menu
Compartir

Insuficiencia hepática en gatos - Síntomas y tratamiento

 
Por Laura García Ortiz, Veterinaria especializada en medicina felina. 27 noviembre 2020
Insuficiencia hepática en gatos - Síntomas y tratamiento

Ver fichas de Gatos

La insuficiencia hepática en el gato aparece como resultado de enfermedades hepáticas que afectan a la funcionalidad del hígado como la lipidosis hepática, colangitis, amiloidosis o tumores, pero también puede ser debida a enfermedades extrahepáticas o tóxicos. Los síntomas de todas estas enfermedades son inespecíficos e incluyen entre otros: letargia, pérdida de peso, inapetencia, aumento de la ingesta de agua y vómitos. En estados avanzados de daño hepático aparece ictericia (mucosas amarillas), encefalopatía hepática e incluso ascitis (acumulación de líquido a nivel abdominal).

¿Quieres conocer más detalles sobre la insuficiencia hepática en gatos, sus síntomas y tratamiento? Sigue leyendo este artículo de ExpertoAnimal y conocerás mejor las enfermedades que pueden causar insuficiencia hepática a tu pequeño felino.

¿Qué es la insuficiencia hepática en los gatos?

Con el término de insuficiencia hepática felina nos referimos a todas aquellas enfermedades y circunstancias que alteran la correcta funcionalidad del hígado de los gatos. Existen muchas enfermedades que disminuyen la funcionalidad del hígado, unas son primarias y otras secundarias por tóxicos o enfermedades extrahepáticas.

El hígado felino cumple numerosas funciones, ya que interviene en la digestión, en la síntesis de bilirrubina, glucógeno, lipoproteínas, albúmina y filtra compuestos tóxicos. Además, está adaptado a la naturaleza carnívora de los gatos porque a través de la carne obtienen, entre otros nutrientes, taurina y arginina, que son dos aminoácidos esenciales para los gatos. El hígado felino forma sales biliares a partir de la conjugación de los ácidos biliares con la taurina y la arginina, interviene en la síntesis de amoniaco a partir de la urea y en su eliminación, por lo que una deficiencia de arginina causará una intoxicación por amoniaco en nuestro gato, provocando una encefalopatía hepática que suele tener un fatal desenlace.

Causas de insuficiencia hepática felina

La insuficiencia hepática en los gatos puede estar provocada por diversas causas, entre ellas enfermedades puramente hepáticas, enfermedades infecciosas, enfermedades en otros órganos o por tóxicos:

Enfermedades hepáticas

Son distintas las enfermedades hepáticas que pueden dejar el hígado afectado en gatos y desarrollar, así, una insuficiencia más o menos grave:

  • Lipidosis hepática: también llamada hígado graso, se produce una infiltración de grasa en las células del hígado felino provocando su disfunción, siendo potencialmente mortal para nuestros felinos. Se suele producir en gatos con sobrepeso que dejan de comer dos o tres días por alguna razón, liberando grasa de sus depósitos corporales a la sangre y llegando al hígado. Su causa puede ser que, al dejar de comer, no sintetizan las lipoproteínas de baja densidad que movilizan los triglicéridos hacia fuera del hígado o el impedimento en la oxidación de los ácidos grasos por déficit de carnitina, que se obtiene a través de dos aminoácidos esenciales que debe obtener el gato con su dieta. Las causas secundarias que pueden producirla son colangitis, pancreatitis, enfermedad gastrointestinal o endocrina (hipertiroidismo, diabetes mellitus).
  • Colangitis neutrofílica: inflamación de los conductos biliares del hígado por infección de bacterias gastrointestinales (Escherichia coli, estreptococos o clostridios). Normalmente, está asociada a enfermedad inflamatoria intestinal y/o pancreatitis, esto es común en gatos y se llama triaditis felina, debido a que el conducto hepático y pancreático desembocan juntos en el intestino, entonces enfermedades en intestino o páncreas pueden repercutir en el hígado.
  • Colangitis linfocítica: se trata de una enfermedad inmunomediada crónica progresiva con infiltración de linfocitos.
  • Cirrosis hepática: aparece al final de una enfermedad hepática crónica y consiste en aparición de fibrosis, nódulos de regeneración anormales y anastomosis vasculares de la vena porta.
  • Amiloidosis: consiste en el depósito de proteína amiloide en el hígado, pudiendo llegar a romperlo ocasionando una salida de sangre al abdomen (hemoabdomen). Suele producirse también en otros órganos como el riñón y suele ser respuesta a una inflamación crónica. Se ha descrito con más frecuencia en el gato abisinio, siamés y oriental.
  • Tumores hepáticos: son poco frecuentes en gatos, siendo el más prevalente el carcinoma de vías biliares. También podemos ver linfomas en el hígado, pero generalmente también los encontraríamos en otras localizaciones.

Enfermedades infecciosas

Como enfermedades infecciosas que pueden provocar insuficiencia hepática felina destacamos:

  • PIF: por formación de piogranulomas en el hígado en la forma seca de la enfermedad.
  • Toxoplasmosis: por necrosis de hepatocitos (muerte de células hepáticas) e inflamación.

