Compartir

Simbiosis - Definición y ejemplos

Por Ana Diaz Maqueda, Bióloga especializada en etología. Actualizado: 12 noviembre 2018
Simbiosis - Definición y ejemplos

En la naturaleza todos los organismos, ya sean animales, plantas o bacterias, crean vínculos y establecen relaciones que abarcan desde miembros de la misma familia hasta individuos de distintas especies. Podemos observar relaciones entre un depredador y su presa, padres y su progenie o interacciones que van más allá de nuestro entendimiento a simple vista.

¿Has escuchado alguna vez la palabra "simbiosis"? En este artículo de ExpertoAnimal, veremos cuál es su significado, cuándo la encontramos en la naturaleza y mostraremos curiosos ejemplos. ¡No te lo pierdas!

¿Qué es la simbiosis?

La palabra simbiosis en biología fue acuñada por De Bary en 1879. Pretendía que fuera un término que describiera la convivencia de dos o más organismos que no están estrechamente relacionados en la filogenia (relación de parentesco entre especies), es decir, que no pertenecen a la misma especie, sin la implicación de intercambios beneficiosos per se. El uso moderno, normalmente asume que la simbiosis significa la dependencia mutua con resultado positivo para todos los implicados.

La asociación entre estos individuos debe ser permanente, nunca pueden separarse. Los organismos involucrados en una simbiosis se denominan "simbiontes" y pueden beneficiarse de ella, ser dañados o no obtener ningún tipo de efecto por la asociación.

En estas relaciones, a menudo ocurre que los organismos son desiguales en tamaño y están muy alejados en la filogenia. Por ejemplo, relaciones entre distintos animales superiores y microorganismos o entre plantas y microorganismos, donde los microorganismos viven dentro del individuo.

Definición de simbiosis según la RAE

Para mostrarte de forma resumida qué es la simbiosis, te proporcionamos además la definición de la RAE [1]:

1. f. Biol. Asociación de individuos animales o vegetales de diferentes especies, sobre todo si los simbiontes sacan provecho de la vida en común.

Simbiosis - Definición y ejemplos - ¿Qué es la simbiosis?

Tipos de simbiosis

Antes de ofrecerte algunos ejemplos, será fundamental que conozcas los tipos de simbiosis que existen:

  • Mutualismo. En una simbiosis mutualista, ambas partes se benefician de la relación. Sin embargo, la medida en que cada simbionte se beneficia puede variar y, en general, es difícil de medir. El beneficio que un simbionte recibe de una asociación mutualista debe considerarse dependiendo de cuánto le cueste. Probablemente no haya un ejemplo de mutualismo en el que ambos socios se beneficien por igual.
  • Comensalismo. Curiosamente, este término fue descrito tres años antes que el de simbiosis. Denominamos comensalismo a aquella relación donde uno de los implicados obtiene beneficios sin dañar o beneficiar al otro. Usamos el término comensalismo en su sentido más extremo, donde el beneficio es sólo para uno de los simbiontes y puede ser nutricional o protector.
  • Parasitismo. El parasitismo en una relación simbiótica en la cual uno de los simbiontes se beneficia a expensas de otro. El primer factor en el parasitismo en la nutrición, aunque se puedan dar otros: el parásito obtiene su alimento del organismo al que parasita. Este tipo de simbiosis, afecta al hospedador de diferentes maneras. Algunos parásitos son tan patógenos que producen una enfermedad al poco tiempo de entrar en el hospedador. En algunas asociaciones, los simbiontes han coevolucionado de manera que no se provoca la muerte del hospedador (el organismo que tiene el parásito), siendo la relación simbiótica mucho más duradera.

