menu
Compartir

¿Los gatos pueden comer mango?

 
Por Cristina Pascual, Veterinaria. Actualizado: 16 marzo 2023
¿Los gatos pueden comer mango?

Ver fichas de Gatos

El mango es una fruta que comenzó a cultivarse hace más de 5.000 años en el sudeste asiático. Su excelente sabor y sus beneficios nutricionales la han convertido en una de las frutas tropicales más populares y apreciadas de todo el mundo, pero ¿nuestras mascotas pueden comer mango? ¿sabes qué pasa si le doy mango a mi gato? Ya te adelantamos que el mango no es una fruta tóxica para los gatos y que, por lo tanto, sí que pueden comerla, aunque tampoco está recomendada para que la consuman de forma frecuente. Si quieres descubrir los detalles, no dudes en acompañarnos en el siguiente artículo de ExpertoAnimal, en el que desvelaremos si los gatos pueden comer mango.

También te puede interesar: ¿Los conejos pueden comer plátano?

¿El mango es bueno para los gatos?

En primer lugar, debemos aclarar que el mango no contiene ninguna sustancia que resulte tóxica para el organismo de los gatos. Por tanto, podemos afirmar que el mango es una fruta que los gatos pueden comer, puesto que no resulta tóxica ni peligrosa para ellos.

No obstante, es importante tener en cuenta que los gatos, a diferencia de los perros, son carnívoros estrictos. Es decir, son animales que deben tener una dieta basada en el consumo de alimentos de origen animal, ricos en proteína y grasa. De forma general, las frutas no son alimentos que se deban incluir de forma regular en la dieta de estos animales, puesto que la gran mayoría aportan niveles elevados de carbohidratos y azúcares.

En concreto, el mango es una fruta poco recomendable para los felinos, pues contiene unos niveles de azúcares considerablemente altos. De hecho, duplica el contenido de azúcar de otras frutas, como el melón o la fresa (el mango aporta casi 14 gramos por cada 100 gramos de porción comestible, frente a los 6-7 gramos que aportan el melón o las fresas).

Teniendo en cuenta lo anterior podemos concluir que, aunque los gatos pueden comer mango, no es una fruta que se deba incluir en la dieta de estos animales, o al menos, no de forma habitual.

¿Los gatos pueden comer mango? - ¿El mango es bueno para los gatos?
Imagen: Bunko

Beneficios del mango para los gatos

Como hemos visto, el mango no es una fruta especialmente recomendable para los gatos. No obstante, aunque su aporte tenga ciertos inconvenientes, lo cierto es que es una fruta que puede aportar ciertos beneficios nutricionales. A continuación, mencionamos los beneficios más importantes:

  • Es una fuente de fibra: la cual favorece el tránsito intestinal, mejora la calidad de las heces y contribuye al mantenimiento de la microbiota intestinal beneficiosa.
  • Es una fuente de vitaminas: en concreto, aporta niveles considerables de vitamina A, vitamina B9 (ácido fólico) y vitamina C, las cuales actúan como potentes antioxidantes en el organismo, neutralizando el efecto de los radicales libres y previniendo el envejecimiento celular. Además, el mango contiene betacarotenos, unos compuestos antioxidantes que se transforman en vitamina A en el organismo. Te hablamos de la Vitamina B para gatos: dosis y para qué sirve.
  • Contiene mangiferina: se trata de un compuesto polifenólico que, además de poseer efecto antioxidante, ha demostrado tener actividad antitumoral, antiviral, antiparasitaria y antidiabética. Además, es un compuesto que actúa como inmunomodulador y evita la resorción ósea.

"¿Los gatos pueden comer papaya?" ¡Descubre la respuesta!

¿Cómo darle mango a mi gato?

Como hemos mencionado, el mango no es un alimento que deba forma parte de la dieta habitual de los gatos. No obstante, si observas que tu gato muestra un interés especial por esta fruta, puedes optar por ofrecerla a modo de recompensa, de forma ocasional. Una buena opción puede ser utilizarlo como alternativa a los premios comerciales.

