Compartir
Compartir en:

Por qué mi gato no quiere comer

Por qué mi gato no quiere comer

Ver fichas de Gatos

En ocasiones observamos que nuestros gatos están inapetentes y entonces preocupados nos preguntamos: ¿por qué mi gato no quiere comer? Las causas que pueden llevar a este cambio en el comportamiento de nuestro felino pueden ser de muy sencillas hasta algunas realmente graves que el veterinario debe tratar sin dilación.

Dependiendo de la raza de gato, algunas expresarán de forma estentórea y bien visible sus necesidades, tal como realizan los siameses, por ejemplo. O bien "sufrirán en silencio", como hacen los gatos ragdoll, que apenas maúllan dada su timidez. Si prosigues la lectura de este artículo de ExpertoAnimal, hallarás diversas respuestas que podrán explicar por qué tu gato no quiere comer.

Verano

Durante el verano es bien sabido que habitualmente los gatos suelen aminorar la ingesta de alimento. El calor y el hecho de que duermen más en las zonas frescas que descubren, hacen que descienda su apetito. Esta reacción se acentúa si no estamos atentos a que nuestro gato tenga agua suficiente en su bebedero para saciar completamente su sed.

Hay razas, más espabiladas en este aspecto, que no dudan en trepar hasta el lavamanos, el bidet, el grifo de la cocina o el grifo de la bañera para lamerlos en busca de preciadas gotas de agua. Sin embargo, hay otras razas menos dinámicas que compungidas se dedican a dormir mucho y no comer. Por lo tanto, es la sed uno de los motivos más habituales para que nuestros gatos cesen de comer. Si esta actitud se repite, es una clara señal de que no atendemos bien a nuestro gato.

Tricobezoares

Las bolas de pelo intestinales llamadas tricobezoares son las causantes más habituales de que nuestros gatos dejen de comer repentinamente. Estas bolas cuya formación se debe a la ingesta accidental de pelo muerto de su manto por parte del gato al lamerse para acicalarse, son la principal razón que reducen el apetito en los gatos.

Para evitar dichas bolas de pelo existen tres soluciones muy fáciles. La primera es un cepillado frecuente de nuestro gato (especialmente durante el periodo de muda). Esta acción resta muchas posibilidades a la formación de tricobezoares. La segunda solución consiste en administrarle malta para gatos a nuestro felino para evitar la formación de las molestas bolas de pelo en su organismo.

Por último, si no hemos cepillado correctamente al gato ni le hemos administrado malta, y las bolas ya se alojan en su intestino impidiéndole evacuar (lo que provoca un cese inmediato de la ingesta de alimento), la solución será untar con parafina farmacéutica una pata de nuestro gato. El gato se lamerá la grasienta zona para eliminar la parafina, ingiriéndola al realizarlo. La parafina es una grasa artificial que ni el estómago ni los intestinos del gato asimilan. Por consiguiente, toda la cantidad que entra, sale, lubricando y arrastrando hacia el exterior las tricobezoares intestinales.

En el caso de que esta última solución no funcionase, de inmediato hay que llevar al gato al veterinario para que lo trate sin dilación. La vida del gato correrá peligro.

Alimentos en mal estado

En ocasiones, sin desearlo, le ofrecemos alimentos en mal estado a nuestro gato. Suele suceder con recipientes de pienso fresco abiertos durante horas y dejados fuera del frigorífico. O bien, con sobras de nuestros alimentos expuestos al calor estival que provoca fermentaciones y que los insectos pongan sus huevos en dichos alimentos preputrefactos y puedan infectar con parásitos a nuestros felinos.

Los gatos domésticos, al contrario que muchos cánidos, no tienen su sistema digestivo adaptado para ingerir carroña. Esta característica y el hecho de que no son tontos, les obligará a cesar de comer aquella porquería.

Enfermedades

Un repentino cese en la ingesta de alimento por parte de nuestro gato, puede ser un síntoma de que padece alguna enfermedad. Por ello, la visita al veterinario es obligada, pues pueden tratarse de las ya mencionadas tricobezoares, hasta problemas severos en el aparato digestivo que pueden precisar cirugía.

Por otro lado, el estrés causado en nuestro felino por alguna circunstancia traumática también puede provocar que nuestro gato no quiera comer. Cambio de residencia, otra nueva mascota, nacimiento o muerte de un miembro de la familia, o la muerte de una mascota compañera, pueden ser la causa del cese de alimentación por parte de nuestro entristecido o celoso gato.

Mi gato no come ni bebe

Cuando los gatos al margen de no comer, tampoco beben, la urgente visita al veterinario es obligada. Las causas pueden ser múltiples y todas ellas graves, y todavía más si el gato vomita hasta el agua que le demos con una jeringa. No obstante, las comunes son las siguientes:

  • Muy probablemente será señal de que nuestro gato se ha envenenado. Puede que haya sido de forma accidental al ingerir una planta tratada con algún insecticida (los gatos consumen plantas para purgarse). También existen plantas venenosas: las adelfas, dieffenbachias y muchas otras son plantas tóxicas. El veterinario debe tratar sin dilación el envenenamiento.
  • La rabia puede ser causa también de que cese de beber. Mucho ojo con este problema, aunque pero no suele darse en entornos urbanos, excepto si existen ratas que hayan mordido al gato. En felinos que viven en entornos rurales el problema es más frecuente. Por este motivo es fundamental que nuestros gatos porten la vacuna antirrábica, entre otras.
  • La ingesta de objetos extraños (suele suceder en cachorros o gatos muy jóvenes), es fuente frecuente de oclusiones intestinales.

Y ya para acabar, el envenenamiento adrede por parte de algunos malditos miserables que ni merecen el apelativo de ser considerados como personas o seres humanos, suele ser la causa de que nuestros gatos sufran lesiones tan graves, irritantes y dolorosas en su sistema digestivo, que les impidan comer y beber.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué mi gato no quiere comer, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas de alimentación.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Por qué mi gato no quiere comer

Muy útil

Descubre vídeos interesantes
Razas de perros
Razas de gatos
Manualidades para mascotas
Consejos y cuidados de los gatos
Por qué mi gato no quiere comer
1 de 4
Por qué mi gato no quiere comer