Compartir

Insuficiencia renal en gatos - Síntomas, causas y tratamiento

Por María Besteiros, Auxiliar técnico veterinario y peluquera canina y felina. 21 agosto 2020
Insuficiencia renal en gatos - Síntomas, causas y tratamiento

Ver fichas de Gatos

Desgraciadamente, la insuficiencia renal en gatos es una enfermedad muy habitual, sobre todo en aquellos ejemplares de edad más avanzada, aunque puede afectar a gatos de todas las edades. En este artículo de ExpertoAnimal, explicaremos en qué consiste esta patología, con especial atención a los síntomas que nos tienen que poner en alerta. Además, hablaremos de la importancia de la alimentación tanto para prevenir como para controlar el avance de la enfermedad.

¿Qué es la insuficiencia renal en gatos?

La insuficiencia renal se produce cuando uno o ambos riñones fallan. No es una enfermedad específica, sino un síndrome que disminuye la funcionalidad de los riñones. El sistema renal desempeña un papel muy importante en el organismo, ya que se encarga de filtrar la sangre y eliminar las sustancias de desecho a través de la orina. Cuando los riñones empiezan a fallar suelen ir compensándose hasta que el daño está tan avanzado que aparecen los síntomas, que se deben a la acumulación de sustancias tóxicas. Por eso, a veces, al llegar al veterinario el gato está ya muy enfermo. La enfermedad lleva meses e incluso años gestándose. De ahí que se recomiende hacer analíticas de sangre y de orina al menos una vez al año en los gatos a partir de siete años, aproximadamente. Esta es la presentación crónica de la enfermedad, la más habitual, sobre todo en gatos mayores.

A la enfermedad renal crónica predisponen factores propios del gato y de su entorno. Por ejemplo, el envejecimiento se ha relacionado con el compromiso de los sistemas de protección del riñón. Además, se distinguen causas iniciales como las siguientes:

  • Enfermedad renal poliquística, que es la patología congénita más frecuente. Afecta sobre todo al gato persa y sus cruces.
  • Pielonefritis bacterianas.
  • Urolitos, popularmente conocidos como piedras, en el tracto urinario superior.
  • Infecciones víricas crónicas como la leucemia o la inmunodeficiencia.
  • Linfoma renal.
  • Consumo de dietas desequilibradas.
  • Intoxicaciones.
  • Isquemia a consecuencia de una disminución del flujo sanguíneo.

Además de una presentación crónica existe una insuficiencia renal aguda que surge repentinamente y es más frecuente que se deba a infecciones o intoxicaciones. Incluso una infección de orina que no se trate puede avanzar hasta dañar los riñones. Esta insuficiencia renal en gatos jóvenes es más probable.

Para conocer el estado de los riñones del gato el veterinario realizará un análisis de orina y otro de sangre. Se valora la densidad de la orina y, en la sangre, la creatinina, la urea y, desde hace menos tiempo, el biomarcador SDMA. También pueden hacerse ecografías. Así se determina cuál es el funcionamiento de los riñones y el alcance del daño.

Insuficiencia renal en gatos - Síntomas, causas y tratamiento - ¿Qué es la insuficiencia renal en gatos?

Estadios de la insuficiencia renal en gatos

La enfermedad renal puede ser más o menos grave. En función de este dato se ha llegado a un consenso para clasificarla en lo que se denominan estadios. Son cuatro, cada uno con sus características y unas recomendaciones para el tratamiento. La clasificación de la IRIS, que es la International Renal Interest Society, es la siguiente:

  • Estadio 1: implica un valor de creatinina inferior a 1,6, con la SDMA no superior a 18. No hay azotemia, que es el aumento de determinadas sustancias en la orina.
  • Estadio 2: la creatinina está comprendida entre 1,6 y 2,8. La SDMA se encuentra entre 18 y 25. Hay azotemia leve pero sin signos clínicos. Es decir, el gato parece estar sano. A partir de este estadio se recomienda la administración de una dieta específica.
  • Estadio 3: caracterizado por una creatinina entre 2,9 y 5 y una SDMA entre 26 y 38. La azotemia es moderada y comienzan a aparecer algunos síntomas de la enfermedad.
  • Estadio 4: la creatinina es mayor de 5 y la SDMA supera los 38. Hay una azotemia grave.

Síntomas de insuficiencia renal en gatos

El fallo de los riñones provoca distintos síntomas que podemos detectar, aunque, en un inicio, al resultar inespecíficos o leves, pueden pasarnos inadvertidos. Por eso, para facilitar su identificación, vamos a diferenciarlos según la insuficiencia sea aguda o crónica. Así, estos son los signos que se pueden detectar si nuestro gato sufre insuficiencia renal aguda:

  • Depresión.
  • Deshidratación, lo podemos comprobar fácilmente tomando entre dos dedos un pliegue de piel en la zona de la cruz y levantándolo. Lo que tarde en volver la piel a su posición indica el grado de deshidratación.
  • Anorexia.
  • Aumento en la cantidad de orina eliminada o, al contrario, el gato deja de orinar. Estos tienen un peor pronóstico.
  • Vómitos.
  • Descenso de la temperatura.
  • Diarrea.
  • Signos a nivel neurológico.

