Compartir

¿Por qué mi cachorro recién nacido no quiere comer?

Por Noelia Manjón, Redactora científica especializada en zoología. 20 febrero 2019
¿Por qué mi cachorro recién nacido no quiere comer?

Ver fichas de Perros

Observar que un cachorro recién nacido no mama es motivo de alarma. La primera etapa de la vida de un cachorro es un momento muy delicado en el que se corren muchos riesgos y en el que el pequeño debe ser capaz de aprender por sí solo a vivir fuera del útero de la madre. Una de las primeras cosas que hace nada más nacer es encontrar las mamas de su madre para alimentarse, protegerse en el regazo materno y sentir su calor.

Sin embargo, hay ocasiones en las que este paso no se completa con éxito y el cachorro no es capaz de acomodarse ni alimentarse apropiadamente. Esto es una clara señal de que algo no anda bien. Aunque frente a esta situación lo más razonable es consultar al veterinario lo antes posible, en este artículo de ExpertoAnimal queremos resolver una de las primeras dudas que a menudo surgen tras el nacimiento, ¿por qué mi cachorro recién nacido no come?

Te explicaremos cuáles son las señales de alarma y qué hacer cuando un cachorro recién nacido no mama. También haremos un repaso general para que sepas cuáles son los cuidados de los perros cachorros.

También te puede interesar: ¿Por qué mi gato no quiere comer?

Signos de alarma

Si los cachorros recién nacidos no se alimentan bien se deshidratarán, lo que puede provocar que mueran rápidamente, pues no tienen reservas de energía como los perros adultos. La debilidad de los cachorros recién nacidos puede aparecer en tan unas horas si estos no consiguen alimentarse o recibir el calor de su madre.

No obstante, ¿cómo podemos saber si nuestro pequeño está en peligro? A continuación te mostraremos algunos signos de alarma que no deben ignorarse:

  • El cachorro recién nacido no quiere comer y está decaído.
  • Podemos observar la musculatura débil.
  • Los cachorros presentan vómitos o diarrea.
  • El cachorro está frío y su hocico está también muy frío y seco.
  • Observamos una secreción extraña e inusual del cordón umbilical.
  • El cachorro recién nacido no quiere comer, solo dormir.
  • Imposibilidad de mamar o reflejos débiles al intentar mamar.
  • Los cachorros recién nacidos lloran mucho.

Si has observado uno o varios de los síntomas mencionados es probable que te preguntes qué hacer cuando un cachorro recién nacido se está muriendo. Si esta es tu situación no lo dudes: acude al veterinario urgentemente, estos signos son graves y pueden poner en riesgo la vida del pequeño cachorro recién nacido.

¿Por qué mi cachorro recién nacido no quiere comer? - Signos de alarma

Causas por las que un cachorro recién nacido no come

En la mayoría de ocasiones la progenitora se ocupa por completo de los pequeños, no obstante, en algunos casos va a ser necesario que ayudemos a la perra a cuidar a sus cachorros, especialmente cuando uno no consigue mamar, cuando les rechaza u observamos algún problema de salud.

Las causas que explican por qué un cachorro no quiere mamar son diversas, pero para solucionarlo, primeramente debemos llegar a un diagnóstico, que únicamente nos lo puede ofrecer un veterinario. Dependiendo del diagnóstico el especialista nos recomendará un tratamiento u otro.

Aún así, a continuación hablaremos de las causas que pueden provocar que un cachorro recién nacido no coma:

