menu
Compartir

Anorexia en gatos - Causas, síntomas y tratamiento

 
Por Laura García Ortiz, Veterinaria especializada en medicina felina. 2 julio 2021
Anorexia en gatos - Causas, síntomas y tratamiento

Ver fichas de Gatos

¿Tu gato no quiere comer? ¿Está decaído? La anorexia en gatos es un síntoma inespecífico de diferentes situaciones, procesos y enfermedades. Así, un acontecimiento fisiológico como el celo, un evento estresante o una patología interna grave pueden provocar anorexia. La anorexia irá debilitando progresivamente al gato, causando graves consecuencias en su organismo. Sin duda, requiere siempre que el veterinario investigue su origen en la consulta, realizando una serie de pruebas diagnósticas para poder prescribir el tratamiento más adecuado.

Sigue leyendo este artículo de ExpertoAnimal para conocer las causas, los síntomas y el tratamiento de la anorexia en los gatos.

También te puede interesar: Mi gato come poco - Causas y qué hacer

¿Qué es la anorexia en los gatos?

Anorexia es el término que se utiliza cuando un organismo no se alimenta. Cuando un gato no quiere comer se dice que presenta anorexia o pérdida de apetito. Esta pérdida de apetito puede deberse a múltiples motivos, desde diversas enfermedades, situaciones, cambios o problemas psicológicos. Es por esto que se trata de un signo clínico inespecífico.

Generalmente la anorexia en los gatos se produce como una respuesta de fase aguda que surge como resultado de alteraciones en el equilibrio del medio interno del gato, que es lo que sucede en infecciones, otras enfermedades, daños orgánicos o tumores.

Causas de anorexia felina

Como avanzamos, la anorexia en los gatos se puede presentar en muy diversas situaciones, independientemente de la edad del animal, aunque la anorexia en gatos mayores suele ser más frecuente porque son más propensos a sufrir muchas de las enfermedades que la provocan. Destacamos las siguientes:

  • Dolor bucal: enfermedades dolorosas de las encías, los dientes o los tejidos blandos de la boca, como infecciones, fracturas, resorción dental, tumores o gingivoestomatitis crónica o patologías de la mandíbula pueden causar rechazo a la ingestión de alimentos, sobre todo los más duros, pudiendo aceptar los líquidos o blandos.
  • Rechazo del alimento: si has cambiado el pienso o el alimento al que estaba acostumbrado tu gato de forma brusca, es posible que rechace comer el nuevo, por la sensibilidad que presentan algunos gatos ante los cambios bruscos o, directamente, porque no le gusta.
  • Celo: una gata en celo estará muy ansiosa y nerviosa. Al enfocar todo su interés a la reproducción llega a olvidarse de comer. Por lo tanto, si notas que tu gata come menos en sus días de celo, puede deberse a este proceso fisiológico. Recuerda que se recomienda su esterilización, con lo que, además de reducir su estrés, disminuye la probabilidad de que desarrolle diversas enfermedades reproductivas.
  • Estrés o ansiedad: los gatos son muy sensibles al estrés por lo que cualquier situación mínimamente estresante para ellos puede dar lugar a consecuencias, entre ellas la anorexia.
  • Intoxicación: si tu pequeño felino ingiere alguna sustancia tóxica, como una planta o un alimento humano inapropiado, puede sufrir daños internos. El gato se encontrará tan mal que no querrá comer. De hecho, en algunos casos detectaremos otros signos clínicos y el tratamiento tendrá que ser urgente.
  • Alteración del olfato: los gatos usan su nariz para respirar y para olfatear el alimento. Cualquier taponamiento puede provocar una pérdida del apetito, además de generarles estrés e incomodidad.
  • Enfermedad infecciosa o parasitaria: las enfermedades debilitan a los gatos o, como sucede en la rinotraqueítis felina, causan rinitis y secreciones nasales que les hacen perder el olfato, lo que acaba por provocar que dejen de comer.
  • Enfermedad esofágica: la esofagitis, el reflujo gastroesofágico o los cuerpos extraños en el esófago pueden resultar sumamente molestos y dolorosos para nuestros gatos, que evitarán la ingestión de alimentos, pues estos aumentan el rozamiento con la mucosa esofágica y, por lo tanto, el dolor. La inflamación del estómago o gastritis también puede provocar anorexia.
  • Enfermedad pancreática: la pancreatitis o inflamación del páncreas es una causa de dolor abdominal en gatos, aunque, en ocasiones, cuesta notar este malestar. En cualquier caso, la anorexia es uno de los síntomas de esta enfermedad.
  • Enfermedad hepática o biliar: enfermedades del parénquima hepático o del tracto biliar pueden causar anorexia en los gatos, además de otros signos asociados al proceso.
  • Enfermedad intestinal: las afecciones intestinales, como la enfermedad inflamatoria intestinal, las enteritis, los cuerpos extraños o los tumores pueden causar malestar en el gato, apatía y anorexia.
  • Insuficiencia renal: los riñones intervienen en la filtración de la sangre, por lo que si no funcionan correctamente los tóxicos se acumulan y los gatos no se encuentran bien, causando, entre otros síntomas, anorexia.
Anorexia en gatos - Causas, síntomas y tratamiento - Causas de anorexia felina

