Compartir

¿Los gatos pueden comer pollo crudo?

 
Por Eduarda Piamore, Técnica en psicología, educación y adiestramiento canino y felino. 30 noviembre 2018
¿Los gatos pueden comer pollo crudo?

Ver fichas de Gatos

A diferencia de nosotros, los felinos son animales estrictamente carnívoros. Ello significa que su sistema digestivo está preparado para digerir y absorber óptimamente las proteínas de origen animal, por lo cual este nutriente debe ser el pilar de la alimentación del gato.

Lógicamente, tu felino puede beneficiarse por el consumo moderado de frutas y verduras beneficiosas para su salud, ya que aportan vitaminas, minerales y fibras que ayudan a fortalecer su sistema inmunológico y mejorar su tránsito intestinal. No obstante, las carnes deben ser los alimentos más presentes en su dieta para suplir los requerimientos nutricionales de su organismo.

En este sentido, el pollo aparece como una de las mejores carnes que podemos ofrecer a nuestros felinos, ya que contiene proteínas fáciles de digerir y pocas grasas. No obstante, muchos tutores se preguntan cuál es la mejor manera de introducir este alimento en la dieta de sus felinos, si los gatos pueden comer pollo crudo o si es necesario cocinarlo para no ocasionar daños a su organismo.

En ExpertoAnimal te explicaremos por qué el pollo crudo puede ser un buen alimento para los gatos. Pero también te explicamos qué precauciones y cuidados debes tener antes modificar la nutrición de tu minino e incorporar carnes crudas en su dieta.

También te puede interesar: ¿Los perros pueden comer huesos crudos?

¿El pollo es un buen alimento para los gatos?

El pollo es uno de los alimentos humanos que los gatos pueden consumir, siempre con la debida moderación para evitar efectos adversos y problemas digestivos. De hecho, se trata de una de las carnes más saludables que podemos brindar a nuestros felinos, gracias a su alto valor nutricional y su bajo aporte de grasas. Por lo general, se recomienda dar preferencia a la pechuga de pollo, donde encontramos proteínas de mejor calidad y una menor concentración de grasas.

Al ser una proteína magra, el pollo puede ser incorporado incluso en la dieta de gatos obesos, permitiendo la elaboración de comidas caseras que contribuyan para la gestión de un peso saludable. Además, la pechuga de pollo puede resultar más fácil de digerir para los felinos ancianos y gatos bebés que están empezando a consumir alimentos sólidos tras completar el destete, en especial si lo preparamos recetas como patés o comida húmeda que estimula su apetito, facilita su digestión y resultan más fáciles de masticar.

No obstante, debemos tomar ciertas precauciones antes de ofrecer pollo a nuestros gatos. Por ejemplo, lo ideal sería descartar la posibilidad de que tu felino sea alérgico al pollo antes de prepararle recetas con este ingrediente. Por ello, es muy importante contar con la orientación de un veterinario antes de incorporar cualquier nuevo alimento en la dieta de tu felino.

Además, si observas que tu gato muestra cualquier síntoma de alergia alimentaria, como diarreas, vómitos, alteraciones dérmicas o dificultades respiratorias, debes suspender inmediatamente la administración de pollo en su dieta, y llevarlo rápidamente a la clínica veterinaria.

¿Los gatos pueden comer pollo crudo? - ¿El pollo es un buen alimento para los gatos?

¿Pollo crudo o cocinado?

Ahora que ya sabemos que el pollo pude ser un alimente altamente nutritivo para los gatos, nos falta constatar cuál sería la mejor forma de ofrecer esta carne a nuestros compañeros felinos. ¿Pollo crudo o cocinado? ¿Cuál es la mejor manera de incorporar la carne de pollo en la dieta de tu felino?

Si te preguntas si los gatos pueden comer pollo crudo, la respuesta es.. ¡Sí! Siempre y cuando no sean alérgicos a este alimento y lo consuman en cantidades apropiadas según su tamaño, edad y estado de salud. El aparato digestivo de los gatos está preparado para digerir la carne cruda y aprovechar sus nutrientes para generar energía a su cuerpo y fortalecer su sistema inmunológico, huesos y músculos.

Al no cocinar el pollo, permitimos que la carne conserve todas sus enzimas, vitaminas y minerales, por lo cual resulta más nutritiva para el gato. Además, seguir una dieta BARF, basada en el consumo de carne cruda, huesos, vísceras y porciones moderadas de vegetales y frutas crudas, ofrece numerosos beneficios para la salud de tu felino, como fortalecer su sistema autoinmune, facilitar su digestión y optimizar la absorción de nutrientes. Al eliminar los carbohidratos, los colorantes y aditivos químicos presentes en los piensos industriales, también se logra prevenir alergias, problemas digestivos, y numerosas enfermedades, como la pancreatitis y los cálculos renales en gatos.

Además, una alimentación cruda y natural evita la acumulación de residuos de comida entre sus dientes y encías, combatiendo la formación de sarro y facilitando la higiene bucodental de los gatos. Por todo ello, el pollo crudo es un alimento adecuado y altamente beneficioso para los gatos, desde que sea incorporado con el debido cuidado y en dosis equilibradas.

¿Estás pensando en iniciar tu gato en una dieta BARF? Pues te aconsejamos consultar con un veterinario especializado, quien podrá orientarte sobre la transición desde una alimentación seca o tradicional hasta una dieta cruda y biológicamente adaptada para tu minino. Recuerda que el organismo de tu gato necesitará tiempo para adaptarse a esta nueva nutrición, por lo cual su transición debe ser lenta y gradual.

Precauciones al ofrecer pollo crudo para los gatos

La primera precaución que debes tener antes de ofrecer pollo crudo o cocinado a tu gato, es certificar que él no sea alérgico a este alimento. Puedes consultar a tu veterinario sobre los posibles las posibles pruebas de alergias en gatos con esta finalidad.

Después, será esencial garantizar la calidad del pollo antes de utilizarlo en la alimentación o dieta de tu felino. Si quieres ofrecer pollo crudo a tu gato, debes estar muy seguro respecto a su origen, para evitar que la carne esté contaminada por la presencia de parásitos o agentes patógenos, como las bacterias salmonella y E. coli.

Si no puedes garantizar la procedencia y seguridad alimentaria del pollo, lo mejor será marcarlo en una sartén, cocinarlo en agua durante algunos minutos, o preparar algunas recetas caseras con pollo cocido. La cocción a altas temperaturas es capaz de eliminar gran parte de los posibles agentes patógenos presentes en la carne. Así, puedes ofrecerla a tu minino de forma segura.

Por último (y no menos importante), es esencial adecuar la cantidad de pollo que ofreces a tu minino, considerando los requerimientos nutricionales de su propio organismo. Por ello, es indispensable que consultes a un veterinario para definir la mejor manera de introducir el pollo crudo en la alimentación de tu felino, y las dosis más adecuadas para obtener un impacto positivo en su salud.

¿Los gatos pueden comer pollo crudo? - Precauciones al ofrecer pollo crudo para los gatos

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Los gatos pueden comer pollo crudo?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Dietas equilibradas.

Escribir comentario sobre ¿Los gatos pueden comer pollo crudo?

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Los gatos pueden comer pollo crudo?
1 de 3
¿Los gatos pueden comer pollo crudo?

Volver arriba