiva generalizada. Es la que se da cuando hay problemas en el cerebro, en la médula espinal o en los nervios periféricos. Por lo tanto, la información no llega bien al sistema nervioso central y como responsable del movimiento y de la posición del cuerpo, al faltarle información, no puede actuar correctamente. Los felinos que la padecen pueden estar de pie y caminan con las extremidades muy separadas pues, generalmente, se da un retraso en la prolongación de las extremidades al querer andar y por eso se produce un paso más largo de lo normal. Hay gatos que incluso andan con la parte dorsal de sus patas, arrastrando los dedos. Además, presentan debilidad muscular por el hecho de que se dan problemas en los nervios del sistema muscular.

Síntomas de la ataxia en gatos

En la ataxia la sintomatología es muy variada. Según el tipo y, por lo tanto también según la causa de la ataxia, algunos de los síntomas variarán, pero los más principales son los siguientes:

  • Descoordinación
  • Desorientación
  • Debilidad
  • Temblores
  • Tambalearse, perder del equilibrio y caerse con facilidad
  • Pasos extraños (más pequeños o más grandes de lo normal)
  • Se queda sentado más de lo habitual por miedo a moverse
  • Dificultad tanto para comer y beber, como para orinar y defecar
  • Arrastra las patas, apoyando los dedos para andar
  • Se desplaza pegado al suelo
  • Se desplaza saltando
  • Sus saltos son exagerados y descoordinados
  • Tuerce la cabeza hacia un lado
  • Movimiento descontrolado de los ojos
  • Anda en círculos hacia el mismo lado
  • Poca precisión en los movimientos
  • Pérdida del apetito y vómitos
  • Estrés y maullidos constantes

Es de vital importancia que ante cualquiera de estos síntomas, sobre todo si se dan varios a la vez, que vayamos directamente a nuestro veterinario de confianza. Así empezaremos en seguida a realizar pruebas hasta hallar el motivo de la sintomatología para poder dar con un diagnóstico y empezar el tratamiento tan pronto como sea posible.

Diagnóstico para la ataxia en felinos y posibles tratamientos

Una vez acudamos al veterinario, éste tendrá que realizar diversas pruebas. Deberá hacer una exploración física dónde podrá percibir cómo se mueve el gatito y qué reacciones tiene ante distintos estímulos, esto le ayudará a pensar si puede ser un tipo de ataxia u otro.

Además, se deberán hacer análisis de sangre, análisis de orina, radiografías, algunas pruebas neurológicas, un examen oftalmológico y todo tipo de pruebas que el especialista pueda requerir para estar seguro de poder descartar otras enfermedades y para diagnosticar correctamente qué tipo de ataxia es la que padece nuestro fiel compañero felino.

Es cierto que muchas de las causas de la ataxia en felinos no tienen remedio, por lo que nuestro gato tendrá que aprender a convivir con esta afección. Por suerte, la mayoría de veces la ataxia se da en edades muy tempranas por lo que el gatito puede aprender a vivir con ello perfectamente en la mayoría de los casos.

Pero, también es verdad que algunas de las causas sí que tienen solución. Por ejemplo, algunas de las causas que provoca una ataxia vestibular son tratables. Hay que saber dar con el daño principal en el sistema vestibular y estudiar si realmente es un problema corregible o no. Si el problema viene dado por un tumor hay que estudiar si es operable o no y si hay una infección o un envenenamiento, habrá que ver si es reversible y qué daños pueden quedarle al gato. Es por esto mismo que es de vital importancia para el futuro de nuestro cachorro gatuno, que por el mínimo síntoma o cualquier cosa fuera de lo normal en su comportamiento, nos acerquemos a que un veterinario lo revise, ya que cogiendo los problemas de salud a tiempo, menos posibilidades hay de que se compliquen.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Ataxia en gatos - Síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

Comentarios (2)

Escribir comentario sobre Ataxia en gatos - Síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Elena Checa Chávez
Gracias por su artículo, muy interesante.
Le hago la siguiente consulta, : si aun gatitito le han dado vueltas en forma repetitiva....eso supongo ...unos niños de la casa, ..¿es probable que le haya podido ocasionar problemas en el equilibrio?...
ExpertoAnimal
Hola Elena,

El hecho de darle vueltas al gato sí puede provocar que se quede mareado un breve instante después de que dejen de darle vueltas. En principio, no tiene por qué causarle daños más graves. Para que quedara dañado a nivel de equilibrio de forma constante tendría que darse más bien por un golpe u otras cosas que comentamos en el artículo. Pero solo por dar vueltas no tiene por qué pasar una afección duradera. Sucede exactamente lo mismo que cuando nosotros damos vueltas y luego paramos, un mareo pasajero.
De todos modos es mejor enseñar a los niños que no se debe jugar así con un animal, pues él no entiende que eso sea un juego.

Saludos
Su valoración:
Mari Carmen
Me ha servido de mucho todo lo que he leído en cuanto a la Ataxia vestíbular en gatitos
Muchas gracias
ExpertoAnimal
Hola Mari Carmen,

Muchas gracias por tu comentario. Me alegra saber que te ha resultado útil.

Saludos

Ataxia en gatos - Síntomas y tratamiento
1 de 5
Ataxia en gatos - Síntomas y tratamiento