Dietas equilibradas

¿Los gatos pueden comer coco?

 
María Besteiros
Por María Besteiros, Auxiliar técnico veterinario y peluquera canina y felina. 28 abril 2023
¿Los gatos pueden comer coco?
Gatos

Ver fichas de Gatos

Para las personas es normal compartir comida como muestra de familiaridad y afecto. Cuando en el hogar convive algún animal, este reparto suele incluirlo. Así, los cuidadores se sienten felices al dar de comer a su gato, sobre todo, si este está pidiendo. Es una costumbre entendible, pero puede ser peligrosa si el alimento que escogemos no es apto para los gatos o le damos una cantidad excesiva que llega a ser perjudicial.

Por este motivo, a modo de prevención, antes de compartir alimentos con nuestro felino, conviene que nos aseguremos de que no pueden provocarle ningún daño. En concreto, en este artículo de ExpertoAnimal, vamos a responder a la pregunta de si los gatos pueden comer coco, agua o aceite de coco. Aunque los gatos SÍ pueden comer coco, no lo necesitan en su dieta, por lo que conlleva más riesgos que beneficios.

También te puede interesar: ¿Los gatos pueden comer kiwi?
Índice
  1. ¿Es bueno el coco para los gatos?
  2. Beneficios del coco para los gatos
  3. ¿Cómo dar coco a un gato?
  4. Cantidad de coco para un gato
  5. Contraindicaciones del consumo de coco en gatos
  6. Efectos secundarios del coco en gatos

¿Es bueno el coco para los gatos?

En primer lugar, tenemos que saber que los gatos son animales carnívoros. Esto quiere decir que su dieta debe basarse en la proteína de origen animal, que puede proceder de la carne o del pescado. Es cierto que pueden consumir otros alimentos, como legumbres, aceites o frutas, pero siempre en pequeña cantidad y a modo de complemento.

Entre este grupo de alimentos al margen de la carne podríamos incluir el coco. No es un alimento tóxico para los gatos, pero tendrá sentido ofrecerlo solo si a nuestro felino le gusta. No lo necesita en su dieta y puede sustituirse por otros ingredientes más saludables para los felinos. No hay que olvidar que el coco destaca por su contenido graso y calórico.

¿Los gatos pueden tomar agua de coco?

El agua de coco se localiza en su interior y no es sinónimo de "leche" de coco, ya que esta se obtiene al mezclar la pulpa, madura y triturada, con agua. Al igual que hemos explicado para el coco, el agua de coco no es un alimento que el gato vaya a necesitar, por lo que no hace falta que forme parte de su dieta. Además, su composición, que incluye cantidades considerables de potasio, no la hacen aconsejable para los gatos.

¿Los gatos pueden comer aceite de coco?

El aceite o grasa de coco se consigue prensando la pulpa fresca o seca. Puede utilizarse en cocina, como cualquier otro aceite, pero también en productos cosméticos para el cuidado de la piel o del pelo (es recomendable contar con la prescripción del veterinario para estos usos) y hasta se le reconoce efecto como repelente de parásitos externos e internos. Puede incluirse en la dieta en pequeñas dosis.

¿Los gatos pueden comer coco? - ¿Es bueno el coco para los gatos?

Beneficios del coco para los gatos

Además de por su contenido calórico, lo que podría hacerlo indicado para gatos que necesitasen engordar o un extra de energía, el coco destaca por su aporte de vitaminas, como la E, que es un antioxidante, y vitaminas del complejo B. Por otra parte, incluye minerales como el calcio, el magnesio, el fósforo y, sobre todo, el potasio.

Igualmente, es destacable su contenido en fibra y agua, que ayudan, respectivamente, al buen tránsito intestinal y a la consecución de una sensación de saciedad y al mantenimiento de la hidratación, especialmente en épocas de altas temperaturas. En definitiva, en el coco podemos encontrar nutrientes valiosos para el correcto funcionamiento del organismo del gato.

Beneficios del agua de coco para los gatos

Aunque el agua de coco es una bebida apreciada por las personas y a la que se le suponen múltiples beneficios, no es aconsejable dársela a los gatos. Como hemos comentado, su contenido elevado de potasio no la hace recomendable para los felinos. Si queremos que beba o se refresque, podemos recurrir a caldos caseros o a otras frutas con mucha agua sí aptas para ellos.

