Compartir
Compartir en:

¿Cómo alimentar a un gatito recién nacido?

¿Cómo alimentar a un gatito recién nacido?

Ver fichas de Gatos

Un gatito debe quedarse con su madre y beber de su leche hasta 8 semanas después de nacer, incluso 10 semanas, antes de ser adoptado: nada reemplaza a su madre para darle los nutrientes que necesita y los cuidados que le permitirán tener la mejor sociabilización y un buen desarrollo de su sistema inmune. Se recomienda idealmente dejar al gatito con su madre hasta sus 12 semanas antes de su adopción.

Pero debes vigilar a los gatitos y controlar que vayan creciendo y aumentando de peso a un ritmo adecuado: puede que no sea el caso y tendrías que encargarte tú de su alimentación.

Si se ha muerto la madre o si has encontrado a un gatito huérfano vas a tener que alimentarle tú, sigue leyendo este artículo de ExpertoAnimal para saber cómo alimentar a un gato recién nacido.

También te puede interesar: Alimentar cachorros recién nacidos

Las necesidades hídricas de los gatitos con su madre

Si los gatitos tienen a su madre es ella la encargada de alimentarlos: debe amamantarlos como mínimo hasta las 8 semanas.

Normalmente todas las necesidades hídricas deben ser cubiertas en su totalidad por la leche materna durante las primeras semanas. Cualquier factor que impida mamarnormalmente acarreara una rápida deshidratación. Por eso debes asegurarte de que todos los gatitos maman correctamente, especialmente en caso de camadas numerosas, también debes comprobar que suben de peso de forma adecuada.

La humedad ambiente es un parámetro que debes controlar: la higrometría debe estar entre 55-65%, especialmente cuando los gatitos están alejados de la madre. Para ello puedes simplemente colocar unos cuencos con agua cerca del nido para mantener las mucosas orales y respiratorias de los gatitos hidratadas.

Si la higrometría cae por debajo de 35% el riesgo de higrometría es muy importante.

La higrometría tampoco debe superar a los 95% porque esto podría causar una dificultad respiratoria, y además los micro-organismos se desarrollan más fácilmente en un entorno muy húmedo. Pero en caso de gatitos débiles o prematuros puede ser interesante mantener una higrometría de 85-90%: esto disminuye las pérdidas hídricas por evaporación a nivel de las mucosas y disminuye las pérdidas de calor.

Señales de subalimentación en el gatito recién nacido

Un gatito en buena salud duerme entre sus tomas de leche y se despierta cuando su madre le estimula y entonces se pone a gritar y busca activamente la tetina.

Cuando sus comidas son insuficientes los gatos se despierten más frecuentemente y gimen. Progresivamente se vuelven inactivos y no ganan suficiente peso. Las complicaciones más frecuentes por malnutrición son la diarrea, la deshidratación, la hipoglicemia y la hipotermia.

Todo gatito sub-alimentado o rechazado por su madre debe ser asistido rápidamente.

Pesar a los gatitos

El peso de nacimiento es un factor importante de diagnóstico: está establecido que un bajo peso al nacer está correlacionado con la gravedad de las enfermedades de los recién nacidos. Un estudio demuestra que 59% de los gatos muertos-nacidos o muertos algunos días tras el nacimiento tenían un peso bajo al nacer.

Si la gata recibió una alimentación inadecuada para su estado fisiológico durante la gestación, el peso de los gatitos puede verse afectado.

Los gatitos con un peso de nacimiento bajo tienen un metabolismo más alto y necesidades energéticas más altas: son más predispuestos a la hipoglicemia.

Para conservar los datos, te recomendamos que apuntes cada día en una tabla el peso de los gatitos, al menos durante las 2 primeras semanas.

El peso de nacimiento normal de un gatito está entre 90 - 110 gramos, y debe ganar unos 15 - 30 gramos cada día durante el primer mes (en todo caso como mínimo 7 - 10 gramos diarios) y debe haber alcanzado el doble de su peso de nacimiento a la edad de 14 días: su peso sube unos 50 a 100 gramos por semana. Que sea macho o hembra no influye sobre su aumento de peso en las primeras semanas.

Una pérdida de peso puede ser aceptable si no supera los 10% diarios y si afecta solo a un número limitado de gatitos. En cambio si toda la camada pierde peso se debe encontrar la causa rápidamente.

