Compartir

¿Los perros pueden comer kéfir?

Por Eduarda Piamore, Técnica en psicología, educación y adiestramiento canino y felino. Actualizado: 31 mayo 2018
¿Los perros pueden comer kéfir?

Ver fichas de Perros

En la actualidad, el avance de la medicina veterinaria ha permitido comprobar los numerosos beneficios de los probióticos para la salud de nuestros perros. Si bien existen suplementos comerciales que ofrecen dicha acción probiótica, lo ideal es preferir alimentos de origen natural para complementar la dieta de nuestros peludos. Entre los mejores probióticos naturales, encontramos el kéfir, un fermentado natural obtenido a partir de una privilegiada microflora compuesta principalmente por bacterias benéficas. En las últimas décadas, esta bebida fermentada natural recobró mucha popularidad en las dietas humanas, siendo indicada inclusive por muchos nutricionistas. No obstante, se trata de una tradición milenaria que remonta a la tradicional Medicina Oriental.

¿Te preguntas si los perros pueden comer kéfir? Pues has llegado a la página indicada. En este artículo de ExpertoAnimal, te contamos mejor qué es el kéfir y cuáles son sus propiedades. También te presentamos los beneficios que este probiótico natural puede traer a la salud de nuestros mejores amigos. Sigue leyendo para saber cómo dar kéfir a un perro.

También te puede interesar: Cantidad de comida diaria para cobayas

¿Por qué son importantes los probióticos para perros?

Así como nosotros, nuestros peludos tienen una flora intestinal compuesta por un conjunto de bacterias benéficas, las cuales resultan indispensables para llevar a cabo un proceso digestivo saludable. Pero esta microbiota interviene no solo en la digestión, sino también en el metabolismo y en el sistema inmunológico de los perros, ya que garantizan la asimilación de los nutrientes esenciales, vitaminas y minerales.

Los probióticos para perros ofrecen una cepa de las bacterias benéficas (como los lactobacillus) que se encuentran naturalmente en la flora intestinal. Al complementar la dieta de nuestros perros con dichos microorganismos conseguimos ayudarle a fortalecer sus defensas naturales, evitar la proliferación de bacterias patógenas en el tracto digestivo,optimizar la absorción de nutrientes y prevenir molestias gastrointestinales, como la formación excesiva de gases y la diarrea.

Como hemos mencionado, puedes encontrar suplementos probióticos en las tiendas de productos naturales y hasta en algunas clínicas veterinarias. No obstante, lo ideal es ofrecer alimentos probióticos naturales a tu perro, como el kéfir o el yogur, por ejemplo. A continuación, te explicaremos mejor qué es el kéfir y cuáles son sus propiedades benéficas para los perros.

¿Qué es el kéfir?

El kéfir es un alimento probiótico natural obtenido a partir de la fermentación de pequeños nódulos que contienen una privilegiada microflora bacteriana (bacterias, hongos y levaduras benéficas). Entre las bacterias benéficas que componen los llamados gránulos o nódulos de kéfir encontramos:

  • Lactobacillus delbrueckii subsp. bulgaricus
  • Lactobacillus helveticus
  • Lactobacillus casei subsp. pseudoplantarum
  • Lactobacillus brevis
  • Lactococcus lactis subsp. lactis
  • Streptococcus thermophilus

También se ha constatado la presencia de hongos y levaduras benéficas en los gránulos de kéfir, como el Saccharomyces cerevisiae, la Candida inconspicua y el Kluyveromyces marxianus[1].

Es común escuchar que existen tres tipos de kéfir: el de agua, el de leche y el kombucha o kéfir de té. Pero, en realidad, kombucha es un fermentado diferente, que involucra una microflora distinta y requiere un proceso especial. Por ello, lo cierto es que solo existen dos tipos de kéfir: el kéfir de agua y el kéfir de leche.

¿Los perros pueden comer kéfir? - ¿Qué es el kéfir?

