Compartir

Alergia alimentaria en gatos - Síntomas y tratamiento

Por Eduarda Piamore, Técnica en psicología, educación y adiestramiento canino y felino. 31 mayo 2018
Alergia alimentaria en gatos - Síntomas y tratamiento

Ver fichas de Gatos

Las alergias aparecen cuando el sistema inmunológico desarrolla una respuesta adversa o exagerada frente a algún agente alérgeno, llevando a la liberación de elevadas cantidades de histamina. En las alergias alimentarias, esta hipersensibilidad inmunológica es consecuencia de la ingestión de ciertos alimentos o de ciertos compuestos de los piensos industriales.

En los felinos, la alergia alimentaria es diagnosticada con cierta frecuencia y provoca síntomas como diarrea, vómitos y enrojecimiento de la piel. Si tu minino presenta estos síntomas o demuestra algún cambio en su apariencia o comportamiento, desde luego es esencial acudir a la clínica veterinaria para llevar a cabo un diagnostico profesional y establecer un tratamiento adecuado a sus necesidades. No obstante, en este artículo de ExpertoAnimal, te presentamos los principales síntomas de alergia alimentaria en gatos para que puedas reconocer tempranamente esta afección. También te contamos las formas de tratamiento y si hay posibilidades viables de prevenir esta reacción hipersensible en tu minino.

Diferencias entre intolerancia y alergia alimentaria

Aún persiste cierta confusión entre las alergias y las intolerancias alimentarias, pero se trata de cuadros clínicos bastante distintos que requieren tratamientos específicos para preservar la buena salud de nuestros mininos. Y es importante que los tutores sepan identificarlas y diferenciarlas para proporcionar una óptima nutrición a sus gatos e identificar fácilmente los síntomas de cualquier trastorno alimenticio.

La primera diferencia clave es que una intolerancia alimentaria no genera una respuesta hipersensible por parte del sistema inmunológico. Las molestias digestivas asociadas a la intolerancia son generadas por la incapacidad (o gran dificultad) del organismo para digerir ciertas moléculas o nutrientes. En muchos mininos, esta condición puede estar asociada a alguna enfermedad subyacente.

En la alergia alimentaria, el sistema inmune identifica algún componente de la alimentación del gato como un cuerpo extraño que necesita ser combatido para preservar el equilibrio del organismo. Por ello, reacciona de forma exagerada (o hipersensible), activando un mecanismo de defensa que comprende una elevada liberación de histamina en la corriente sanguínea.

Por lo general, los cuadros de alergia alimentaria suelen ser más complejos y delicados de tratar que una intolerancia. Cuando un animal es intolerante a ciertos alimentos, el simple acto de retirar este componente de su dieta suele ser eficaz para evitar cualquier molestia digestiva. No obstante, las alergias requieren un análisis detallado para reconocer los agentes patógenos y establecer una dieta hipoalergénica adecuada a las necesidades de cada paciente.

Los síntomas de las alergias y de las intolerancias también marcan una importante diferencia. Por lo general, las intolerancias suelen provocar malestares digestivos y fallas metabólicas, pudiendo también involucrar cierto grado de toxicidad. Las alergias alimentarias, además de molestias gastrointestinales, también suelen provocar síntomas dermatológicos, respiratorios y neurológicos (en casos más avanzados).

¿Cómo saber si mi gato tiene alergia alimentaria?

Las alergias alimentarias se caracterizan por tener una sintomatología compleja, que comprende alteraciones gastrointestinales, dermatológicas, neurológicas, comportamentales, etc. Por ello, reafirmamos la importancia de llevar rápidamente tu gato a la clínica veterinaria tras la observación de cualquier anomalía en su aspecto, en su comportamiento o en sus hábitos rutinarios.

A continuación, resumimos los principales síntomas de alergia alimentaria en gatos para ayudarte a estar atento e identificarlos rápidamente en tu felino. ¡Fíjate!

  • Síntomas dermatológicos: las alteraciones dermatológicas asociadas a la alergia alimenticia se concentran en la región del cuello y del rostro del gato. Su piel puede presentar enrojecimiento, descamación, pérdida de pelo, costras y úlceras. Muchos mininos también desarrollan otitis externa como consecuencia de un cuadro de alergia alimentaria.
  • Picor y rascado excesivo: los gatos con alergia alimentaria sienten un intenso picor y suelen rascarse constantemente para aliviar la molestia ocasionada. En algunos casos, el minino también puede lamerse excesivamente, tornando la piel aún más rojiza.
  • Síntomas gastrointestinales: los síntomas más frecuentes en los felinos son vómitos, diarrea, colitis y síndrome del colon irritable.
  • Síntomas respiratorios: dificultades respiratorias y asma.
  • Síntomas neurológicos: las convulsiones pueden presentarse en casos más avanzados de alergia alimentaria.
  • Alteraciones en el comportamiento: muchos mininos pueden presentar hiperactividad e hiperestesia como consecuencia de una alergia alimentaria. Esto puede ocasionar un incremento de su agresividad y provocar alteraciones en su comportamiento usual, como tendencia a aislarse o esconderse, mostrarse menos sociable de lo habitual, perder el interés por su comida o por sus juguetes, etc.
Alergia alimentaria en gatos - Síntomas y tratamiento - ¿Cómo saber si mi gato tiene alergia alimentaria?

