menu
Compartir

¿Los gatos pueden comer papaya?

 
Por Laura García Ortiz, Veterinaria especializada en medicina felina. 18 enero 2023
¿Los gatos pueden comer papaya?

Ver fichas de Gatos

¿Qué pasa si mi gato come papaya? ¿La papaya es beneficiosa o mala para los gatos? Esta fruta es un alimento muy dulce, rico en azúcares y en vitaminas. A pesar de ser buena para la salud humana como fruta que es, no es el alimento más adecuado para los gatos debido a la naturaleza alimentaria y al metabolismo de estos animales. La papaya es sumamente rica en hidratos de carbono, nutrientes que los gatos no están acostumbrados a ingerir en grandes cantidades, por lo que no deben abusar del consumo de esta fruta pese a que tiene, como podrás ver si continúas leyendo, numerosos beneficios nutricionales.

Si deseas saber más sobre si tu gato puede comer papaya o no, cuánta cantidad, cómo ofrecerla y qué efectos secundarios puede tener su consumo, continúa leyendo este artículo de ExpertoAnimal.

También te puede interesar: ¿Los perros pueden comer papaya?

¿Los gatos pueden comer papaya o no?

Por poder, sí, los gatos pueden comer papaya. No se trata de una fruta tóxica o peligrosa para los gatos, como pueden ser las frutas verdes, las pasas o las uvas, pero también es cierto que no es la más ideal debido a su composición nutricional.

La papaya es una fruta muy hidratante, pero bastante rica en hidratos de carbono y azúcares, unos compuestos que los gatos no deben ingerir en grandes cantidades debido a que no están adaptados para consumirlos ni aprovecharlos. Los gatos son carnívoros estrictos, por lo que su alimentación debe estar basada en el consumo de proteína y grasa que obtienen a partir del tejido animal, algo que dista mucho de las frutas. Por ello, si un gato consume muchas frutas y verduras y poca carne, indiscutiblemente va a presentar deficiencias nutricionales y problemas de salud derivados de este tipo de dieta. Además, a los gatos el sabor dulce no les suele agradar más que nada porque carecen de las papilas gustativas que lo detectan, por lo que la papaya tampoco es un alimento que te vaya a pedir tu pequeño felino.

En este otro artículo hablamos en profundidad sobre Qué comen los gatos.

Beneficios de la papaya para los gatos

El gran beneficio de la papaya es su contenido en agua y fibra, lo que favorece el tránsito intestinal normal y previene los trastornos de retraso del mismo y el estreñimiento. También fomenta la disolución de las grasas, apoya la limpieza del colon y permite la descomposición de las proteínas debido a que contiene papaína, una enzima proteolítica que fomenta estas acciones.

Otro beneficio que presenta esta fruta es que protege la salud ocular, pues previene la degeneración macular y la aparición de cataratas debido a su contenido en luteína, zeaxantina y betacarotenos. Por otro lado, la papaya también es rica en sustancias antioxidantes como la vitamina C, los carotenos y los flavonoides, unos compuestos que previenen el envejecimiento prematuro y reducen los radicales libres, protegiendo las células de nuestros gatos.

Pese a que contiene grandes cantidades de azúcares, también es una fuente importante de vitaminas como las del complejo B (vitamina B1, B2 y B3), vitamina A y vitamina D, y de minerales como el potasio, el magnesio, el sodio, el fósforo, el yodo, el hierro y el zinc.

Cantidad de papaya para gatos

Como hemos comentado, y pese a sus grandes beneficios para la salud, los gatos no pueden ingerir grandes cantidades de papaya. Su dieta principal debe estar basada en la proteína de origen animal, y para evitar déficits nutricionales lo ideal es adquirir un alimento ya diseñado para esta especie, ya sea pienso seco, comida húmeda o casera elaborada por expertos. Así, nos aseguramos de que ingiere todos los nutrientes que necesita en sus adecuadas proporciones para el mantenimiento de su salud y metabolismo en condiciones normales.

No obstante, como hemos dicho, los gatos pueden comer papaya en cantidades moderadas. De esta forma, un gato adulto de tamaño medio podría ingerir un máximo de una quinta parte de una papaya una vez a la semana, más cantidad puede resultar indigesta o reducir el consumo de su comida habitual, con las consecuencias que puede tener para su salud.

¿Cómo dar papaya a mi gato?

Dar papaya a tu gato puede ser interesante si está pasando por un proceso de estreñimiento o bebe poca agua para reforzar la hidratación y el tránsito del intestino. Si deseas probar a darle papaya a tu pequeño felino, debes retirar la piel por completo y todas las semillas, puesto que podría atragantarse. Hecho esto, corta la papaya en pequeños trozos o aplástala y mézclala con su ración casera (si la tiene), pero nunca se la ofrezcas deshidratada porque, aparte de no poseer el principal beneficio que es la hidratación, la cantidad de azúcares se incrementa enormemente, estando aún más contraindicada.

No te alejes de tu gato mientras le ofreces papaya, pues así puedes detectar de forma más rápida cualquier señal de atragantamiento o de alergia, lo que mostraría síntomas digestivos o hinchazón.

¿Los gatos pueden comer papaya? - ¿Cómo dar papaya a mi gato?

Efectos secundarios de la papaya en gatos

¿Qué pasa si un gato come papaya de forma incorrecta? El principal efecto secundario que puede tener el consumo de papaya en los gatos es el derivado de la aceleración del tránsito intestinal que esta fruta produce si la consumen en exceso, lo que ocasionaría síntomas como diarrea o heces blandas, así como otros signos digestivos como las náuseas, los vómitos y el dolor abdominal. Esto es más frecuente que ocurra en los gatos con algún problema digestivo o de inflamación intestinal que produzcan diarrea.

El otro problema que puede ocasionar su consumo regular es que, debido al contenido de azúcar, los gatos pueden ser más propensos a desarrollar sobrepeso u obesidad, que a su vez aumenta el riesgo de desarrollo de enfermedades crónicas como la artritis, la enfermedad cardíaca o los problemas urinarios.

Contraindicaciones de la papaya para gatos

El consumo de papaya estaría contraindicado en gatos que:

  • Presenten alguna enfermedad gastrointestinal que hace que su sistema digestivo se encuentre especialmente sensible.
  • Estén pasando por un proceso de aceleración del tránsito, heces blandas o diarrea, pues puede empeorar todos estos trastornos y hacer que se encuentren peor.
  • Estén en tratamiento para pérdida de peso o mantenimiento del mismo debido a problemas de sobrepeso u obesidad, ya que al fin y al cabo es un snack muy dulce que fomenta el aumento del peso en estos animales, con el riesgo para la salud de los mismos que ello conlleva.

Por todo ello, pese a que los gatos pueden comer papaya, es muy importante respetar las cantidades y frecuencia de consumo a fin de evitar desajustes nutricionales. En este vídeo encontrarás más frutas buenas para estos animales:

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Los gatos pueden comer papaya?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Dietas caseras.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
¿Los gatos pueden comer papaya?
1 de 2
¿Los gatos pueden comer papaya?

Volver arriba