Compartir

Podenco canario

14 mayo 2019
Podenco canario

El podenco canario ha sido durante generaciones el perro de caza por excelencia de las Islas Canarias, probablemente gracias a su prodigioso olfato. Actualmente es un excelente perro de compañía, que destaca por su carácter dinámico, dócil y noble. ¿Quieres saber más sobre esta raza? ¿Estás valorando adoptar un podenco canario cachorro o adulto? Entonces necesitas aprender acerca de su origen, educación y salud entre otros.

En esta ficha de razas de perros de ExpertoAnimal hablaremos en detalle del podenco canario, repasando sus características más notables, carácter o cuidados. Además, te explicaremos algunos detalles únicos sobre este perro de aspecto faraónico. ¡Sigue leyendo!

Origen
  • Europa
  • España
Clasificación FCI
  • Grupo VII
Características físicas
Altura
  • 15-35
  • 35-45
  • 45-55
  • 55-70
  • 70-80
  • Más de 80
Peso adulto
  • 1-3
  • 3-10
  • 10-25
  • 25-45
  • 45-100
Esperanza de vida
  • 8-10
  • 10-12
  • 12-14
  • 15-20
Actividad física recomendada
  • Baja
  • Media
  • Alta
Clima recomendado
Tipo de pelo

Origen del podenco canario

La historia del podenco canario está estrechamente ligada a las Islas Canarias, donde se desarrolló la raza, siendo un perro muy común en esta zona del territorio español. Se sospecha que su llegada a la isla es fruto del desplazamiento de Griegos, Fenicios o Cartagineses. Su aspecto, que recuerda al de las figuras de vestigios, grabados, estatuas o bajorrelieves, hace sospechar que se trata de una raza muy antigua, con más de 7.000 años de antigüedad.

Durante generaciones ha sido empleado para la caza del conejo, gracias a sus sentidos, pues posee un olfato, una vista y un oído prodigiosos. Es considerado un perro de rastro. Su estándar fue aceptado y registrado por la FCI (Fédération Cynologique Internationale) y por la RSCE (Real Sociedad Canina de España) en el año 1999 y, actualmente, podemos ver muchos ejemplares de esta raza en diversos rincones de las Islas Canarias, tales como Gran Canaria y Tenerife.

Características del podenco canario

Los podencos canarios son perros de tamaño medio, con un peso que oscila entre los 20 y los 25 kilogramos y una altura a la cruz de 55 y 64 centímetros en los machos y 53 y 60 en las hembras. Tienen un cuerpo esbelto y fibroso, con músculos potentes y muy definidos, de lomo largo y pecho desarrollado, pero no demasiado prominente. Sus extremidades son rectas y finas pero muy fuertes. Presentan una cola siempre recta y de inserción baja y formas redondeadas con punta algo más afinada. Sus orejas son grandes, triangulares y erguidas.

La cabeza de estos podencos es larga y con forma cónica teniendo un ligero stop y acabando y una trufa ancha en un color en armonía con el del pelaje. Tienen un hocico ancho y unos ojos pequeños y de forma almendrada, cuyo color es ámbar, dependiendo su intensidad de la del propio pelaje, pues suelen ir en sintonía. El manto de los podencos canarios puede ser de distintas tonalidades de rojo y blanco, que varían desde el naranja hasta el caoba. El pelaje es corto, liso y bastante denso.

Carácter del podenco canario

El comportamiento del podenco canario es muy revelador, pues hablamos de un perro nervioso, inquieto y dinámico. Así mismo, es también un perro de temperamento noble, valiente y dócil, de fácil manejo. No obstante, es fudndamental señalar que el carácter del podenco canario dependerá mayormente de su genética, aprendizaje y experiencias vividas, por lo que debemos socializar al perro cachorro de forma pronta, solo de este modo conseguiremos un perro equilibrado y estable. También fruto de la socialización adecuada, hablamos de un perro que se relaciona de maravilla con otros perros y personas.

