menu
Compartir

¿Los conejos tienen memoria?

 
Por Marta Sarasúa, ATV y etóloga especializada en modificación de conducta. 5 noviembre 2021
¿Los conejos tienen memoria?

Ver fichas de Conejos

Las funciones cognitivas de los conejos están mucho menos estudiadas que las de los perros o los gatos, pero su creciente popularidad como animales de compañía hace que, cada vez más, nos planteemos cuestiones acerca de su nivel de inteligencia o su capacidad para almacenar y recuperar recuerdos. En relación a esto último, está demostrado que los conejos tienen memoria, pueden reconocer personas y lugares y son capaces de aprender trucos a través de técnicas de entrenamiento con refuerzo positivo.

Si tienes un conejo en casa y quieres aprender más sobre él, en este artículo de ExpertoAnimal te contamos cómo funciona la memoria de los conejos.

También te puede interesar: ¿Los peces tienen memoria?

¿Cómo es la memoria de los conejos?

Hoy en día, los conejos son considerados como un miembro más de la familia en millones de hogares de todo el mundo y no es de extrañar, pues su ternura, su inteligencia y su temperamento alegre y sociable los convierten en una maravillosa compañía. Pero esto no siempre ha sido así, de hecho, la domesticación de estos simpáticos animales es un proceso relativamente reciente si lo comparamos con el de otras especies, como perros o gatos, que llevan ya miles de años a nuestro lado. Como consecuencia, los actuales conejos domésticos han ido diferenciándose cada vez más de sus parientes salvajes en cuanto a comportamiento, morfología y fisiología, con el objetivo de adaptarse con éxito a la convivencia con el ser humano.

Un exhaustivo estudio científico realizado en 2020 [1] observó que una de las mayores diferencias a nivel cognitivo entre conejos domésticos y silvestres se encuentra en el hipocampo, la estructura cerebral relacionada con la memoria y el aprendizaje. En este sentido, los conejos domesticados parecen tener un hipocampo más pequeño y menos activo que sus congéneres salvajes, probablemente porque, al adaptarse a un estilo de vida más seguro y libre de peligros, no tienen la necesidad de procesar tanta información relacionada con la supervivencia.

Aún así, los conejos domésticos poseen una buena memoria asociativa, lo les permite recordar eventos, lugares o individuos con los que han interactuado en el pasado. Si dicha interacción ha sido exitosa, ha supuesto un beneficio para el animal o le ha generado emociones agradables, el conejo guardará en su memoria un recuerdo positivo de la misma y emitirá conductas de aproximación a estos estímulos. Si, por el contrario, ha tenido experiencias negativas en algunas situaciones, aprenderá a evitarlas o a huir de ellas.

¿Qué pueden recordar los conejos?

Ahora que sabemos que los conejos tienen buena memoria, ¿qué pueden aprender y recordar exactamente? Gracias a su memoria asociativa, los conejos domésticos son perfectamente capaces de aprender trucos y habilidades básicas a través de un entrenamiento en positivo. Al igual que ocurre con los perros, si de forma repetida y consistente reforzamos una conducta en concreto, el conejo tenderá a repetir dicha conducta con el objetivo de obtener el reforzador deseado (por ejemplo, un trocito de su comida favorita). Así pues, podemos enseñar a un conejo a atravesar circuitos, saltar obstáculos, subir a plataformas, acudir a la llamada, coger objetos, ponerse sobre dos patas y un largo etcétera de conductas, siempre y cuando tengamos paciencia y utilicemos las técnicas adecuadas. Jamás debemos castigar a un conejo si no entiende un comando o no hace lo que le pedimos, se trata de un animal muy sensible y podríamos perjudicar gravemente nuestra relación con él.

Otra recomendación a la hora de entrenar a nuestro conejo es esperar, al menos, hasta que cumpla seis o siete meses para empezar a asociar conductas a reforzadores. Esto es porque los conejos más jóvenes tienen mucha menos capacidad atencional, lo que supone que se aburren muy rápido y se distraen más fácilmente que los adultos y esto puede desencadenar cierta frustración durante las sesiones de entrenamiento. Para más detalles, no te pierdas nuestro artículo donde te enseñamos Cómo educar a un conejo.

De la misma forma que pueden memorizar comandos, los conejos aprenden las rutinas diarias de sus tutores y se adaptan a ellas, creando hábitos que les ayudan a sentirse más seguros y confiados con su entorno. Gracias a este establecimiento de rutinas también se habitúan con facilidad a realizar ciertos comportamientos que, en sí mismos, no son naturales en su especie, como el hecho de utilizar areneros artificiales o empapadores para hacer sus necesidades.

Por último, por supuesto, son capaces de recordar a sus compañeros humanos y animales, por lo que no dudarán en buscar su compañía y afecto siempre que la relación sea positiva. Igualmente, recuerdan a aquellas personas y otros animales que han asociado con estímulos negativos.

Antes de intentar enseñar a un conejo a realizar trucos y habilidades es fundamental ganarse su confianza, por lo que te recomendamos ver este vídeo:

¿Los conejos pueden perder la memoria?

Los recuerdos que se crean de forma asociativa pueden llegar a ser muy sólidos y duraderos, especialmente cuando ha estado implicada una emoción intensa. Por ejemplo, si el conejo ha sentido mucho miedo al considerar que su vida peligraba en un lugar específico o ante un estímulo concreto (como puede ser la presencia de un gato u otro depredador), en el futuro recordará bien esta situación y se anticipará a ella para evitarla o prepararse en caso de tener que huir. De la misma forma, si establece un vínculo positivo con su tutor, se alegrará de verle aunque lleven un tiempo separados.

En todos los animales, incluidos los humanos, los órganos de los sentidos juegan un papel imprescindible en la memoria. En el caso concreto de los conejos, el sentido del olfato es especialmente relevante para el establecimiento de asociaciones y, por tanto, para la recuperación de recuerdos. Pueden reconocer a ciertos individuos u objetos con los que ya habían interactuado en el pasado a través de los olores que desprenden, por lo que cualquier conejo con algún problema de salud que provoque daños a nivel olfativo puede tener también problemas en la recuperación de ciertos recuerdos. No obstante, esto no supondría una pérdida de memoria propiamente dicha, pues para que esto ocurra la lesión debería producirse en el hipocampo como consecuencia de, por ejemplo, un traumatismo o un proceso de demencia por edad avanzada.

En caso de que nuestro conejo haya dejado de responder a ciertos comandos que antes conocía, lo más probable es que haya pasado mucho tiempo sin que sus conductas hayan sido reforzadas o que esté en un ambiente estresante donde no es capaz de prestarnos suficiente atención. Descubre los Signos de estrés en conejos para tratarlo cuanto antes.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Los conejos tienen memoria?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Referencias
  1. Sato, D. X., Rafati, N., Ring, H., Younis, S., Feng, C., Blanco-Aguiar, J. A., Rubin, C. J., Villafuerte, R., Hallböök, F., Carneiro, M., & Andersson, L. (2020). Brain Transcriptomics of Wild and Domestic Rabbits Suggests That Changes in Dopamine Signaling and Ciliary Function Contributed to Evolution of Tameness. Genome Biology and Evolution, 12(10), 1918–1928. https://doi.org/10.1093/gbe/evaa158
Bibliografía
  • Buseth, M. E., & Saunders, R. (2014). Rabbit Behaviour, Health and Care. CABI.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Los conejos tienen memoria?
¿Los conejos tienen memoria?

Volver arriba