Si el peso de un gatito disminuye cada día, la comida es probablemente insuficiente o de mala calidad: se debe realizar un exámen completo de la madre en búsquedad de una mamitis, de una metritis u de otra afección que tenga una influencia nefasta sobre la producción de leche.

Un gatito que pierda peso durante 24 a 48 horas o que deja de ganar peso durante 2 o 3 días debe obligatoriamente recibir un complemento alimenticio, los resultados son más favorables si se interviene al principio de la pérdida de peso.

Relación entre la edad y el peso de un gatito en crecimiento desde el nacimiento hasta las 8 semanas:

  • Nacimiento: 90 - 110 gramos
  • 1ª semana: 140 - 200 gramos
  • 2ª semana: 180 - 300 gramos
  • 3ª semana: 250 - 380 gramos
  • 4ª semana: 260 - 440 gramos
  • 5ª semana: 280 - 530 gramos
  • 6ª semana: 320 - 600 gramos
  • 7ª semana: 350 - 700 gramos
  • 8ª semana: 400 - 800 gramos

Para gatitos huérfanos o subalimentados: la lactancia artificial

La leche artificial

La leche artificial debe ser un alimento que cubre lo mejor posible las necesidades de los gatitos. Los requerimientos energéticos del gatito se estiman a unos 21 - 26 kcal por 100 gramos de peso corporal.

Un gatito que tuviera una madre recibiría el calostro en sus primeras horas de vida: sirve no solo para dar nutrientes al gatito sino también para darle defensas inmunitarias pasivas transmitiéndole inmunoglobulinas. Por ello para las primeras de vida se debe encontrar un substituto que cumpla las mismas funciones que el calostro. El calostro, lo produce la gata de forma fisiológica durante los primeras 24 a 72 horas de lactación, luego produce la leche.

Ritmo de distribución

El número de comida recomendable cada día para un gatito es difícil de discernir. Efectivamente los gatitos tienden a absorber la leche en pequeñas cantidades pero en numerosas tomas: hasta 20 por día. El ritmo de distribución del alimento de reemplazamiento debe ser regular, sin superar 6 horas entre dos tomas.

Pero se debe dejar un tiempo suficiente al estómago para vaciarse: unas 3-4 horas y respetar lo más posible el ritmo del gatito. Efectivamente despertarlo con demasiada frecuencia podría provocar estrés. Aconsejamos unas 4 a 8 tomas diarias, separándolas unas 3-6 horas.

Generalmente aunque las condiciones sean favorables y el lacto-remplazante bueno, los gatitos alimentados con lactancia artificial suelen tener un retraso de crecimiento. Este retraso no debe superar 10% y debe ser compensado durante el destete.

La capacidad estomacal de un recién nacido es de unos 50mL/kg, generalmente un gatito solo absorbe unos 10-20 ml por toma de leche, por eso la concentración del lacto-remplazante es primordial para cubrir las necesidades de los gatitos.

Si la densidad energética del lacto-remplazante es demasiado baja tendremos que aumentar el número de las tomas. En este caso para cubrir las necesidades nutricionales crearemos un exceso de fluido que puede afectar el equilibrio hídrico y dañar al riñón. En cambio si el sustituto lácteo es demasiado energético o si damos demasiada cantidad al gatito, puede tener diarreas osmóticas u otros trastornos digestivos.

La leche

La composición natural de la leche de la gata cambia al cabo de 72 horas tras el parto y pasa a producir leche propiamente dicha en vez de calostro. La leche será el único aporte alimenticio del gatito hasta el destete. Puedes utilizar por ejemplo la leche maternizada TVM.

La leche maternizada debe ser preparada justo antes de administrarla a los gatitos y debe ser distribuida a los gatitos en jeringuillas y tetillas estériles, también es mejor que cada gatito tenga su propia pezonera. Se aconseja no preparar la leche con antelación pero si tuvieras que hacerlo, debes mantenerla en la nevera a una temperatura máxima de 4°C, y nunca más de 48 horas. La leche debe darse a una temperatura de 37-38°C, es mejor calentarla al baño maría porque si la calientas al micro-ondas se formarán burbujas muy calientes de líquido y otras muy frías.