Cuidados del podenco canario

Los podencos canarios no son perros exigentes en cuanto a cuidados se refiere. No obstante, sí debemos prestar atención al ejercicio físico, que incluye paseos, juegos y deportes caninos. Será fundamental para mantener su musculatura en forma y lograr que queme todo el exceso de energía acumulada. En este sentido, vale la pena señalar que el "nerviosismo" característico de la raza destacará mucho más en su etapa de juventud. Así mismo, no debemos olvidarnos de la estimulación mental, preferiblemente con juegos de olfato, ideales para estimular sus sentidos.

También prestaremos atención a la alimentación, que debe ser balanceada y de calidad. Puede ser una dieta basada en pienso comercial, recetas caseras (cuidado, no es sinónimo de sobras) o la dieta BARF (basada en la carne cruda). Ante la duda consultaremos con nuestro veterinario, quien nos asesorará en cuanto a tomas, preparación, dosis y mucho más.

También cuidaremos de su manto, cepillándole un par de veces a la semana con un guante de goma y ofreciéndole un baño cada uno o dos meses, dependiendo del nivel de suciedad acumulada. De forma más o menos regular prestaremos atención a la limpieza de oídos, la limpieza del lagrimal o el corte de uñas, que variará según la edad, etapa y rutina del individuo.

Educación del podenco canario

La educación y el adiestramiento del podenco canario deben empezar de forma pronta, cuando el individuo aún es un cachorro. Inicialmente enseñaremos al cachorro a orinar en un periódico y a controlar la mordida, aspectos fundamentales para un comportamiento equilibrado. Más adelante, una vez tenga las vacunas al día, enseñaremos al perro a orinar en la calle.

Mientras dure su período de socialización le iniciaremos en las órdenes de obediencia básicas, que incluyen el quieto, el sentado o el tumbado entre otras. La obediencia es fundamental para un buen vínculo entre el tutor y el perro, así como para su seguridad. Utilizaremos siempre el refuerzo positivo. No obstante, si bien al principio podemos utilizar premios de comida, más adelante debemos ir sustituyéndolos progresivamente por caricias y refuerzo verbal.

Más adelante podremos iniciar a nuestro perro en ejercicios más complejos, tales como habilidades caninas u obediencia avanzada. No obstante, en caso de tener complicaciones en este proceso u observar la aparición de problemas de conducta en el perro aconsejamos acudir a un educador canino, etólogo o adiestrador de perros, figuras que nos pueden asesorar y guiar.

Salud del podenco canario

De forma general, el podenco canario goza de un buen estado de salud, sin embargo, como ocurre con todas las razas caninas, es susceptible a padecer el desarrollo de ciertas enfermedades hereditarias de entre las que destacamos la displasia de codo, la displasia de cadera o la epilepsia idiopática (de origen desconocido). Para prevenir y detectar de forma pronta la aparición de cualquier problema de salud aconsejamos visitar al veterinario cada 6 o 12 meses.

Además, siempre de la mano de nuestro veterinario de confianza, realizaremos un seguimiento estricto del calendario de vacunación y de desparasitaciones periódicas, tanto internas como externas. Con todo ello, nuestro podenco canario tiene una esperanza de vida de entre 12 y 14 años.

Bibliografía
  • FCI. (03.11.1999 / ES ). Estándar-FCI N° 329 PODENCO CANARIO . 14.05.2019, de FEDERATION CYNOLOGIQUE INTERNATIONALE (AISBL) Sitio web: http://www.fci.be/Nomenclature/Standards/329g05-es.pdf
  • RSCE. (03.11.1999 / E). Estándar RSCE Nº 329, Podenco Canario. 14.05.2019, de Real Sociedad Canina de España Sitio web: https://www.rsce.es/es/index.php?option=com_content&view=article&id=1382

Fotos de Podenco canario

Artículos relacionados

Sube la foto de tu Podenco canario

Sube la foto de tu mascota

Escribir comentario sobre Podenco canario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Cómo valorarías esta raza?

Podenco canario
1 de 5
Podenco canario

Volver arriba