Compartir
Compartir en:

¿Por qué mi perro se come la pared?

¿Por qué mi perro se come la pared?

Ver fichas de Perros

Una de las cosas más desagradables es ver como tu perro se come la pared hasta abrirle un hueco como si fuera su platillo favorito en todo el mundo. Y seguro te habrás preguntado mil veces ¿Por qué mi perro se come la pared?

Existen diferentes hipótesis para explicar por qué ocurre la masticación de las paredes por un perro, actividad compulsiva más común de lo que creemos. Lo primero, es saber que no es un comportamiento aislado, que tiene sus motivos. Segundo, hay que realizar una evaluación detallada de la situación, del perro y del entorno. Y tercero y muy importante, saber que es un problema que se puede revertir.

Algunas de las razones comunes para este comportamiento serán ampliadas en este nuevo artículo de ExpertoAnimal donde revelaremos el misterio de por qué mi perro se come la pared:

También te puede interesar: ¿Por qué mi gato se come la arena?

Miedos e inseguridades

Los perros son criaturas muy sensibles a los ruidos y terminan creando fobias a fuegos artificiales o tormentas, entre otras cosas. Los perros que duermen en un espacio cerrado de la casa puede que desarrollen la masticación de la pared después de haber experimentado eventos dramáticos como los anteriormente mencionados.

Recuerda que los perros son como niños pequeños. Estos ruidos fuertes que vienen de golpe pueden desencadenar miedos y emociones ocasionando estrés en tu perro, y él/ella en su intento por escapar de la situación es muy posible que empiece a excavar en las paredes o a comérselas.

También puede ocurrir que si tu perro, por ejemplo, ha sido picado por un insecto, se ha intoxicado o, en definitiva, ha tenido una experiencia traumática en esta habitación, sin duda querrá salir de ahí, por lo que intentará atravesar la pared si es necesario.

Solución:

Si tu perro tiene un profundo miedo, la primera solución es la más obvia y sencilla, no le obligues a estar en ese lugar. Busca otro espacio cerca de tu presencia y en el que pueda sentirse cómodo y confortable.

No obstante, si se trata de una situación generalizada que no mengua ni con tu presencia, debemos optar por intentar disminuir su nivel de estrés. Primero intenta dejar la puerta abierta para que el sienta que puede entrar y salir cuando quiera y que no está atrapado entre esas paredes. Después, y especialmente en tormentas o noches en las que se usa pirotécnica, ponle música relajante para perros y haz uso de algún juguete de relajación como es el kong.

Comportamiento predador

No debemos olvidar que el oído y el olfato del perro están mucho más desarrollados que los del ser humano. Algunos perros muerden las paredes debido a su naturaleza de depredador, puesto que perciben a través de estos sentidos, la presencia de otra criatura como puede ser algún bicho, gatos, serpientes, ratones, termitas, al otro lado de la pared o a nivel interno.

Solución:

Impregna la pared de algún olor fuerte que le cause rechazo a tu perro. Queremos alejarlo de la zona, por lo que rociar un poco de spray con olor cítrico o a especies puede funcionar. Tu perro puede pasar de una pared a otra, ten en cuenta que esto es sólo una medida temporal mientras educas a tu perro a que no se coma, en general, ninguna pared de la casa.

Ansiedad por separación

La ansiedad por separación en perros es un problema muy habitual. Básicamente tu perro sufre ansiedad porque siente que lo has abandonado. Eso ocurre cada vez que te marchas de casa. Muchos perros experimentan angustia y ansiedad cuando se les separa de los miembros de su familia.

Ya sea que estás viendo tele en otra habitación, salgas a trabajar temprano y vuelvas a casa por la noche o que te vayas de vacaciones y lo dejes con la abuela, tu perro no podrá evitar sentirse un poco de lado y hasta rechazado. Su forma de drenar esas emociones será comiéndose las paredes incluyendo además otro tipo de comportamiento destructor.

Solución:

Lo principal será valorar si pasas suficiente tiempo con tu perro. Si lo dejas demasiadas horas en casa solo, no puedes esperar que al regresar encuentres la casa en perfectas condiciones. El perro es un animal social que necesita compañía, afecto, ejercitarse y estimular su mente. La ansiedad por separación es un problema de salud complicado de tratar, sin embargo, puedes ayudarte con algunos consejos:

  • Modifica tus rutinas de paseos.
  • Ejercita a tu perro para eliminar el estrés.
  • Pasa tiempo de calidad con él.

No olvides utilizar el kong para combatir la ansiedad por separación así como otros juguetes de tipo mordedor y/o expendedor de golosinas. Este tipo de actividad suele relajarles y mantenerles entretenidos, por lo que es muy recomendable y positivo. Le ayudará a distraerse y a esperar tu llegada casi sin darse cuenta. Si al llegar lo ves masticando la pared, corrige el comportamiento con un firme "No" pero sin agresividad. Después deberás distraer su atención con algún juego como los anteriormente mencionados.

Desmotivación y aburrimiento

Un perro aburrido es un perro capaz de poner la casa patas para arriba. A los perros les encanta masticar, así que antes de no hacer nada, preferirán comerse las paredes. Según algunos estudios, muchos perros pueden masticar paneles de yeso, ya que proporciona un refuerzo sensorial.

Para tu perro, masticar la pared es una forma de distracción y esto lo ayuda a mantenerse ocupado hasta que vayas a jugar con él. Recuerda que los perros requieren atención y ellos necesitan actividad (especialmente al aire libre) y juegos para descargar toda su energía interna. De otra forma, la descarga se hará pero en modalidad de mordiscos en cada pared de la casa.

Solución:

Una buena dosis diaria de ejercicio físico y amor. Sácalo a pasear más tiempo y agota sus depósitos de energía de una manera positiva y sana. Verás que tendrás un perro más feliz y paredes intactas al poco tiempo.

No obstante, si se trata de un hábito que perdura desde hace mucho tiempo, al principio puede costar un poco de eliminar por completo. En estos casos será ideal ayudarte con distintos juguetes de inteligencia en casa así como otras actividades que fomenten el desarrollo mental.

Alimentación pobre

El organismo de un perro necesita de una equilibrada mezcla entre vitaminas, minerales, nutrientes y buen sabor. Analiza la forma en que estas alimentando a tu perro, porque puede que esta no sea la más apropiada. Tal vez le has ofrecido la misma comida toda la vida y ya no le proporciona, ni la misma emoción, ni los mismos aportes alimenticios. Tu perro puede estar mordiendo la pared para indicarte, a su manera, que ya no le gusta el menú y que es hora de cambiarlo.

Solución:

Hazte con otro tipo de alimento para perros, siempre de alta calidad. Varía los platillos y agrega al pienso una cucharada de aceite de oliva, esto además de ser muy nutritivo, le dará un toque distinto al sabor de siempre. También puedes ofrecerle comida húmeda de forma ocasional y recetas elaboradas por ti mismo. Intenta que el pienso sea de la mejor calidad y lo más natural posible. Consiéntelo con ricas galletas y premios y ejercítale para que no suba de peso.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué mi perro se come la pared?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento, o que descargues nuestra app ExpertoAnimal, la aplicación para compartir conocimientos sobre el mundo animal y resolver todas tus dudas.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre ¿Por qué mi perro se come la pared?

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Por qué mi perro se come la pared?
1 de 6
¿Por qué mi perro se come la pared?