  • Estómago lleno: a veces simplemente lo que ocurre es que el perrito se siente lleno y se niega a comer. Si han transcurrido menos de 4 horas desde su última toma, lo más probable es que no tenga hambre.
  • Gases: los gases son muy comunes en los cachorros, especialmente si se les alimenta con biberón. Esto le puede provocar una falta de apetito, malestar y hasta explicaría por qué lloran los cachorros recién nacidos.
  • Cachorros prematuros: si el cachorro nació prematuramente o sufre una malformación en la nariz, garganta o mandíbula, puede que se nieguen a comer o que le sea imposible.
  • Enfermedad: puede darse el caso de que uno de los cachorros haya nacido con problemas de salud y no pueda mamar por sí mismo. Si observas algún signo extraño, como fiebre, diarrea, debilidad muscular y/o frío, es posible que lo que le ocurre es que este enfermo. Acude al veterinario de inmediato.
  • Frío o debilidad: si ha estado separado del resto de cachorros y de la madre, puede que por lo que no quiera comer sea porque tiene frío, ya que es incapaz de regular su temperatura. El frío puede debilitar y deshidratar al pequeño en muy poco tiempo, e incluso sufrir una hipoglucemia, una brusca bajada de azúcar que pondrá en riesgo la vida del cachorro. Si su temperatura es inferior a 34ºC, su sistema digestivo se ralentizará y no funcionará correctamente. Para medir su temperatura, puedes usar un termómetro pediátrico digital e introducir solo la punta en el recto con la ayuda de un poco de lubricante.
  • Nivel de azúcar bajo: si observas que el cachorrito tiene una temperatura adecuada, pero presenta debilidad, letargo, no mama e incluso tiene convulsiones o temblores anormales es muy probable que lo que esté sucediendo es que sufra una hipoglucemia.
  • Rechazo de la madre: puede ocurrir que la madre rechace a uno o varios de los cachorros y decida dejar de alimentarles, ya sea por razones patológicas o por instinto. Si tu pequeño no se acurruca junto a su madre y el resto de los cachorros, estará en peligro de no obtener el alimento y calor necesarios para su supervivencia. Esta situación es muy delicada, puesto que no solo es peligroso que no les quiera dar de mamar, sino que también puede mostrarse agresiva con ellos.

¿Por qué mi cachorro recién nacido no quiere comer? - Causas por las que un cachorro recién nacido no come

¿Qué hacer cuando un cachorro recién nacido no come?

Dependiendo de la gravedad del cuadro, será imprescindible acudir al veterinario. Por el momento, y si no muestra signos de gravedad, puedes seguir estos consejos que te ayudarán a proteger al pequeño:

  • Estómago lleno: espera un tiempo para ofrecerle la siguiente toma. Los cachorros suelen comer cada dos o cuatro horas, por lo que quizás sea demasiado pronto.
  • Gases: si a pesar de que el perro no come, este se encuentra bien y no presenta ningún signo de preocupación, además de la panza un poco hinchada, puedes ayudarle a expulsar los gases acariciando con delicadeza su estómago para que eructe o estimular con un trapo tibio y mojado su ano para ayudarle a defecar.
  • Cachorros prematuros: ante esta situación, lo único que se puede hacer es llevar a los perros prematuros, letárgicos o que sufren malformación al veterinario para que evalué su situación.
  • Enfermedad: la única persona que puede ayudarte a solucionar este problema es tu veterinario. Acude a él o ella cuanto antes para que ponga remedio. ¡Recuerda que los cachorros recién nacidos son especialmente delicados!
  • Frío o debilidad: cuando observamos que el cachorro recién nacido no deja de llorar podemos sospechar que padece frío o debilidad. Recuerda que debes mantener al pequeño caliente. Puedes abrigarlo y colocarlo sobre tu pecho para que reciba calor o utilizar una bolsa con agua tibia/caliente (no hirviendo) y colocar al cachorro sobre una toalla encima de esta bolsa para que se caliente gradualmente. No uses una almohadilla o cojín térmico, ya que esto podría sobrecalentar al cachorro o subir su temperatura demasiado rápido, lo que le provocaría problemas graves. Si observas que el cachorro jadea es tiene demasiado calor. Baja un poco la temperatura. Cuando el cachorro recupere su temperatura ideal, deberá mostrar interés por alimentarse. Si no mejora, llévale al veterinario para que lo revise.
  • Nivel de azúcar bajo: lo más adecuado siempre será acudir al veterinario.
  • Rechazo de la madre: si este es el caso, puede que sea necesario que compres fórmulas de lactancia especiales para los cachorros rechazados y se la ofrezcas a los cachorros con un biberón. Debes llevar un control y una vigilancia exhaustiva en estos casos. Puede ser necesario que le coloques un bozal a la perra para evitar que les haga daño si muestra problemas de comportamiento. Consulta a tu veterinario lo antes posible para que te ofrezca la solución más adecuada.

