Perros

Lobero irlandés

 
Equipo Editorial de ExpertoAnimal
Por Equipo Editorial de ExpertoAnimal. Actualizado: 7 septiembre 2022
Lobero irlandés

El lobero irlandés, también conocido como lebrel irlandés o cazador de lobos irlandés, es una de las razas caninas más queridas y apreciadas de Irlanda. Su historia es antigua y remota, puesto que ya se menciona por Julio César en los comentarios sobre la guerra de las Galias. Por entonces era valorado por sus dotes para el combate, siendo famosa la ferocidad con la que atacaba al enemigo.

No obstante, actualmente, el lobero irlandés destaca como uno de los perros más dóciles y cariñosos. Durante siglos esta raza canina ha defendido tierras y animales de los depredadores, en especial del lobo, por lo que ha sido reconocido como un perro especialmente valiente. De carácter apacible y muy amigable, esta dicotomía ha sorprendido a aquellos que han podido disfrutar de su compañía. En esta ficha de raza de ExpertoAnimal descubrirás al perro más alto del mundo, de manera que sigue leyendo para conocer todas las características del lobero irlandés, sus cuidados principales y mucho más.

Origen
  • Europa
  • Irlanda
Clasificación FCI
  • Grupo X
Características físicas
Altura
  • 15-35
  • 35-45
  • 45-55
  • 55-70
  • 70-80
  • Más de 80
Peso adulto
  • 1-3
  • 3-10
  • 10-25
  • 25-45
  • 45-100
Esperanza de vida
  • 8-10
  • 10-12
  • 12-14
  • 15-20
Actividad física recomendada
  • Baja
  • Media
  • Alta
Clima recomendado
Tipo de pelo

Índice

  1. Origen del lobero irlandés
  2. Características físicas del lobero irlandés
  3. Carácter del lobero irlandés
  4. Cuidados del lobero irlandés
  5. Educación del lobero irlandés
  6. Salud del lobero irlandés
  7. ¿Dónde adoptar un lobero irlandés?

Origen del lobero irlandés

Antigua y con historia, así es la raza de perro lobero irlandés. Se cree que estos perros descienden de los primeros lebreles egipcios, que llegaron a Irlanda a través de los celtas, quienes se interesaron por criar perros altos y de gran tamaño. Ya constaba la existencia de estos perros en el año 391 d.C., cuando el cónsul romano Aurelio expuso el asombro con el que toda Roma veía a los siete animales que allí habían llegado como obsequio. Antiguamente era también conocido como "cu", pues en la Antigua Roma se le bautizó como "Cú Faoil", que en gaélico significa "sabueso".

Hasta el siglo XVII, los lebreles irlandeses eran perros muy apreciados por los monarcas europeos y de otras regiones. De hecho, las parejas de estos canes se ofrecían como regalos y se empleaban para proteger a los rebaños de los lobos. Sin embargo, a finales del siglo XVII el declive de la raza fue tan pronunciado que se temía por su desaparición, pues ya habían disminuido demasiado las poblaciones de los grandes animales a los que solía dar caza, como el alce irlandés o los propios lobos. Fue gracias a un capitán del ejército británico llamado George A. Graham que la raza pudo resurgir de sus cenizas, ya que fue él quien la rescató cruzando lebreles irlandeses con dogos y lebreles escoceses. Así, al final del siglo XIX, el lobero irlandés pasó a formar parte de la cultura irlandesa y se convirtió en un símbolo de la misma, así como del paso celta que tanto la caracteriza.

A pesar de tratarse de una raza muy antigua, no fue hasta 1879 que no fue reconocido oficialmente por el Kennel Club y hasta 1955 por la Federación Cinológica Internacional (FCI).

Características físicas del lobero irlandés

Dadas sus dimensiones, es normal que al hablar de características lo primero que nos venga a la mente es el tamaño del lobero irlandés. Estamos ante el perro más alto, pues aun compitiendo con el colosal gran danés, el lebrel irlandés gana en altura. No obstante, es importante resaltar que el perro más grande del mundo hasta la fecha, en su conjunto, es el gran danés. En concreto, la altura mínima a la cruz para un macho de lobero irlandés es de 79 centímetros, con una media de entre 81 y 86 cm, siendo al menos de 71 en el caso de las hembras. Por supuesto, esta gran altura va acompañada de un peso alto, de 54,5 kg en el caso de ellos y de 40,5 kg para ellas, todo ello como mínimo.

