Compartir

Lenguaje corporal de las ninfas

 
Por Jungla Luque, Etóloga y adiestradora canina. 29 mayo 2020
Lenguaje corporal de las ninfas

Las ninfas o carolinas son unas aves pertenecientes a la familia de las cacatúas, las cuales se caracterizan por su carácter sociable, inteligente y afectuoso. Estas aves, además, tienen un lenguaje corporal de lo más complejo, el cual es necesario entender en caso de que tengas a esta ave como animal de compañía.

En este artículo de ExpertoAnimal queremos explicarte cómo es el lenguaje corporal de las ninfas, ya que conocer a tu ave es necesario para que esta se encuentre sana y feliz contigo, pues solo conociendo qué quiere transmitirte tu ninfa, sabrás cómo relacionarte mejor con ella y darle los mejores cuidados.

También te puede interesar: ¿Cómo cuidar una cacatúa ninfa o carolina?

Señales que indican que una ninfa está contenta

Son varias las señales que en su conjunto pueden hacerte entender que tu ninfa está alegre. Estas señales son el movimiento de la cola balanceándola de lado a lado como si de un perro se tratase, te mirará atenta y con interés por lo que hagas, manteniendo la cabeza alta y la cresta elevada también. En el proceso, puede que emita silbidos o cantos para expresar su regocijo y se acerque a ti dando saltitos.

¿Cómo saber si una ninfa tiene miedo?

Cuando una ninfa se siente amenazada, es muy poco probable que se esté quieta, pues su primera reacción será la de huir volando tan lejos como sea posible, a la vez que gritará desesperada. Sin embargo, si está acorralada, por ejemplo si está encerrada en la jaula, dilatará las pupilas observando el elemento al que tiene miedo, tendrá una respiración agitada y se mostrará inquieta tratando de huir, golpeándose contra las paredes de la zona en la que se encuentre.

Por todo lo anterior, es importante que vayas con cuidado cuando escojas en qué lugar situar la jaula de tu ninfa, pues si está cerca de algún ruido que le dé miedo o al alcance de algo y/o alguien que la altere (otros animales, niños, etc.), podría lesionarse fácilmente si se golpea con los barrotes.

¿Por qué mi ninfa no para de chillar y se bufa?

Una ninfa que se bufa, chilla y emite otras señales como aletear, morder o dilatar las pupilas, con mucha probabilidad está enfadada o se siente amenazada. Hay dos motivos principales por los cuales una ninfa podría mostrarse agresiva. Primero, podría suceder debido a que se encuentra amenazada sin posibilidad de huir, considera que no le queda otramás que defenderse de su supuesto agresor. Por ejemplo, si una ninfa tiene miedo a alguien y esa persona pone la mano dentro de su jaula, podría acabar mordiéndole porque se encuentra acorralada.

El segundo motivo por el cual tu ninfa podría mostrarse agresiva es con la intención de proteger algo y, por ende, evitar que tú u otra ninfa se lo quite. Ahora bien, ¿cómo saber que tu ninfa está agresiva por esto? ¿Cuál es el lenguaje corporal de una ninfa enfadada?

Señales de una ninfa enfadada

Cuando una ninfa se muestra agresiva suele dilatar las pupilas del mismo modo que lo haría si tuviera miedo. A su vez, mantendrá la cabeza agachada y la cresta bajada hacía atrás de la cabeza. Observarás, también, que muy posiblemente se hinche erizando sus plumas, abriendo las plumas de la cola y aleteando agitada sus alas a la vez que chilla mostrándote su enfado.

Además, un comportamiento muy curioso que tiene esta ave es el de alejar de su territorio a aquellos que no acepta, colgándose boca a bajo con las alas extendidas, similar a un murciélago.

Por último, si tu ninfa se encuentra molesta debido, por ejemplo, a que le has hecho daño sin querer al acariciarla, es muy probable que te lo diga dándote mordisquitos, no dolorosos, y se marche porque prefiera estar tranquila.

Señales que emite una ninfa para llamar la atención

Como hemos comentado, las ninfas son animales sociales que les encanta interactuar con otros. La atención de su cuidador es una necesidad que debe ser cubierta, en caso contrario, tu ninfa ya se encargará de recordarte que estés por ella llamándote la atención insistentemente y de diversas formas.

Cuando tu ninfa quiere reclamar tu atención, aparte de emitir un amplio espectro de sonidos para que te fijes en ella, realizará otras conductas curiosas como:

  • Golpear y lanzar objetos con el pico
  • Seguirte a todos lados volando o dando saltitos
  • Serpentear de un lado a otro con la cabeza
  • Extendiendo su cresta, alas y cola
Lenguaje corporal de las ninfas - Señales que emite una ninfa para llamar la atención

Importancia del acicalamiento de las ninfas

Las ninfas son animales muy higiénicos si se encuentran felices y saludables. Para ellas, el acicalamiento es un modo de cuidarse y prevenir enfermedades, así como también es una rutina que les permite mantener las plumas en buen estado y listas para el vuelo.

Durante el acicalamiento, la carolina peina con su pico las plumas desde la base hasta el extremo, removiendo las plumas de todo el cuerpo. Este procedimiento aparentemente simple tiene una función muy compleja y útil en el fondo, es la de distribuir por todas las plumas los aceites naturales que son secretados por la glándula uropígea (situada en la base de la cola), cuya función es proteger, impermeabilizar y mantener las plumas flexibles.

Así pues, dentro del comportamiento de las ninfas encontramos, también, el acicalamiento mutuo cuando conviven en grupo. Este acicalamiento mutuo es un comportamiento que realizan las ninfas cuando son amigas, lavándose y peinándose unas a las otras con sumo mimo. Pero, ¿por qué este comportamiento es importante dentro del lenguaje corporal de las ninfas? Porque si tu ninfa confía en ti, te pedirá que la acaricies y la ayudes a peinarse las plumas. ¿Cómo? Se acercará a ti algunas veces y se apoyará encima de tu mano.

Lenguaje corporal de las ninfas - Importancia del acicalamiento de las ninfas

¿Cómo saber cuándo una ninfa está relajada?

Cuando tu ninfa se encuentre tranquila, verás como permanecerá con la cresta bajada y con los ojos con expresión de calma, puede incluso que los mantenga entreabiertos. Además, es habitual observar que realizan estiramientos con sus alas, manteniéndolas completamente extendidas, y toman el sol si les apetece.

Normalmente, cuando una ninfa está relajada también suele acicalarse o pedir que la acaricies. En el proceso incluso puede llegar a dormirse escondiendo la cabeza dentro de su denso plumaje.

Ahora que conoces el lenguaje corporal de las ninfas, cada una de las señales que emiten y por qué, podrás entender mucho mejor a tu pequeña amiga para cubrir todas sus necesidades. Así mismo, para saber cómo cuidar a una ninfa carolina correctamente, no te pierdas este vídeo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Lenguaje corporal de las ninfas, te recomendamos que entres en nuestra sección de Cuidados básicos.

Bibliografía
  • Clark, P. (2018). Reading Parrot Body Language: An Essential Skill. The parrot Steward blog. Recuperado el 25/05/2020 en: https://blogpamelaclarkonline.com/2018/04/24/reading-parrot-body-language-an-essential-skill/
  • Elder, William H. (1954). He oil gland of birds. Wilson Bulletin. 66(1): 6–31.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Lenguaje corporal de las ninfas
1 de 3
Lenguaje corporal de las ninfas

Volver arriba