Tóxicos

Los gatos presentan un déficit de la enzima metabolizadora glucuronil transferasa, que se encarga de la conjugación de ciertas drogas o sus metabolitos con ácido glucurónico para así proceder a su metabolismo y eliminación. Algunas drogas que usan esta vía y no hay que administrar a nuestros gatos porque son muy tóxicas, pudiendo provocar necrosis hepática, son: paracetamol, ibuprofeno y aspirina. Otros fármacos que presentan toxicidad hepática en los gatos son metimazol, tetraciclinas, diazepam, L-asparaginasa y doxorrubicina.

Shunt portosistémico

Consiste en una alteración en la circulación del hígado de origen congénito por la existencia de un vaso sanguíneo adicional que conecta la vena porta y la vena cava caudal (circulación sistémica), de manera que ciertas sustancias tóxicas provenientes del intestino llegan al hígado pero no se filtran por la comunicación vascular, entonces pasan directamente a la circulación general derivando en daños tóxicos a nivel del cerebro. Además, debido a esto se produce una atrofia del hígado, reduciéndose su tamaño y se produce una insuficiencia hepática.

De entre todas ellas, las enfermedades que más comúnmente causan una insuficiencia hepática en la especie felina son la lipidosis hepática y la colangitis.

Síntomas de insuficiencia hepática en los gatos

Los signos de insuficiencia hepática felina son inespecíficos, según el proceso que la origine y su gravedad nos podemos encontrar con:

En casos de encefalopatía hepática debida a un aumento de tóxicos no filtrados por el hígado, se verán convulsiones, ceguera, hipersalivación, cambios de comportamiento, agresividad, estupor e incluso coma.

Insuficiencia hepática en gatos - Síntomas y tratamiento - Síntomas de insuficiencia hepática en los gatos

Diagnóstico de la insuficiencia hepática felina

El diagnóstico de las enfermedades que pueden provocar una insuficiencia hepática en nuestros gatos se completa mediante una buena anamnesis, exploración clínica, analítica y bioquímica sanguínea, ecografía y toma de biopsias.

Exploración física

Durante la anamnesis y exploración del felino debemos observar y preguntar al tutor los signos clínicos que presenta, observar su estado de hidratación, pelaje, estado de las mucosas para valorar ictericia y condición corporal, así como palpación del animal y buscar si hay presencia de líquido en cavidad abdominal indicativo de ascitis. La ictericia y la ascitis son unos signos tardíos de enfermedad hepática en el gato, siendo los más específicos de insuficiencia hepática.

Analítica de sangre

Se realiza un hemograma y una bioquímica de sangre del gato. En ella se deben buscar los marcadores de funcionalidad y de enfermedad hepática:

  • Marcadores de enfermedad hepática: un aumento de las enzimas ALT y AST indican daño celular en el hígado, aunque como tienen una vida media de pocas horas en el gato, si no las vemos aumentadas no tiene por qué no tener enfermedad hepática. Un aumento de las enzimas ALP y GGT orientan más hacia un daño en vías biliares y canalículos, mientras que si solo está aumentada GGT orienta más a daño hepático.
  • Marcadores de funcionalidad hepática: se alteran cuando la insuficiencia hepática está avanzada, siendo hiperbilirrubinemia (aumento de la bilirrubina), hipoglucemia (baja glucosa), hipoalbuminemia (baja albúmina), hiper o hipocolesteronemia (descenso o elevación del colesterol) y aumento de los tiempos de coagulación (por deficiencia de vitamina K). Los aumentos de bilirrubina en ausencia de anemia hemolítica o enfermedad del páncreas son un buen indicativo de insuficiencia hepática, además, antes de aparecer aumentada en la analítica, los gatos suelen presentar bilirrubinuria (bilirrubina en orina) que siempre es patológica en esta especie. Si la bilirrubina está normal, el marcador más sensible y específico para detectar una insuficiencia hepática en gatos es el aumento de los ácidos biliares en ayunas y tras dos horas de la ingesta de alimento.

Diagnóstico por imagen

En concreto, la técnica útil en estos casos es la ecografía abdominal, aunque es frecuente no encontrar alteraciones aún cuando el gato realmente presenta una hepatopatía. En algunos casos se ven lesiones focales, aumento del tamaño del hígado con parénquima hiperecogénico (de color blanco en la imagen) que es sospechoso de una lipidosis, dilatación de los conductos biliares que sugiere colangitis o nos podemos fijar en la vascularización para el diagnóstico de shunts portosistémicos.

Biopsia hepática

El diagnostico definitivo de muchas enfermedades causantes de una insuficiencia hepática en gatos se consigue a través de un estudio anatomopatológico mediante toma de biopsias. Sin embargo, en los casos de lipidosis se puede diagnosticar mediante los pasos anteriores y una citología hepática con aguja fina (PAF), donde se verán numerosas células con grasa, aunque hay que tener en cuenta que puede coexistir con otras enfermedades, por lo que no siempre va a ser definitivo, requiriendo de biopsia. En los casos sospechosos de colangitis se puede obtener bilis de estos conductos para citología y cultivo, sin requerir de una biopsia en los casos de colangitis neutrofílica.

