Compartir
Compartir en:

Convulsiones en gatos - Causas y qué hacer

Convulsiones en gatos - Causas y qué hacer

Ver fichas de Gatos

En ExpertoAnimal sabemos que cuidar la salud de tu gato es esencial para que tenga la calidad de vida que tanto se merece. Los felinos suelen ser animales fuertes y resistentes, poco propensos a contraer enfermedades. Sin embargo, esto no significa que debas bajar la guardia ante cualquier comportamiento extraño.

Que un gato convulsione es una situación que genera altos niveles de malestar en sus compañeros humanos, pues se trata de una situación muy angustiosa de presenciar. También lo es para nuestro felino, que no entiende qué le ocurre. No obstante, mantener la calma, auxiliarlo en el momento y acudir a tu veterinario es la forma indeicada de ayudarlo. Es por eso que queremos hablarte de las convulsiones en gatos, causas y qué hacer cuando ocurren. De esta forma sabrás cómo enfrentar este problema de la manera más adecuada.

También te puede interesar: Convulsiones en perros - Causas y tratamiento

¿Qué son las convulsiones?

Se trata de una serie de movimientos repetitivos e incontrolables, producidos por una alteración del funcionamiento normal de la actividad cerebral. Una forma sencilla de explicar el proceso es decir que son ocasionadas cuando las neuronas, encargadas de llevar los impulsos eléctricos a través del sistema nervioso, reciben una excitación mayor de la que pueden soportar, provocando descargas eléctricas anormales en el cerebro como producto de la estimulación excesiva.

Cuando el cerebro recibe dichas descargas anormales, responde con los signos evidentes de una convulsión. El peligro reside no solo en el ataque en sí, sino que además puede ocasionar daño cerebral y afectar otros órganos, como los pulmones. Debido a esto, un diagnóstico temprano y un tratamiento aplicado a tiempo son cruciales para evitar consecuencias letales.

Las convulsiones no son comunes en los felinos, y usualmente se presentan como síntoma de otra patología. No hay que confundirlas con la epilepsia. La epilepsia se da por sí sola y es de por vida, sin que se presente otra enfermedad que pueda influir en su aparición; las convulsiones, por el contrario, vienen acompañadas de otros padecimientos y son producto de ellos, aunque puede que con el tratamiento tampoco logren desaparecer por completo, a pesar de que sí es posible controlarlas.

Causas de las convulsiones en gatos

Son múltiples los trastornos que pueden tener como síntoma las convulsiones en los gatos, a continuación te explicamos cuáles son:

  • Enfermedades infecciones: toxoplasmosis, encefalitis, meningitis, peritonitis, entre otras.
  • Deformaciones congénitas: hidrocefalia, etcétera.
  • Traumatismos en la cabeza.
  • Enfermedades cerebrovasculares.
  • Intoxicaciones: con insecticidas, venenos contra plagas, antiparasitarios de uso externo, productos para el hogar con etiquetas de tóxico y peligroso.
  • Enfermedades de origen metabólico: hipoglucemia, patologías en la tiroides, problemas hepáticos, entre otros.
  • Tumores cerebrales.
  • Rabia.
  • Uso de ciertos medicamentos.
  • Deficiencia de tiamina.
  • Leucemia felina.
  • Presencia de ciertos parásitos que han migrado de forma anormal en el cuerpo del gato.
  • Inmunodeficiencia felina.

Síntomas de las convulsiones

En los felinos, las convulsiones se presentan de distintas maneras. En algunos casos, los síntomas son bastante obvios, mientras que en otros las señales pueden ser difíciles de detectar. Los signos más comunes son:

  • Movimiento descontrolado de las patas
  • Cuerpo rígido
  • Pérdida de la consciencia
  • Masticación descontrolada
  • Caída hacia un lado
  • Salivación
  • Defecación y micción

La crisis puede durar de 2 a 3 minutos, y antes de ella, el gato puede tratar de atraer la atención de los humanos o, por lo contrario, esconderse. Este tipo de episodios son sencillos de identificar, aunque también pueden darse otros de signos más leves, manifestándose en comportamientos como perseguirse la cola de manera obsesiva, movimiento descontrolado de las facciones y persecución de algo que no está allí, entre otros. En estos casos, el gato solo pierde la consciencia de lo que ocurre de manera parcial. Cualquier tipo de comportamiento anormal debe ser consultado con el veterinario de inmediato.

¿Qué hacer durante el ataque?