Diagnóstico y pruebas de alergia alimentaria en gatos

Al identificar cualquier síntoma de alergia alimentaria en tu gato, será esencial acudir rápidamente a la clínica veterinaria. Debemos tener en cuenta que, mientras no identifiquemos el agente alérgeno escondido en su alimentación, los síntomas continuarán avanzando y perjudicando su estado de salud. Por ello, el diagnóstico temprano es esencial para minimizar los posibles daños y ofrecer una rutina saludable a nuestros mininos.

En principio, muchos alimentos pueden activar una reacción alérgica, como los huevos, los lácteos, la soja, el trigo, el maíz, el pollo, el pescado, etc. Por ello, la dieta de eliminación será esencial para conseguir constatar qué componentes pueden estar generando la respuesta hipersensible en el organismo de tu gato. Estas dietas están pensadas especialmente para verificar (por eliminación) las fuentes de proteínas que pueden resultar alérgenas para cada minino.

En la clínica veterinaria, el profesional también llevará a cabo un detallado examen físico y podrá realizar algunas pruebas de alergia para verificar las distintas respuestas inmunológicas de tu minino frente a posibles agentes alérgenos. Además, para llegar a un diagnostico concreto, el veterinario necesitará contar con un historial detallado de la alimentación de cada paciente. De esta forma, los tutores deberán informar al veterinario de la composición completa de dieta de su minino. Si el felino come un pienso seco, es interesante llevar el producto a la clínica para que el veterinario pueda analizar sus ingredientes. Y si sueles cambiar el pienso periódicamente, también es importante informar acerca de los productos que ya ofreciste a tu minino. Por otro lado, si sueles proporcionar comida casera a tu felino, será importante detallar todos los productos utilizados en su preparación.

Tratamiento de la alergia alimentaria en gatos

Tras concluir el diagnóstico, el veterinario podrá establecer una dieta hipoalergénica según las necesidades de cada felino. Para los mininos con alergias suaves, el veterinario podrá recomendar piensos hipoalergénicos elaborados con proteínas de bajo peso molecular, que facilitan la digestión y la asimilación de dichos nutrientes. Existen algunas opciones ya disponibles en el mercado que están diseñadas especialmente para mininos con intolerancias o alergias alimentarias de baja complejidad.

No obstante, estos productos no suelen ser eficaces en el tratamiento de alergias más severas. Si tu minino presenta un cuadro alérgico más complejo, deberás tener paciencia y seguir las recomendaciones de tu veterinario. Poco a poco, el profesional diseñará una alimentación compatible con el organismo de tu felino, que le ofrezca los nutrientes esenciales sin perjudicar su salud. En muchos casos, podrá ser más recomendable la administración de una alimentación casera y natural, que permita controlar las fuentes de proteína y eliminar los componentes dañinos a su organismo. De esta manera, a la hora de establecer la comida para gatos con alergia alimentaria es fundamentar conocer el alimento, o los alimentos, alérgeno para poder eliminarlo directamente de su dieta, para lo cual se lleva a cabo la dieta de eliminación y las pruebas específicas de alergia.

Alergia alimentaria en gatos - Síntomas y tratamiento - Tratamiento de la alergia alimentaria en gatos

¿Es posible prevenir una alergia alimentaria en gatos?

En realidad, es un poco complicado hablar de una prevención específica para las alergias alimentarias. Cada gato es un individuo único y su organismo tiene sus propias particularidades, por lo cual es difícil prever qué elementos pueden activar una reacción alérgica en cada minino. No obstante, podemos seguir algunas pautas para favorecer su proceso digestivo y evitar exponerlo a agentes patógenos. A continuación, resumimos dichas pautas:

  • Ofrecer una adecuada medicina preventiva para conservar su buena salud y fortalecer su sistema inmunológico, realizando visitas periódicas al veterinario y respetando su carta de vacunación y desparasitaciones periódicas. También puedes consultar al veterinario sobre las pruebas de alergias para gatos.
  • Proporcionar una alimentación equilibrada de excelente calidad. Si optas por darle pienso seco como base de su dieta, recuerda elegir productos de óptima calidad, que contengan proteína de alta calidad y fácil digestión. Y si eliges una dieta BARF o casera, no dejes de requerir la orientación de tu veterinario de confianza para establecer una alimentación adecuada a las necesidades nutricionales de tu minino.
  • Evitar los alimentos de difícil digestión y los ingredientes de riesgo alérgeno: algunos alimentos resultan difíciles de digerir para nuestros mininos y pueden generar reacciones adversas, como los cereales y sus derivados (soja, maíz, trigo). Por otro lado, los huevos y los lácteos están entre los principales agentes alérgenos, por lo cual debemos evitar ofrecerlos a nuestros felinos.

Si observas cualquier alteración en el aspecto o en el comportamiento de tu minino, no dudes acudir rápidamente a la clínica veterinaria.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Alergia alimentaria en gatos - Síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

Escribir comentario sobre Alergia alimentaria en gatos - Síntomas y tratamiento

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
marcel77
hola a todos, alguien podria darme una idea,porque mi gata tiene caspa? y eso se da por temporadas?
remei
muchas gracias !!!!

Alergia alimentaria en gatos - Síntomas y tratamiento
1 de 3
Alergia alimentaria en gatos - Síntomas y tratamiento

Volver arriba