Este gran gigante tiene un cuerpo largo y pecho ancho, la espalda ligeramente arqueada y una cola larga, ligeramente curvada y cubierta por una buena capa de pelo. La cabeza de un lobero irlandés es alargada, midiendo lo mismo el ancho del cráneo que el largo del hocico, el cual tiene una forma puntiaguda. Las orejas son pequeñas y su forma es como la de una rosa, al igual que un greyhound. Los ojos son oscuros y de tamaño medio.

En general, es muy parecido al lebrel escocés, aunque el irlandés es más grande y robusto.

Colores del lobero irlandés

El manto de un lebrel irlandés es de un pelo duro y fuerte, de alambre y largo sobre todo en regiones como la parte inferior de la mandíbula o alrededor de los ojos. Un dato curiosos es que durante sus orígenes había ejemplares con el pelo duro y otros con el pelo liso. Sin embargo, probablemente por el clima de Irlanda, acabó predominando el pelo duro, y por ello hoy en día es este el pelaje aceptado en la raza. En cuanto a los colores del lebrel irlandés, puede ser de gris, atigrado, rojo negro, blanco puro, leonado o cualquier otro color que aparece en el deerhound.

Lobero irlandés cachorro

Puesto que se trata de una raza gigante, ya durante la etapa de cachorro observamos a un perro grande. Así pues, un lobero irlandés cachorro de unos 3 meses puede pesar alrededor de los 15 kg.

Carácter del lobero irlandés

Pese a que por su historia guerrera y combativa puede que veamos al lebrel irlandés como un perro peligroso u hostil, nada más lejos de la realidad. Estos perros son extremadamente dóciles y muy pacíficos. Antiguamente se le atribuía el siguiente dicho "corderos en el hogar, leones en la caza", del que podemos deducir que como animal de compañía son perros amistosos y muy leales, siendo conocidos como los "gigantes amables" del mundo canino.

Estos perros se amoldan casi a cualquier tipo de convivencia, ya sea esta con niños, ancianos, otros animales, otros perros..., pues su nobleza es tal que difícilmente existirán enfrentamientos con cualquiera que forme parte de su familia, a la que defiende sin dudarlo, siendo un gran perro protector. Así mismo, estamos ante perros inteligentes y algo reservados, sobre todo con los desconocidos, aunque no por ello agresivos. No obstante, como acabamos de comentar, su instinto protector sí puede llevarles a enfrentarse a quien consideren que puede ser una amenaza.

Cuidados del lobero irlandés

Los cuidados del lebrel irlandés han de centrarse en el cepillado de su pelo, que ha de realizarse como mínimo dos veces a la semana, evitando así que se formen enredos o marañas. Los baños han de limitarse a cuando sea estrictamente necesario. Estos perros necesitan realizar como mínimo una hora de ejercicio físico al día, siendo este de una intensidad alta. Esto no quiere decir que únicamente deban realizar un paseo largo, ¡ni mucho menos! Como cualquier can, necesitan salir un mínimo de tres veces al día, pero al menos uno de los paseos debe ser lo suficientemente largo e intenso como para que el perro pueda liberar toda su energía. Esto habremos de complementarlo con una alimentación equilibrada, que cubra sus necesidades energéticas y nutricionales, pero controlando las cantidades, ya que son bastante glotones.

En cuanto al espacio, se recomienda tener un loberlo irlandés en un lugar espacioso, como una casa de campo o algún terreno por el que pueda moverse, por lo que no es la mejor opción tenerlo en un piso pequeño. Aún así, no es una raza que deba vivir asilada en el exterior. Su carácter sociable y afectuoso demanda una familia que lo incluya en el núcleo familiar y que le permita el libre acceso al interior de la casa.

Debemos tener en cuenta que el lobero irlandés ha sido criado como perro de caza y protección de rebaños, de manera que no solo necesita recibir estimulación física, también mental. Por ello, es igualmente importante el enriquecimiento ambiental en el hogar, por lo que deberemos ofrecerle juguetes y dedicar tiempo al día a jugar con él.