Alimentar a un cachorro recién nacido con biberón

Aunque lo ideal es que el cachorro (o los cachorros) reciban tanto el calor de la madre como su leche materna, pues este alimento es imprescindible para desarrollar su sistema inmune, en algunas ocasiones esto no se puede cumplir, ya sea por rechazo, incapacidad, enfermedad, dolencia e incluso muerte de la progenitora.

Si la posibilidad de estar con la madre se ha descartado o después de un rato junto a ella el pequeño no ha podido rejuntarse a ella y alimentarse, será momento de disponer de leche maternizada de reemplazo, también conocida como leche maternizada artificial.

Podemos encontrar leche para cachorros en tiendas de mascotas y en clínicas veterinarias, no obstante, nosotros te recomendamos visitar a un veterinario para que pueda explicarte cuánta leche toma un cachorro dependiendo de su edad y el estado de salud que presente.

Para ofrecérsela, sigue los siguientes pasos:

  1. Elige una fórmula adecuada para tu cachorro, que además sea de buena calidad.
  2. Utiliza una jeringuilla o biberón, siempre en función del tamaño del cachorro.
  3. Asegúrate de estar utilziando el tamaño de jeringuilla o tetina adecuada para el tamaño del cachorro, si tienes dudas consulta con tu veterinario de confianza.
  4. Sigue las indicaciones para preparar la leche y dásela tibia, no demasiado caliente.
  5. Los pequeños, junto a su madre, se alimentan continuamente. Por ello, debemos alimentar al cachorro desamparado incluyendo las noches cada tres o cuatro horas.
  6. No utilices leche de vaca u otros sustitutos, ya que puedes provocar problemas digestivos en los cachorros.

Por último, no debemos olvidar estimular la zona genital del pequeño abandonado para ayudarle a orinar y defecar:

  1. Frota delicadamente algodón mojado con agua tibia sobre la zona genital del pequeño.
  2. Limpia la región genital una vez defeque u orine con un papel o algodón limpio.

Si alguno de los pasos anteriores no funciona u observas algo anormal durante el proceso, lleva al cachorro recién nacido al veterinario para que evalúe la situación. Un cachorro con problemas de salud necesita atención inmediata.

¿Por qué mi cachorro recién nacido no quiere comer? - Alimentar a un cachorro recién nacido con biberón

Cuidados de los perros cachorros

Ahora ya conoces distintas causas que pueden provocar que un cachorro no quiera comer, junto con las posibles soluciones, no obstante, si quieres saber más del tema y profundizar en el cuidado de perros cachorros no te pierdas los siguientes consejos:

  • Revisa a los cachorros atentamente de forma diaria.
  • Anota en un cuaderno el peso diario de los cachorros.
  • Asegúrate que todos ellos maman y mantienen una temperatura estable.
  • No les separes de la madre de forma prematura.
  • Acude al veterinario ante cualquiera de las señales mencionadas.

También puedes visitar nuestro artículo acerca de la alimentación del cachorro recién nacido.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué mi cachorro recién nacido no quiere comer?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas de alimentación.

Escribir comentario sobre ¿Por qué mi cachorro recién nacido no quiere comer?

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
3 comentarios
Su valoración:
Brenda
Gracias por tu valiosa información
Su valoración:
maria1942_
que lindo😍😍😍😍
Su valoración:
Laura
Mil gracias por los consejos que ofrecen

¿Por qué mi cachorro recién nacido no quiere comer?
1 de 4
¿Por qué mi cachorro recién nacido no quiere comer?

Volver arriba