menu
Compartir

Mi perro hace cosas raras con la boca - Causas

 
Por Laura García Ortiz, Veterinaria especializada en medicina felina. 31 mayo 2021
Mi perro hace cosas raras con la boca - Causas

Ver fichas de Perros

Cuando un perro mueve la boca como si masticara, rechinando los dientes o tambaleando la mandíbula, se dice que presenta bruxismo. Esterechinido de dientes en perros o bruxismo es un signo clínico que surge como consecuencia de varias causas. Las causas que hacen que un perro haga cosas raras con la boca pueden ser varias, desde causas externas como el frío o el estrés, hasta enfermedades internas dolorosas, nerviosas y derivadas de la mala higiene.

El bruxismo en perros se suele acompañar de más signos clínicos según sea el origen y de un sonido chirriante por el contacto entre dientes. Posteriormente, pueden contactar con el tejido blando de la cavidad bucal y producir lesiones que predisponen a infecciones secundarias. Las causas son muy diferentes, por lo que pueden ir desde enfermedades bucales hasta neurológicas, alteraciones comportamentales, ambientales o patologías gastrointestinales. De esta forma, si te preguntas por qué tu perro hace cosas raras con la boca o qué causa el bruxismo, en este artículo de ExpertoAnimal trataremos las causas más comunes por separado.

Epilepsia

La epilepsia consiste en una actividad anormal eléctrica del cerebro por la despolarización espontánea de células nerviosas, causando un ataque epiléptico en el que se producen alteraciones de corta duración en el perro. Se trata de la alteración neurológica más frecuente en la especie canina. Como consecuencia de la epilepsia, un perro puede tambalear la boca, rechinando los dientes y moviendo la mandíbula.

La epilepsia en perros presenta las siguientes fases:

  • Fase prodrómica: caracterizada por una inquietud en el perro, precede la etapa de convulsión y dura de minutos a días.
  • Fase de aura: se produce una disfunción a nivel motor, sensorial, conductual o autonómico. Es una fase que dura de segundos a minutos antes del desencadenamiento de la convulsión o ataque epiléptico.
  • Fase de convulsión: consiste en la fase de convulsión o epilepsia en sí, pudiendo ser focalizada si afectan a una sola parte del cerebro y se producen solo epilepsia a nivel de zonas específicas como la cara o una extremidad; o generalizada si afecta a todo el cerebro y el perro pierde la consciencia, con salivación, movimientos de todas las partes del cuerpo y contracciones rápidas involuntarias de los músculos.
  • Fase postictal: como resultado del agotamiento a nivel cerebral, los perros pueden encontrarse algo abatidos, agresivos o con alteraciones de la marcha.

Enfermedad periodontal

La enfermedad periodontal se produce tras la formación de placa bacteriana en los dientes de los perros debido a que los restos de comida acumulados sirven como sustrato de las bacterias bucales de los perros, que comienzan a multiplicarse rápidamente formando una placa. Esta placa entra en contacto con la saliva canina y se forma el sarro de color amarillento que se adhiere a las piezas dentales. Asimismo, las bacterias se siguen multiplicando y alimentando, extendiéndose hacia las encías, lo que causa inflamación de las mismas (gingivitis).

Los perros con periodontitis tendrán dolor bucal que causa el bruxismo, es decir, que haga movimientos raros con la boca, así como la gingivitis y la halitosis (mal aliento). Además, según avanza la enfermedad, se puede producir caída de las piezas dentales y entrada de las bacterias a la circulación sanguínea al llegar a los vasos sanguíneos, causando septicemia y llegando a órganos internos del perro, pudiendo dar signos digestivos, respiratorios y cardíacos.

Maloclusión

El prognatismo en los perros consiste en una maloclusión dental debido a un inadecuado alineamiento de los dientes, lo que hace que la mordida no sea exacta ni bien alineada, por lo que provoca asimetría de la mordida (mordida imperfecta) y signos clínicos asociados.

La maloclusión puede ser de tres tipos:

  • Prognatismo: la mandíbula inferior se encuentra más adelantada que la superior. Este tipo de maloclusión se reconoce como estándar de ciertas razas caninas como el bóxer, el bulldog inglés o el pug.
  • Braquignatismo: también llamado boca de loro, es un trastorno hereditario que consiste en que la mandíbula superior se adelanta a la inferior, estando los incisivos superiores delante de los inferiores.
  • Boca torcida: se trata de la peor forma de maloclusión y consiste en que uno de los lados de la mandíbula crece más rápido que el otro, torciendo la boca.

Los signos clínicos asociados son rechinar de los dientes al realizar los movimientos normales de la boca, que la comida salga de la boca al masticar y la predisposición a infecciones o heridas al masticar.

Dolor dental

Como las personas, los perros con dolor de dientes también castañetean los dientes para "desviar el dolor" casi de forma refleja.

A diferencia de las personas, los perros no pueden comunicarse con nosotros y en algunas ocasiones el bruxismo es el único signo clínico que indica un proceso doloroso dental, ya sea inflamatorio, neoplásico, infeccioso o una fractura dental. Cuando a los cachorros les comienzan a erupcionar los dientes definitivos, algunos también rechinan los dientes.

Estrés

Las situaciones estresantes y los problemas de ansiedad en los perros pueden hacer que manifiesten estas sensaciones con rechinar los dientes, especialmente mientras duermen. Así mismo, es posible observar que el perro parece que mastica chicle, saca y mete la lengua constantemente o mueve rápidamente la boca como consecuencia, también, de este estrés o ansiedad.

Aunque los perros son menos sensibles al estrés que los gatos, también pueden padecer estrés con situaciones parecidas, como mudanzas, introducción de nuevos animales o personas, ruidos frecuentes, enfermedad, enfado o malestar del cuidador o cambios en la rutina. Sin embargo, esta reacción en los perros es mucho menos común que en las personas.

Consulta las Cosas que más estresan a los perros para evitarlas en la medida de lo posible.

Enfermedad gastrointestinal

Parecido a lo que ocurre con el dolor de dientes o de encías, cuando un perro presenta dolor por alguna enfermedad a lo largo del tubo digestivo puede manifestarlo con bruxismo.

Trastornos esofágicos como la esofagitis, gastritis, úlceras gástricas o intestinales y otras patologías de esófago, estómago e intestino pueden provocar que un perro haga cosas raras con la boca por el dolor y malestar que les causa.

Frío

El frío puede afectar enormemente a nuestros perros, pudiendo causar hipotermia y con ello peligrar su salud. Uno de los primeros síntomas de hipotermia son los temblores, incluido el de los dientes.

Posteriormente, se reduce la frecuencia respiratoria, se produce torpeza, somnolencia, piel seca, letargo, baja presión arterial, reducción de la frecuencia cardiaca, hipoglucemia, depresión, dilatación pupilar, mirada fija, depresión, colapso y muerte.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi perro hace cosas raras con la boca - Causas, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Mi perro hace cosas raras con la boca - Causas
Mi perro hace cosas raras con la boca - Causas

Volver arriba