¿Kéfir de agua o kéfir de leche para perros?

El kéfir de leche y sus nódulos reciben muchos nombres, dependiendo del país donde nos encontramos. La bebida probiótica láctea es comúnmente llamada de “leche kefirada”, “yogur búlgaro” o “yogur de pajaritos” (en Chile, principalmente). Los nódulos pueden ser conocidos simplemente como “búlgaros” o “gusanitos” (en Uruguay, mayormente).

Sin duda, el kéfir de leche es el más popular y consumido en todo el mundo, quizá porque su sabor y su textura se parecen mucho al del tradicional yogur. Por su parte, el kéfir de agua, también llamado de “tibicos”, posee una microflora casi idéntica a la del kéfir de leche y, en consecuencia, sus propiedades son muy similares e igualmente benéficas.

La diferencia fundamental entre el kéfir de agua y el de leche es el medio de cultivo donde la microflora se desarrolla y lleva a cabo el proceso de fermentación natural. Como la leche ya es rica en grasas y azúcares, ya ofrece naturalmente los alimentos necesarios para la reproducción de las bacterias benéficas. En cambio, el agua requiere la adición de dichos nutrientes para permitir la fermentación que dará origen a la bebida kefirada.

Beneficios del kéfir para los perros

Como probiótico natural, el kéfir es un excelente aliado para conseguir una digestión saludable, favoreciendo el tránsito intestinal y previniendo numerosas molestias digestivas, como el estreñimiento, la intolerancia alimentaria y los gases. Su cepa de bacterias benéficas también permite conservar la integridad de la flora intestinal, mejorando el proceso digestivo y optimizando la asimilación de los nutrientes esenciales, vitaminas y minerales. Por ello, el kéfir también es considerado como un suplemento natural eficaz para fortalecer el sistema inmunológico y prevenir numerosas enfermedades y problemas de salud[2], como:

  • Desnutrición y déficits nutricionales.
  • Procesos inflamatorios e infecciosos.
  • Trastornos gastrointestinales, inclusive la gastritis y la gastroenteritis.
  • Alergias y enfermedades cutáneas.
  • Asma y alergias respiratorios.
  • Artritis.
  • Cáncer.

¿Le puedo dar kéfir a mi perro?

¡Sí! Nuestros mejores amigos pueden desfrutar de los beneficios del kéfir. No obstante, es esencial consultar a tu veterinario de confianza antes de realizar cualquier cambio en la dieta de tu mejor amigo o empezar a ofrecer un suplemento natural o comercial. El profesional podrá orientarte en la administración de probióticos naturales y establecer la dosis adecuada para tu perro según su tamaño, peso, edad y estado de salud.

Si bien el sabor de la leche kefirada suela resultar más familiar, el kéfir de agua ofrece los mismos beneficios y cuenta con la ventaja de poder ser consumido por quienes son intolerantes o alérgicos a la lactosa. Por ello, lo ideal es preferir ofrecer a nuestras mascotas la bebida fermentada a partir del agua, ya que los lácteos están entre los principales alimentos alérgenos para los perros. Así, ante la duda anterior sobre si es mejor kéfir de leche o de agua, nos decantamos por dar kéfir de agua a los perros.

Otra ventaja es que los gránulos de kéfir de agua requieren cuidados relativamente más simples, por lo cual resultan más sencillos de conservar. Además, una excelente idea es usar el agua kefirada para preparar bebidas saludables para nuestros perros, como un delicioso refresco probiótico con las frutas benéficas para su organismo, como los arándanos, las fresas y el melocotón, por ejemplo.

¿Cómo conseguir los nódulos de kéfir?

Hoy en día es posible encontrar bebidas kefiradas en algunas tiendas de productos naturales y hasta en supermercados (en algunos países). En Internet también podrás encontrar algunos vendedores de leche o agua kefirada, así como ofertas de núdulos de leche y de agua. No obstante, lo ideal es preparar tu proprio probiótico que podrás disfrutar junto a tu mejor amigo, y conseguirlos a través de las redes de donación de kéfir.