Antes de ofrecer el mango a tu gato, es importante que lo prepares adecuadamente siguiendo los pasos que indicamos a continuación:

  • En primer lugar, selecciona un mango que esté lo suficientemente maduro.
  • A continuación, pélalo y retira el hueso central. La piel y el hueso del mango nunca se deben aportar, puesto que pueden ocasionar daños importantes en los gatos. Estos elementos suponen un riesgo de atragantamiento, pueden ocasionar lesiones en la mucosa oral y obstrucciones en el estómago o el tracto intestinal, por ello, es importante retirarlos antes de ofrecer la fruta.
  • Una vez hayas separado la pulpa del mango, córtalo en pequeños cubos, de medio centímetro aproximadamente.

Dosis de mango para mi gato

Si finalmente decides incluir el mango en la dieta de tu gato, recuerda que únicamente debes ofrecerlo en pequeñas cantidades y de forma ocasional. En un gato adulto, se puede pueden aportar 3-5 cubitos de mango, un par de veces al mes. Aportar una cantidad excesiva u ofrecerlo con demasiada frecuencia puede provocar algunos efectos indeseados sobre la salud de tu gato, de los cuales hablamos más en profundidad en el siguiente apartado.

Efectos secundarios del mango para gatos

Aunque el mango sea una de las frutas que pueden comer los gatos, lo cierto es que es un alimento que puede llegar a provocar importantes perjuicios en la salud de estos animales, especialmente cuando se administra de manera inadecuada o en cantidades excesivas.

A continuación, mencionamos los efectos negativos que puede provocar el mango en los gatos:

  • Obesidad: el mango es una fruta con un valor energético relativamente alto, de ahí que su aporte pueda favorecer la aparición de obesidad y sobrepeso, especialmente en gatos castrados y de edad avanzada
  • Desequilibrios nutricionales: como hemos visto, los gatos son carnívoros estrictos que deben tener una dieta basada en el consumo de alimentos de origen animal. Un aporte excesivo de fruta puede ocasionar desajustes nutricionales importantes, con déficits de proteína, desequilibrios electrolíticos, etc.
  • Atragantamiento o asfixia: cuando se ofrece el mango con fragmentos de piel o hueso.
  • Problemas digestivos: aportar el hueso del mango puede provocar problemas importantes en el tracto digestivo, como por ejemplo: úlceras en la mucosa oral o gastrointestinal, fracturas de piezas dentales y obstrucciones gástricas o intestinales. Quizá te interese consultar el siguiente post de ExpertoAnimal sobre la Gastritis en gatos: síntomas, causas y tratamiento.

Contraindicaciones del mango para gatos

Existen determinadas situaciones en las que el aporte de mango puede resultar contraproducente. En concreto, se debe evitar el aporte de mango a:

  • Gatos con sobrepeso o con tendencia a la obesidad.
  • Gatos con alergias o intolerancias alimentarias.
  • Gatos con patologías gastrointestinales (episodios con diarrea o vómitos, enfermedad inflamatoria intestinal -IBD-, linfoma gastrointestinal, etc.).

Por último, recuerda que siempre que introduzcas cualquier alimento nuevo en la dieta de tu gato es importante que vigiles la aparición de posibles reacciones adversas en las horas posteriores a su administración. Ahora que ya sabes que los gatos pueden comer mango a modo de premio ocasional, quizá tengas dudas sobre si los gatos pueden comer plátano. ¡Descúbrelo en el anterior enlace!

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Los gatos pueden comer mango?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Dietas caseras.

¿Tienes contratado el Seguro de Responsabilidad Civil obligatorio para perros? Consiguelo al mejor precio rellenando el formulario con tus datos y los de tu mascota haciendo clic en este botón:

Bibliografía
  • Federación Española de Nutrición. (2018). Informe de estado de situación sobre frutas y hortalizas: nutrición y salud en la España del S. XXI.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
¿Los gatos pueden comer mango?
Imagen: Bunko
1 de 2
¿Los gatos pueden comer mango?

Volver arriba