¿Cómo dar coco a un gato?

En vista de lo que hemos explicado, solo si nuestro gato muestra interés por el coco tendrá sentido que se lo ofrezcamos. Si es el caso, se lo daremos tal cual, al natural, pelando y cortando un pequeño trocito de la pulpa, retirando la corteza interna, como si le estuviésemos dando un premio.

Conviene evitar presentaciones como el coco rallado o similares, pues en algunos casos llevan ingredientes adicionales que pueden resultarle perjudiciales, como el azúcar.

Respecto al agua de coco, no se recomienda para los gatos y el aceite de coco puede mezclarse directamente con la comida a razón de un cuarto o media cucharilla al día, siempre que estemos hablando de gatos adultos y sanos.

¿Los gatos pueden comer coco? - ¿Cómo dar coco a un gato?

Cantidad de coco para un gato

Como hemos comentado, el coco puede darse de manera ocasional a modo de premio. Por ejemplo, un trocito de pulpa una vez a la semana, siempre que no exista ninguna contraindicación para su ingesta (de ello hablaremos en el siguiente apartado).

De aceite de coco también se puede ofrecer una cantidad mínima. Hemos hablado de un cuarto o media cucharilla al día, pero debemos seguir las indicaciones del veterinario o del fabricante del aceite. Por supuesto, ante cualquier síntoma adverso, habrá que revisar estas cantidades o incluso suprimir el aporte de coco en la dieta.

Contraindicaciones del consumo de coco en gatos

A lo largo del artículo ya hemos ido mencionando los aspectos poco beneficiosos del coco y sus derivados para los gatos. No es el alimento más adecuado para los ejemplares con:

  • Problemas de sobrepeso, obesidad o tendencia a engordar.
  • Trastornos pancreáticos: debido a la cantidad de grasas que contiene y que este órgano se encarga de ayudar a digerir.
  • Una dieta con aporte reducido de grasas o sufran algún trastorno digestivo no deberían consumir coco.

El contenido en potasio tampoco lo hace el alimento ideal para gatos con problemas en la regulación de electrolitos por dificultades en la excreción renal. Es decir, hay que tener cuidado, especialmente, con gatos que padecen enfermedad renal aguda o crónica. Lógicamente, si al gato se le ha diagnosticado hiperpotasemia (nivel elevado de potasio en la sangre) no deberíamos añadir más potasio a su dieta.

Efectos secundarios del coco en gatos

Ya hemos visto que el elevado contenido graso y calórico del coco puede favorecer la acumulación de kilos de más en los gatos. Además, las grasas pueden desencadenar alteraciones a nivel digestivo, como la diarrea o la descomposición, o llegar a provocar una pancreatitis, una afección potencialmente mortal que suele manifestarse mediante un cuadro de letargo, anorexia, dolor abdominal, vómitos y diarrea. Lo mismo sucede con su contenido en fibra y agua, ya que pueden movilizar en exceso el sistema digestivo, consiguiendo un efecto laxante.

Por otra parte, el apreciable contenido en potasio del coco podría desencadenar una hiperpotasemia, cuyos signos clínicos incluyen debilidad muscular generalizada y alteraciones cardiacas de gravedad, al punto de que se considera una urgencia veterinaria.

En definitiva, ante cualquier sospecha de que el coco o sus derivados no le han sentado bien a nuestro gato, la recomendación es acudir al veterinario para que, si es necesario, establezca un tratamiento con el objetivo de controlar la sintomatología. Por supuesto, tampoco deberíamos volver a darle coco más veces.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Los gatos pueden comer coco?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Dietas equilibradas.

¿Tienes contratado el Seguro de Responsabilidad Civil obligatorio para perros? Consiguelo al mejor precio rellenando el formulario con tus datos y los de tu mascota haciendo clic en este botón:

Bibliografía
  • Portal Veterinaria. (2003). "Desórdenes del potasio: hipokalemia e hiperkalemia".
Escribir comentario
Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
¿Los gatos pueden comer coco?