Ejemplos de simbiosis

Ejemplos de mutualismo:

  • La simbiosis entre algas y corales. Los corales son animales que crecen bien en medios pobres en nutrientes gracias a su relación simbiótica con las algas. Éstas los provee de comida y oxígeno, mientras los corales dan a las algas sustancias de desecho como nitrógeno y dióxido de nitrógeno.
  • El pez payaso y la anémona de mar. Seguro que has visto este ejemplo en multitud de ocasiones. La anémona de mar (familia de las medusas), tiene una sustancia urticante para paralizar a sus presas. El pez payaso se beneficia de esta relación ya que obtiene protección y, además, alimento, porque diariamente libra a la anémona de pequeños parásitos y suciedad, siendo éste el beneficio que ellas obtienen.

Ejemplos de comensalismo:

  • Relación entre el pececito de plata y la hormiga. Este insecto vive con las hormigas, espera que estas traigan el alimento y se lo come. Esta relación, a diferencia de lo que podríamos pensar, no daña ni beneficia a las hormigas, pues el pececito de plata sólo se come un poco de las reservas de comida.
  • La casa en el árbol. Uno de los ejemplos más claros de comensalismo es aquel en el que un animal busca refugio en las ramas o troncos de los árboles. El vegetal, generalmente, no obtiene ningún daño o beneficio en esta relación.

Ejemplos de parasitismo:

  • Las pulgas y el perro (ejemplo de parasitismo). Este es un ejemplo que fácilmente podemos observar en nuestro día a día. Las pulgas usan al perro como lugar para vivir y reproducirse, además de alimentarse de su sangre. El perro no saca ningún beneficio de esta relación, todo lo contrario, además, las pulgas pueden transmitir enfermedades a los perros.
  • El cuco (ejemplo de parasitismo). El cuco es un ave que parasita nidos de otras especies. Cuando llega a un nido con huevos, los desplaza, pone los suyos y se va. Cuando llegan los pájaros propietarios de los huevos desplazados, no se dan cuenta y crían los del cuco.

Ejemplos de simbiosis en humanos:

  • El pájaro guía de la miel y los masáis. Existe un pájaro en África que guía a los masáis hasta las colmenas escondidas en los árboles. Los humanos espantan a las abejas y recogen la miel, dejando vía libre al pájaro para tomar miel sin la amenaza de las abejas.
  • Nuestra relación con las bacterias. Tanto en el interior de los intestinos humanos como sobre la piel, existen bacterias beneficiosas que nos protegen y nos ayudan a estar saludables, sin ellas nuestra existencia no sería posible.
Simbiosis - Definición y ejemplos - Ejemplos de simbiosis

Endosimbiosis

No podemos acabar este artículo sin hacer mención a este importantísimo hecho, por el cual se originaron las células eucariotas (células animales y vegetales) y, en consecuencia, la vida tal y como la conocemos.

La teoría endosimbiótica, en pocas palabras, explica que fue la unión de dos células procariotas (las bacterias, por ejemplo) las que dieron lugar, por un lado a los cloroplastos (orgánulo encargado de la fotosíntesis en las células vegetales) y por otro a las mitocondrias (orgánulos encargados de la respiración celular tanto en células vegetales como animales).

El estudio de la simbiosis se ha convertido en una disciplina científica por derecho propio en los últimos años, y se ha argumentado que la simbiosis no es una relación evolutivamente fija, sino que puede manifestarse de muchas formas, como el comensalismo o el parasitismo. Un mutualismo estable en el que la contribución de cada organismo involucrado garantiza su propio futuro.

Simbiosis - Definición y ejemplos - Endosimbiosis

Si deseas leer más artículos parecidos a Simbiosis - Definición y ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Referencias

Escribir comentario sobre Simbiosis - Definición y ejemplos

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
3 comentarios
cristian
de que se formo la simbiosis
Ana Diaz Maqueda
Buenos días Cristian,

La simbiosis surgió, probablemente, de la necesidad de obtener materia y energía minimizando los esfuerzos.

Un saludo.
ru4juvnr4gun v
megusto la informacion
Su valoración:
Sol Santolaya
Deberíamos aprender más del resto de seres vivos. El ser humano es la única especie capaz de tener una relación en la que ambas partes se perjudican.

Simbiosis - Definición y ejemplos
1 de 4
Simbiosis - Definición y ejemplos

Volver arriba