Si bien el kéfir ha recuperado gran popularidad en nuestros tiempos, se trata de uno de los primeros productos lácteos conocidos y consumidos por la humanidad. Se pueden encontrar menciones muy antiguas al kéfir en la tradicional cultura musulmana, donde sus nódulos, que eran llamados “gránulos del Profeta Mahoma", eran considerados como uno de los manás de Alá, siendo utilizada como una bebida sagrada y curativa. Por muchos años, el kéfir solo fue cultivado por los practicantes de la religión musulmana y su fórmula era mantenida en secreto, pues se creía que este alimento sagrado no podría ser consumido por miembros de otras religiones.

Se estima que Marco Polo fue el primer hombre occidental en interesarse particularmente por las propiedades del kéfir, habiendo mencionado este probiótico en algunos de sus escritos. Y en el siglo XIX, el kéfir empezó a ser empleado, en la medicina occidental, como un remedio natural para aliviar los síntomas de la tuberculosis, que en aquel entonces no tenía cura,[3].

Te explicamos todo ello no solo como curiosidad, sino también para que entiendas que el kéfir es una cultura y no un simple alimento probiótico. Entre las muchas tradiciones que lo envuelven, encontramos la red mundial de donación e intercambio de conocimientos establecida entre los adeptos del kéfir. Tradicionalmente, los gránulos o nódulos de kéfir, así como el hongo kombucha, deben ser donados y no comercializados.

La intención es no solo quitar las finalidades económicas de dicho cultivo, sino también generar un círculo de aprendizaje y transmisión de sabidurías que garantiza la supervivencia de esta tradición cultural. Por ello, la mejor manera de obtener los nódulos de kéfir de agua o de leche es recurrir a una red de donación de kéfir. Puedes encontrarlas con una simple búsqueda en Internet, basta con escribir “donación de kéfir” o “kéfir en España" (u otro país) en el buscador que acostumbres a utilizar. Y cuando tus nódulos empiecen a multiplicarse durante el cultivo de kéfir, podrás retribuir la donación y contribuir para la continuidad de esa tradición tan significativa.

¿Los perros pueden comer kéfir? - ¿Cómo conseguir los nódulos de kéfir?

¿Cómo hacer kéfir de agua para perros?

Ahora que sabes que los perros pueden tomar kéfir de agua y que, es la opción más sencilla y rápida, vamos a explicar cómo prepararlo en casa. El proceso de elaboración del kéfir de agua es bastante simple y solo requiere un poco de cuidado para garantizar una fermentación exitosa y segura. A continuación, te ofrecemos un paso a paso muy sencillo de cómo preparar kéfir de agua para perros y qué materiales serán fundamentales en este proceso.

Ingredientes y materiales (para aprox. 1 l de agua kefirada)

  • 3 cucharadas soperas de nódulos de kéfir de agua
  • 1 litro de agua limpia y a temperatura ambiente (sin adición de cloro)
  • 2 cucharadas de miel pura
  • 1 fruta deshidratada (puedes usar higos, ciruelas o dátiles, siempre sin sus semillas y huesos)
  • Zumo de ½ limón
  • Tarro de vidrio con boca ancha
  • Escurridor de plástico
  • Cuchara de madera o silicona (¡no de metal!)

Un cuidado fundamental es garantizar que los recipientes y materiales utilizados no contengan metal, ya que estos elementos interfieren en el proceso de fermentación de los nódulos de kéfir de agua.

