menu
Compartir

Mi gato se come la comida del otro gato - ¿Por qué y qué hacer?

Por Karoline Schneider, Adiestradora y peluquera canina. 11 marzo 2021
Mi gato se come la comida del otro gato - ¿Por qué y qué hacer?

Ver fichas de Gatos

Si tienes dos o más gatos es posible que te encuentres en la situación de que uno roba la comida del otro. ¿Has observado que uno de tus gatos come más que el otro o que no le deja comer? Si es así, cabe la posibilidad de que uno de ellos coma más lento o prefiera hacer pequeños descansos mientras come, situaciones que aprovecha el otro para robarle la comida.

En este artículo de ExpertoAnimal explicamos por qué tu gato se come la comida del otro gato y qué puedes hacer al respecto, ya que esta situación puede provocar que el gato que come menos desarrolle problemas de salud.

También te puede interesar: ¿Por qué mi gato come tierra?

¿Por qué mi gato se come la comida del otro gato?

Los gatos son especiales a la hora de comer. Normalmente, no les gusta que les molestemos y prefieren comer tranquilos y sin admiradores. Para ello, se recomienda ofrecerles un lugar tranquilo y silencioso, totalmente alejado de la zona de evacuación, es decir, de la caja de arena.

Dicho lo anterior, cuando viven varios gatos en la misma casa a menudo ocurre que uno se come la comida del otro. En este caso, debemos averiguar las razones dependiendo de cada caso particular. Así, repasamos a continuación las situaciones más habituales en las que esto puede ocurrir para explicar qué puede estar pasando:

  • Si uno de tus gatos tiene otra comida porque tiene otras necesidades alimenticias y come, por ejemplo, comida para gatos castrados, comida de dieta, comida para gatos sensibles, etc., es probable que al "ladrón" le guste más esta comida más específica por el simple hecho de ser diferente a la suya, porque tiene aromatizantes que la hacen más apetecible o porque su gusto es más exquisito y la suya no le gusta.
  • Si les echas demasiada comida y un gato come más que el otro, es posible que, simplemente, uno de los gatos coma la cantidad que su organismo necesita y el otro coma más. En este caso, es probable que el gato que roba la comida del otro tenga sobrepeso e incluso obesidad y que muestre otros síntomas como comer con ansiedad y vomitar después. Esto puede ocurrir por distintos motivos, como que el gato esté estresado por algo, esté aburrido o enfermo. En este otro artículo explicamos "¿Por qué tu gato está obsesionado con la comida?".
  • Si los dos comen lo mismo y están totalmente sanos, la razón que explica por qué un gato se come la comida del otro gato se encuentra en la jerarquía. Los gatos que pertenecen a un mismo grupo social establecen complejas jerarquías en las que pueden ocupar rangos distintos o poseer diferentes territorios (que en un hogar puede ser objetos, mobiliario, habitaciones...). Esta jerarquía, como decimos, es muy compleja y puede variar dependiendo de muchos factores, como la llegada de un nuevo gato. En general, la jerarquía suele establecerse, principalmente, por temas de territorio, puesto que los gatos son animales muy territoriales, pero influyen más aspectos. Así pues, puede ser que uno de ellos ocupe un rango más alto que el otro y, por ello, se pueda permitir robar la comida que quiera.
  • Si les pones menos comida de la que necesitan, es totalmente normal que el gato con un rango jerárquico superior robe la comida del otro. En este caso, notarás lo contrario al punto anterior, el gato que come menos estará delgado, decaído, cansado...
  • Si no se llevan bien y, en general, suelen competir por el territorio y los recursos, el gato más débil será el que acabe comiendo menos. Esto ocurre cuando los gatos lo comparten todo, por ello es importante que cada gato disponga de sus propias cosas.

Aunque exista una jerarquía entre los gatos, cuando ambos disfrutan de comida suficiente no sienten la necesidad de competir entre ellos por este recurso. El principal problema reside en la falta de este recurso en la diferenciación, por ello estas son las causas más habituales.

¿Qué hacer para evitar que un gato no se coma la comida del otro?

Tanto si tu gato se come la comida del otro porque se la roba o porque el otro se la deja, es importante establecer normas y una rutina a la hora de comer para evitar una posible sobrealimentación o, por el contrario, una falta de nutrientes. Si uno de tus gatos tiene necesidades especiales, como por ejemplo una enfermedad digestiva, es esencial que pueda comer tranquilamente su comida y que no se la roben.