Educación del lobero irlandés

Los lebreles irlandeses son una raza relativamente sencilla de entrenar, pues son inteligentes y responden maravillosamente a la educación en positivo. Así pues, a la hora de adiestrar a un lebrel irlandés, como sucede con cualquier otro perro, es fundamental emplear el refuerzo positivo como principal herramienta y huir de los castigos, gritos y cualquier tipo de violencia.

Lo ideal es iniciar su educación cuando el perro es aún un cachorro, fomentando las normas del hogar que hayan fijado todos los miembros de la unidad familiar. No es necesario utilizar siempre los snacks en el refuerzo positivo, también debemos utilizar la voz o las caricias para reforzar su comportamiento. Le enseñaremos a morder suavemente y a orinar en el periódico hasta que pueda salir a hacer sus necesidades en la calle.

La socialización del perro será otro aspecto fundamental e imprescindible, pues de ello dependerá que aprenda a relacionarse correctamente con todo tipo de personas (niños, adultos y ancianos), animales y entornos. Así mismo, también le iniciaremos en las órdenes básicas de obediencia, fundamentales para una buena comunicación con los tutores y un comportamiento adecuado. Más adelante podremos iniciarle en educación avanzada.

Salud del lobero irlandés

Lamentablemente, el lobero irlandés es una de las razas caninas con más problemas de salud. Algunas de ellas son frecuentes en las razas gigantes, como la displasia de cadera o la de codo. De la misma forma, suelen mostrar tendencia a desarrollar cáncer de hueso u osteosarcoma, hipersensibilidad a anestesias o medicamentos, derivación del hígado o afecciones cardíacas como la insuficiencia cardíaca causada por miocardiopatía dilatada, en la que el músculo cardíaco adelgaza tanto que se altera su capacidad de contracción.

Sin embargo, uno de los peligros más relevantes al hablar de los loberos irlandeses, pues es típica de perros gigantes o grandes y de pecho profundo, es la temida torsión gástrica, en la cual lo que se produce es una hinchazón del estómago, que se distiende a consecuencia de un exceso de aire o gas, retorciéndose e impidiendo que ese gas sea liberado, lo que afecta al flujo sanguíneo y puede provocar la muerte del animal en un corto lapso de tiempo. Algunas recomendaciones para evitar la torsión estomacal es poner la comida alta en lugar de a nivel del suelo, evitar que realicen actividad física justo después de haber comido o darles grandes cantidades de alimento en una sola toma. Para actuar con rapidez hemos de reconocer los síntomas, los cuales incluyen aletargamiento, abdomen distendido, intentos de vómito improductivos o inquietud. Si los reconocemos, tendremos que acudir urgentemente al veterinario para intentar que nuestro perro se salve y recupere.

A parte de estas afecciones, hemos de mantener a nuestro lebrel irlandés con las vacunaciones en regla, desparasitaciones regulares contra parásitos, tanto internos como externos, y visitas regulares al veterinario para realizar chequeos periódicos cada 6 o 12 meses. Con esto y todos los cuidados necesarios, la esperanza de vida del lobero irlandés se sitúa entre los 6 y los 10 años.

¿Dónde adoptar un lobero irlandés?

Resulta complicado encontrar en adopción lebreles irlandeses fuera de Irlanda. No obstante, dadas sus dimensiones, muchas son las personas que los abandonan a su suerte cuando dejan atrás la etapa de cachorro. Por ello, recomendamos acudir a refugios, protectoras, asociaciones y centros de rescate de la raza para preguntar si disponen de un ejemplar con las características del lebrel irlandés. Ten en cuenta que lo importante a la hora de adoptar a un perro no es que cumpla con un estándar racial, sino que su carácter, tamaño, etc., se adapte a nuestro estilo de vida para que podamos cubrir todas sus necesidades. Así pues, no descartes a los perros mestizos.

Bibliografía
  • Federación Cinológica Internacional. (2002). Irish wolfhound. Disponible en: https://www.fci.be/Nomenclature/Standards/160g10-es.pdf
  • American Kennel Club. Irish Wolfhound. Disponible en: https://www.akc.org/dog-breeds/irish-wolfhound/

Fotos de Lobero irlandés

Artículos relacionados

Sube la foto de tu Lobero irlandés

Sube la foto de tu mascota

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Cómo valorarías esta raza?
Foto subida por Scooby:Buena relación con los gatos
1 de 6
Lobero irlandés