Cuando los gatos aceptan mamar el biberón es la solución idónea: así el gatito deja de succionar cuando ha ingerido suficiente leche. Pero el gatito debe tener un reflejo de succión para poder alimentarlo con el biberón sino podría provocar problemas de deglución.

Las jeringuillas son más apropiadas para gatitos de menos de 4 semanas porque frecuentemente las tetinas de los biberones son demasiado grandes para ellos o tienen un débito de líquido demasiado importante.

Los gatitos de entre 1 a 3 semanas necesitan dos cucharadas grandes para 110 gramos de peso vivo cada 2 a 3 horas.

Para alimentar al gatito colócalo en la misma posición que tendría si le diera leche su madre: la cabeza elevada y la barriga en una toalla, déjalo mamar hasta la saciedad pero no le des demasiada cantidad. Debes estar tranquilo cuando le des de comer para que se sienta en confianza, y deja que tome su tiempo para mamar para evitar problemas de digestión o que ingiera demasiada comida.

Una vez haya terminado de mamar mantén el gatito tumbado en su espalda y acaríciale suavemente la barriga: si estuviera con su madre, ésta le lamería la barriga o la zona genital para estimularle a que vacíe sus intestinos de forma sólida o gaseosa. Este paso es muy importante.

Luego recoloca al gatito en su nido para que se acurruque y descanse, sigue alimentándole así hasta que llegue el momento de empezar el destete y de introducir progresivamente otro tipo de alimento.

Generalmente se empieza a añadir pienso a las 4 semanas pero algunos gatos se alimentan exclusivamente de leche hasta las 8 semanas, por ello debes consultar a un veterinario para determinar el momento idóneo del destete y conocer las necesidades de tu gatito.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo alimentar a un gatito recién nacido?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Lactancia, o que descargues nuestra app ExpertoAnimal, la aplicación para compartir conocimientos sobre el mundo animal y resolver todas tus dudas.

Consejos
  • Si tienes gatitos, y aún más si vas a tener que encargarte de la lactancia, te aconsejamos fuertemente que consultes a tu veterinario.
Comentarios (3)

Escribir comentario sobre ¿Cómo alimentar a un gatito recién nacido?

¿Qué te ha parecido el artículo?
3 comentarios
Su valoración:
Ronald
Tu página apesta, mucha información innecesaria, solo quería saber qué tipo de leche o sustito le puedo dar a un gato desamparado. Adiós.
ExpertoAnimal
Hola Ronald, en ExpertoAnimal siempre intentamos ofrecer el máximo de información posible para que todos los usuarios encuentren lo que buscan. Así mismo, en temas tan delicados como es la alimentación de cachorros recién nacidos, además de informar acerca de la leche adecuada, es importante explicar cómo dar esa leche correctamente, cantidad, número de tomas, cómo realizar el control para asegurar que los cachorros crecen adecuadamente, etc. Lamentamos que no te haya gustado y respetamos tu opinión. Un saludo.
Jesica Garcia
Disculpe, si mi gatito esta muy débil por que su mamá no lo quiere alimentar, qué puedo hacer si al intentar darle con el biberón no la toma? ¿Puede haber alguna forma de alimentarlo? Ya que el no la puede tomar por que no tiene fuerza y muy apenas se mueve, le agradecería mucho su ayuda por favor.
ExpertoAnimal
Hola Jesica, tu caso parece grave, lo suficiente como para acudir al veterinario de emergencia.
Alberto
Hola! Genial articulo! Pero me genera una duda. Tengo dos gatos de unos 6 dias huerfanos, en el bote de leche ponr que tienen que consumir entre 2 y 4ml, pero si les dejo comer hasta que se sacien comerian 10 o 12ml cada uno. Que me recomendais? Gracias!
ExpertoAnimal
¡Hola Alberto! Lo primero que debes hacer es pesar a los gatitos para proporcionarle la cantidad que necesitan. Debes tener presente que las cantidades indicadas en el producto son generales y, por tanto, se deben adaptar a cada caso. Lo más importante es que los gatitos se alimenten y ganen el peso diario estimado que indicamos en el artículo. Si observas que no alcanzan dicho peso, quizá deberías subir un poco la dosis. ¡Un saludo!

¿Cómo alimentar a un gatito recién nacido?
1 de 5
¿Cómo alimentar a un gatito recién nacido?