Insuficiencia hepática en gatos - Síntomas y tratamiento - Diagnóstico de la insuficiencia hepática felina

Tratamiento de la insuficiencia hepática felina

El tratamiento de la insuficiencia hepática en gatos es complejo y va a depender de la enfermedad o enfermedades que coexistan en el animal, se debe tratar específicamente cada enfermedad una vez diagnosticada por separado y los síntomas.

Tratamiento de la lipidosis hepática

¿Se cura la lipidosis hepática en gatos? La lipidosis es una enfermedad muy grave que debe ser diagnosticada y tratada de forma temprana para poder salvar a nuestro gato, solo así puede curarse. Su terapia se basa principalmente en:

  • Nutrición enteral con sonda de esofagostomía o nasogástrica (se aumenta un 25 % cada día hasta llegar a las kcal diarias que necesita el gato al cuarto día).
  • Fluidoterapia con cristaloides isotónicos suplementados con potasio si lo requieren.
  • Suplementos nutricionales y vitaminas: taurina (para prevenir o tratar la deficiencia), L-carnitina (para aumentar la oxidación de ácidos grasos) y vitaminas E (antioxidante), B y K (para tratar la coagulopatía por su deficiencia).
  • Si presenta encefalopatía hepática, se debe administrar lactulosa por vía oral asociada a antibióticos como amoxicilina o metronidazol.
  • Para reponer las reservas perdidas de glutatión que protege frente a los agentes oxidantes, se debe administrar N-acetil-cisteína por vía intravenosa de manera lenta. Se debe dar también antieméticos, protectores gástricos, estimulantes del apetito y buprenorfina para controlar el dolor si hay pancreatitis asociada.

Tratamiento de la colangitis neutrofílica

Se deben administrar antibióticos durante 4-6 semanas con previo cultivo y antibiograma (cefalosporinas, amoxicilina-clavulánico, fluoroquinolonas, metronidazol). Si la respuesta no es buena, se deben añadir corticoides. En función de la gravedad, se precisará tratamiento de soporte con:

  • Fluidoterapia.
  • Nutrición enteral.
  • Antieméticos.
  • Ácido ursodesoxicólico para estimular la secreción biliar, pero siempre que no exista obstrucción, además es antiinflamatorio, inmunomodulador y antifibrótico.
  • Antioxidantes como S-Adenosil metionina (SAMe) y vitamina E para reducir el estrés oxidativo que causa la enfermedad.
  • Suplementos nutricionales y vitaminas.

Tratamiento de la colangitis linfocítica

Se administran antibióticos y prednisolona a dosis altas (2-3 mg/kg/24 horas) con reducción progresiva de la dosis según la respuesta y tratamiento de soporte similar a la neutrofílica. Si la respuesta a la prednisolona no es suficiente, se pueden añadir inmunosupresores como el clorambucilo.

Tratamiento de las enfermedades infecciosas

En los casos de enfermedades de origen infeccioso se debe tratar la enfermedad y proteger el hígado con antioxidantes (SAMe, vitamina E), administrar ácido ursodesoxicólico y tratar los síntomas con antieméticos, fluidoterapia, estimulantes del apetito o alimentación enteral, control del dolor y suplementos nutricionales y vitamínicos.

Tratamiento de los tumores hepáticos

En casos de neoplasias se realizarán protocolos de quimioterapia adaptados al tumor y, en tumores extirpables, cirugía.

Tratamiento del shunt portosistémico

El tratamiento indicado será la cirugía, pero no siempre sale bien y previamente hay que estabilizarlo con antibióticos, lactulosa y dieta baja en proteínas.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Insuficiencia hepática en gatos - Síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

Bibliografía
  • L. E. Fidalgo. (2003). Patología Médica Veterinaria: Libro de texto para la docencia de la asignatura. Imprenta KADMOS, Salamanca.
  • Aybar, V., Casamián, D., Cerón, J. J., Clemente, F., Fatjó, J., Lloret, A., Luján, A., Novellas, R., Pérez, D.,Silva, S., Smith, K., Tegles, F., Vega, J., Zanna, G. (2018). Manual Clínico de Medicina Felina. Ed.SM Publishing LTD. Sheffield, UK.
  • A. Galan, C. M. Pineda, I. Mesa. (2019). Medicina interna en pequeños animales. Elsevier.
  • Portal Veterinaria. Lipidosis hepática idiopática felina. Disponible en: https://www.portalveterinaria.com/animales-de-compania/articulos/16909/lipidosis-hepatica-idiopatica-felina.html

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Insuficiencia hepática en gatos - Síntomas y tratamiento
1 de 3
Insuficiencia hepática en gatos - Síntomas y tratamiento

Volver arriba