Síntomas de anorexia en gatos

Como hemos dicho, la anorexia no es una enfermedad, sino un signo clínico consecuencia de múltiples causas. Pero la propia anorexia, si no se trata rápido, acaba desencadenando otros signos que repercutirán gravemente en el estado general del gato. Así, entre los efectos de la anorexia en gatos destaca la malnutrición, el mal aspecto del manto, la pérdida de peso, la deshidratación, la letargia, la debilidad o la atrofia de la musculatura, además de los signos específicos de cada proceso causante. Por ejemplo:

  • En la enfermedad renal se puede observar el síndrome de poliuria-polidipsia, es decir, el gato orina y bebe más de lo normal.
  • En la enfermedad hepatobiliar es posible apreciar ictericia, que es la coloración amarillenta de las mucosas, letargia o hinchazón del abdomen debido a la acumulación anómala de líquidos.
  • En la pancreatitis es habitual el dolor abdominal, la deshidratación y la debilidad.
  • En la enfermedad inflamatoria intestinal u otros trastornos del intestino se puede ver síntomas digestivos como diarrea, vómitos, malabsorción o desequilibrios electrolíticos.
  • Los trastornos esofágicos y gástricos causan vómitos, regurgitación, hipersalivación, tos, fiebre y postura extendida de cabeza y cuello al tragar, debido a la odinofagia, que es el dolor al tragar.
Anorexia en gatos - Causas, síntomas y tratamiento - Síntomas de anorexia en gatos

Diagnóstico de la anorexia en el gato

La anorexia en los gatos es sumamente fácil de diagnosticar por parte de los cuidadores, ya que, en principio, solo requiere ver que el gato no come o come muy poco. Siempre debe ser motivo de preocupación, excepto la causada por razones fisiológicas.

El diagnóstico, que tiene que hacer el veterinario, debe basarse en la búsqueda de la enfermedad o proceso desencadenante, para lo que se combinan exámenes como los siguientes:

  • Exploración física.
  • Anamnesis, que es la información que se recopila sobre el animal. Para elaborarla se hacen preguntas al cuidador.
  • Análisis de sangre, que incluye hemograma y bioquímica.
  • Radiografías.
  • Ecografías.
  • Citología/biopsia.
Anorexia en gatos - Causas, síntomas y tratamiento - Diagnóstico de la anorexia en el gato

Tratamiento de la anorexia felina

Una vez diagnosticada la anorexia, hay que iniciar el tratamiento de inmediato para evitar el avance de los efectos negativos. La rapidez es especialmente importante en los gatitos jóvenes, por su debilidad, sus reducidas reservas y su alta demanda energética. También corren mucho riesgo los gatos pasados de peso, ya que presentan un riesgo superior de desarrollar lipidosis hepática. La lipidosis hepática es una alteración del hígado que supone la acumulación de vacuolas grasas en las células hepáticas. Se conoce también como "hígado graso" y puede traer graves consecuencias e incluso la muerte.

Por este motivo, los gatos anoréxicos se deben hidratar cuanto antes mediante fluidoterapia y puede ser necesario administrarles alimento de manera forzada mediante sondas de alimentación a fin de prevenir complicaciones. Además, se debe comenzar a tratar la causa que origina la anorexia para restaurar la salud del felino.

Si deseas leer más artículos parecidos a Anorexia en gatos - Causas, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas de alimentación.

Bibliografía

Atencia, S. (2020). Diagnóstico clínico de las patologías gastrointestinales, hepáticas y pancreáticas del gato. Improve International.

Martínez-Subiela, Tecles, Parra y Cerón. Proteínas de fase aguda: Conceptos básicos y principales aplicaciones clínicas en medicina veterinaria. Universidad de Murcia.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Anorexia en gatos - Causas, síntomas y tratamiento
1 de 4
Anorexia en gatos - Causas, síntomas y tratamiento

Volver arriba