Establece una rutina y separa los recursos

Lo primero que debes saber es que los gatos son animales que prefieren comer varias veces al día. Así pues, deberás identificar al cantidad de comida que necesitan tus gatos para repartirla en varias tomas. En este otro artículo te explicamos Cuántas veces come un gato.

Una vez identificada la cantidad que cada gato necesita según su edad y nivel de actividad, así como el total de tomas diarias, lo más recomendable es fijar un horario y ser estricto/a con él porque los gatos odian los cambios, especialmente en su rutina. Además, es importante que cada gato tenga su propio bol porque el hecho de compartirlo hará que compitan entre ellos. Si los gatos se llevan bien y no has identificado que uno sea más débil o sumiso que el otro, puedes darles de comer a la vez y en la misma estancia, pero a cada gato en su propio comedero.

Mientras comen, obsérvalos desde la distancia para comprobar la relación entre ellos y, sobre todo, identificar la causa que lleva a uno de ellos a robarle la comida al otro. Si el problema era que no tenían un horario o que compartían el cuenco de comida, verás que con estos pequeños cambios se acabará el problema.

Valora la opción de darles la misma comida

Si la causa es que uno de ellos sigue una dieta especial, valora si puedes alimentar a los dos gatos con esa misma comida. Para ello, lo mejor es consultarlo con el veterinario porque dependerá totalmente del tipo de alimentación. Por ejemplo, si lo que ocurre es que uno de ellos debe comer pienso para gatos esterilizados, pienso sin cereales o hipoalergénico, puedes ofrecer el mismo alimento a los dos. Ahora bien, si el pienso especial es para tratar un problema de salud como una enfermedad o trastorno, entonces lo mejor será pasar al siguiente consejo.

Aliméntalos en habitaciones separadas

Cuando dos gatos se llevan mal, por el motivo que sea, resulta complicado conseguir que coman en paz en la misma habitación. Por ello, para evitar que un gato se coma la comida del otro gato, lo mejor es alimentarlos en habitaciones totalmente separadas e incluso cerrar las puertas si lo ves necesario.

Si existe una jerarquía entre ellos, es aconsejable alimentar primero el gato con un rango social superior para evitar que sienta la necesidad de quitarle la comida al otro. Nuevamente, fijar un horario es más que recomendable.

Utiliza un comedero programable

Hoy en día existen comederos que se pueden programar para que rellenen el cuenco automáticamente. Incluso existen algunos que, mediante un chip que se coloca en el collar del gato, rellenan el cuenco cuando el animal se acerca. Eso sí, esta opción es más cara y no suele solucionar el problema cuando los gatos no se llevan bien o uno de ellos necesita seguir una dieta especial.

En este vídeo te hablamos más en profundidad de la convivencia entre gatos:

¿Qué pasa si un gato adulto come comida de cachorro?

La diferencia entre la comida para gatitos y la de gatos adultos es el porcentaje de proteínas, grasas e hidratos de carbono. La comida de cachorro contiene más grasa porque los gatitos son más activos que los adultos y queman más energía. Si le das a un gato adulto comida para cachorro es muy probable que engorde, ya que no va a poder quemar toda la grasa que ha comido en exceso.

Si en tu casa conviven un gato adulto y un cachorro es importante que controles bien su comida. Tanto el adulto como el pequeño debe recibir una alimentación adecuada a su edad. Además, los cachorros necesitan comida especial para cachorro, con una composición distinta, para ayudar a su rápido ritmo de crecimiento hasta aproximadamente los 12 meses. Para ello, asegúrate de que los dos gatos tienen dos comederos y que ninguno robe la alimentación del otro.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi gato se come la comida del otro gato - ¿Por qué y qué hacer?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Su valoración:
Monica
Tengo 2 gatitas de 3 meses, pero una de ellas le gusta lamer y chuparle la panza a la otra. ¿Por que lo hace?
Su valoración:
Jaysha
Muy interesante

Mi gato se come la comida del otro gato - ¿Por qué y qué hacer?
Mi gato se come la comida del otro gato - ¿Por qué y qué hacer?

Volver arriba