Detectar cualquiera de estos síntomas es motivo para acudir al veterinario de forma urgente. De lo contrario, el gato puede morir. Por su parte, los signos clínicos que pueden hacernos sospechar de una insuficiencia renal crónica van empeorando con el tiempo y son los siguientes:

  • Aumento en el consumo de agua.
  • Incremento en la eliminación de orina.
  • Deshidratación.
  • Anorexia.
  • Vómitos.
  • Depresión.
  • Mal aspecto del manto.
  • Anemia.
  • Hipertensión.
  • Adelgazamiento.
  • Halitosis, es decir, mal olor en el aliento.
  • Heridas en la boca.
  • Debilidad.
Insuficiencia renal en gatos - Síntomas, causas y tratamiento - Síntomas de insuficiencia renal en gatos

Tratamiento de la insuficiencia renal en gatos

El tratamiento de la enfermedad renal se basa en la medicación para controlar la sintomatología y en pautar una dieta específica. La alimentación y la hidratación son aspectos clave, así como el seguimiento del veterinario, que nos marcará revisiones periódicas para controlar la evolución de la enfermedad.

En esta patología la comida debe considerarse un medicamento más, por eso hay que recurrir a dietas formuladas específicamente para estos gatos. Como mantener al gato hidratado es fundamental, se recomienda dar alimento húmedo. Un gato deshidratado no come. Si el gato solo acepta el pienso podemos dárselo humedecido o complementarlo con dieta húmeda. En cualquier caso, sigue los consejos del veterinario, pues es perjudicial tanto un exceso como una carencia de proteínas y también hay que controlar el aporte de fósforo. Ten en cuenta que no es extraño que estos gatos se muestren inapetentes. En estos casos es más importante que coman lo que sea, aunque no sea lo más adecuado, antes de que permanezcan en ayunas. Además del alimento, ponle agua limpia y fresca en varios puntos, utiliza fuentes si prefiere el agua en movimiento, ofrécele caldos y reparte la ración diaria en varias tomas, ya que se ha comprobado que les hace beber más.

Por otra parte, si tu gato padece insuficiencia renal aguda, al tratarse de una urgencia, lo primero es estabilizarlo. Para ello suele ser imprescindible ingresarlo en el centro veterinario para administrarle fluidos y fármacos por vía intravenosa.

Por último, en países como los Estados Unidos se están haciendo trasplantes de riñón. No es una práctica extendida a nivel mundial y, aunque se reportan buenos resultados, requiere también una valoración ética, ya que hay que extraer un riñón a un gato sano.

¿Existe tratamiento natural para la insuficiencia renal en gatos?

Lo que recomienda la evidencia científica para el tratamiento de la insuficiencia renal es, en primer lugar, una alimentación formulada específicamente para esta patología. Es cierto que podemos optar por una dieta casera, que incluso puede ser mejor tolerada por algunos gatos, pero es imprescindible que sea un experto en nutrición quien diseñe el menú.

Respecto al tratamiento de los síntomas, hay fármacos para cada uno de ellos. Aunque se pueda hablar de diferentes hierbas, homeopatía o flores de Bach, lo cierto es que en los estudios no demuestran la eficacia de los medicamentos.

¿Se puede curar la insuficiencia renal en gatos?

La insuficiencia renal siempre es tratable, pero eso no implica que pueda curarse. Si se ha producido la pérdida de tejido renal funcional, el daño es irreversible. Estos gatos necesitarán tratamiento de por vida y, aún así, en más o menos tiempo, la enfermedad continuará avanzando. La esperanza de vida desde el diagnóstico se sitúa en unos 2-3 años, pero es muy variable en función de la situación de cada gato. Por eso, si tu gato tiene insuficiencia renal, céntrate en ofrecerle una buena calidad de vida. Su bienestar es más importante que los años.

Por otra parte, la insuficiencia aguda puede provocar el rápido fallecimiento del gato. Aunque se inicie el tratamiento veterinario adecuado, los ejemplares que no responden favorablemente en unas 24-48 horas, por desgracia, suelen fallecer. Por su parte, los gatos que se recuperan pueden pasar a sufrir insuficiencia renal crónica.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Insuficiencia renal en gatos - Síntomas, causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

Bibliografía
  • Elliott y Sargent. (2020). Detección de la enfermedad renal crónica precoz en el gato. Veterinary Focus. Issue 30.1.
  • iris-kidney.com

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
MARIA CLARA ECHEVERRI
Hola. Mi gatica de 3 años tiene insuficiencia renal, no come casi porque la comida Hills, especial para este tipo de problemas, no le gusta. Hay alguna receta casera que le pueda preparar? Gracias
María Besteiros
Hola, las recetas caseras las tienes que consensuar con el veterinario que la trata porque dependen del estado concreto en el que se encuentre. También conviene revisar su hidratación y si tiene o no anemia, ya que son causas que le restan apetito. Si la enfermedad está muy avanzada, más importante que una dieta específica es que coma lo que sea. Un saludo.

Insuficiencia renal en gatos - Síntomas, causas y tratamiento
1 de 3
Insuficiencia renal en gatos - Síntomas, causas y tratamiento

Volver arriba