Elaboración

  1. Para empezar, cogemos el tarro de vidrio con boca ancha y añadimos 1 litro de agua sin cloro en su interior.
  2. Acto seguido, agregamos los demás ingredientes y mezclamos o agitamos bien hasta que se diluya totalmente en el agua.
  3. Cuando completes esta primera parte, no debes cerrar el tarro de vidrio, ya que el proceso de fermentación generará gas. Para impedir que la bebida se contamine con cualquier impureza o insecto, puedes utilizar una malla fina y atarla con un elástico o un hilo al tarro.
  4. Concluidos esos pasos, basta con dejar la preparación reposar durante dos o tres días (hasta que el proceso de fermentación se concluya exitosamente). Pero es importante garantizar que la temperatura del ambiente esté entre 15 ºC e 30 ºC para preservar la vida de la microflora que componen los nódulos de kéfir.

Antes de dar a tu perro agua kefirada, debes acordarte de quitar los nódulos de kéfir del interior del fermentado y ya puedes utilizarlos para producir más kéfir de agua. Como verás, la microflora se reproducirá y tendrás cada vez más nódulos. Parte de estos nódulos podrás emplearlos para seguir haciendo kéfir, pero también será importante contribuir para mantener viva la esencia de esta increíble tradición.

Al momento de dar el fermentado natural a tu mejor amigo, podrás elegir ofrecerlo solo o preparar un refresco (o licuado utilizando frutas benéficas para los perros. Y servirlo es muy fácil: basta verter el preparado probiótico en su bebedero y dejarlo a disposición de tu peludo. Por lo general, los perros aceptan muy bien el agua kefirada, principalmente cuando está saborizada con sus frutas favoritas.

¿Los perros pueden comer kéfir? - ¿Cómo hacer kéfir de agua para perros?

Dosis de kéfir recomendada para perros

El consumo regular de kéfir y probióticos naturales resulta muy benéfico para nuestras mascotas, siempre que respetemos una dosis segura para su organismo. Por lo general, las dosis recomendada de kéfir para perros es proporcional al peso de cada animal. El cálculo básico es similar para todos los probióticos naturales: 1 cucharada sopera para cada 15 o 20 kg.

No obstante, es esencial contar con la orientación de un veterinario antes de incluir cualquier suplemento en la dieta de tu perro. El profesional capacitado podrá orientarte sobre la cantidad adecuada y la mejor forma de administración según la finalidad del consumo, las necesidades específicas y el estado de salud de tu perro. Así, podrás garantizar un óptimo impacto positivo en la salud de tu mejor amigo.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Los perros pueden comer kéfir?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Dietas caseras.

Referencias
  1. Prado, Maria R.; Blandón, Lina Marcela; Vandenberghe, Luciana P. S.; Rodrigues, Cristine; Castro, Guillermo R.; Thomaz-Soccol, Vanete; Soccol, Carlos R. Milk kefir: composition, microbial cultures, biological activities, and related products. Frontiers in Microbiology. 30 de octubre de 2015.
  2. Oliveira Leite A., Miguel M., Peixoto RS, Rosado AS, Silva JT, Paschoalin VMI (octubre de 2013). Microbiological, technological and therapeutic properties of kefir: a natural probiotic beverage. Braz J Microbiol 44 (2): 341-9
  3. Ing. Agustín Tello Robles Tello. Características principales de una leche fermentada. Consultado el 5 de julio de 2012.

Escribir comentario sobre ¿Los perros pueden comer kéfir?

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
4 comentarios
Geovanna sh
Ojo hay kéfir de agua (tibicos) se cultivan en agua con azúcar de caña y de leche bulgaros) en leche para hacer yogurt , no creo que los de leche se les pueda dar a los perritos.
Cristina
Excelente el informe!!!
enmily
Que es Kefir?
Mercè Garcia (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola @enmily, se trata de un producto lácteo fermentado, lo puedes encontrar en prácticamente cualquier supermercado.
remei
muy interesante , muchas gracias !!!!

¿Los perros pueden comer kéfir?
1 de 4
¿Los perros pueden comer kéfir?

Volver arriba