Cuando se presenta un episodio de convulsiones en el gato es necesario que estés preparado para saber qué hacer, pues algún error hará que el felino o tú salgas lastimado, o que el ataque dure más. Por eso te recomendamos:

  • Mantener la calma: Evita llorar, hacer algún sonido fuerte e incluso hablarle, pues este tipo de estímulos puede excitar aún más el sistema nervioso del felino.
  • Retira cualquier objeto que pueda lastimar al gato, pero evita tocarlo, pues podría morderte o arañarte ya que no tendrá consciencia de lo que hace. Solo deberás tocarlo si se encuentra en peligro de caerse de algún sitio, en cuyo caso te recomendamos cogerlo con una toalla y colocarlo en el suelo o manipularlo con unos guantes de cocina.
  • Elimina cualquier sonido que pueda existir en el ambiente, como televisión o música, apaga las luces e incluso cierra tus ventanas si entra luz solar intensa.
  • No envuelvas al gato si no es necesario ni lo expongas al calor de la calefacción.
  • No intentes darle agua o comida, ni se los ofrezcas cuando los temblores hayan cesado.
  • Jamás automediques a tu gato, solo un veterinario podrá decirte cómo proceder en adelante.
  • Una vez pasado el ataque, llévalo a un lugar fresco bajo tu vigilancia y ponte en contacto con tu veterinario.

Diagnóstico

En aras de que el diagnóstico sea satisfactorio, deberás proporcionarle al veterinario toda la información sobre las señales que hayas podido detectar, esto le ayudará a saber cuáles son los exámenes más adecuados para detectar la raíz del problema. El diagnóstico está orientado a determinar si se trata de epilepsia o convulsiones, y qué podrían estarlas ocasionando. En este sentido, puede incluir:

  • Historia clínica completa: información sobre todas las enfermedades, traumatismos y padecimientos varios del gato a lo largo de su vida. Vacunas administradas y medicamentos utilizados.
  • Examen físico general.
  • Estudios neurológicos.
  • Electroencefalogramas, electrocardiogramas, radiografías y resonancias magnéticas, entre otros.
  • Análisis de orina y sangre.

Por supuesto, no en todos los casos será necesario realizar cada uno de estos estudios médicos.

Tratamiento

El tratamiento contra las convulsiones está enfocado tanto a reducir la frecuencia e intensidad de las mismas, como a erradicar lo que la provoca. Por supuesto, de acuerdo a la causa será necesario un tratamiento en específico, que debe ser prescrito por tu veterinario.

Con respecto a las convulsiones, en los animales se suele utilizar el fenobarbital para prevenir los episodios convulsivos, y diazepam para controlarlos cuando ocurren. Sin embargo, los fármacos deben ser recetados por tu médico, así como también las dosis y la frecuencia de las mismas. Estos dos componentes en específico no pueden ser utilizados en gatos con problemas hepáticos.

Usualmente, los medicamentos deben ser administrados de por vida, siempre a la misma hora y en una misma dosis. Las convulsiones pueden volver a aparecer, pero el animal será capaz de llevar una vida normal si se siguen las recomendaciones del veterinario.

Un diagnóstico temprano y la continuidad del tratamiento pueden mejorar considerablemente la condición del gato, pero mientras más se espera para consultar con el especialista peor será el pronóstico final, reduciéndose las posibilidades de que el gato lleve una vida normal y aumentando el riesgo de que los episodios convulsivos ocurran con más frecuencia.

Como recomendación extra, lo mejor es que consideres que en adelante tu gato no salga de casa, para evitar que sufra un ataque estando en el exterior, exponiéndose a peligros de todo tipo frente a los cuales no serás capaz de auxiliarlo.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Convulsiones en gatos - Causas y qué hacer, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

Comentarios (1)

Escribir comentario sobre Convulsiones en gatos - Causas y qué hacer

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Cristina Medina
Mi gata desde hace un mes aproximadamente se para en sus patas traseras y junta sus manos a la altura de su nariz y la mueve. Este comporta lo tiene ahora con frecuencia. Representa esto una enfermedad? Gracias.
Zorayda Coello
Hola, Cristina. La verdad, es difícil de saber. Tú misma debes determinar si algo desencadena este comportamiento (si lo hace antes de pedir comida, por ejemplo), si busca jugar o quiere llamar tu atención. En ocasiones los gatos desarrollan comportamientos compulsivos por distintos motivos, es necesario saber si hay algo que pudiera estarle incomodando. Puede ser, incluso, que tenga alguna molestia en la nariz e inclusive en las patas delanteras. De cualquier modo, te recomiendo llevarla a que la revise un veterinario.

Convulsiones en gatos - Causas y qué hacer
1 de 6
Convulsiones en gatos - Causas y qué hacer